Ríase, aunque sea de mí

"Mi querida cofradía".

El hermano mayor, cuando el brandy se aviene, deja de ser corriente la fuerza del penitente frente a las preciosas mantillas que entregan su alma al cielo y a las gustosas torrijas, antes de que se inicie la marcha de la banda anunciando la colusión de un golpe de estado al uso. Diré sin reparos que estoy preparado para empezar una nueva era, con la sonrisa que siempre me brindaron esas duisas, las mías, frente a la canalla. Ah, el hombre!: Tipo duro e ignorante finge saberlo todo siendo no mas que un pobre ignorante, un don nadie rodeado de caimanes con canguelo que juegan a la comba, cuando no, a la conga.


Miércoles, 19 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Mayo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031