Ríase, aunque sea de mí

Madrid, llueve conmoviendo.

lluvia Por fin llegaron los grises a difuminar(no sea tan imaginativo, porfa). Las lluvias, el chapoteo por la ciudad. Iba a decir los tranvías a estas alturas...pero también viendo esa magnífica pieza de Martinez Cubel representando la Puerta del Sol en un día de aguacero de 1900. Hoy no se prestaría el escenario, no ya para pintar sino para tirar una foto y extraer belleza de la imagen. Demasiados adminículos y chirimbolos puestos por la autoridad :La bicha de cristal de la estación subterránea de ferrocarriles interurbanos; la estatua ecuestre y volumétrica de Carlos III ; la removida y característica del Oso y el Madroño, la fuente de geometría variable de chorros continuos, los pupis disfrazados, los equilibristas, las manifas con tenderete y decibelios, y así, un sinfin de cosas que no te deja respirar, a no ser que pretendas vender oro en el quicio de un portal. Y el vecino Juan Gris, en una esquina, añorando aquellos tiempos.Pero cualquiera se atreve con doña Rita en el balcón consistorial de Cibeles, poniendo orden de carillón a deshoras.

Doña Manolita, también salió del recinto aprisionado, instalándose en la calle del Carmen con sus premios. Mas la añorada paz, requisito de una plaza, la encontramos en este bello lienzo de lluvia, calesas, tranvías y personajes tranquilos llenos de armonía. En la calle de Fuencarral y frente al Tribunal de Cuentas, allí le espera la obra para su deleite, en ese Museo Municipal de Madrid que antes fuera hospicio y que Pedro de Ribera adornó con su fachada barroca, para deleite bis de los que por allí pasaban camino de Francia desde el hotel París.


Lunes, 24 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031