Ríase, aunque sea de mí

El conocido letrado me llamó carroza a modo de insulto.

MARCO Uno, insumiso, no le guarda rencor a su irreductible y pavorosa ley; es todavía incapaz de mirar de frente el sujeto, de observar de lleno, de atreverse con un landó o una calesa carrozados a la ligera para llegar cuanto antes al final, con todos los elementos que lo incitan a vibrar, aun sintiendo que sus ballestas doblan menos, sus ejes se descentran, se espigan y rechinan a la hora del vadeo, del paseo por el Prado camino de las Huertas con el caballo Trajano y una canción de bluetooth "Eteri amanti" cantada por mi recordado Dimitri Hvorostovsky.


Arcadi Espada, escribidor supremacista.

Bicicleta municipal Después de leer el artículo de hoy del profesor Arcadi Espada, recomendaría al ilustre escribidor que al modo de Cesar Lombrosio, tomara las riendas de sus razonamientos para acababar con estos sujetos que martillean a la sociedad, a pesar de la nieve acumulada en los arcenes, las confortables mantas de Cruz Roja invisibles, del frío invierno enloquecido, de los carámbamos criminales, de las patrullas de ángeles inexistentes, del horizonte que se quiebra en Guadarrama donde la vida se hizo pormenor, la nada. La criatura no importa cuando se carga el nevero de impotencia, rebasada en el talante supremacista de su osadía, imposible de entender con argumentos humanistas. Quedan los pavos y los excesos. La Navidad se fue, la foto fue hecha con uniformes verdes y alabanzas; los comentarios de su sapienza nos llegan con sus acostumbrados gestos bravos condicionados a una mejor razón de cambiar la historia con las impurezas del caso Quer, ausente el respeto. Lo siento tanto, que me piro con la bici a ese otro mundo de E.T. arropado en la conciencia.


Jueves, 19 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031