Ríase, aunque sea de mí

Señor Romeva, no se enoje: nacer en Madrid no es un lastre, es bendición.

garViendo a la gatita del foro vestida de zamarramala, ya empiezo a sentir Madrid. Mas, escuchando sus discursos tan adornados de insultos, realmente me cuesta entender su ecuanimidad de buen parecer como se estila por estas tierras de paisanos. Y uno que no ceja, aun humillado y ofendido, rogando que las entendederas lleguen al concordato y que cada cual se pueda amar con cada cual. Mas, no nos dejan, Señor, por imperativo ilegal.

Es que somos tan raros los españoles para provocar tanto odio a la sangre de su sangre con carnet de identidad por el hecho de ser ser en estas tierras manchegas..? No lo se, no lo entiendo.

Nada es mañana, todo es mentira cuando se confronta la paz con una oblea, el esperpento con la masa laminada de un dios infinitamente finito en este naufragio nuestro de vaivenes, entre pena, penita pena de Serrat cantando a la Lola Flores.

Eludir el mal presagio gracias a su talento, su genio, su desparpajo, sus idearios, su calidad que huele a triunfos y victorias, sabiendo así que la gloria ya se acerca por las Ramblas en un corcel blanco, junto a la canción, al beso y una flor, dejando por el aire impreso el cariño que profesamos a esa amorosa tierra.


Viernes, 21 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031