Ríase, aunque sea de mí

Eel barbero de Pekín.

pict0041No pensaba escribir nada esta tarde inmaculada, mas allá de lo acostumbrado. Estoy aprendiendo a desesperar y a descomportarme. Cuando se proyecta un puente por orden de la autoridad, donde la gente sale de naja a todo correr, gracias al santo y a la Constitución, las ciudades quedan vacías, casi muertas, al pairo de los turistas que quieran ver mas allá de lo que hay en los burgos del reclamo.

Y lo que yo digo:Aquí, en Madrid, esta mañana, me preguntaron, en la misma Puerta del Sol, el lugar exacto donde se produjo el magnicidio de Canalejas. Señalé un "todo a cien" cercano a Carretas. "No, no puede ser", contesto, airado, el instruido visitante. "Fue en una librería y no en este lugar donde venden souvenirs y camisetas de Messi"." Sí, señor, pero, ya sabe: todo cambia, nada es." "Aquí, en este lugar, si mira al reloj, también se dan las campanadas de fin de año". "Mi reloj no da campanadas, sino consejos" Mi peluco es de importación. Y yo, peluquero de Pekin residenciado en Chinchón.

Y lo que yo digo: lo del pueblo y el bienestar y su análisis macroeconómico, por qué se lo pasan por los bajos dándole alas a intifadas y algarabías con los abanicos y paipais de los Locomía haciendo bulto?: Altivos, engreídos, rutilantes y binarios: `somos los elegidos! En fin, que ya está bien! Ya está bien de programas de reinserción en la tele calavera que se lleva lo que puede con el odio entre los dientes para implementar el mal de todos los que aspiramos a una plaza de fliscorno en la Orquesta Nacional


Catalonia, Wake up!

pict0119
Sí, despierta y no arrugues el ceño creyendo en las bondades de ese parnaso irreal que te aseguran los sofistas. O en esa divinidad terrena cargada de demagogia entre banderas, que te ofrece lo que no está escrito dentro de los sentimientos, y lo que nunca fue de facto para alejarte del vecino, de las distintas ideas y topónimos engendrados para unir sus destinos en la piel entera de este territorio, hace de esto muchos siglos.

Y en su marca y por ella, intercambiaron espacios, aceptaron lo común, defendieron su mundo de relación y economías con la más catalana de la moneda española y universal: la peseta.

Mas, dejemos las banderías, los lenguajes y metalenguajes para demostrar lo que es evidente en una suerte de catálogo de lo que sea democracia, dejando a nominalistas que suelten sus speach en Bruselas para defender lo que Pablo de Venecia propuso con sus reflexiones sobre la mentira y la verdad, sus paradojas; y de la coherencia. Mas, si así se lo ponen al español sufrido y odiado, menospreciado, con sus dificultades tendenciosas, siempre nos quedará Andorra para sentirnos en nuestro hogar con su amistad. Por el Pas de la Casa.


Viernes, 20 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031