Ríase, aunque sea de mí

El odio a lo español, me ofende, sintiendo la ofensa en la misma Plaza de la Villa de París

meco Es la ventaja que vengo a tener al caracterizarme de malote bueno, aun siendo un personaje crédulo, confiado, y bonachón, sin requiebros. Mas amistoso de lo normal, poco chalan; nada abanderado en la Plaza de la Villa de París, porque lo considero grosero y bochornoso, un delito de lesa humanidad, asistir tanto a un acto de exaltación patrio-republicana-independentista o Nacional-sindicalista que a un auto sacramental por la tamaña discordia frente al convento de Las Salesas. Y que me perdonen los obispos de la conferencia episcopal si puede molestar un disidente fosforecente.

Aunque los de su peña, Señora, me llaman fascista sin mas, con unas ganas locas de partirme el eje, se comprimen y reprimen porque no estoy a su mano. Y todo, gracias a esos discursos de odio engreídos y sistemáticos que blanden garrotes y afilan hoces como lenguas viperinas, con el conque de la secesión hostil y por cojones y no por la via Apia que la Ley impone, si es que hay ley de su parte para llamarme botifler, que me cuesta entender el término viniendo, como vengo, del califato de Córdoba, ya que nos ponemos moros alpujarreños. En fin, que lo del disparate no deja espacio para manifestar mi indignación con estos poemas nuevos. Aunque, pienso que, aquellos que se jactan de tener mentalidad abierta y receptiva a cualquier tipo de perfidia o patética perversidad, caen en lo mas deplorable del ser creyéndose la película de la etnia supremacista. Y "Los niños del brasil", irreverentes, cantarán a la libertad con su ironía, y la Malvaloca cantando en su balcón viendo partir el tren de la revolución por Unter den Linden .


Sábado, 25 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930