Ríase, aunque sea de mí

Motos y Évole, con su bullanga, dejan frío al personal de la patria hispana.

tttttt
Mira que me entusiasmo con el cada día distinto programa peliculero de Pablo Motos encadenado a chuminadas, entrevistas varias a personajes famosos, charletas con sus muñecos de trapo, resortes explosivos y otras habilidades de este campeón del show tv y la bullanga . También los reportajes bien armados por el equipo de Evole, que en este caso aparecía como entrevistado a lo Puigdemont, recién huido a la Sierra Maestra flamenca y aquel pelo secesionista a borbotones sobre las gafas bifocales de camuflar verdades bisoñas.
Hasta ahí llegue con mi hashtag de la paciencia, después de escuchar a ambos intelectuales disertar sobre la política nacional y de la administración de justicia, jueza Lamela en candelero, exponiendo sus razones para declarar a la magistrada poco menos que non grata en los estrados por la barrabasada que el uno ha intuido bajo el flequiño Beatles que ha puesto de moda el honorable.

Mi paciencia no dio para mas obligado a cambiar por Sobera y su garito sabrosón sin tenedores, viendo cómo se querían una asistenta de Sevilla y un ingeniero del Penedés buscando amor a primera vista, a pesar de los inconvenientes por razon de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, entre pajaritos, nacionalidad y conciencia de clase. Bajo tanta grandeza y ánimo acalorado, tomé Las Metamorfosis de Mefistófeles, tomo de mil definiciones, entregándome a su lectura: “No trae señal de yugo del arado en la cerviz en medio de estas ondas consagradas por los dioses”.
>


Domingo, 19 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930