Ríase, aunque sea de mí

El club supremacista de Bruselas.

yhuj Todo es turbio y vano, triste y decepcionante después de escuchar las muestras de tanto afecto con las criaturas y la estulticia a borbotones de Di Rupo. Los damnificados del affaire catalán, los españoles, se miran absortos, demudados, sin entender una micra. ¿Quien ha puesto el huracán sobre las espaldas de la Europa unida ahora que las altas presiones ayudan a la siembra de un mundo amejorado? ¿Que es lo que ocurre en el pajar europeo..? Alguien está violando e intimidando a alguien y, los vecinos, congraciados con el abusador, ni se inmutan. Es mas, critican al violado por no haber sabido defenderse del sátiro sodomita empeñado en la tradición, la especie, la preeminencia de la etnia, la casta, la raza bien arropada en su crisálida clasista cuando no fundamentalista, aun tendiendo a la nada por la nada en un mundo de libertades donde la pertenencia étnica y de clan no representa, en absoluto, un motivo político. Mas, se viene empeñando y criticando la igualdad y la razón del parangón en el baricentro de la Europa Unida. Pordiós!!!


Sábado, 25 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930