Ríase, aunque sea de mí

Guardia Civil: ¿ Es que son negros..?

IMG-20170404-WA0002 (1)Es que son negros...? Sí, y de todos los colores que usted pueda imaginar, aun menospreciados por aquellos que anteponen su soberbia interpretando escrúpulos inciertos para que todo esto nos vaya pésimo, tanto a un lado como al otro de lo imposible. Ellos, de verde, de negro o de rojo, están ahí, serenos, con su paciencia aguantando en sus naves, sin estiba mendicante, en la soledad suprema de los vientos, con desplantes e insultos a bocajarro, cocidos a fuego lento en la marmita de la inquina y la humillación, cuando no del beso delincuente de los supremacistas que no los reconocen como representantes de la Ley de ese Estado de derecho que a todos conviene. Y se les llena la boca de democracia sin respeto alguno hacia los demócratas, llamando al huracán y sus vientos, cuyo ojo está tan cerca que nos puede barrer la alegría sin pensarlo. Yo ya siento temor.


Mis esteladas tienen otro color.


Y la que se formó en Salamina..!

est Y sí que se formó, armada como andaba una de las facciones del contingente letal y extraordinario de odio demudado entre la democracia ateniense y la oligarquía espartana. Era de prever, segun Herodoto, un choque estremecedor con los desplantes y los gestos bravos. Y no solo en Salamina, sino en Maratón (para seguir corriendo) y Artemisio, sin olvidar la batalla de Platea en el cuerpo a cuero dialéctico entre las dos facciones enfrentadas en estas guerras médicas de consecuencias imprevisibles. Mientras tanto, los dioses, ausentes, contemplan la lucha encarnizada desde el Olimpo de los Diesel. Nadie se atreve, ahora, pasados los siglos, a extraer enseñanzas militares de lo sucedido en Salamina, a no ser el empleo de la tergiversación y el engaño como estrategia destructora para vencer en el mismo corazón convulso de la virtud y lo admirable. Mas, en fin, encomendémonos al cielo.


Los suyos, los míos, los nuestros: ¡Ay, Barcelona bendita!

IMG_20170112_121409Eso es lo que viene a decir mi admirado Raúl del Pozo en su artículo de hoy en El Mundo. Es lo más fácil. La opinión directa del razonamiento escaso de los que mueven la discordia poniendo barricadas para que la democracia se estampe o quede varada. En Barcelona, el gobierno catalán quiere apabullar a Rajoy porque piensan que su candidez es ideal para ese golpe de estado ad hoc que se fraguó en las atarazanas del Parlament sin escuchar a la oposición, bien nutrido de actitudes belicosas, dispuesto a acabar de nuevo con Dalmau de Queralt , sin tener en cuenta la salvedad del Estado democrático y de derecho que nos integra.

Sin embargo, y ya el Madrid, las élites del 15 M, atrincheradas en su discurso endeble de bien pagados, cargados de ira y soberbia, buscan el encuentro con el enemigo para que, a través de profecías banas, los ciudadanos acudan en torno a su secano de puro amarillo intenso, en el photocall de Sol, entre la manzana mordida de Apple y un Garzón que echa fotos desesperado buscando al cetrero y a su jugoso obsequio.


Solo sé que no soy nada para ustedes, señorías de San Jerónimo

ques Y dado que esto ha ocurrido, tomado como objeto desviado el saber y el ser de la “Apología de Sócrates” de Platón, vengo a ratificarme en lo dicho: Yo no represento nada para ustedes, mas en objetiva y solemne reciprocidad, ustedes representan poco, absolutamente nada ante este servidor ausente que no tiene representación, ahora que los conozco.

Cuando paso por San Jerónimo, ni siquiera me detengo, como antes, ante los bronceados leones afligidos, pensando que aquello era mi casa, mi sosegado hogar donde sus moradores eran mi propio yo. Ahora pienso distinto desde que los veo actuar de aquella manera tan infantil y partidista; tan maquinal e irritante donde mis tristezas se enojan.

Han expropiado mi sonrisa, mi entusiasmo, mi apasionamiento, mi latir, el pensamiento por lo que ocurre en lo que yo creía era mi tierra. Y no. Un fraude, me atrevería decir sino fuera porque me puede perseguir su justicia hasta Sebastopol con el tren de la Fresa, de modo acostumbrado.

Yo ya no soy de aquí, he renunciado. Ya no tengo tierra en Hortaleza. Ni sabidurías. Las jaurías me han despojado de territorio y de tranvías, pugnando por los colores de confusión de un Piqué que viene a decir que yo no soy, que ya no tengo fueros, que vengo a ser una mierda centralista, un fascista y no un nacional-socialista.

A mí, que me acaricio el pelo cano cuando lo redondo no existe, me digo fehacientemente: Para qué habré nacido aquí, en este huerto de melones cuando podía haberlo hecho en la soledad del quebranto desmedido, sin combates, sin batallas, sin afrentas, cultivando los mejores pimientos de la huerta con el pico de la pena.


La vida nos puede deparar de todo, don Mariano.

para rajoyLa vida nos puede deparar de todo, don Mariano.
Tomar decisiones, es algo importante que hay que asumir como lo que ha de venir: muy en serio. Después de dicho esto, no sé qué pensar a cerca de la actitud del presidente viendo como lo veo todos los días de runner por Moncloa con la duda de impartir oficio sobre el tablero de ajedrez en ese escenario que se avecina entre esteladas y registros, entre el sinvivir y la paciencia, entre la emancipación y Troya.

Antes de colocar las fichas desplegadas por esos capaces consejeros, habrá que convencer que esto no es un juego que pueda saldarse con mas prebendas, mas canonjías, mas liberalidades para acallar el grito del deseo entre suicidas. Sin pasteleos constitucionales que dejan de ser derecho en un Estado democrático. Sin ridículas retículas verbales, recordándonos que todos, absolutamente todos andamos bajo la cobertura de la Constitución en una igualdad llana y horizontal lejos de esas posiciones de verticalidad acostumbrada que, miedo me da.

Lo de panificar simientes para averiguar qué cosa sea España, ya se dijo en su momento. Si aquel momento no vale, los escaños de antaño se pueden fundamentar con las voces de los valedores de ahora, y ya está de una vez, sin injerencias del NYT y otros personajes en conflicto de la peña Mejorana, espíritus fríos y mondos con coliflor por corazón, a punto de ser flor y no ser nada.


El financial times aplaca, con su arrullo, los tensos clarines de la quimera .

elementalMadrid, es el centro geográfico de la península, quiera usted o no. En Madrid reside el gobierno del estado que llamamos España, aunque no lo crean en Lavapiés y su doble esfera de medir. Un estado no es un pueblo, un pueblo no es una nación, una nación no es un territorio, un territorio no es un estado. Una trola bien adobada puede llegar a confundir al Santo Galdós y sus Episodios con estas truculentas embestidas. Pero, en fin, así suenan las campanas en este instante con el fantástico lujo de ser distintos tomando las distancias sin el cuadrado de las masas para atraerse. A no ser que usted quiera emplear los términos a su modo para indisponernos y odiarnos de una manera terca y loca, cuanto más.
Puede que venga de lejos esta apreciación, de los primeros pobladores, pero es así, aunque lo niegue tres veces el politólogo Errejón, el diputado del Congreso en cabestrillo o cualquier otro personaje menos grueso, aun llamándose Pedro, el que negó tres veces sobre la moción en Ferraz y el gallo impulsor del galileo.
Eso sí, si nos pusiéramos serios, entenderíamos, con honduras intelectuales, lo que es cada cosa, incluidas las razas humanas iguales ante la ley, los desplazamientos, las procedencias, los romanos, los visigodos, la marca hispánica, los carolingios que bajan y suben, la septimanía, y los cordobeses del califato en sus correrías aplicando solfa.

Yo le explicaría al vicario de esta tangana, que cada cosa en su justo lugar, sin necesidad de sacar los pies de los estribos o tomar la goma dos para masticar. Lo haría con sumo gusto, entrelazando amistad, a mí que me gusta viajar y pasármelo bien brindando con todo el mundo, ahora que el tiempo se va y uno pretende unos días de asueto para asuntos propios.


"No estoy muerto sino mal enterrado" TVE , serie seria .

rrrrrr4
Una serie que enganchó, no más empezar, a los espectadores sin patria, (España no existe), seguidores de la ONE o de los recios patriotas segadores de la DOS, después de degollar a Dalmau de Caral; los chicos jubilatas de la bruja Avería en el Rabal, y a los imponentes mandamás del cotarro que desconocen quien fue Telémaco.

El formato estaba bien; los actores, magníficos; la imagen, perfecta; el presupuesto, a pedir de boca, y el rector, director…, ya lo ves, después de conocer el saber de Salamanca y sus ochocientos años de cátedra, para que esforzarse más, verdad?
¿Por qué os habéis desinflado en el segundo capítulo después de tanta ilusión en vano? ¿Quién indujo al maligno a escalar fachadas dándole al reverso de la acción y al salto de la rana?; Quien ensambla la frente de la idea con la floja historia de terror en la urbanización de Las Tablas? O era el Paseo de la Habana decorado para hacer de finca?
Entrando en lo importante, en la acción, ¿ que me decís del cutre secador de mano ensamblado en la espumadera como útil, convertido en detector de infiltrados del menda sugerente de la otra dimensión, con el culo al aire así convenido, y mandil anti bacterias tapándose las vergüenzas ..?
Y uno esperando, loco de contento, como un chiquillo de la Chinchibarra, que llegaran las once, las doce y la una de Sabina, en este jueves perfecto y redondo de la buena luna. Además, quise dar botes de alegría, entonando un por fin en la gloria del sofá de lana enjuta.
Y no; el diablo se me apareció con cara de regidor de lo maligno en carne viva, y se jodió el afán, la idea aparente para entretener a la gente, confundiendo a todo dios con bostezos difamantes que lastiman a los amantes de las artes escénicas.
Formato tendencioso y poco edificante del doctor No y sus fiebres palúdicas. En fin que, “No estoy muerto”, después de ayer, ha quedado con la flojera característica del ataque cataléptico en esas segundas partes, para alegría del barbecho y sus colonos.
El Ente y su consejo rector, lo tienen claro, y así lo estimaron para la gran comedia: Aburrir, lo justo para que no se extienda la carcoma por los mandos selectivos. Para entretener, el telediario como un paseo por Fuencarral hasta el humilladero de Augusto Figueroa. Y si quieres más, 24 horas, h24 machacando con el martillo de vulcano en la frente, una y otra vez. Y para saber (y ganar), tenemos a las DOS a todo galope en Miramar.


Espejo público y la libertad de expresión .

Espejo público y la libertad de expresión.
Desayuno cómodamente en la salita gris, mientras me entrego al placer de saborear, con las deliciosas porras al café con leche de Casa Ricardo, la tertulia de Espejo Público y esos excelentes pensadores de lo que acontece, sin la bullanga acostumbrada en las cadenas borrascosas.
El magistrado, el economista, el periodista, la Cernuda y ese otro señor con una octava de más, que, a su pesar, hicieron grato el desayuno. La presentadora, Susana, como siempre. Se dijeron cosas con sentido, con tino, con ritmo y con acierto. Y hasta se dijo lo que había afirmado Rosell, el Jefe de la OCDE, proponiendo cambiar la Constitución. Bien está. También comentaron lo de Carmena, el Proces en Matadero, y la libertad de expresión. Muchos, en el Ayuntamiento, como su portavoz Maestre, confundieron el término con los sofismas, con la disputa en barbecho, con la vulneración de la verdad: Así lo entendió el juez criticado por el huracán Ferreras en variable geometría gesticular. En fin, una mañana completa donde no se habló de Puigdemont, del Mayor Trapero y del referéndum soberanista. Ni siquiera de Rufián y su tonner de copiar. Una mañana excelente sin incendios, sin pirómanos, sin cencerros, sin palabras turbulentas.


Para qué mentir si puedes inventar milongas en 3D .?

Para qué mentir si puedes inventarte una milo
Y es que, para algunos, mentir es un modo deportivo y sano para ensalzar postulados chungos, que nada tienen que ver con la lógica socrática, tendentes a lograr el gozo de la tergiversación, bien arropados por ingrávidos y leves personajes de la insensatez que confunden el elixir de amore, a modo de filtro de campana, con mortadela siciliana en tiempos de correrías carolingias por la Septimanía.
Su lógica entra de lleno en el epigrama y en el juego de las tres en raya, solo para entretener, muy lejos de la convención, a no ser que seas, cerrilmente, seguidor de “tontos del Q”, especie de crucigrama de entretenimiento de la revista metodista del caos y el desorden, Mongolia: Kempis satírico para la micción de estos personajes de la academia de la imperfección sin goteo, prestos para flagelarse con romeros y tomillos inodoros en las termas de la marca, antes de que sustituyan las pilastras de mármol rosado por los sugestivos platos de ducha en 3D de D Rufian , su señoría inacabada.


Suicidio en la Clerecía

yyyyy - copia
Y se quito la vida lanzándose al espacio como un arcángel atormentado desde el cielo a la tierra de repente, justo cuando sonaba la vida festiva en el reguero de casetas de feria por la Rúa Mayor que lleva a la Catedral. Cortaron la angosta calle del monumento. La ambulancia, aún mantenía sus destellos de prosa triste pausadamente. Una sábana, un tanto arrugada, cubría el cuerpo. La gente se lamentaba, aturdida, comentando. La pobre criatura querida, desesperada, en un luminoso domingo de sol y celebraciones, se lanzaba por los barrancos de lo más alto de la Clerecía rogando a Dios la paz en plegaria suicida, casi a la hora del ángelus.
Si hubiese llegado a tiempo para convencerla y desistir de su error, que feliz me hubiese hecho haciendo del encanto la mejor vida y no reguero de sangre en la piedra dura de la Compañía. Era el día, 10 de septiembre, señalado para prevenir estas locuras, esta agonía que nos muere y nos anula; ese dolor trágico de la vida: Unamuno y su calle de la Compañía! Y si yo hubiese podido remediar esta tragedia antes de tomar la Scala Coeli? Que felicidad, Dios!!!
Hemos de estar muy atentos, muy pendiente de la tristeza, de la implosión de las abominables fuerzas destructivas alentadas por la pena. Mas, aunque te cueste, siempre habrá una luz que se ofrece y reconforta sobre la línea pura del otero.


Que bien se vive en la república independiente de mis cosas, felpudo!!!

¡Qué bien se vive en la república independiente de mis cosas, felpudo!
Y me lo dije, y me lo tengo dicho no más ver el catálogo Ikea para esta temporada, y los ingenieros de la Gerenalitat de Cataluña tratando de ensamblar un Estado solidario sin la ayuda de los amigos del país. Me imagino lo que puede costar, por mucha prisa que quieras darle al proceso, después de ver el zurriburri que se organiza con los concisos ensambles que incluye el pack y el voluminoso material empaquetado en un solo bulto, cuando solo se pretende montar un armario de puertas correderas de varias cuadernas con unas modestísimas instrucciones y un atornillador.
No quiera ver las habilidades que tienes que desarrollar para que todo ajuste: gavetas prietas para que los cajones se mantengan sólidos y la barra trasversal agarre y no venza en función del coeficiente y el peso de la purpura. O los carriles de las puertas, que dan paso al paraíso, circulen suaves, de punto a punto, sin rechinar, a lo Carlos Martel en Poitier. Y no vale tomar el teléfono para más información, como sugiere el joven leader de Podemos. Te las tienes que apañar con la sola herramienta que el muñequito eficiente del prospecto proporciona, según el perfil.


Que pasa aquí..?

Unas muñecas lastradas con el conocimiento para crear ese musculo que falta, ese aliño inteligente que te ha de hacer más imponente en la sabiduría. No quiero ser duro para meter miedo de comedia con Escamillo, el toreador, mostrando sus habilidades con el morlaco para enamorar a Carmen, la anciana hembra del rencor que con torva y lánguida parsimonia arrebata las banderas del escaño. Más me gustaría vivir en un país, sí, más consciente, más sonriente, de claridad absoluta y transparente. Y no junto a esas otras gentes, que aun diciendo ser mías, espejo fiel de mi yo y su arrogancia, rigen el firmamento con un solsticio de ambiciones que nos lleva a la zozobra toscamente, con sus trajes de marcianos expirados y paso torpe. Siempre todo, alguna vez, se debe al tiempo de lo inverso, cuando dejamos de ser conscientes y muy fundidos en la tropelía, cautivos de la mentira, en la desilusión de uno mismo, en el mundo que no existe, en la distancia, en la pena de ser nadie cuando te desafían, barruntando la derrota por el extenuante capricho de las patrias arruinadas.


Ángel Nieto, ángel

moto

Todos atentos a tu estado de consciencia en ese mes de agosto tórrido, tomado por la luz del Sol naciente en tu Ítaca mediterránea; esperando que salieras por tu pie de este último rallye, bien coronado por la victoria alada en la rotunda hora. No era posible otra posición; habías nacido para leader. Cuando supe del accidente, de inmediato, el caletre, tomado de archivos, se encargó de ordenar el videoclip de aquellos tiempos; recuerdos entrañables de vivo pretérito, no ya de tus grandes éxitos sobre el caballo de fuego, sino de los más comunes sin ambrosias: despachando en la banca familiar o charlando con los vecinos de Pedro Laborde, nuestro barrio de Vallecas, que era calle hecha avenida principal de nuestros quehaceres. Nunca llegué a hablar contigo, amigo, más la admiración de joven con muchos sueños, te veía pasar pilotando aquel seiscientos preparado, tuneado, de competición: motor de rugido imponente tomando la Albufera costelada camino del Olimpo y de sus dioses. Siempre admirándote.


Nutrientes de venganza de un inquisidor

Nutrientes de venganza para un inquisidor con queso de roquefort.
La mayor parte de los seres humanos descubren, en un momento determinado y por compilación de sus in-puts, demonios enquistados en las bocas de refrigeración que de vez en cuando se desmandan perturbando la paz serena del sujeto. Uno, también padece esa cuota de infección, por mucho que se prolongue el decreto consuetudinario , encabritado y retozón, a cuenta de la presión que arriman los personajes que te hostigan y llevan al despeñadero. Nutrientes de venganza del inquisidor sobre una pizza cuatro estaciones y queso de roquefort.
Mas, a fuerza de mantener a estos demonios de la depresión en el hondón de la neura, sin creérmelo, he aprendido a domesticarlos junto a esas otra especie invasora: los mejillones cebra, depredadores del rio que nos lleva, quedando bastante tocados a los ojos de la señora conciencia: avispada dama intransigente y bella tan unida a nosotros como a uno mismo.
Por todo aquello y por todo esto, reflexiono sobre sus oscuridades, de sus interpretaciones, de sus intenciones de odio dentro del carbón vegetal y su escaso interés por juntar sus rostros. De la aniquilación gratuita, ocultando la luz para que te humilles, para que te estampes, para que te cuezas en los infiernos porque así fue decidido en el aquelarre de su furor. Más, prefiero mirar a otras constelaciones, queriendo abundantemente y en gerundio. Sin rencores, sin recuerdos, sin ausencias, sin talismanes avasalladores, sin cercanías. Después de todo, pensaremos en el más allá, en la nada, en la intensa ceguera, en la oscura soledad en cuanto anochezca.


El toro y lo gazmoño. Tele 5

. Tele 5
No pude soportar más que dos horash el programa de Jordi González, de la saga de los González, ilustre comunicador que lo mismo vende flores que te casca unas setas venenosas del cestillo unicolor de los ecólogos. El ambiente de crispación entre catalanes y marcianos, y el toro de osborne desviado, ha sido de tal calibre que decidí ver el programa entre bastidores, sin calambres, armándome de paciencia para no sentirme solo y desangrarme en el balcón de las lumbares de la tele.
La Raholća estuvo bien, con las teorías de todos los días, el cambio de Tous en la Arabia Saudita, y la pronta emancipación de las monjas de clausura sin fronteras de Sor Lucia de la Pampa. Javier Nart, flojito, como siempre, pelo fosco de agrimensor ampurdanés mirando al Ebro y un tanto perezoso. Su colega Arrimadas, estuvo bien, en la órbita de Marte: grácil, alegre, a la sombra de un Rivera principito en el asteroide Florence para darle luz. Los representantes de la Asamblea Catalana de Liberación, en su papel, mirando al Puigdemont: Quieren salir de noche sin que nada ni nadie les retenga en los barracones de Albiol, aunque, de algún modo, prefieren a Rajoy que es mas bajo, asentado, y comprensivo que el bigardo . Pero eso no lo dicen sus señorías cabreadas. Luego, vendría el líder socialista Izeta, hablando de federación o confederación o unión de parcelas supranacionales de los pueblos de Marte, cuando nada tienen claro sobre la mancomunidad de Canalejas y su valedor, de la Riva, a modo de Commonwealth.
Y no digamos nada del periodista Espada y su gesto capilar al profesor Antón Losada, gallego nacionalista de profesión, que, poco dijeron, poco, apenas nada se escuchó sobre la idea del referéndum de secesión.
En fin, que aquello estuvo flojo, y choncho. Uno, que esperaba la bomba de un Frankfurt extraída de las entrañas de la tierra después de desalojar a la vecindad, nos traes esto sin mostaza. Jordi, con lo que tú vales.


Mossos: la estamos liando, pollito"

os d´escuadra: “La estamos liando, pollito”
No entiendo más de lo que indica la lógica que porto en el caletre a modo de plantilla, antes de que se desarrolle en mí, y prospere, esa maldita coliflor que aparece en el tac y en las resonancias patrias desmandadas. Confieso que no entiendo, en esta ruina de vaivenes, a los servicios de inteligencia que ahora alardean de los consejos dados a los distinto centros de la seguridad del Estado, con respecto al notice difundido por una supuesta agencia internacional contraterrorista, o Thing tank de salòn, que hasta ahora el vulgo desconocía si no fuera por la mágica difusión de este noticia en los medios, alertando de un inminente atentado en Barcelona, precisando, además, el lugar donde realmente se produjo el triste suceso, a escasos dos meses del mensaje.
Si en una de las ubicaciones de la seguridad del Estado en Cataluña, no fue atendido el warning por razones graves que desconocemos, tampoco se entiende que el resto de las fuerzas y cuerpos de la seguridad del Estado de ámbito nacional, dejaran de actuar ante la llamada de peligro, alegando inconvenientes de colaboración con el cuerpo territorial de los Mossos d´escuadra.
Con el estado de cosas desagradables que suscita la difusión del comunicado en los mass media, bien podríamos preguntarnos por la inseguridad institucional cuando tales informaciones están al alcance de cualquiera, pertrechado con boli y papel, Smart y cuenta de datos en cualquier lugar al servicio de ese terrorismo low cost , con estrategas al uso para dar la badila cuando nadie lo ve y cuando menos te lo esperas.
Mas, siguiendo con las sentencias previsoras de atentados sin dar fruto, alguien capaz puede dejarse arrastrar lanzándose con la furgona por las Ramblas a tumba abierta, dispuesto a crear la desolación rugiente de la muerte en unos pocos e interminables segundos.
Disculpen; me está doliendo la cabeza. Será el tumor?


Domingo, 24 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930