Ríase, aunque sea de mí

No es bueno odiar. Ni siquiera a los servicios secretos, señor Directorgeneral

No es bueno odiar. Ni siquiera a los servicios secretos, señor Director General.
Los medios de comunicación si para algo sirven, fuera de vacaciones, es para informar de la trayectoria incorrecta de la galaxia que nos lleva, y del cómo funciona el mundo y la tierra que lo sustenta cuando el eje fiel de la política se inclina de más describiendo un giro extraño que bien podría ser ese error garrafal que todo dios achaca al pobre Copérnico, el loco de las estrellas, y sus compilaciones emocionales cuando nada encaja en sede parlamentaria y sus señorías cuecen habas, vendimian uvas en el escaño, encestan meriendas, murmuran, niegan el destino y se fuman un puro como si realmente fueran elegidos por lo peor de cada casa en lugar de por los hombres buenos que arreglan las cosas con sonrisas , prestos a distraer la vida soportando la congoja: libres, dispuestos, fuera de escalones y estamentos donde los pueblos soberanos puedan mirarse de igual a igual en el crisol de las leyes, el derecho consuetudinario y honrado; de la libertad sin ira, de Jarcha, de los últimos de Filipinas en la sagrada hora del regreso de los héroes en ataúdes de pino sin barnizar.
No se entiende este parecer sin lastimar, a mi pesar: pienso. Quedo ofendido, créanme señorías, cuando el buen fin aparece eclipsado por la cólera de los nuevos dioses del Olimpo que lanzan sus misiles airados, sus especies, sus milongas con la furia intensa de un vendaval coreano, mirando al mar de Japón, por elevación.
En fin, que visto lo visto en el barrio del Congreso, mejor sería correr por la senda constitucional del “Deseado” y los “cienmil hijos de San Luis” carrera abajo, hasta llegar al Thyssen, encadenarse a Carmen Cervera en el mismísimo Prado, cuando nadie nos ve y con el susto adelante, pidiendo a los comerciantes de la zona que no echen el cierre en estos días de luto en las Ramblas, para poder soportar mi efímera y contradictoria estrella.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 24 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Septiembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    252627282930