Ríase, aunque sea de mí

Ana Oramas , su Perseo de justicia y mi Ford.

fordTomo mi car y me piro con tanta furia por esos caminos de Dios, que si no fuera porque viajo con parte de mi gente, diría que estoy a punto de llegar al confín del cielo con cuatro duros, la juventud y una ilusión desesperada. No quiero mirar atrás ahora que llegamos a Julio y los calores se despejan tirando un par de grados junto a la mar y un camino de tierra que nos lleva a la desesperación entre medusas violadas por Poseidón, y sus rastas de serpiente, contra la diosa Ana Oramas, que espera a su Perseo en los Jameos para la decapitación de los intrusos, ahora que andan preocupados y sujetando el cielo que se les viene encima por incompetencia.

La política de los inanes me dejó de interesar no porque no quiera escuchar sus preces (miserere nobis), sino porque no saben escuchar mis ruegos. Este asunto del despego me lleva a recordar al sabio Amado Abaigar, un hombre justo que no era emperador, mas sí un hombre bueno. Estoy contento, en fin, porque inicio esta nueva vida corta mirando a la mar, donde el cielo se hace azul y el suelo gloria. En fin, que no quiero quitarme el velo de lo humano y dejar a las deidades que se enfrasquen en batallas con las guerras de sus egos. Yo me piro ahora, por el calor, a la Loggia della Signoria de Florencia, a la fresca. Para eso tengo un Ford.


Apaga y vámonos, don Gabriel Rufián.

apaga No son formas, don Rufián. Mientras viene y va con ese amor que profesa a todo dios que no sea de su cielo, con su ardiente fuego tan expreso, puede destruir mas que hilar. Su oficio es este, me dirá, lanzando venablos con suma ligereza metido en su siesta de rencor y odio y no reconocer lo que de bueno tiene el ser, aún mínimamente. Ofender, aplaudido por la cuerda, adornado de perenne verdura.Ah amigo, el arco no siempre se lleva tenso. Ni siquiera con sus truenos, Júpiter, el mas grande, puede asustar, llegado el momento de las luces, desde la Colina Capitolina.


Un Sol que derrite el lacre.

sol Un Sol sin miramiento. Un Sol que nos escrachea, (verbo de venganza), nos machaca con su martillo pilón bien graduado en celsius, recomendado por el gran malvado cabrón de las mitologías mundanas . Nos impone sus calores para derretir el seso de los que aún tenemos, cuando mas falta nos hace conservarlo en este páramo de locuras. Y no se acaba. Mas carbón a paladas!!! Y mas calor. "Agua, agua, por favor!" gritó uno en la esquina de preciados. Un escracheador profesional venido del otro infierno, respondiole: "No, que te la bebes". El sediendo quedó muerto en el asfalto a falta de señora con mandil y botijo a chorro. "¡No tienen consideración!

Calores, colores, escraches, tormento, tomates fritos. ungüentos para las heridas y filtros solares. Estamos torrados en esta Puerta del Sol que nadie protege para que con su nombre se haga una hoguera de vanidades y se cuente el cuento de María Sarmiento que fue al Cortinglés y se la llevó el viento. Todo es espejismo, Puerta del Sol. Un puto cuento de ton y son. "¡Que calor, por favor!", cantaría Vázquez el presentador peliculero y elocuente como Escamillo el toreador.

Que bien se vive en el Polo, cojones!!! “Deseo contener el auge de los extremismos y la demagogia”, dice Macron en su versión española.


Muñeca

muñecaSí, una preciosa muñeca que hace reflexionar a los que nos encantan las muñecas. Y no para jugar con ells, enorme pecado que te puede situar en ese otro lugar de las convenciones donde el hombre había de rehuir si no quería verse envuelto en aprobios, ofensas y el deshonor del blandengue con billete de vuelta para el insulto y la mofa. A mí, nunca me importó la cofradía de los cafres.

Esta muñeca, siempre convivió conmigo, con nosotros en la casa de mis padres. Mi abuelo se la regaló a su niña, mi querida madre, cuando era chica. Y esta, sabedora de mi admiración hacia la muñeca de los rizos, obsequiosa, la puso en manos de mi mujer cuando pedimos su mano en el seriote acto del compromiso. Nunca he perdido de vista a la muñeca de los rizos. Mucho he hablado con ella en su rincón. Tantas cosas me contó la vieja amiga de las musas que, sin ella, imposible la inspiración Siempre estuvo conmigo y con los míos: vivencias inducidas, movimientos ingrávidos y felices, gestos alegres y suficientes ; penas calladas en modo tristeza para no ofender a ese tiempo de la historia que nos mira. Mi hija mayor, ya se hizo con ella.


Amistades imposibles, señores Brey, Turrión, Pérez-Castejón y Díaz de C´s.

amistades imposibles Y no hablemos ya de Brey con Pérez-Castejón, o el entusiasmo entre Turrión y Díaz de C´s: La amistad es lo imposible. Se puede dar la confrontación, el golpe con el ensimismado acero, la adecuada palabra de paladín que le cuesta asimilar, la paja ajena en el tejado del ojo presto. Pero, la amistad, lo que se dice amistad, se aviene impracticable, inviable, irrealizable, inalcanzable, inasequible, una quimera, un absurdo, lo inútil, inverosímil, increíble, y por mas, absolutamente impensable. Es imposible, como imposible la aventura de esos adelantados que valen poco, tan poco que con sus huesos pueden, mas sí domeñar al pueblo con sus fueros, sus imposturas, sus tratos de favor, su incuria para los que no son de su cuerda. Todo, todo, un desastre en corralitos de signos dispares. Disparen!


Un país plurinacional y alucinante de puta pena.

uno Siempre y cuando sea considerado Estado con sus banderas y sus agüitas claras; los hombres libres en sus rincones donde se espera la extrema unción. Se abren los frentes en lo ancho, a lo largo de la SGAE para que el artista viva su sensación cuando le arranca sus ilusiones y la recaudación. La banca, con la bancada, dentro por el calor. Los políticos, deseosos de que amaine el temporal contando los días difíciles, añorando el aire de Meneses. Y la alegría que no llega por mucho que Guindos se esfuerce en fabricar esas flores de papel para hacernos un ramito a k uno para poner en la metopa del herido triunfador. Y los civiles denostados, aguantando las locuras del firmamento titilante cuando los remedios no convencen. Y todos quieren llegar a Moncloa sin tranvía, sin que nadie se lo curre, sin que la fuerza del tendido sea suficiente. Mas solo casual en una noche de suertes y abrazos tarareando la Internacional por los poderosos parias de la Tierra, para que se noten las promesas huecas y el disfraz sin sangre para vivir. Y otros ratitos de cabreo. Y esta coalición que nunca vendió una fe, una verdad, una promesa, quiere llegar a Moncloa por Princesa, decididamente antes de llegar a Quintana, el tutor, donde serpentea el Orinoco y se arrinconan lo cubos en equilibrio. No hay nada que acariciar, amiga Margarita.


"Dos años contigo". Ignacio Aguado.

img_20170607_111942 Poca gente lo conoce, estoy seguro, señor Aguado. Y menos, en el Metro. El afiche sí es grande y la gente despierta. Mas, en el Metro no se espera al político y menos su salmodias sino al cómodo convoy de a diario con destino o sin destino. Pero es gratificante ver a un representante público en el tubo. Jamás coincidí con un diputado en el suburbano, tal vez porque en persona pierden ustedes enteros y se confunden con la gente normal que va a su bola pendiente de la pantalla del chingarrillo . Y sí, me dice el cartel, que lleva con nosotros dos años, y yo sin enterarme. Y es que para darse a la gente, hay que hacer por la gente, atender a la gente, sonreir a la gente y echarle una mano a la gente. Hasta responder a la gente fuera de comicios y porque esta lo vale y se lo merece.


¡Que gozada de frescor cruzando el Puente del Rey-

img_20170619_104025 La fuente no escatima agua fresca sino que la derrama para apaciguar. Las ocho de la mañana no es hora habitual para recorrer la ciudad en busca de sosiego después de la nochecita, a no ser que los surtidores de las fuentes se apiaden de sus acalorados paisanos. Que alivio!. Estamos a punto de un chapuzón , si no fuera por las prohibiciones del consistorio. IMG_20170612_103323 El alcalde de Nueva York prohibe refrescos en las aguas de la laguna de Central Park, si no es en canoa. Carmena, toma decisiones similares con el Lemans de la Casa de Campo de Madrid. Uno se acomoda a la sombra bajo la fronda del vergel, mirando al skyline antes de derretirse, no ya por el excesivo calor sino la belleza que encierra mi pueblo cuando se hace rural y con charca.


Presuntos implicados al pimentón, en la sala de ahumados y arengues en salazón

klño Es triste pero es así; ninguno de ellos se da por aludido. Es mas, el maestro armero es el señálado por estos prendas. El culpable de los males que ahora denuncia en las ondas, es cualquiera que pueda temblar al capricho de su serrucho, porque él es hombre de números (primos) que raramente se expone a la lógica exponencial y al intelecto de las tres en raya. Vive sin miedo por mucha picazón que le provoque el pimentón de la Vera . Eso sí, él sabe, como nadie, utilizar las llaves allen al revés para que, de una mesa hacer un tocador, aún sin solfear nota. Su soberbia, voila!, intacta para poner de chupa de dómine a los mindundis, a galope con un par de cáscaras de nuez y junto a la bullanga que lo anima en la Plaza de la Villa de París, frente al palacio de Justicia. Buena arenga portadora, don Pin.pôn!!!


Ivan Fandiño, torero, criatura querida.

torero muerto de manet Dejaste la vida en una plaza de toros, Iván. Romántico tú, querido Iván a pesar de detractores cuyo piel y corazón practican su desazón con algo subrenatural que no entiendo ni siquiera a ratitos. Mas, hablemos de ti, querido joven Fandiño que no viviste para esperar lo que tiene de bello este mundo, la manera, la existencia, lo brillante de la vida, el amor. No quiero saber de tu muerte porque no la acepto. La muerte de un joven es imperdonable, inentendible, impresentable. Y que se calle el que mienta, el arrastrado incapaz de comprender, alegando otras tormentas.


José Luis Abalos Meco, "Gladiator".

dfr Me suelo confundir con facilidad, como me viene a decir mi santa cuando cambio Primark por el Corte Ingés, a la hora de calzar unos buenos bluejeans slim. Pero me da igual. Me encanta actuar de profeta en esto de la política, uno que no tiene filias y sí simpatías sin necesidad de mirar carnets y la foto de chaval del portador veterano(me encantan las listas abiertas). Y sí me parece que don José Luis Ábalos puede dar chance al hemiciclo, teniendo en cuenta lo que hasta ahora hemos visto en las distintas zonas de moqueta, -sol y sombra Machaquito-, y las notas de sonrisas y lágrimas desde platea (rincón del impertinente). El señor Ábalos, le da un aire a Máximo Décimo, (Russell Crowe), el emperador amigo de los gladiadores de buena factura que intentaron proteger al imperio y sus fronteras, poniendo fin a las grandes guerras, a los sufrimientos, a las traiciones y la demagogia interna. En fin, como doctores tiene Iglesias, que no se fíe mucho de la virgen y que corra enfilando la Constitución: único camino para llegar al mundo conocido. Por la trocha, solo se consigue desorientación, fatiga y quebranto. Ya llegará el momento de conocer mejor la historia real para abrir cauces, sin olvidar, que el Estado somos todos, aún con sus distintos pueblos, territorios, credos, idiosincrasias y nacionalidades. Que no nos confunda Pedro.


Una noche mas sin pegar ojo. Y el calor que no ceja y atropella.

uno Calores y mas calores. Caras sofocadas mostrando el rojo que duele en las entrañas de la gente, en las enredaderas de los parques, en los andamios de los curros; abanicos que tiemblan al viento batiendo calores sin gusto, insoportable temperatura, tormentas que se equivocan, huracanes que no soplan, donde la curva de las isotermas se atreven con mas hasta que se rompa la cámara térmica de la televisión. Y no llueve!. La crueldad del Sol, seguro, se apostó algo para derretirnos con su brasero. No entiendo como el astro rey pretende mortificarnos de este modo ahora que busca uno el sosiego, la brisa de la mar en la terraza del barrio con un refresco con hielo pilé; disfrutar de ese fresquito que te envuelve y acaricia como si fuera verdad que, al despertar, ya estamos fuera de la intensa ola del desquicio en este puto junio sin piel disfrazado de Agosto. ¡Que se vaya!


Cuando se apaga la luz y se llega a la mar..

luz En el silencio de la oscuridad, es cuando mejor se medita, cuando mejor se reflexiona, conjugando los recuerdos del pasado con la actualidad que te mantiene a flote en este cascarón de nuez moscada. Hacer balance de lo vivido después de tanta tarea, es oficio del pensador que compara realidad con el influyente sueño de lo que fuimos y quisimos ser, esforzándonos para conseguir la meta, esa cosa llamada felicidad, que se reparte en dosis por tiempos en ausencia del dolor. Todo son etapas prestas para evaluar y sopesar. El sufrimiento y la felicidad comparten la misma plataforma y en el instante de comparar como nos fue en la vida, puede uno hacer balance y percatarse del resultado final, cuando se llega al final, y cuantificar periodos. Si me preguntaran, diría que, comparando el resultado de estos inventarios, no me fue del todo mal, tampoco excesivamente bien: Lo suficiente para ir tirando y llegar a este punto donde las satisfacciones se cuenta cuando se llega a la mar. ¿Habrá llegado mi hora o es el simple final de una etapa?


Pedro Sánchez, si quieres ganar, por la fuerza de los votos y en Despeñaperros, y no como una Barbi.

http://picasion.com/i/1UXHt/Me dejé la barba a lo "Padre Eterno": salvaje, asilvestrada, hipster sin empleo, desatendida con poca intención y guía, a la buenamiguel . Una forma de protesta como cualquier otra, contra los simulacros y los apaños de los grupos políticos en el congreso, que con cuatro abrazos, y puenteando al ciudadano que tuvo la ocurrencia de votarles, se pueden hacer con todo el poder mundial sin invertir en valores, importándoles un huevo la democracia y sus fórmulas si seguimos la tesis de lo que sea el invento de llevarnos bien sin imposiciones. Ah, amigo, pero en esto, como en muchas otras cosas, está el listo Evaristo, que interpreta el asunto así le venga la lívido, el interés y el dinero, como queda demostrado después de ver el fracaso de la última puesta en escena de los bromistas para desquiciar a san Bruno, aunque sea unas horas de emisión y unos ratos de telediario, por la bullanga incendiaria que, si uno no hubiera estudiado un ratito de la ciencia de la política, diría que esto son los fuegos fatuas donde todos se insultan y todos se rien intentando vendernos el peine de las 77 puas en el calor de la noche.

Los que hemos nacido en dictadura y no hemos corrido delante de los grises porque tu padre corría blandiendo la porra, las dos españas se mostraban tal cual, aun teniendo helado el corazón y los percebes en lugar esquivo. Siempre nos dijeron que había que presentarse como Dios manda, y no me percaté con las trazas. Ahora he visto mi oportunidad. ¡Voy como Dios! Y no es que el Padre Eterno desatienda lo que es de buen padre de familia, recogido en los anales del Derecho, sino que las cosas personales de poca importancia hay que tomarlas en consideración, lo justo; sin temor, sin miedos.

Uno puede ser bueno desde la tierna infancia, aun llamándote gilipollas. Mas tarde, te seguirán llamando otras cosas y apelativos menos fuertes pero tan hirientes como en aquellos tiempos: “Es un hombre gris” “No ha tenido suerte en la vida”. “Solo sirve para ser espectador” “No tiene estudios, aunque los ha pagado” “Podía haber sido Abogado del Estado como Mario Conde y otros tantos en excedencia”.

Confieso, señor Neruda, que he vivido con este sambenito, cargado de vulgaridad al reconocer que los demás me ven como lo que soy, muy poca cosa, a pesar de pagar mis impuestos, el billete del autobús, contribuir para el Domund, dejarme convencer por un vendedor preferentes, creer a pies juntillas en el señor que parecía bueno; en los presentadores de la tele, hasta el punto de mandarles unas rosquillas caseras a la admirada, para darse el piro poco mas tarde a otra cadena con otro formato y otros análisis nada coincidentes.

Por eso me dejé barba. No por cabreo y esas mandangas de argumentos pueriles tendentes a conseguir la presunción de inocencia por no haber hecho nada doloso, sino por parecerme, cuanto mas, a un bohemio, a un indigente sin suerte que recicla cartones en la primera fase del proceso de recogida selectiva.

Luego, todo quedaría en nada, como es habitual, excepto para Pedro Sánchez que si no llega a presidir el país en poco tiempo, una ínsula barataria puede serle concedida por el Toboso, con Pablo Iglesias de copríncipe.


A veces veo tricornios, señor Granados.

Gaspar David. El Hermitage

Es algo que lo tengo asumido. Hasta con las obras de Gaspar David Friedrich traídas al Prado desde el Hermitage, entro en éxtasis como la Santa Teresa de Bernini. Aquí, precisamente, contemplo a "la pareja" cubierta de desvelos viendo cómo sale la luna de su escondite horizontal, contrarrestando a esa otra visión crepuscular, corrupta y desagradable, obscenamente intimidatoria que lleva a cabo el vástago del gran mono del Empire Un amenazador sentido litigante sin cinturón de seguridad.No se preocupen, es una forma de referirme al mal del hombre enconado.
En fin, a un sin sentido. Prefiero seguir contemplando a “La salida de la luna” de Gaspar David Friedrich, y ver a esas firmes figuras sin desmayo que, con ese pequeño retoque de pincel, se transforman en la imagen benemérita que vine a recrear en la Sala de la gran pinacoteca de mi imaginación donde se exhiben los tesoros de la mente.

Mientras tanto, cuando la luna y su influjo llamen a gritos a los lobos de Hobbes, dirigidos por esas mentes diabólicas que propician el escarnio, estos recorrerán raudos las calles oscuras en sus artefactos demoníacos, preparados para infligir y descargar el mayor mal allí donde se topen con un ser humano. Mas, prestos y dispuestos estarán los beneméritos hombres que contemplan el amanecer sin echar mano de Pilar Urbano.


Francisco Granados sale de la Estremera preventiva.

No deseo a nadie que pase por el trago. Quise conoce de mas de cerca a los hombres que visten traje de rayas, simbología al corte cuando los resortes del Derecho ponen a recaudo la mala conciencia, después de años disfrutanto de éxitos siendo un señor. Lo de truhan, se lo dejo a Iglesias y a Tricicle.

Fui a la prisión de Carabanchel con muchas ganas, hace de esto años, al caer los últimos barrotes. Gestiones me llevó con los órganos de gobierno penitenciario del Estado. La autorización se dio y, una mañana de verano, después de dejar el coche en el parking reservado, y a primera hora de la mañana, me encontré entre rejas y frente a un numeroso grupo de internos y su mirada, dispuestos a conocer lo que había de valor en aquel curso que impartí en el aula de estudios.

La experiencia no solo fue interesante sino entrañablemente recordada por los años de mis años. Una vacuna que me inoculó la vida para comprender lo que era de trágico ser número mondo en un recuento. O el de ser delicadamente suceptible y bajo mínimos, en un sistema poco inmune y a punto de caer en la lona del ring de la desesperación.

Por suerte, la norma penal en un Estado de Derecho, no busca como fin el castigo del delincuente, sino sanar al indivíduo cautivo a través de remedios que puedan reflotar ese amor propio lleno de integridad y de futuro, después de conocer y asumir la poca fiabilidad personal que lo llevó hasta el estrado: su palabra güera, la desconfianza extrema, y esa mala conciencia para con los demás ciudadanos que ha impedido sus movimientos.


Los calores y la moción de censura.

http://picasion.com

Sus señorías estarán fresquitas en el hemiciclo, dadas las temperaturas que aguardan en el exterior del Congreso para crear ambiente y calentón. Los leones, a estas horas, pobres míos, ya se están removiendo en sus bronces visto como se las gasta el Lorenzo emparrillado, en esta primavera de zinc, donde la política está hecha unos zorros, sin saber que camino tomar si la carretera de Francia o la de Colmenar. Ya estamos acostumbrados los ciudadanos de Madrid a los sofocos parlamentarios entre fiebres y el pozo de la nieve, dejándonos fríos las intervenciones de sus señorías cuando hablan de la regeneración, el catastro, los veranos de la villa, Wharoll echando fotos en Matadero, y alguna otra explicación extrasensorial que le oí soltar a Romanones hace de esto cientos de años. Por qué no ser originales cuando los asuntos candentes requieren de reflexión, y la reflexión, decir verdad? O es que hemos de pensar si no se habrán confundido sus señorías de inclinación, de estética, o de aquello que se llama ética para representar y no hacer la cabra..? Bochorno y demagogia a 45 grados celsius, mal comparado con el ángulo obtuso.


Una mañana en la vida de un pobre ciudadano acalorado

http://picasion.com/i/1Uqo5/ Cada vez me da mas miedo este país nuestro. Demasiadas grupos conjuntivos de poder, demasiadas estasías donde el engaño Orwelliano se aloja; excesivas vulneraciones de la Ley donde la estupidez se hace dueña y señora de la noticia. Todo una broma encaminada a la destrucción del Estado a manos de indolentes personajes sonados que pululan recavando ingratitudes por las veredas del rencor y la estulticia, con el único fin de seducirnos y reducirnos:¡mamarrachos!.

Me encontré esta mañana con la bella Olalla, la odalisca que no conocía a cabreros, en la parada del bus frente a la iglesia de las Maravillas. Antonio ,el del rabel, echó sus coplas en poemas de amor hechos canción. !Que pena de muchacha! Fuma que te fuma como carretero, vestido de frescuras, inteligencia entendida en sazón, hasta que vino el transporte acondicionado por los calores. Antonio, la dejó marchar. "Tal vez Olalla me hayas dado indicios de tener de bronce el alma y el blanco pecho de risco".


La Feria del Libro de Madrid , dando a su fin.

Mis correrías mundanas por la Feria del Libro de Madrid, son obligadas cuando llegan a estos idus, tocando al 13. Y no porque se me imponga la terapia por el doctor del seguro, ahora que ando queriendo ser mejor que ayer (manías, dicen) sino porque disfruto, con subidón strong, recorriendo mi parque del Retiro entre casetas, -uno que nació con nueve años junto al monumento a Galdós- entre la flora, entre las hojas del olmo viejo y los trinos del petirrojo; junto al estanque y en la bucólica plaza recoleta de los Hermanos Álvarez Quintero de la gitana y el caballero, eemplazados o, simplemente, idos.

Una vez puesto sobre el asfalto del Paseo de Coches, con los rollers virtuales, slow motion, me paro, pienso, contemplo pillado por la idea, por la genialidad, por la palabra y la poesía de lo que exponen, comprándome un libro o una colección. Así porque sí , subiéndolo al carrito virtuoso.

Y sí que me ha llamado la atención, este año, la tendencia de los expositores, esta gente del escaparate culto que no se las da: Esas personitas que te atienden o te informan y te dan una charleta a modo de clase magistral bajo la lluvia de otros años (casi siempre llueve en California por estas fechas, excepto en festivo), cuando no te obsequian con un marcapáginas ilustrado con risueñas caras de cercanía, a media distancia. ¿Así, quién no compra una canción, por Dios?

Y así de cargado vuelvo a casa, hasta el año que viene.


Hágase la luz, que sé que existe !!!

imperdible
La visión del mundo languidece cuando lo aparentemente real se interpone entre la toma de tierra y la ciencia, según Mateo el electricista. Y no es que haya perdido ilusión, ni fuelle para la esperanza, aún con la merma que nos sugiere la semana crítica del popular -me estoy refiriendo al banco cacorro que se hundió-, dejando sin badila a los que creían a ciegas, irreflexivos con la oscuridad.

Mas me interesa hoy hablar de uno y de sus circunstancias; de mis visiones, de mis bujías, de mis citas, de mis ojos, de la Santa Lucia, y de mis pacientes amigos doctos que con sus manos sanadoras pudieron hacer, e hicieron, que no requiera de limosna para seguir viendo Granada. Mirar al poniente del Parque del Oeste desde La Fundación J.D., y respirar el ozono fresco de los Montes del Pardo. Ganivet me lo contó hablando de Pio Cid una tarde de calor en la Torre de la Vela. El caso es que, ya pasé por el quirófano. Atentos ancángeles me consagraron para seguir viendo las formas. Huríes y deidades ,interpretando los sueños, velaron por mí, colmados deseos. Y en poco tiempo me vi, mirando a la Alhambra sin ser ciego en Granada.


Cuando un banco se va, algo tuyo se lleva, pequeño inversor. (Dí algo, Andrés!!!)

andrés HerzogQuien te lo iba a decir a ti, tan considerado con las instituciones de crédito, “valor seguro y garantizado”, y tus ahorros puestos a salvo en esa bendita banca fiable que nunca dio que hablar. De la noche a la mañana, un zaska financiero fraguado no se por quien, echa por tierra el invento dejándola a menos cero y un euro valor facial de la transacción. Y nos les dio pena, no, verte cabreado, compungido, acabado. Otros mas listos que tu, saliendo de naja, se fueron a Rio, ja,ja,ja, a baliar la bolsa nova con las chicas de Ipanema. Ya sabes, los que tenían y saben lo que tienen que saber, antes de que fundiera el coloso en llamas, vendieron todo el papel en el portal cibernético de la Plaza de la Lealtad (ya ves que paradoja: lealtad y papelón). Y mientras, tus huesos incrédulos dando razones de estado con un "marchando cocina" sin saber que el bacalao y los atunes, si lo llevaron a otros fiordos de inversión después de comerte lo mollar de tus carnes morenas. Mas, no te preocupes, aquí entrarán en juego los conocimientos de Andrés Herzog, en contra de todo pronóstico, para ver que ha pasado con la tangana de Draghi, la deuda soberana, el calentamiento global, los hombres de negro al fresco, el el simulador de stress, y la gente que queda pensando en el juego de pelota de David suspendida en una brocha, y en Robespierre el pacificador.


De verdad, de verdad los servicios secretos desconocen el método SS.MM. de investigación criminal..?

yyyyy - copiaNo sé pero, a mí me da que el que mas y el que menos anda en pelotas con respecto al terrorismo que nos atiza cada dos por tres, cuyo sistema de ataque y agresión letal atemoriza y confunde dada su grado de simpleza bélica inesperada.

Incluso podría apostar por el por qué de los servicios de inteligencia de los distintos países afectados, se aturden y espantan ante la osadía de esos cuatro nublados que siembran el caos con útiles explosivos y adminículos de segar vidas en cualquier lugar, cuyo antojo estudiaron en la primaria de sus fechorías, mas temibles que los misiles de cabeza nuclear lanzados a miles de kilómetros para probar la buena combustión del aparato.

Como en lo simple, por vulgar, los expertos carecen de habilidades y experiencia, dada su capacidad analítica de calado intelectual, habrá que esperar a que estos servicios indispensable, CIA, MI5, MI6, CNI, etc, se curren el espacio de primaria afectado, sabiendo que el peligro puede venir de la esquina de enfrente y no de la dimensión alfa donde se requiere coeficientes de inteligencia altísimos, ahora que andamos ayunos en SS.MM. (sabidurías mendas) para solucionar los asuntos que discurren por entre la oscura y espesa niebla que nos confunde demudados.


Nos rompieron el alma, Ignacio Echeverría.

skater Me confirman lo que temíamos, Ignacio: te llevaron por delante no solo por bueno y justo, sino por valiente. No todos somos como tú, Ignacio. La gente se achanta, se rila, nos acobardamos cuando la agresiva violencia se impone escuchando la voz. Mas tus dictados son otros: mas de paz, mas convenientes, mas de justicia. Por ello, sacaste tu buena fe, tu skate, tu bondad de buena marca para defender a la pobre criatura agredida. Y así caíste, bajo la mano de la bestia, por esa bella acción, Ignacio; por esa mortal cuchillada marcada por el odio irrefrenable que viene a traspasar la lógica de lo inconcebible y los sentimientos mas sublimes. Ya no hay paz, Ignacio. Ni guerra, Ignacio. Solo queda ingente perversión y locura. Los seres como tú, ya van quedando escasos. Tenemos que agradecerte tanto, Ignacio, que, permíteme: quisiera encomendarme a ti para llegar a tu altura con un perfecto Ollie.


El reloj que llevo bien fajado a la muñeca, también me da los cuartos en Qatar.

rrrrrr4 Y no es que uno venga a ser relojero para ganarse el sustento, sino para seguir la ingenua frase de "Tener cuartos", sinónimo de estar medianamente forrado con capacidad adquisitiva suficiente para no pasarlas estrechas. Aunque no sea el caso, también persigo los cuartos en la oquedad del bolsillo cuando, en llegando fin de mes y el cajero no dispensa, me veo sin poder hacer. Y el Popular que no arranca. La estiba, sin soluciones. El BE en bemol sin afectar a la nota. Y las perlas de Qatar, que a todos nos tiene en vilo con las ricas inversiones, según nos dice Al Jazeera. Un cuarto sin amueblar.

De los cuartos, solo me vienen a interesar los octetos de Quevedo:"Madre, yo al oro me humillo/Él es mi amante y mi amado/Pues de puro enamorado/Anda continuo amarillo/Que pues doblón o sencillo/Hace todo cuanto quiero/Poderoso caballero Es don Dinero.


Casa Rua: Bocata calamares, marchando !!!

img_20170605_122017

No me resisto a la tentación del bocata de calamares en Casa Rua, Plaza Mayor de Madrid. Mejor dicho, saliendo de la Plaza por la puerta que va a dar a la calleja oriental del recinto: calle de Ciudad Rodrigo. Desde bien niño, visité aquel pequeño reducto enharinado y frito, en bollito de pan blanco, prestigio de freiduría rápida del takeaway a través del pequeño ventanal por donde te iba despachando Manuel, el lustroso tabernero de los famosos cefalópodos fritos de toda la Corte, listos y a su punto para entrarle.

No era solo el placer de comer con ganas junto al bronce de Felipe III y su caballo quieto lo que nos movía, -que también, ahora que se ha descubierto un nuevo Velázque del monarca-, sino que aquel refrigerio formaba parte de una liturgia, de un ceremonial que a muchos madrileños de la época se les escapa por cursilones, frustrados y macarrillas.

Desde el momento en que le entro a saco al calamar con una fría caña de cerveza Mahou, se inician en mi mente los recuerdos de placeres culinarios outside de un Master Chef con la freidora candente en la tele española, sin ánimo de desmerecer. Y es que, mi afición por las películas de vaqueros me llevaba por caminos emperaltados del 3R , autoridad eclesiástica de por medio, en los sábados imborrables de tiroteos, indios y vaqueros, al cine Postas y a su sesión doble de estrellas sheriff, que eran las Michelin para uno, a ver aquellas grandes y magníficas películas del Oeste americano, que te hacían vivir en ese otro mundo, mas allá del río Grande, para un buen tiempo de escasez: La muerte tenía un precio, El hombre que mató a Liberty Valance, La diligencia, Solo ante el peligro, etc, rematando la gloriosa tarde con el menú económico de Casa Rúa, al compas del giro copernicano bajo los soportales y dándole al revolver virtual contra los malos que se habían hecho fuertes en la Casa de la Panadería con el estraperlo.


Estamos perdiendo la olla, señor Cacho ?

Dicen que cuando uno cumples años a capón, los caminos de la longevidad te suelen regresar a ese tiempo del pasado contínuo donde el mundo idílico de la juventud se hace fuerte corriendo delante de los grises a porra tendida, con intención de cambiar el planeta polucionado y la faz del país en Consulado, “La sala de la juventud”, presumiendo de sus fueros y de bragueta, porque uno ya no era del Frente de Juventudes, reconvertida en OJE, ni de Acción Católica, reconvertida en Opus Dei, y sí miembro del PC de la célula combativa y clandestina para entretener, donde las órdenes venían de París y las instrucciones de Bucarest, Radio Pirenaica“.

Después, pocos años después, mas asentado y titulado, también con necesidades perentorias por las cosas de comer, mejor compatibilizar el socialismo científico con las organizaciones mercantiles por acciones, que para eso uno estudió a ratitos con el tiempo que le quedaba non, siempre y cuando te ofrecieran ese cargo que te da prestigio, esplendor y fuelle para vivir decentemente, sin cambiar de ideología, una vez en la democracia combinada de la transición exenta de exaltaciones y cargada de amistad. Y una máquina de escribir cuando se vive del artículo, sin intentar quemar el cielo por si acaso los ángeles se molestan y la emprenden con Jacob.

Habiendo dejado el PC por razones obvias (ya no era la izquierda democrática de la hoz y el martillo, sino IU) y siendo un importante en el mundo de la información, decide hacerse empresario y CEO de la cosa con participaciones abultadas para actuar de independiente en este mundo de los negocios delicadamente andorranos offshort, of corse, y con ciudadanos amodorrados y anulados por las noticias tóxicas y contradictorias, donde se puede decir de todo sin hacer lo predicado, en una suerte de cambalache intelectual que sigue teniendo adeptos.

Perder pie a estas alturas de la vida, cuando el sinsentido del discurso no se corresponde con el principio de gravitación de los cuerpos y el atestado del accidente está firmado por un cabo de la Benemérita de apellido Góngora, "que aliena a Jueces y Fiscales con su decir y estilo literarios", viene a ser,sinceramente, como el Ratón vacilón de Diego el Cigala. ¡Estamos perdiendo la Olla, señor Cacho ?


London, my city, my friends. I´m spanish londoner.

londoner


Felicidades, Real Madrid !!!

sorprendidoEl Madrid gano 4-1 a la Juventus. Nuevamente, campeón de Europa. Felicidades, Madrid. Las calles de la ciudad comienzan a animarse al compás del sonido bronco de los claxon camino de Cibeles. Dentro de unos minutos, la plaza del Ayuntamiento quedará colapsada por cientos de madrileños dispuestos a homenajear al equipo blanco, que bien merecido lo tiene. La euforia se desata. Es tiempo y momento. No tenemos otra cosa mejor que celebrar. Las autoridades de la ciudad, de años, han abandonado a la villa del oso, la la capital del reino, atraídos por el palco del Bernabeu. Incluso Favila, dicen, que en un alarde de virilidad, se enfrentó al oso de la puerta del Sol para justificar su deficit en atención a los deberes municipales bajo el luminoso de Tío Pepe. Comprendo que, los alcaldes y ediles no tienen por qué llenar de merengues en Paseo del Prado para celebrar el acontecimiento , mas sí sería bueno que recibieran al equipo blanco con una buena pancarta de animación.


Taxi, Cabify, Uber, operadores, administración, ¿ prestos para el acuerdo en estos momentos de incertidumbre?


Dejémonos de pesadillas. Las alarmas están sonando, perturbando al ciudadano asombrado. Es hora de cruzar el bulevar. Las guerras y confrontaciones solo llevan al desastre. Escuchad a José González en este video cuyo fondo nos muestra la diversidad de la sinrazón cuando la negación se instala en un nosotros gris. Siempre hay un modo de despejar las sombras.


Madrid: mi pueblo mi gente; un imaginario.

careta

Una vez jubilado, me gustaría marchar a la casita del imaginario que tengo en aquel rincón de la mente trastornada por todo y por nada. Un lugar colgado del infinito que traspasa las nubes de papel que mis ancestros dejaron en el aire como si fueran juguetes. Mi pueblo, mi gente, una preciosidad, ejemplo del corazón que a cada instante añoro. Pudiera ser como Madrid, mi Madrid aquel pueblo, esta ciudad que me acogió sin preguntarme si iba al mundo o me quedaba.

Mi pueblo imaginario no se desvanece; sigue mirándome fijo como un cárabo atento al paso de su tiempo. Mi pueblo imaginario, ante todo, es honesto, amigo, vecino, benditos todos, semblante entregado, sentimientos; mundo de su mundo cargado de historias sin lamentos, sin malos ni buenos, que anhela, entre estrellas, abrazos en el cosmos; emocionados y ebrios cuando la luna se impone y despierta del sueño de su describir redondo, recordándonos que no somos infelices ni aeronautas en el claro oscuro del viento. Mi pueblo imaginario es así.


Salvador Sostres y su ritmo.

16812639412_c559abd7c2_o

Bien conocido por los que leemos sus artículos colgados en el alambre de ABC. Cada día me gusta mas, y no por afinidades ideológicas o menús inteligentes del Restaurante Goya, sino porque vengo a considerarlo, a parte de personaje vehemente y valiente, latigazos incendiarios, divertido con la yesca y su lata de gasolina presta al estilo Cascorro, o, mismamente, la sueca Lisbeth Salander. Sostres, no es un blogger cualquiera, un escritor misogino, un periodista de tafilete, sino todo lo contrario de lo inverso cuando la contrariedad se hace ambigua y encaja en la sinrazón de la angostura polémica de sus estrecheces, sin que la sisa le estorbe.

Su estilo literario y depurado de colegio caro con pináculos, no deja la menor duda de esa refinada educación que dice tener. Las formas esportivas y jocosas de sus comentarios, artículos de opinión y trabajos varios, le dan ese look encantador y truculento de hombre imprudente, encorsetado en su pullover a cuadros con caimán de Camagüey. Mas así, noblote y burrote, lo prefiero a otros analistas políticos de corte figurín-magazin y leche de soja digestiva.

Se le ve que lleva tiempo en el andamio ganando sus duros para la hacienda local de Puigdemont , a su pesar, a base de lanzar improperios y denuestos hacia la clase ínfima y afligida; la currante, la servicial, tachándola de izquierdosa que busca piso de ocasión en Torrejón como buen idealista confundido, entrando, como los elegidos, en el Palacio de la Lealtad, que es hotel con nombre de cuplé ,compuesto por un proletario con inspiración, Ángel Retama, nacido en la villa que da a la base.

Si me dijeran que su hosting es el Palas, residencia del inolvidable Julio Camba, sí diría que me encuentro con el perfecto escribidor de garra y no con el sudoroso escribidor de tinta bizantina, sacrum encaustuma, empleada para cabrear cuando se pone moña . Fuera de ello, este polemista gourmet, escolástico de sillón y burgués de buen hierro, en el fondo, me cae deputamadre cuando interpreta Guantanamera a su ritmo.


El Ministro Catalá y los twitteros.

catalá"Compromiso de todas las administraciones para dotar de medios suficientes a los juzgados que atiendan las demandas por cláusulas suelo"
"No conteis milongas". Las respuestas no se hicieron esperar, y los twitteros anónimos, abogados en ejercicio, procuradores del turno, y juristas de prestigio sin reconocer por el momento, se lanzaron a la yugular del ministro, aprovechando eso de estar en el mismo plano de la redes (El C. M., se parte) . Algunos, de buena voluntad. Otros, atacados por el morbo de ir en contra de un ministro que sonríe tras el biombo del ejecutivo. Todos a una, excepto una, lanzaron venablos y denuestos por doquier tratando de herir las distintas sensibilidades de los bien pensantes, atraídos por el magnetismo del Ministro de Justicia. De todas formas, de lo referente a Moix, ´Panamá, el Canal y sus whatsupp y otras cuestiones, se limitó lo indecible. Las prisas, a veces, nos imponen el horario. Marchaba al gym en ese instante acalorado.


Domingo, 24 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930