Ríase, aunque sea de mí

Los niños futboleros de Alaró, avengonzados de sus padres: "¡A mí, no me defiendas más!"

Y a golpes solucionaron el asunto para darle el Día a los niños en esta entrañable celebración. Aguerridos papás que no permiten, por nada del mundo, que a sus queridos vástagos le piten una falta, le llamen al orden en el campo o, mismamente, que "ese defensa cabezón" le impida meter el hermoso gol que esperaba para dejar constancia en la instantánea smart, para gloria de su complejo de macho alfa. "¡Y ni un comentario, que me lo como!"

Así llegó la ensalada de terror en un día crujiente de sol en directo para todas las emisoras del mundo, gracias a reporteros ocasionales destacados en Siria, atentos a esta otra toma de Alepo por la APACF, Asociación de Padres Agresivos en Campos de Fútbol."No hay color: esto tiene mas fuerza; provoca mas adrenalina que el combate insulto casa por casa de la ciudad sitiada". "Aquí, en la Europa civilizada, se practica mejor el cuerpo a cuerpo de los evolucionados personajes en liza, cuando un papá ve como le arrebatan la pelota al niño que llora desconsoladamente.

Mas tremendo y traumático para el niño es ver como el papá se transforma en fiera corrupia dispuesto a tragarse al otro papá que insulta en la grada deportivamente. Ambos degradados, cargados de emociones,se zurran cantidad, celebrando ese día del Padre "donde se honra la paternidad y la influencia del hombre en la vida de sus hijos". El defensor del menor, tampoco estaba invitado.


Jueves, 27 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031