Ríase, aunque sea de mí

Todavía existe el amor, sin que nadie lo remedie, San Valentín.

Barandilla sobre el Tormes Dicen que el día de los enamorados lo creó Galerías Preciados junto al actor Jorge Rigaud y las chicas de la Cruz Roja, siempre activas colocando banderitas, en un ascensor de la Torre de Madrid, disparado hacia el infinito glorioso del amor y la concordia, para que los entusiasmados amantes se regalaran cosas.

Desde entonces, se instauró la fecha del consumo equilibrado, consejo del Ministerio de Comercio, con San Valentín de Patrón, don Pepín Fernández, de segundo, y la admiración de clientes fidelizados con tarjeta de compras special, hasta su vencimiento. Así de fácil.

A partir de entonces, todo enamorado viene a tener en sus presupuestos una partida reservada para esta señalada ocasión, que suele fijar la tele One del Ente, calculando una media horquillada, según el catastro, que va desde los cinco euros de la pequeña Caja Roja de Nestle, a los mil euros con tarjeta black cuando esta se utilizaba discrecionalmente para lencería de alguno de los encausados en el caso Bankia " butrón hecho desde dentro" como en el Windsor, que vaya usted a saber si quedarán sin obsequio un día como hoy.


Jueves, 14 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Febrero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728