Ríase, aunque sea de mí

Tontos con vistas, tontos elevados a la enésima potencia y, tontos del Q”

botijoTenia mis dudas. Después de darle vueltas y mas vueltas al magín mirando a las estrellas, vine a descubrir la valía de la gente a través de sus sapienzas, amen de calidades, con solo mirar su mochila de caminante. Y la bondad definida por sus propios hechos.

Y bien que pude agradecer este descubrimiento a Aristóteles, el pensador homérico donde vino a sublimar la amistad por encima de los dioses y el Olimpo, dejando de atender los posibles menosprecios, la impostada inteligencia, los engaños maniqueos, cuando no, el falso discurso cargado de demagogia de aquellos que no saben mirar sin cerrar los ojos.

No encajaba aquel tácito infante, compañero de Academia, en mi modesto concepto de lo que sea la ciencia de la vida: Falto de calidad, bastardas incoherencias, careciendo del conocimiento de la esencia del aire y bondad del cielo, bien definido por el maestro, poco después de salir de la Academia de Platón y establecerse por su cuenta como Filósofo del pensamiento ético: "Lo bueno queda definido como el punto intermedio entre el exceso y el defecto". Todo lo tenia este sujeto elíptico: exceso de nada. Este, con el supuesto don de gentes entre los dientes y mucho mundo, carecía de la mas elemental percepción de la ciencia de vivir: la empatía, donde definir el sufrimiento de la gente y su remedio.

De tal modo determiné su clasificación en el círculo cercano de ahora mismo, como sujeto poco recomendable para tomar unas birras y subir a los columpios de la sinceridad. Subestimó al hombre. Dentro del concepto cuántico de la gilipollez supina, en la babia y en la casilla del tongo, lo situo en el tercer grado de Q elevado a ene.


OK diario: De periódico digital a "follatín" zarzuelero y con don Inda.

Inda, jornalista Y mire usted que le tenía un cierto afecto no mas por ahogar el cabreo fundido en impotencia cuando sus colegas del ala izquierda tocando a la caverna de rojo Valentino, caballeros del planeta full, sueltan sus infundios a gallo desatado, cargados de mensajes y lentejuelas sospechosas para elevar el share y ese ratio de eficiencia en la ordinal y ordinaria cadena vi con cuentas para enfilar sus ruedas de molino en los acantilados de la indecencia.

Para echar a correr. Y desconsuelo de los que amamos todo aquel universo claro de la noticia y la edición. Y ahora, sin quitar las envolturas, el folletín del emérito, el despecho de Adela Larra y el duro Amadeo de plata; el ADN de Pepe Navarro analizado por un experto detective con probeta, y otros asuntos mas prosaicos como la dama forrada a trocitos de confusión y hostias, denunciante por despecho y agresión con un ojo a la funerala y el whatsapp como represalia. Que te apuestas..? El puto agresor, seguro, outdoor. Y los hooligan que tras sus links impropios, ocultos y multiplicados roedores, sueltan sus pestes a modo, después de la paliza a la señora, en este fraude aplaudido y ominoso a punto de estallar por incomparecencia de la cordura. Y la muerte en los talones de las pobres víctimas, sacudidas ahora por el magnate del amarillismo hepático que nos viene a visitar de nuevo en este wanted acartonado del OK Corral. Sigue rezongando con tu bandoneón esas milongas de estrechas armonías.

En este instante que cierro el post, leo en el banner que enviáis sobre noticias de alcance, que trollers seguidores de distintas partes de los círculos concéntricos de Podemos, pretenden tu remoción como tertuliano en el programa la Sexta noche. Curioso que sea en este instante. Jayson Blair del New York Time, no lo hubiera hecho mejor para obtener el share apetecido. De todos modos y ante la duda, deseo que continúes en el programa por muchos años, aunque sea solo para joder.


Astronauta, o abogado del Estado..?

astronauta Son infundadas las crónicas que vinieron a rondar por los parques de mi juventud cuando ya era, ni mas ni menos, que el mas listo de la clase, el mas estudioso, el mas eficaz con las complacientes matemáticas. Las chicas me rifaban con sus abundantes sonrisas tratando de conseguir una cita con aquel chavo de las muletas. No, no podía defraudarlas pero tampoco utilizar las armas metodológicas e intelectuales para que cayeran en los brazos del empollón.

"Mira Loli, no llores así, bella walkiria. Es temerario que te enamores de mí tan perdidamente: No voy a ser, jamás, abogado del Estado".

¿Ni siquiera en excedencia?"

Mas categórico: "Ni siquiera en excedencia, pequeña".

¿Que será de nuestros hijos si me lo pintas de ese modo?

Mira, amor, yo quiero ser piloto de Caza, que viene a ser preámbulo de una carrera espacial sin límites e infinita.

Mas que la de abogado del Estado..?

Distinta y distante. El astronauta tiene que verse a solas con los espacios siderales, módulos supersónicos y chatarra espacial para garantía de lo que tiene entre manos la humanidad. El abogado del Estado, por el contrario, se las tiene que ver con todo aquello que vaya y perjudique a las personas del país-estado, en defensa de sus normas, los tribunales, el gobierno y el ministro del ramo.

Me hacia ilusión "Abogado del Estado en excedencia", amor.

Lo sé Loli, lo sé. Pero es necesario, si queremos ser libres y tener porvenir, felicidad y curro guapo, sacrificarnos ahora que somos jóvenes.

Si, lo que tu quieras, pero es que, me hacia ilusión ser esposa de un abogado del Estado en excedencia. No de un vulgar abogado de oficio; de un abogado de la administración local, de letrado de las Cortes: "Abogado del Estado en excedencia" que es lo que me conmueve y me empuja para adentro, como Romerales, el ofuscado poli de la serie aquella.

Lo siento Loli, tendrás que cambiar de novio.

¡Eso nunca! Como si fuera tan fácil. Tu no sabes como está el mundo de las relaciones interpersonales. ¡Ni siquiera Sobera lo logra! Si pretendes uno novio de mediana calidad, tienes que cargar con un misterioso parado con estudios y cabreo dispuesto a derribar las murallas de Pekín por los andurriales de Usera. ¡Ya me dirás donde puedo ir yo a soñar!

De todas formas, ¡no, no me dejes, amor, te lo imploro y ruego!. Mas, si lo pienso, también puede valer, como señal atractiva y lujuriosa, lo de astronauta, si no se te pasa la ingravidez y esos fogonazos de deseo. Aun siendo aburrido eso de pasear por el espacio sideral, a oscuras y absolutamente solo tomado de una cuerda o ronzal galáctico, te esperá tu rubia. Que ironía. Que manía. No creas que me emociona pero, eres tu, amor. ¡Tu mismo!

Con lo que iba a presumir una con un marido "abogado del Estado"...¡Ah, pero también puedes solicitar servir de astronauta en comisión de servicios, ahora que Duque lo deja.


María Dolores de Cospedal, piloto de caza e interceptación del gobierno Rajoy.

dfrtg Y sí que ha demostrado en su departamento, en esos cuatro días que lleva al frente del dificil ministerio, suficiente capacidad para neutralizar a detractores y oponentes poniendo a prueba esos conocimientos básicos y entrenamiento políticos para la defensa, sin que en ningún momento le tiemble el sosiego de su intelecto, presto para tomar la decisión mas efectiva en ese momento crítico requerido, donde acertar o dar al traste con la misión, está expuesta al límite cuando los nanosegundos toman la dimensión tridimensional del justo momento.

Y no sé si arriesga o no; si sus disparos son absolutamente certeros o solo salvas de advertencia; mas, al menos, ha dado una una lección de dignidad tomando decisiones comprometidas frente a colectivos que requerían, desde hace mucho tiempo, la postcombustión para acelerar el proceso de utilidad para con los ciudadanos, sin entrar en disquisiciones sobre el valor del tiempo y la verdad relativa, que tanto ha gravado a los gobiernos y responsables melífluos de la cosa.

Y no es que sienta fervor por la secretaria general del partido en el gobierno y ministra de defensa, solo que el acto que a todos atañe, ha servido para sentirnos un poquito mas cómododos, mas relajados, menos agresivos, sabiendo que alguien te escucha y observa a miles de pies de altitud. Copiamos.


El mito de la Caverna de la boca del lobo.


No puede ser mas real, mas concreto, mas actual. Solo se atreven a juzgar movidos por esas absurdas certezas, esos indicadores vagos que las sombras proyectan en nuestro muro del face book virtual, movidos por el manubrio de un grosero e interesado operador, que anula la propia concepción de la idea secuestrando el pensamiento con marchamo de libertad.

Esas sombras que pasan de un lado del espectro, atrevidas, dándonos a entender lo que de real pretende confundir, no son mas que fantasmas cuya crueldad trasciende del ámbito de lo humano para regodeo de sus intencionados trueques.

Unos cruzan a la izquierda; otros, a la derecha, mostrando la osadía de la soberbia una y otra vez, con sus voces atipladas y radiofónicas, una vez conseguidos los medios y las antenas para afinar esos sonidos cavernosos que presagian el desastre después de adormecer a la ungida concurrencia.

Y, no; la realidad es otra cosa. Un orden orden regido e iluminado por la suprema idea del bien comprensible y comprendida.


¡Cuanto cuento, pordiós..!

Ramón"Eran los tiempos del mundo al revés. Una vez vi que un hilillo de seda unía Roma y el Palacio de Letrán; que un hombre sin pies ganaba en la carrera a un rápido caballo, y que una agudísima espada cortaba un puente. Vi a un borriquillo de nariz de plata que perseguía a dos veloces liebres, y un ancho tilo en el que crecían tortas calientes. Vi una vieja y seca madreselva que daba sus buenas cien cubas de manteca y sesenta de sal. ¿Basta con estas mentiras, o aún no?

Pues vi arar un arado sin caballo ni buey, y un chiquillo de un año lanzar cuatro piedras de molino desde Ratisbona a Tréveris y de Tréveris a Estrasburgo, y un azor nadando por el Rin y lo hacía como si estuviera en su elemento. Oí unos peces que metían un ruido tal que resonaba en el cielo; vi fluir miel dulce, como si fuera agua, desde un profundo valle a una alta montaña. Es raro todo esto, ¿verdad?

Había dos grajos que segaban un prado, y vi dos mosquitos construyendo un puente, dos palomas desgarrando un lobo, dos niños que parían dos cabritas, y dos ranas que trillaban el grano. Vi a dos ratones consagrar a un obispo, y a dos gatos arañar la lengua de un oso. Llegó corriendo una serpiente y degolló a dos fieros leones. Había un barbero afeitando la barba a una mujer, y dos perros lebreles que arrastraban un molino fuera del agua, y una vieja borrica lo miraba, diciendo que estaba bien. Y en un patio, cuatro corceles trillaban grano con todas sus fuerzas, dos cabras encendían el horno, y una vaca roja metía el pan en él. Entonces cantó un gallo" Hermanos Green.

¡Cuanto cuento por Dios!


Yo quiero ser como Revilla en Santander: Cantor e intérprete de la verdad en el juego de las sillas..

otrora"Si la lluvia no golpea los cristales de tu ventana en un día de borrasca, puede que esté nevando". Mensaje de expertos con pizarra iluminada y de elocuente fluidez. Consejos del buen hacer; discursos de la unidad seguida de ceros como los saltitos de alegría del programa formidable.¿¡Qué tengo!?: emotion. Y otras habilidades del anestésico, la adormidera, la flor del opio, las nubes: amapolas.

Se va creando un vacío en la utopía que viene a ser patética la iluminación del Callejón del Gato. Todo el que intenta pillar sin decir nada, sin sustentar la verdad por venganza y anestesiar al respetable de la tele venido de Salvadiós (Avila),de Salvados o del mas allá, está infringiendo el código ético de la humanidad.

A no ser que el sujeto, fugitivo de las ondas y de la mar salada, se arrepienta clandestinamente y enloquezca cortándose las venas con el cristal de la impaciencia, en el corredor de la muerte del hospital de la Princesa. Si eres como el río, bifurcate; es tu destino.

Comprenderán, señores, que Cronos no marca los tiempos hacia atrás, en todo caso, hacia el ocaso, sin prisas, ignorando para qué bueno viniste, aunque el milagro se hizo con estos versos de alquitrán de hulla, sin ir, sin huir donde las suelas se quedan clavadas, camino y piedra, impregnadas del elemento que matrimonia con la grava.

Si no comprenden mi mensaje después de decir las cosas tan claras, después de contar hasta diez, después de acostumbrarme al café mañanero con anabolizantes, no has de enfoscar lo que ya no tiene arreglo, aire de mar, hombre del copo con estas nevadas.


En la casa Faraday: Ministerio de Industria, Energía y Turismo del Gobierno de España

32287517081_c72f40f69f_o

En la casa Faraday, Ministerio de Industria del Gobierno de España, los electrones se revuelven de sus órbitas tratando de armonizar lo que está hecho unos zorros en el sistema nuclear atómico del reino de España. Nada es corriente en este instante cuando el frío azota el levante por Benidorm y el caudal de nieve deja sin resuello a los ciudadanos del país carentes de candela y caninos de cash.

Ohmnios, Voltios y Amperios, ejecutivos de la cosa de la energía, reunidos en complejo, tratan de arbitrar soluciones sobre lo que cuesta la electricidad relativa, dedicando su tiempo en compilar sapiencias y demostrar al gran publico de pocas luces, lo que sea energía, a través del usual electromagnetismo de los Nadal y sus campos magnéticos de la política, donde se deja claro lo que no esta claro respecto a la energía y el por qué se enciende la luz y el brasero de cisco para las cabrillas provocador del calentamiento global de los hogares, todo ello inducido por el mal carácter de los ciudadanos.

"Lo que necesita este país y los padres de la patria, -señalan los hermanos Nadal y sus premios de novela-, son nuevos españoles mas complacientes, mas indulgentes y atiplados, criados entre alcachofas o leguminosas en esos otros lugares del globo donde el kilovatio es caro por necesidad y los precios, según la hora happy, un regalo bárbaro para las arcas de filósofo rey Rajoy y su canciller Cristóbal".

Se estudiará, en el próximo consejo de ministros, importar contingentes de estos ciudadanos amoldables o moldavos, menos exigentes y mas dispuestos a sufragar los costos de la energía. A los actuales, que les den por el Culombio, el Faradio el Julio y el Pascal en las estepas eólicas del Peloponeso.


"EL HOMBRE ANDA PERDIDO SI NO VUELA..."

32011261000_47548f5d54_o
"El alto vuelo sigo
con mis manos:
honor del cielo, el pájaro
atraviesa
la transparencia, sin manchar el día.
Cruza el oeste palpitando y sube
por cada grada hasta el desnudo azul
todo el cielo es su torre
y limpia el mundo con su movimiento.
Aunque el ave violenta
busque sangre en la rosa del espacio
aquí está su estructura:
flecha y flor es el pájaro en su vuelo
y en la luz se reúnen
sus alas con el aire y la pureza.
¡Oh plumas destinadas
no al árbol, ni a la hierba, ni al
combate,
ni a la atroz superficie,
ni al taller sudoroso,
sino a la dirección y a la conquista
de un fruto transparente!
El baile de la altura
con los trajes nevados
de la gaviota, del petrel, celebro,
como si yo estuviera
perpetuamente entre los invitados:
tomo parte
en la velocidad y en el reposo,
en la pausa y la prisa de la nieve.
Y lo que vuela en mí se manifiesta
en la ecuación errante de sus alas.
¡Oh viento junto al férreo
vuelo del cóndor negro, por la bruma!
Silbante viento que traspuso el héroe
y su degolladora cimitarra:
tú guardas el contacto
del duro vuelo como una armadura
y en el cielo repites su amenaza
hasta que todo vuelve a ser azul.
Vuelo de la saeta
que es la misión de cada golondrina,
vuelo del ruiseñor con su sonata
y de la cacatúa y su atavío!
Vuelan en un cristal los colibríes
conmoviendo esmeraldas encendidas
y la perdiz sacude
el alma verde
de la menta volando en el rocío.
Yo que aprendía volar, con cada vuelo
de profesores puros
en el bosque, en el mar, en las
quebradas,
de espaldas en la arena
o en los sueños.
me quedé aquí, amarrado
a las raíces,
a la madre magnética, a la tierra,
mintiéndome a mí mismo
y volando
solo dentro de mí,
solo y a oscuras.
Muere la planta y otra vez se entierra,
vuelven los pies del hombre al
territorio,
sólo las alas huyen de la muerte.
El mundo es una esfera de cristal,
el hombre anda perdido si no vuela
no puede comprender la transparencia.
Por eso yo profeso
la claridad que nunca se detuvo
y aprendí de las aves
la sedienta esperanza,
la certidumbre y la verdad del vuelo".
Pablo Neruda.


No es posible huir de la crítica después de conocer al catalán Borrell del Caso.

IMG_20170112_121015 He vivido toda la vida en Madrid, excepto los días de mi Andalucía; conozco sus planos, sus acacias, sus aceras, sus parques, sus paseos, sus fondos, sus fobias,sus verbenas, la puerta de Alcalá y sus gentes venidas de mil lugares, de mil estrellas y, de tantas leches condensadas en el foro: compendio ideal para hacer patria aglutinante y ese modo de ser que desde la cornisa moruna de los tiempos, nos hace poco rurales a pesar de la opinión de pensadores del Gijón en barrena plana. Es la plenitud lo que saboreas; el éstaxis de Santa Teresa Bernini lo que te eleva; es el gen de la fascinación lo que te impulsa a querer a la ciudad luminosa: desde el momento de aterrizar bien por la maternidad de O´donell, por el embarcadero de Atocha o por el aeropuerto de Barajas: O por cualquier otra avenida de las aguas de la fuente de la Castellana. Muchos macetones de la prensa actual, se afanan en descubrir la city desde los garitos de Malasaña (barrio de las Maravillas, pordiós!!!) entre caña y caña y poco pateo. Y que me dicen del Prado tomando al museo por banda y a esa metapintura que expone a Ícaro por testigo a punto de estrellarse, mirando a un Dédalo desguazado..? Pere Borrell acude al quite de las segundas intenciones con su joven trampantojo, saltando del bus de Hortaleza y pirándose a todo correr, huyendo de la crítica hacia ese otro Madrid que le contó la gente que sabe de las maravillas: Lewis Carroll con Alicia y Eduardo Mendoza con su ciudad de los prodigios. ¡Bueno está!


El efecto Orton, único medio conocido para quedar bien en Madrid, sin recurrir a las señoras Carmena y Cifuentes .

cris - copiaPosiblemente, sea yo ese personaje que, enajenado por el trato que recibe por parte del ascensor comunitario, se fotografía frente al espejo de su luna sin importarle lo que digan los relés contiguos y caminos verticales del sistema gástrico del edificio. Lo que sí está claro, es que, quedo mejor retratado con dos exposiciones y sin flash que muchos de los políticos divos cuyo phososhop sacude su imagen públicana de arriba a bajo para quedar medianamente ante las respectivas bullangas pancarteras declaradas al fisco: cuatro y un tambor, según las fuentes de la calle de la Aduana, trasera del Ministerio de Hacienda y Montoro, sentido Montera.

Y no es que esté en contra de la clase política "que cobra poco", como diría algún engallado personaje de las teles confesionales listo para el share y la bendición, sino que, mejor, dejarse de clases de ética y repaso y mas aplicación de lo que importa al ciudadano: Partidos de fútbol gratis en la tele, One The Best, y casorios de verdad en el pograma de Sobera donde la Loli, la de los tatus en el canalillo, le da pomada al del pelo grees del helipuerto de la Paz, después del coctel, sin ingredientes y el amargo de angostura bien meneado por el argentino de la tonsura, sin que tenga que intervenir el defensor del pueblo. Y menos, el del menor sin "detente", en los master chef junior bien visto en la N.U. y la FAO, al cumplir con la buena función social entre aquellos pueblos que no tienen alcalde de Podemos, ni siquiera en coalición.

Creo haberme desviado, o derivado, bastante del discurso que pretendía. Sin embargo, ya puestos, habría que hablar de los compendios astrofísicos indefinidos de doña Cifuentes, que tienden al comunismo moderado de derechas sin dejar de ser Marianista. O el propio speach de doña Carmena, que trata de restablecer la feliz intimidad del alma cerrando la Gran Vía como medida reflexiva para llegar al Puente de los Franceses (mamita mía), según la tradición municipal de los últimos tiempos metafísicos del franquismo hecho carrillos. En fin, que la foto ha resultado bastante bien, empleando la distancia focal de 18 mm. y el efecto Orton de este desconocido ambicioso que va para presidente del comercio y vecindad. ¡Casi nada el aparato!


Sócrates y su poza, en el Guadarrama.

Mariposa autóctona de Pñalara Yo te invito. Si, que puede hacer frio allá arriba..? Es así como se mide el invierno en estas cotas de la Comunidad lindando con Castilla. Pero es fácil mostrarme feliz en las alturas como cuando tenías, que se yo, treinta años, bajando a toda leche y haciendo slalom, por el Escaparate.

Tan bello es el sitio ahora como antaño. Nunca dejaré de admirar el lugar, el santuario de mis peregrinaciones alpinas. Suelo posarme, a eso del mediodía, en la Poza de Sócrates, por las Guarramillas y el riachuelo en ciernes,ahora helado, para tomar el taco y trascender. Un encanto de lugar para meditar y darle al magín sobre esa máxima socrática "Conocete a ti mismo", recurriendo a la idea de mi amigo Quintana, el pintor asturiano, que también se llamaba Sócrates.

Con este buen día, el Sol y mi razón comienzan a comparecer diluyendo las sombras efímeras del conocimiento para entrar en la luz irradiada de la copiosa nieve. En este instante es cuando comienza mi peregrinar por el logos tratando de encontrar el mundo del conocimiento luminoso para subsistir en el mundo real con los nutrientes prosaicos de un hermoso bocadillo de tortilla a la francesa con jamón de mi tierra salmantina, y unas jugosas naranjas de Mercadona. Disculpen; pita el tren que desciende a Cercedilla. Me he de dar prisa. He quedado, en la estación, con el colega Ovidio.


Los niños que hicieron la guerra del 36. "Generación Arlequín"

Mis abuelos
Seguro que cada cual tiene en su Caja de lata, un álbum cargado de recuerdos; fotos con instantes muy iguales o parecidos a las que nos ilustra este post. Vemos, seriotes, a un grupo de disciplinados colegiales junto a su maestro, don Manuel, dispuestos a inmortalizar ese tiempo que les dio existencia, y que, gracias al invento del daguerrotipo y al entusiasmo por perpetuar momentos, quedó así plasmado para la historia. Uno de mis queridos abuelos aquí está, inmortalizado con sus ocho años de niño despierto y alegre, simpático y locuaz.

Estos chiquillos que aparecen en la imagen, ninguno de ellos superaba los diez años de edad. Corría 1924, tiempo en que el maestro Picasso pintaba a su pequeño Paul vestido de Arlequín en el París de Mont Matre.

Quiero llegar hasta aquí para mostrarles la realidad de ese sentimiento trágico de la vida en los hombres y en los pueblos, ensayo del Rector de la Universidad de Salamanca, Miguel de Unamuno, publicado en 1913, lugar de la fotografía, en impresionante relato existencial cuando el hombre tiende al desencanto.

Ninguno de estos pequeños pudo librarse de los acontecimientos que vendrían poco tiempo después, solo transcurrida una década, aprovechando aquella juventud cargada de vida e ilusiones. Una guerra civil esperaba para hacer de ellos lo que jamás hubiesen imaginado aquellas criaturas retratadas: mirada limpia esperando el fogonazo de magnesio.

Muchos de ellos, dejaron la vida en el campo de batalla, en los cruentos combates librados entre facciones del laberinto fratricida. Otros, asesinados de forma atroz por el odio inoculado contra el distinto, el opuesto, el enemigo, el monigote. Algunos, desaparecieron de la faz de la tierra, sin rastro y esperanza. Y de los que quedaron, viviendo en un mundo disonante, intentando esterilizar los recuerdos de la tragedia para siempre.

Transcurrió el tiempo, al menos, estos chiquillos quedaron inmortalizados en la instantánea académica que aquí imprimimos junto a su querido profesor, don Manuel. Casi todos murieron ya. Mi querido abuelo, hace años, aún joven. Alguien me preguntó, observando aquella instantánea tan entrañable, que "en qué lugar del grupo se encontraba el abuelo", tratando de distinguir a mi ancestro. La respuesta vino a ser la de siempre: Todos ellos son mis abuelos.

IRGC.


"Aunque sea en Catalán".

guitar

Gaspar Sala Tardíu “Saleta": buen catalán.
12.04.12 | 11:13. Archivado en CAPITÁN LEX
REMAKE

El pasado día, navegando por la red me dio por buscar a los amigos de hace un siglo, sino mas, que dejé de saber de ellos. Amigos, desde luego, a pesar de la diferencia de edad, de cuyas experiencias del mundo, de la vida, de la existencia hicieron que uno se entusiasmara por todo y se cabreara al unísono, comprobando la redondez y el achatamiento del globo, sus paralelos convergentes y divergentes, las disposiciones de las altitudes y la presión soportada en milibares, y en fin.

Esos personajes que con su impronta y cordialidad, su ayuda , su amistad, dejaron poso, aun en el pretérito anterior a las glaciaciones. Y si que reconozco ahora que me topé con gente buena y extraordinaria: excelente, haciendo incomprensible, para mi contento, la existencia de esa especie de pisacharcos de secano de milonga sostenible tan dado a fastidiar: el hijoputa vulgar.

Y si, después del surfeo por diversas páginas, encontré la noticia de mi amigo Gaspar Sala Tardiu, “Saleta”, músico. Habia fallecido a los 91 años en Barcelona el pasado año.

Un tio estupendo y distinto que recorrió el mundo montado en su música, con su orquesta, junto al cantante de excelente nota, y también admirado catalán, Jose Guardiola, de reciente final.

Sala era un hombre bajito (de ahí lo de "saleta"), siempre risueño, coqueto con las chicas y simpático con los amigos. Su catalanismo lo llevaba a gala de forma tan natural que se hacia comprender en las Vistillas con alborozo. O en el Retiro con las Sardanas en su plazuela .

Mas en absoluto discriminaba a nadie y, menos, con la ofensiva expresión de “charnego” con que algunos mendas se despachaban, en un alarde de superioridad supina, aun fuera del recinto, como un tal Sebastia, personaje poco recomendable en cualquier tipo de escenario, anticuerpo y antídoto de la cordialidad y la decencia.

Sala, “Saleta”, llegó a ser presidente de la Mutualidad de Artistas de la calle Maldonado. En aquel tiempo y durante años, colaboré con él junto a otros personajes de cuyo nombre no me acuerdo. O sí.

Su simpatía desplegaba aquella bondad codiciosa que te llena y absuelve de intenciones provincianas mirando al mundo y sus rincones para echar una mano.

Defendió los intereses de los músicos por todas las tierras de buen oído. Se cuidaba, con sus infusiones de camomila y sus menus verdes de restaurante vegetariano, cuando comer de ese modo estaba mas cerca de un convento nepalí que de los monjes del Paular.

“Muchas novias he tenido” me decía. “El amor alimenta, te da vida, te abre el apetito para seguir”.Su filosofía te llegaba “No es necesario gastar mas para vivir mejor. Se vive mejor gastando menos, sobre todo cuando no se tiene nada”.

En fin, que mi amigo Sala murió el año pasado con sus años cumplidos, 91, gracias a su forma de ver el mundo y palparlo. Su sonrisa abierta e inteligente queda ahora a beneficio de los ángeles, aunque sea en catalán.


Ferraz Street from 70 to 10.

no somos ferraz Mi colega del Ramiro; de Serrano, 127; de la Residencia de Estudiantes pegando a la Colina de los Chopos, por donde la vista se abre y amplía mirando a la rolliza de Botero y la fuente de la Castellana, no se ha enterado de la vinoteca de Ferraz que unos amiguetes catadores han abierto de la mano de un experto hacker (no confundir con cracker) y otros amigos que pasaban por allí camino de la Sede. Mi consumado colega del Ramiro, anterior Secretario General de los Socialistas, no sabe bien que es lo que pasa cuando lo que pasa es que lo quieren aupar en contra de sus deseos y los deseos de don Javier Fernández: dicotomía enzarzada en la maraña de las decepciones cuando los elementos dejan de ser ordenables bajo subconjuntos, conjuntos disjuntos o disgustados. Mientras tanto, el señor Borrel, altivo y bien agrupado, como siempre, no sabe si tomar un Ribera en el diez de Ferraz Street o la Dornnier de su juventud para saltar, very happy to be, con el sargento chusquero y los vástagos base jumping, o dedicarle su amistad al 70 de la calle, antes de comunicar con Huston. "We have a problem"


Martes, 25 de julio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031