Ríase, aunque sea de mí

Consejo de Ministros, presto para corregir los 155 grados de deriva.

enmendar rumbo Comienza la gran zozobra por las turbulencias endiñadas por estribor. El viaje de la aventura democrática, levó anclas bien señalado en el cuaderno de vitácora de la nave del olvido, con el código 155, a la espera de acontecimientos en esta mar salada de locuras y zozobras. La prioridad, buscar la supervivencia y el acomodo del pasaje intranquilo y cargado de razones.

El capitán sabe bien lo que se juega frente a la galerna que se le viene. Y los elementos, esos elementos que le son adversos, inversos y eternos que tienden a derribar, con la amenaza del caos, lo que se lleva aprendido de otras tanganas locas, cernidas entre nubarrones de negros perfiles y falsos presagios, según los astrólogos exentos de Iva que han dejado de mear para no echar gota por sotavento y profetizar agarrarse a la cordura y no desbocarse con caceroladas y otras vaciladas de capiteles ingratos con diáspora incluida.¡Cuánto vocabulario bilingüe sin sentido, cuanta pugna por mandar, cuanta confusión, cuanta arrogancia, cuanto desequilibrio, cuanta soledad, cuanta tristeza, capitán.


Confirmamos que el cielo está cerca de Latina.

IMG_20171019_123557 Cada vez que paso por Latina, junto a la estación de Metro, me topo con la sorpresa, con lo distinto, cuando nadie me ve.

Iba yo tranquilo Toledo arriba desde la Puerta, superada La Fuentecilla del Ddeseado, y en llegando al lugar de las fantasías que distinguen a la raza hispana, me encuentro con dos pequeños personajes que, flotando en el cielo, hacen giros y acrobacias tratando de descender maestoso sobre la cúpula del viejo mercado de abastos. "¡No puede ser esto que veo!". En cosa de segundos, armado de valor, saco el dispositivo poniéndome a recoger instantáneas calibradas con disparos certeros para que no se me vayan de rosas los endiablados personajes que, en aquel momento y con suave celeridad, se posaban, hábiles, en la vistosa cúpula gris del Mercado de la Cebada, vista al oriente.

Venían del cielo, sin duda, aquella pareja de ángeles de flor ártica. Quien podría negar la auténtica visión si yo lo vi con estos ojos incrédulos? Agarrados por los hilos invisibles de la telefonía digital, danzaban en un coqueteo contínuo, uno frente al otro hasta llegar a su objeto. Al menos así me dio el olfato cuando pude intuir que podía tratarse de seres libres e ingrávidos que logran desplazarse a su antojo por el éter, con la velocidad que les place y manda su App, bien por torres, cúpulas, campanarios y skylines, sin que los de abajo, ensimismados en los trajines de vivir, nos percatemos de la levedad segura 4G, teniendo la libertad de cambiar de compañía como último recurso latino.


"España, país aburrido y choncho" según la inteligencia del MI7

deliEspaña, país aburrido y choncho, según las últimas encuestas de los servicios secretos MI7; cabreado y triste, según otros; viene a ser aviso de lo que nos espera si crecemos mas de la cuenta y se satura el mercado de percebes. "¿Qué podemos hacer con toda esta cuadrilla de españoles, Puchi?", pregunta la Vice al honorable: "¡Que se jodan!". "¡A mí me importa tres lo que hagan con su cuerpo!"

Ahora que vengo del Palomeras, compruebo lo que he venido observando desde el exterior a través del ojo de buey del Titanic. Y se ve, se palpa en las plataformas del poder de las ONG´s, que el Estado ya no es lo que era cuando te daban de hostias los centuriones por Galileo y alrededores cuando venias de ver a Lluis en el Palau. Ahora todo es distinto en el bus habitual, el de las tres y diez, coincidiendo con el vecino que no te habla y, a mucho, te ignora, a no ser que lo votes para la comunidad, o le partas la cara en un arrebato de conciencia altruista, por gilipollas.

No todo presenta esta actitud en el autobús que te lleva de torpeza en torpeza por el ansia de llegar cuanto antes a Moratalaz, mi tierra prometida, aunque yo iba al Cerro del Tío Pío Felipe para ver Madrí desde las alturas tomado de la mano por Pablo de Tarso . Algunos viajeros vertiginosos, te insultan aprovechando que se apean en el barrio burgués de Retiro. Que expresión mas linda, que verbo mas decidido, que graciosa soflama lúdica: "Apear". El conductor escucha "La Revuelta de las lilas" en el transistor de servicio. El carterista de la línea, presto para chirlarte la black jacket, te abre en canal el forro Yusty sin que se note, afanándote la tarjeta roja-descuento de Lhardy, últimamente muy cotizada por los pobres ilegales que pretenden pasar desapercibidos, poniéndose bien con el delicioso cocido completo de los viernes en sus lindos salones isabelinos.

"Esto es una república monárquica bien estructurada y organizada. Necesitamos pobres e indigentes: la caridad comienza por la masificación de infortunados, faltos y carentes para que la lavadora de conciencias funcione a todo trapo. ¡Mas pobres, por favor! De los derechos del refugiado, ni se habla. ¡Pobres y mas pobres, porfa please! Para eso tenemos ONG´s atentas. Todos los que medianamente escribimos o actuamos copiando al moro afligido de nuestro ánimo, no solo portamos la lavadora de conciencias virtual en el almario, sino una secadora portátil dentro de nosotros, entre el esternón y el espacio intercostal flamígero , evitando que corra la tinta por nuestras venas antes de caer en la cuenta de los deseos de aquellos que pretenden llevarnos las cuentas. ¡Que hijoputas": "se han llevado hasta los anaqueles de los Episodios de Galdós, los muy canallas!

¿Quiénes son tales pellos balancines? . Aquellos prefectos que no se corta lanzando improperios contra el ciudadano por ir en calzoncillos por la calor y el culo indefenso; o la chica de la radio, coqueta, entrañable, buena hija con sus distintas sensibilidades de la izquierda pura y el Channel número 5, que le gusta platicar con el chino de Vitruvio sobre la bolsa de Changai, en señal de solidaridad. Y unos puñaditos de arroz a los padres putativos de la patria para que se fastidien en pepitoria antes de firmar el 155.

Y así se me encoge el corazón por mis queridos compatriotas de la Cañada Real y Saint Tropez. Y las proteínas de los peces sedentarios que no producen mas que disgustos, porque, dicen, corren menos que la lubina y la dorada del restaurante La ancha. De mariscos, ya ni hablamos. Todos somos hijos del mejillón cuando llega la marea hasta nuestras propias bateas y la cámara flotante del batiscafo infernal que nos vigila cuando se nos acalora el verbo.


"¡No estais solas, luchadoras!"

angel Si hubiera creado uno este slogan, se podría confirmar que realmente soy un realista compulsivo donde ella representa lo sublime conformado con su pecho de mujer, mieles de su alimento, corazón dispuesto, beso enamorado hacia sus senos cálidos que dan vida, ángel arrebatador, ¡es tu día!. Benditas seáis, benditas mujeres, bendita que dais vida.


Quo usque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?

r No sé si la frase puede recrear lo que ocurrió en Roma antes de la batalla de Pistolla. Los sobresaltos, las vacilaciones, las manifas, los avisos, las alarmas, la cera virgen y deslizante, las motos en el asfalto, la imposición, el trueque, la mentira, las paridas, la pérdida de sentido, un temor, un resplandor, la teatralidad fingida a las puertas del Liceo, exageraciones, cánticos, sardanas en el Retiro, el clero que se resiste, las banderas, los colores, la originalidad en los medios, la confusión, el desequilibrio desenfocado, las infamias, la locura, la prisa por quebrar la rosa. No caiga en la DUI, President. No caiga, capitán, no caiga Presidente.


Cantó, como una moto en el Congreso de los Diputados.

tttttt Suelo ver las intervenciones de sus señorías en la tele, cuando hay trifulca, cuando hay duelo, siempre que se espera la aspereza premonitoria y lucha cuerpo a cuerpo en la arena del hemiciclo. Y de ahí, en aquella trifulca que se esperaba, me vi a Cantó, el ahora diputado de C´s , que desde la tribuna de oradores dio una pasada de agobio a sus señorías de otras lecturas, aprovechando el momento, y al descuido, ahora que el turrón se prepara con tiento con ocasión de la rebelión que se espera y el desamparo programado.
Empezó hablando el valenciano, de adoctrinamiento en los coles del reino que quieren dejar sin corona así que venga el momento y el rayo purificador de Mas sin cogernos confesados con esto de Cataluña y el temor, el sobresalto.
Terminada su intervención, las réplicas de los aires de aquellos vientos no se hicieron esperar por la parte de la parte. La diputada del PDeCAT, Lourdes Cantó, (coinciden o son mis ojos cargados de cataratas ?)le dedicó un expresivo corte de mangas al actor, a propósito y a modo, desplazando el antebrazo con la rapidez de un misil de doble carga, antes de que fuera amonestada por la presidencia ensimismada en la deflagración.

Mas tarde, poco después, la réplica se vería adornada por improperios y denuestos, figuras de pensamiento en originalidad y descrédito, llenando de sombras la idea de sus señorías en la vista de afectados, llamando españolistas a los diputados tabulados como españoles del Congreso de los Diputados de España, en un alarde de certezas y honorabilidad por parte de aquellos representantes del pueblo español, para que esto duela y actúe como pinchazo en el muñeco de vudú que cada cual tiene en batea de la mesa de despacho.

También, los representantes de Unidos Podemos, defendieron el alboroto con protestas por todo aquello que se le escamotea a la realidad por la jubilación de dios. En fin, que se armó la tremolina que se esperaba después de todas aquellas reflexiones políticas, desplantes y gestos bravos, con anterioridad representados en el drama político “Debate”, de los Teatros del Canal.


Tía Leo y su "chup-chup" Gallina Blanca, criando generaciones de españolitos con buen sabor

La gallinita blanca, me encantaba. Su pluma suave de edredón y terciopelo, sus mullidas formas y sus alegres espasmos moviendo las alas hacia arriba y hacia abajo intentando volar, me entusiasmasban. Gallinita ciega que ve, confiada en el juego, crédula por la idiotez, que sigue a la tita y se deja coger. Mas se percató del engaño. Con fulgidos y sublimes aletazos, se defiende. "No es esto, no es esto" pensará la pobre purina "¡Dejadme, cabrones, dejadme!" "Yo quiero ser "chup,chup" de tita Leo y no menú del nene que me sigue y que me arrulla y que me quiere para la peor de las ausencias". La cazuela donde se guisan y se consiguen los sabores de sus carnes, de sus huesos, de sus muslos, está lista. La tita Leo, con la antorcha en la mano como Ceres, en la Plaza Urquinaona, presta para prender el gas de la marmita y empaquetar sabores abismados para aquellas generaciones de la levedad del ave y del "chup, chup" del españolito.


Pirómanos unidos: Arde Galicia por qué?

Sin título Tremendas imágenes que nos impiden pensar en el hombre bueno, confiado, crédulo. Mas presumimos que la fiera se ha puesto de fuego enrojecido quemando montes, quemando almas, luciendo fatuos resplandores allí por donde la llama prende. Bombardeo de napalm impensable, temible, donde la pena tizna cuando estalla en la batalla trémula del desalmado. No es posible que exista tanto mal en las entrañas para quemar el cielo y clamar para que el mundo se funda y derrame en un gesto detonante y alucinado cargado de ira temible.


Y, mientras tanto, el terrorismo de baja intensidad campea por Madrid a bordo de un Ford.

ford

Esta es otra historia. Ahora que Getafe muestra el punto negro en el certamen de Novela Policíaca, me apetece hablar de lo mio, de "La indigencia del malvado". Ser inscrito en el registro de sociedades secretas, que te amenaza cuando nadie lo ve, pasa desapercibido y que resulta invisible.Y este ser encebollado de dignidad, presto para parir alguna calamidad, no es mas que la mafia hispana organizada para otros menesteres y que merodea tan dignamente por la ciudad a bordo de la indignidad y sus sicarios, sus conocimientos, sus políticos, sus calós y asesores de impresión dispuestos a desarrollar el supremo plan de acallar, de acoquinar, de humillar con las mil maneras de baja intensidad, insuflando miedo gracias a la canalla entrenada: soplones y otros artistas bien inducidos y dirigidos, pasando desapercibidos para asustar y convencer al señalado vasallo que lo mejor es callar y que no se sepa, que no se ablande la cepa de la delación de aquel honesto perseguido. Y así se ve el fuero de estos indeseable que pasan inadvertidos en esta delirante historia. Todos los métodos mas rancios de la inquisición puestos al día por su franquicia, son los medios que utilizan estos mendas con sus rígidas molleras contra el que se indigna por las densidades tuertas de sus acciones.


Getafe negro y su edición X en "El escondite de Villanueva".

uuuuEllos creían que estaba muerto, que había sucumbido a la parca, que el frío viento de la Alcarria, había logrado, con sus incursiones de baja intensidad, borrar todo vestigio de mi existencia. Pero, no. Aun estaba ahí: vivo, fuerte y digno, soportando sus embestidas, dispuesto a seguir caminando por la senda que me trazaron aquellos otros, los dioses de mis ancestros y nada atraído por la tupida y estúpida iniquidad llamada a fenecer en los infiernos de la vanidosa hoguera cósmica de sus negocios. Miro por el retrovisor del tiempo, observando que, a pesar de los años, no había cambiado nada la imperante canalla. Continúan con la epidermis marcada por los surcos del maldito caló enfurecido y grosero cargado de sortilegios. Aún todo aquello, la mirada amenazadora y cáustica de otros tiempos, ahora descansa en la basura como un paraguas roto, dejado a su suerte, con sus varillas tronchas y su tela flácida, en una papelera urbana. El rostro del fracaso es evidente: el temor ya no existe; la historia se acabará cuando la soberbia se extinga de sus fueros. Comimos de puta madre mientras brindábamos a los postres con un No fear.


La república científica de Puigdemont y otros chicos del montón.

dolAyer se vino a demostrar que la estupidez, la estulticia (sinónimo) y las reformas en los baños familiares por platos de ducha de ancho normalizado, forman parte de las ideologías muermas de la alta política con chanclas.

El poder en manos de resabidos personajes carentes del mas mínimo pudor y respeto a las leyes y a los taquígrafos, incapaces de entender ideas gracias a sus filosofías mendas asociadas al arte de criar rebaños, produce, con estas dosis de saturación, lo que se viene en llamar urticaria social sin límites cuando todo el mundo espera.

Mas que gobernar para crear seres libres capaces de discernir por donde se va al Parnaso civilizado junto al golfo de Corintio y otros mas, nos sitúa su localizador, en el meollo del mundo feudal , sus cencerros y la barbarie anarquizante donde ser otra cosa en las bellas artes de la política, te puede costar la clave (instrumento musical) si no andas presto para salir por piernas, según intenciones de estos atrevidos percusionistas. Referirse ahora a la política como ciencia cuando aun se anda en la caverna de espaldas y atado al potro de las mentiras, me parece, cuando poco, un desahogo y una solemne y desconcertante gilipollez que deja en mal lugar a Platón y muy triste a Montesquieu en sus Cartas Persas.


Estar solo y mal acompañado: paradoja del mal gobernante.

SILLANos dan vahídos, mareos, palpitaciones y calenturas por la delgada ansiedad del sufrimiento cuando zozobra la nave del destino; barca pirata que nos deja sin resuello y abandona el ánimo por la borda. De las profundidades de los mares, surge aquella voz que nos llama para buscar las llaves perdidas en el viaje prometido a Itaka, loco, loco y sin escalas, con esta tripulación de titulados en navegación que desconocen por donde se va al mundo.

¿ Quien es el capitán de esta nave del olvido?, ¿El capitán Tan? No, contramaestre, el capitán es el azaroso Rajoy, el que capea los temporales buscando la solución. Acercándonos, cuanto mas, al Faro de la Moncloa, donde la luz no es de neón sino candeal con sus silencios y lobregueces.

Un universo adverso se agolpa tras las flojas resonancias en torno a ese mundo mudable y pasajero donde el horizonte se nutre de sombras y de rencor dibujados en aquellos ceños de seres voluminosos que arremeten, en oleadas, contra la quilla.

“¡Oh, Capitán, mi Capitán! Nuestro azaroso viaje no ha terminado.El barco trata de capear los temporales. La paz que buscamos, no se logra con las maniobras de disuasión.Cerca está el puerto, ya oigo las campanas, todo el mundo se muestra apesadumbrado. ¿Que podemos hacer sin quilla?”
-Calla, quillo! :-"Habrá que esperar al Práctico que viene de Andorra de comprar puros habanos" "No se me ocurre otra cosa".


Sábado, 21 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031