Ríase, aunque sea de mí

Ana Oramas , su Perseo de justicia y mi Ford.

fordTomo mi car y me piro con tanta furia por esos caminos de Dios, que si no fuera porque viajo con parte de mi gente, diría que estoy a punto de llegar al confín del cielo con cuatro duros, la juventud y una ilusión desesperada. No quiero mirar atrás ahora que llegamos a Julio y los calores se despejan tirando un par de grados junto a la mar y un camino de tierra que nos lleva a la desesperación entre medusas violadas por Poseidón, y sus rastas de serpiente, contra la diosa Ana Oramas, que espera a su Perseo en los Jameos para la decapitación de los intrusos, ahora que andan preocupados y sujetando el cielo que se les viene encima por incompetencia.

La política de los inanes me dejó de interesar no porque no quiera escuchar sus preces (miserere nobis), sino porque no saben escuchar mis ruegos. Este asunto del despego me lleva a recordar al sabio Amado Abaigar, un hombre justo que no era emperador, mas sí un hombre bueno. Estoy contento, en fin, porque inicio esta nueva vida corta mirando a la mar, donde el cielo se hace azul y el suelo gloria. En fin, que no quiero quitarme el velo de lo humano y dejar a las deidades que se enfrasquen en batallas con las guerras de sus egos. Yo me piro ahora, por el calor, a la Loggia della Signoria de Florencia, a la fresca. Para eso tengo un Ford.


El Ayuntamiento de Madrid y los semáforos.

semaforo contradictorio Los madrileños estamos hechos un lío con esto de los semáforos al gusto en función de las tendencias de cada cual. Uno creía que éramos todos iguales sin ningún tipo de distingo y discriminación: libertad y el respeto debido para con los demás. Pues, no señor! Tenemos que comportarnos según la idea. (mas que idea, ocurrencia) trasnochada y de la mala puntería para con el prójimo que soporta a los ediles que no saben ni cruzar la calle. Y menos, con semáforo.

Resulta que, si no vas acompañado, es decir solo cuando se es solo, no puedes cruzar, aún en verde, por los pasos regulado por semáforo, a no ser de que alguien te de la mano cuando aparezcan los muñequitos emparejados. Tampoco podrás cruzar al trote como Chiquito de la Calzada, aún estando en verde, a no ser que se encienda la señal de regreso y vuelta atrás para aquellos jubilados que no entienden que habían de estar en su casa callados y sin molestar. En fin, mejor pillarte un paso cebra de toda la vida, bien pintadas las rayas en blanco, aunque te expongas a un buen atropello de las autoridades municipales, que ahora ocupan el consistorio. Por ocupar, que no quede, Sra. Carmona.


Apaga y vámonos, don Gabriel Rufián.

apaga No son formas, don Rufián. Mientras viene y va con ese amor que profesa a todo dios que no sea de su cielo, con su ardiente fuego tan expreso, puede destruir mas que hilar. Su oficio es este, me dirá, lanzando venablos con suma ligereza metido en su siesta de rencor y odio y no reconocer lo que de bueno tiene el ser, aún mínimamente. Ofender, aplaudido por la cuerda, adornado de perenne verdura.Ah amigo, el arco no siempre se lleva tenso. Ni siquiera con sus truenos, Júpiter, el mas grande, puede asustar, llegado el momento de las luces, desde la Colina Capitolina.


Un Sol que derrite el lacre.

sol Un Sol sin miramiento. Un Sol que nos escrachea, (verbo de venganza), nos machaca con su martillo pilón bien graduado en celsius, recomendado por el gran malvado cabrón de las mitologías mundanas . Nos impone sus calores para derretir el seso de los que aún tenemos, cuando mas falta nos hace conservarlo en este páramo de locuras. Y no se acaba. Mas carbón a paladas!!! Y mas calor. "Agua, agua, por favor!" gritó uno en la esquina de preciados. Un escracheador profesional venido del otro infierno, respondiole: "No, que te la bebes". El sediendo quedó muerto en el asfalto a falta de señora con mandil y botijo a chorro. "¡No tienen consideración!

Calores, colores, escraches, tormento, tomates fritos. ungüentos para las heridas y filtros solares. Estamos torrados en esta Puerta del Sol que nadie protege para que con su nombre se haga una hoguera de vanidades y se cuente el cuento de María Sarmiento que fue al Cortinglés y se la llevó el viento. Todo es espejismo, Puerta del Sol. Un puto cuento de ton y son. "¡Que calor, por favor!", cantaría Vázquez el presentador peliculero y elocuente como Escamillo el toreador.

Que bien se vive en el Polo, cojones!!! “Deseo contener el auge de los extremismos y la demagogia”, dice Macron en su versión española.


Muñeca

muñecaSí, una preciosa muñeca que hace reflexionar a los que nos encantan las muñecas. Y no para jugar con ells, enorme pecado que te puede situar en ese otro lugar de las convenciones donde el hombre había de rehuir si no quería verse envuelto en aprobios, ofensas y el deshonor del blandengue con billete de vuelta para el insulto y la mofa. A mí, nunca me importó la cofradía de los cafres.

Esta muñeca, siempre convivió conmigo, con nosotros en la casa de mis padres. Mi abuelo se la regaló a su niña, mi querida madre, cuando era chica. Y esta, sabedora de mi admiración hacia la muñeca de los rizos, obsequiosa, la puso en manos de mi mujer cuando pedimos su mano en el seriote acto del compromiso. Nunca he perdido de vista a la muñeca de los rizos. Mucho he hablado con ella en su rincón. Tantas cosas me contó la vieja amiga de las musas que, sin ella, imposible la inspiración Siempre estuvo conmigo y con los míos: vivencias inducidas, movimientos ingrávidos y felices, gestos alegres y suficientes ; penas calladas en modo tristeza para no ofender a ese tiempo de la historia que nos mira. Mi hija mayor, ya se hizo con ella.


Amistades imposibles, señores Brey, Turrión, Pérez-Castejón y Díaz de C´s.

amistades imposibles Y no hablemos ya de Brey con Pérez-Castejón, o el entusiasmo entre Turrión y Díaz de C´s: La amistad es lo imposible. Se puede dar la confrontación, el golpe con el ensimismado acero, la adecuada palabra de paladín que le cuesta asimilar, la paja ajena en el tejado del ojo presto. Pero, la amistad, lo que se dice amistad, se aviene impracticable, inviable, irrealizable, inalcanzable, inasequible, una quimera, un absurdo, lo inútil, inverosímil, increíble, y por mas, absolutamente impensable. Es imposible, como imposible la aventura de esos adelantados que valen poco, tan poco que con sus huesos pueden, mas sí domeñar al pueblo con sus fueros, sus imposturas, sus tratos de favor, su incuria para los que no son de su cuerda. Todo, todo, un desastre en corralitos de signos dispares. Disparen!


Un país plurinacional y alucinante de puta pena.

uno Siempre y cuando sea considerado Estado con sus banderas y sus agüitas claras; los hombres libres en sus rincones donde se espera la extrema unción. Se abren los frentes en lo ancho, a lo largo de la SGAE para que el artista viva su sensación cuando le arranca sus ilusiones y la recaudación. La banca, con la bancada, dentro por el calor. Los políticos, deseosos de que amaine el temporal contando los días difíciles, añorando el aire de Meneses. Y la alegría que no llega por mucho que Guindos se esfuerce en fabricar esas flores de papel para hacernos un ramito a k uno para poner en la metopa del herido triunfador. Y los civiles denostados, aguantando las locuras del firmamento titilante cuando los remedios no convencen. Y todos quieren llegar a Moncloa sin tranvía, sin que nadie se lo curre, sin que la fuerza del tendido sea suficiente. Mas solo casual en una noche de suertes y abrazos tarareando la Internacional por los poderosos parias de la Tierra, para que se noten las promesas huecas y el disfraz sin sangre para vivir. Y otros ratitos de cabreo. Y esta coalición que nunca vendió una fe, una verdad, una promesa, quiere llegar a Moncloa por Princesa, decididamente antes de llegar a Quintana, el tutor, donde serpentea el Orinoco y se arrinconan lo cubos en equilibrio. No hay nada que acariciar, amiga Margarita.


"Dos años contigo". Ignacio Aguado.

img_20170607_111942 Poca gente lo conoce, estoy seguro, señor Aguado. Y menos, en el Metro. El afiche sí es grande y la gente despierta. Mas, en el Metro no se espera al político y menos su salmodias sino al cómodo convoy de a diario con destino o sin destino. Pero es gratificante ver a un representante público en el tubo. Jamás coincidí con un diputado en el suburbano, tal vez porque en persona pierden ustedes enteros y se confunden con la gente normal que va a su bola pendiente de la pantalla del chingarrillo . Y sí, me dice el cartel, que lleva con nosotros dos años, y yo sin enterarme. Y es que para darse a la gente, hay que hacer por la gente, atender a la gente, sonreir a la gente y echarle una mano a la gente. Hasta responder a la gente fuera de comicios y porque esta lo vale y se lo merece.


¡Que gozada de frescor cruzando el Puente del Rey-

img_20170619_104025 La fuente no escatima agua fresca sino que la derrama para apaciguar. Las ocho de la mañana no es hora habitual para recorrer la ciudad en busca de sosiego después de la nochecita, a no ser que los surtidores de las fuentes se apiaden de sus acalorados paisanos. Que alivio!. Estamos a punto de un chapuzón , si no fuera por las prohibiciones del consistorio. IMG_20170612_103323 El alcalde de Nueva York prohibe refrescos en las aguas de la laguna de Central Park, si no es en canoa. Carmena, toma decisiones similares con el Lemans de la Casa de Campo de Madrid. Uno se acomoda a la sombra bajo la fronda del vergel, mirando al skyline antes de derretirse, no ya por el excesivo calor sino la belleza que encierra mi pueblo cuando se hace rural y con charca.


Presuntos implicados al pimentón, en la sala de ahumados y arengues en salazón

klño Es triste pero es así; ninguno de ellos se da por aludido. Es mas, el maestro armero es el señálado por estos prendas. El culpable de los males que ahora denuncia en las ondas, es cualquiera que pueda temblar al capricho de su serrucho, porque él es hombre de números (primos) que raramente se expone a la lógica exponencial y al intelecto de las tres en raya. Vive sin miedo por mucha picazón que le provoque el pimentón de la Vera . Eso sí, él sabe, como nadie, utilizar las llaves allen al revés para que, de una mesa hacer un tocador, aún sin solfear nota. Su soberbia, voila!, intacta para poner de chupa de dómine a los mindundis, a galope con un par de cáscaras de nuez y junto a la bullanga que lo anima en la Plaza de la Villa de París, frente al palacio de Justicia. Buena arenga portadora, don Pin.pôn!!!


Ivan Fandiño, torero, criatura querida.

torero muerto de manet Dejaste la vida en una plaza de toros, Iván. Romántico tú, querido Iván a pesar de detractores cuyo piel y corazón practican su desazón con algo subrenatural que no entiendo ni siquiera a ratitos. Mas, hablemos de ti, querido joven Fandiño que no viviste para esperar lo que tiene de bello este mundo, la manera, la existencia, lo brillante de la vida, el amor. No quiero saber de tu muerte porque no la acepto. La muerte de un joven es imperdonable, inentendible, impresentable. Y que se calle el que mienta, el arrastrado incapaz de comprender, alegando otras tormentas.


José Luis Abalos Meco, "Gladiator".

dfr Me suelo confundir con facilidad, como me viene a decir mi santa cuando cambio Primark por el Corte Ingés, a la hora de calzar unos buenos bluejeans slim. Pero me da igual. Me encanta actuar de profeta en esto de la política, uno que no tiene filias y sí simpatías sin necesidad de mirar carnets y la foto de chaval del portador veterano(me encantan las listas abiertas). Y sí me parece que don José Luis Ábalos puede dar chance al hemiciclo, teniendo en cuenta lo que hasta ahora hemos visto en las distintas zonas de moqueta, -sol y sombra Machaquito-, y las notas de sonrisas y lágrimas desde platea (rincón del impertinente). El señor Ábalos, le da un aire a Máximo Décimo, (Russell Crowe), el emperador amigo de los gladiadores de buena factura que intentaron proteger al imperio y sus fronteras, poniendo fin a las grandes guerras, a los sufrimientos, a las traiciones y la demagogia interna. En fin, como doctores tiene Iglesias, que no se fíe mucho de la virgen y que corra enfilando la Constitución: único camino para llegar al mundo conocido. Por la trocha, solo se consigue desorientación, fatiga y quebranto. Ya llegará el momento de conocer mejor la historia real para abrir cauces, sin olvidar, que el Estado somos todos, aún con sus distintos pueblos, territorios, credos, idiosincrasias y nacionalidades. Que no nos confunda Pedro.


Lunes, 26 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930