Religión Digital

Sí a la vida, sí a la paz

17.10.16 | 17:41. Archivado en Luis Infanti

Coyhaique se estremece con un nuevo horrible crimen, el brutal asesinato de FLORENCIA, niña de 10 años, por obra de su padrastro. Todos nos cuestionamos frente a esta terrible muerte: familia, instituciones, autoridades, personas de buena voluntad, sociedad en general.

>> Sigue...


No se puede servir a Dios y al dinero

20.09.16 | 10:08. Archivado en Religión, Luis Infanti

206 años de Independencia marcan la historia de Chile. Bien merece celebrarlos como pueblo agradecido. Es la fiesta de la vida que nos reúne hoy como hermanos, a autoridades, a personas de buena voluntad, a fieles creyentes en el Dios fuente de Amor, de Misericordia, de Paz. Bienvenidos TODOS: señor Intendente don Jorge Calderón Núñez y señora, señores Parlamentarios, señoras y señores Autoridades Gubernamentales, Judiciales, Militares y de Orden, Políticas, Sociales, y Hermanas Y Hermanos Todos.

>> Sigue...


Las deudas, ¿hay que pagarlas?

04.03.16 | 17:50. Archivado en Luis Infanti

El papa Francisco ha llamado a toda la Iglesia y a la humanidad a celebrar este año el Jubileo de la Misericordia. Celebrar un jubileo tiene sabor a fiesta.

>> Sigue...


NO a la POBREZA es un NO a la RIQUEZA

22.07.15 | 09:04. Archivado en Luis Infanti

“Declaramos ilegal la pobreza” es una emergente campaña mundial que surge de los movimientos relacionados con temas ambientales, y esencialmente del AGUA, que busca una definición de la ONU en 2018, año en que recurren los 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948), para que la humanidad de un salto cualitativo en la dignidad de las personas, de los pueblos, de las culturas, para abrir la historia hacia otro mundo posible y factible.

>> Sigue...


¿Tenemos la prensa que necesitamos?

14.02.15 | 12:10. Archivado en Luis Infanti

La ciudad de Valdívia vió nacer, un 20 de julio de 1769, a Camilo Henríquez González, quien, años más tarde se encaminó hacia la vida religiosa, incorporándose definitivamente a la Orden de San Camilo, en Lima, el 28 de enero de 1790.

>> Sigue...


Te Deum - Renacer de lo alto, del Espíritu

18.09.14 | 09:10. Archivado en Luis Infanti

¡A ti, oh Dios, te alabamos! En estos días de fiesta por la Patria que amamos y construimos día a día, y que nos la has regalado desde hace miles de años, para que cultivemos y cuidemos su tierra fecunda y construyamos un pueblo en justicia y paz, anhelando ser cada día más una Patria de hermanos y hermanas.
Y desde hace 204 años, con mayor conciencia cívica y social, nos alientas a que las semillas de libertad y amor sembradas AYER por hombres y mujeres valientes, den frutos de buen vivir y felicidad HOY y MAÑANA, para cada persona que vive en este suelo bendito.

>> Sigue...


Patagonia y Chile: ¿Jardín del Edén?

10.09.14 | 11:39. Archivado en Luis Infanti

Muy queridos hermanos y hermanas: Mientras ya se asoma la primavera con el despertar de la naturaleza y se respiran aires de chilenidad en el Mes de la Patria, la Iglesia nos insta a que este mes de septiembre sintonicemos con la naturaleza y con la Patria abriendo más seguido la Biblia para leerla, meditarla, amarla y asumirla como Palabra de Dios, Palabra de Vida.

>> Sigue...


La Tierra, El Agua y los Bienes Comunes

13.04.14 | 12:35. Archivado en Luis Infanti

Desde hace siglos América ha significado para miles y miles de familias y pueblos, una “TIERRA DE ACOGIDA”, por sus abundantes riquezas naturales. Pueblos de todos los continentes han encontrado en América, “SU TIERRA”, “SU CASA”.

>> Sigue...


¿En qué Dios creemos?

14.03.14 | 18:45. Archivado en Luis Infanti

Nuestra fe es un proceso de crecimiento hacia una progresiva madurez. Es alimentada por la gracia Dios y esencialmente por la vivencia práctica de nuestra familia y de la comunidad cristiana. Si bien la fe la podemos definir doctrinalmente con cierta precisión, seremos juzgados permanentemente más que por nuestra doctrina, por nuestro testimonio.

>> Sigue...


"Busquen primero el Reino de Dios y su Justicia"

21.09.13 | 10:27. Archivado en Luis Infanti

A ti oh Dios te alabamos, te bendecimos, te glorificamos, te damos gracias, por la Patria que nos regalas, que construimos día a día y que queremos embellecer cada vez más. Gracias, distinguidas autoridades, hermanos y hermanas de buena voluntad aquí presentes y los que nos acompañan a través de Radio Santa María, por unirse a esta solemne fiesta de oración, manifestando así que somos un pueblo agradecido del amor, de la misericordia y de la fecundidad de Dios.

>> Sigue...


La fe y la política se abrazan (I): motivación

25.08.13 | 11:55. Archivado en Luis Infanti

(Reflexiones en el Año de la Fe -primera parte-).- Las “Semanas Sociales” son una larga y fecunda tradición en el quehacer pastoral de la iglesia. Aysén también participa de esta iniciativa eclesial con su modesta reflexión, pues como personas y comunidades de fe tenemos una responsabilidad social en nuestra región y en nuestro país.

En estos últimos años nuestras Semanas Sociales han abordado temas referentes al país y al Estado que quisiéramos, en relación al país y al Estado que somos y protagonizamos, y a las repercusiones sociales y pastorales de lo que ha significado el Movimiento Social “Aysén, tu problema es mi problema”.

En este proceso social la iglesia de Aysén ha participado activamente, desde su misión pastoral, aportando su visión y presencia evangelizadora. Esto le ha valido también criticas, acusaciones, descalificaciones de algunos sectores sociales que manifestaron que “la iglesia se mete en política”, que “está abanderizada con la Teología de la Liberación”, que “los católicos se preocupen de su iglesia y dejen que los políticos solucionen los problemas sociales”, que “el obispo se dedique a rezar”, y expresiones similares. Ya en otras épocas y en otras latitudes había sucedido lo mismo.

En el fondo de estas posturas podemos percibir una opción de fe, según la cual “la política” debería ser el campo “terrenal” de los políticos y ajena al campo “celestial” de la fe, de la moral, de la ética, de las personas religiosas. Y a su vez, que la fe se oriente hacia Dios, y no se “ensucie” con las cosas terrenales.

En esta Semana Social de 2013, bajo el lema de “La Dimensión Política de la Fe”, quizás logremos descubrir más claramente que la fe y la vida no pueden sufrir un divorcio, como ya nos advertía el papa Pablo VI (Evangelii Nuntiandi, 20).

La política es una dimensión relevante, no la única, de nuestra vida, pues es nuestro ejercicio y participación cotidiana en la búsqueda del bien común, de la justicia y de la paz.

La práctica política algunos la ejercen incorporándose a partidos políticos, otros la asumen como un profesión, otros participan desde organizaciones sociales, hay también quien prefiere marginarse de participar dejando a otros el protagonismo. Todas estas son opciones políticas y tienen significativas repercusiones en la vida, decisiones y proyecciones de nuestro pueblo, de nuestras comunidades, de nuestras familias y de cada uno de nosotros, pues somos ciudadanos, pero también somos personas de fe. Desde la fe sentimos la noble misión de ser protagonistas de nuestra historia, animados y guiados por Cristo y su Evangelio de Vida.

En el Año de la Fe que el papa emérito Benedicto XVI nos llamó a celebrar, nuestra Semana Social, quiere promover un abrazo entre fe y política, para que ambas dimensiones de nuestra vida se vean enriquecidas y potenciadas. Es una tarea y un desafío que complementa las múltiples expresiones con que estamos celebrando este bendecido Año de la Fe.

Esta no es una Carta Pastoral, sino son unas reflexiones para ayudar a una profundización de la fe en su dimensión más cercana a la vida real de cada día y que proponemos para nuestras comunidades cristianas y para toda persona de buena voluntad que le interese el tema.

Quiero agradecer muy fraternalmente los numerosos aportes de muchas personas a estas reflexiones, que plantearemos desde la perspectiva del VER – JUZGAR – ACTUAR.

La fe es la chispa de Dios que enciende el fuego de la espiritualidad, y que las religiones, en especial la católica, queremos vivir, celebrar y comunicar decidida y gozosamente a través de la evangelización y la catequesis (fe anunciada), a través de la liturgia (fe celebrada) y a través de la solidaridad (fe encarnada). Todo esto en comunidades fraternas vivas y dinámicas, diversificadas en ministerios y servicios, vivificadas por el Espíritu en la comunión en la diversidad, comprometidas con la historia y la cultura del pueblo en que viven.

Éstos caminos de la fe son los privilegiados para alcanzar la santidad (vocación, tarea y meta de todo hijo e hija de Dios) y se recorren necesariamente por los caminos de la vida: en las comunidades eclesiales, en la educación, en la cultura, en la economía, en la política, en los medios de comunicación social, en el deporte, en la familia, en las instituciones, en el trabajo, en las profesiones, en las organizaciones sociales,…

Sin ánimo de politizar la religión, ni endiosar la política, creo sea alentador sondear y discernir caminos de “santidad política”
, como tantos hermanos lo han testimoniado desde distintos ámbitos: Alberto Hurtado alcanzó la santidad, como sacerdote, inyectando fe y espiritualidad en las decisiones y estructuras políticas, cuestionando, desafiando y orientando a los políticos y religiosos de su tiempo; Clotario Blest consagró su vida de fe al mundo obrero, en oración y lucha; Oscar Romero consagró su sacerdocio sirviendo a su pueblo en la opción por los pobres y la no violencia, alcanzando la santidad hasta el martirio; Ceferino Namuncurá, sin ninguna “obra llamativa”, consagro su juventud para ser “útil a su pueblo” Mapuche. Sus ejemplos nos muestran con claridad la dimensión política de la fe, siendo la voz de los sin voz.

Estos, y miles de hermanos, han tenido profundas incidencias políticas en las estructuras sociales de su tiempo, al igual que Jesús, hacia quien recayó la sentencia de crucifixión y muerte desde los poderes políticos y religiosos del Imperio Romano y de la religión de Israel. ¿Se repetirá hoy la misma historia? La iglesia (personas, comunidades, mensajes…) ¿Deberá o no “meterse en política”? ¿Cómo? ¿Cuándo?

Intentaremos por ello discernir estos interrogantes, como un PLANTEAMIENTO DE FE A PROFUNDIZAR.


Mi apoyo al plebiscito para una Nueva Mayoría

06.06.13 | 09:15. Archivado en Luis Infanti

En 2008 escribí la Carta Pastoral “Danos hoy el agua de cada día” en que, desde Aysén y desde el problema del agua se abre un profundo discernimiento sobre una estructura de poder y una cultura que va creando una creciente inequidad entre pequeños grupos cada vez más poderosos y sectores sociales cada vez más excluídos (no pobres, sino EXCLUÍDOS), en Aysén y en todo Chile.

>> Sigue...


Lunes, 24 de abril

BUSCAR

Sindicación