Religión Digital

Un Pueblo llamado al diálogo

23.03.17 | 13:07. Archivado en Carlos Osoro

El Concilio Vaticano II hizo sonar una hora nueva en la historia. Supuso una celebración de la unidad y de la catolicidad de la Iglesia desde una adhesión inquebrantable a la Palabra de Cristo, en la fe y con un intenso propósito de concordia y de servicio de la caridad.

>> Sigue...


Un desafío urgente: llevar la Palabra de Dios al corazón del hombre

15.03.17 | 18:40. Archivado en Carlos Osoro

Frente a todas las discusiones con las que hoy nos enfrentamos, la Iglesia, nosotros los cristianos, que hemos sido llamados a la pertenencia eclesial, hemos de creer lo que con gran acierto apuntaba el Concilio Vaticano II: es necesario que nos tomemos en serio hacer pasar por esta humanidad la llama de la fe y el amor que de alguna manera abrase a todos los hombres de buena voluntad, con esa fuerza y capacidad que tiene la Palabra de Dios para allanar los caminos y atraer sobre todos la bondad de Dios, su fuerza transformadora. La experiencia de quien preguntó a Jesús sobre lo que debía hacer para tener la vida eterna, es decir, la felicidad plena, fue conmovedora y lo sigue siendo hoy: «Amar a Dios y al prójimo como a uno mismo». Según Jesús, son inseparables. De ahí la parábola del buen samaritano que nos arroja tanta luz sobre cómo ha de ser nuestra vida.

>> Sigue...


Hambre de Dios

09.03.17 | 18:47. Archivado en Carlos Osoro

Hay unas palabras que san Juan Pablo II escribió en el inicio de su pontificado, y a las que luego me referiré, que siempre me llenan de sugerencias, sobre todo en este tiempo de Cuaresma, cuando os estoy escribiendo esta carta. Deseo que sea una meditación, que nos ayude en esa conversión que nos pide el Señor para poder realizar el trabajo de la misión que, como Iglesia de Jesucristo, tenemos que hacer. El grito del ciego de Jericó para que lo atendiese el Señor es el grito que todo ser humano, consciente o inconscientemente, da en su vida: tiene necesidad de la cercanía de Dios. Aunque muchas veces ni sepa quién es o no tenga noticia de Él, siente necesidad de Alguien que le quiera incondicionalmente; por eso grita y grita y no para hasta que Dios se acerca a su vida y experimenta su amor. El ser humano no puede vivir sin el amor más grande. Y ese solamente lo puede dar Dios. Aquella cercanía de Jesús, que le dijo al ciego: «¿Qué quieres que haga por ti?», es la que necesita todo ser humano.

>> Sigue...


Cuaresma: tiempo para volver a Dios de corazón

01.03.17 | 18:29. Archivado en Carlos Osoro

La misión evangelizadora nos pide a todos los discípulos de Cristo que asumamos el desafío de volver a Dios de todo corazón, es decir, la conversión. Una conversión personal y pastoral que no podremos tener sin la amistad sincera, abierta y permanente con Jesucristo. Una amistad que Él nos ofrece siempre, que es incondicional; pero nos deja la libertad para aceptarla o no.

>> Sigue...


Dadles vosotros de comer

23.02.17 | 09:03. Archivado en Carlos Osoro

La encíclica Deus caritas est recoge unas palabras que me impresionaron desde que las leí: «Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él» (1 Jn 4,16). ¿Por qué me impresionan? Logré experimentar y ver en ellas la imagen cristiana de Dios y también la imagen consiguiente del hombre y de su camino. Son palabras que se completan con estas otras: «Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él». ¿Por qué me atrevo a proponeros que hagamos vida esas palabras de Jesús: «Dadles vosotros de comer»? Porque solamente desde una profunda experiencia de comunión con Dios, e invadidos e insertados en su amor, se pueden hacer realidad. Jesucristo nos ha manifestado que permanezcamos en su amor; por eso creer en el amor, volver a decir con fuerza que «hemos creído en el amor de Dios», es la opción fundamental de nuestra vida. Y desde la que podemos dar de comer a todos los hombres.

>> Sigue...


Manos Unidas para ser reflejo de su luz

15.02.17 | 18:05. Archivado en Carlos Osoro

Os cuento lo que este fin de semana he vivido. Me ha dado luz y creo que os puede iluminar y ofrecer un camino realizado por testigos del compromiso con los demás. Lo he vivido con los niños. Ellos, con esfuerzo, en una barriada donde no abunda el dinero, han sido capaces de decirnos con su vida y con sus obras que es cierto lo que el lema de la campaña de este año de Manos Unidas nos expresa: El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida.

>> Sigue...


Viviendo y comunicando la vida nueva

10.02.17 | 12:27. Archivado en Carlos Osoro

¿Por qué generaban aquellos primeros cristianos tal atracción? ¿Por qué su vida y su testimonio llamaban a incorporarse a tantos a la comunidad? La respuesta quizá está en la gran novedad que la Iglesia anunciaba al mundo. Anunciaba con palabras y obras a Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre, la Palabra de Vida, que vino al mundo a hacernos «partícipes de la naturaleza divina» (2 Pe 1, 4). ¡Qué Dios es este, que se hizo hombre para que comprendiéramos mejor quién es Él y cómo actúa y quién es el hombre! Vino a hacernos partícipes de su propia vida. Y la atracción está en que el pueblo no quiere andar en sombras de muerte, desea la vida, la felicidad; busca por todas partes la fuente de la vida. Aquellos primeros cristianos interpelaban y atraían porque todos los hombres, en su búsqueda de la felicidad, quieren encontrar testimonios creíbles de santidad y de compromiso.

>> Sigue...


No te dejes manipular por las mafias

01.02.17 | 17:28. Archivado en Carlos Osoro

El pasado 13 de enero se presentó el documento preparatorio de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que se celebrará en octubre de 2018. En dicho texto hay una preocupación que quiero compartir con vosotros: la juventud «está aprendiendo a vivir sin Dios y sin la Iglesia». En la misma fecha, el Papa Francisco escribía una carta a los jóvenes en la que les explicaba la razón del tema de este próximo Sínodo: los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional. Es un asunto que está en el centro de su corazón y de atención en su ministerio. Así nos lo ha manifestado en la JMJ de Brasil, el año pasado en Cracovia, en muchas de sus intervenciones y, por supuesto, eligiendo este tema para el Sínodo de los Obispos.

>> Sigue...


Haz un mundo acogedor y seguro

26.01.17 | 09:17. Archivado en Carlos Osoro

Cuando el pasado 1 de enero celebrábamos la Jornada Mundial de la Paz, pensaba en cómo decir a todos los hombres, y muy especialmente a los más jóvenes, el modo y la manera de construir un mundo más acogedor y seguro. ¿Por qué? Creo que no es muy difícil ver que el clima que estamos viviendo es de incertidumbre, de sufrimiento para muchos pueblos, de angustia para muchas personas que padecen en su propia carne la falta de acogida y de seguridad. Y recordaba al profesor Julián Marías, cuando decía que amar es que el otro sea tu «proyecto de vida». ¿Estamos dispuestos a vivir así? ¿Qué amor es el que tenemos en nuestro corazón? ¿No será ese amor que no es verdadero, y que nace de nuestras inseguridades e incongruencias, de nuestros egoísmos? ¿No será que no conocemos el amor verdadero y nos convertimos en dictadores que deseamos programar la vida de los otros, porque en el fondo queremos ser iguales a Dios y no ponemos en dinamismo lo que somos: imágenes de Dios?

>> Sigue...


«Me haréis creíbles si estáis unidos»

18.01.17 | 18:58. Archivado en Carlos Osoro

Del 18 al 25 de enero celebramos la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Nunca podemos olvidar que el gran deseo de Cristo es que todos los discípulos seamos uno, que permanezcamos unidos. Y sin embargo no lo estamos.

>> Sigue...


Llamados y apasionados por mostrar a quien es la Vida

11.01.17 | 19:08. Archivado en Carlos Osoro

Acabamos de comenzar el año nuevo. Para los cristianos la novedad nos viene con Jesucristo. Lo nuevo es Cristo. No hay nada nuevo sin Él. Como muy bien señala el profeta Isaías cuando nos habla del Mesías, «así dice el Señor: mirad a mi siervo [...] Sobre él he puesto mi espíritu [...] Promoverá fielmente el derecho». Es el derecho de Dios, que va más allá de lo que cada uno se merece, pues Él nos da a todos lo suyo, nos hizo partícipes de su Vida. Aquí precisamente está la novedad de los años que, mientras vivimos en el tiempo, nos va regalando el Señor: mostrar en medio de la historia, en las circunstancias reales en las que vivimos, el rostro vivo de Jesucristo. ¿No es esta novedad la que necesita la humanidad? Cuando estamos en un mundo que se queda dormido, viviendo y buscando la comodidad, aceptando que el egoísmo sea una regla en nuestro vivir, la misión de los discípulos del Señor es la misma que Él nos regaló: despertar a este mundo y mostrarle la novedad más grande.

>> Sigue...


Con la alegría de los Magos, entra y adóralo

04.01.17 | 18:12. Archivado en Carlos Osoro

La revolución más grande que los cristianos hemos de hacer es vivir desde el núcleo donde mejor se manifiesta el Amor y la Verdad misma que Dios nos ha regalado y que se hizo visible en Jesucristo, Dios y Hombre verdadero. Este Amor y Verdad es el que tiene que llenar nuestro corazón. Aquí está la revolución que no mata, da vida: «Amad a vuestros enemigos» (cfr. Lc 6, 27). Y esto no es rendirse ante el mal, es responder como nos dice Jesús: con el bien. Las palabras que salen de sus labios, el padrenuestro, son las que han de configurar nuestro mundo. Tenemos un Padre que nos dice que todos los hombres somos hermanos. No estamos huérfanos.

>> Sigue...


Martes, 28 de marzo

BUSCAR

Sindicación