Religión Digital

Hay esperanza y resurrección

10.04.15 | 13:01. Archivado en Felipe Arizmendi

VER

En muchas partes se oyen lamentos, quejas, insultos, descalificaciones y críticas contra todo y contra todos. Pareciera que nada está bien, que todas las reformas aprobadas por el Congreso son un grave daño para el país, que tenemos un Estado fallido, que todo es corrupción, que no se puede esperar nada de los gobiernos actuales, etc. Se siembra pesimismo, derrotismo y desconfianza. Dicen que no avanzamos, que estamos cada vez peor, al borde de un abismo social, económico y político. En este largo y pesado tiempo de precampañas políticas, los partidos elaboran sus mejores artificios publicitarios para reprobar el presente y presentarse como los redentores del pueblo, los únicos justos, los que saben hacer bien las cosas.

>> Sigue...


Cuba, EE.UU., y...

09.04.15 | 12:20. Archivado en Baltazar Porras

El anuncio del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU. después de más de medio siglo del rompimiento, es una noticia que ha generado opiniones contradictorias, incertidumbre, desconfianza, buenos y malos augurios. Es lógico que así sea, sobre todo, cuando afloran sentimientos encontrados e intereses distintos. Pero el realismo de un mundo globalizado en el que la racionalidad debe estar por encima de visiones miopes, porque el trigo y la cizaña crecen juntos, siendo lo más importante que se le dé a cada cosa su justo puesto. Esto explica que ambos mandatarios, Obama y Castro, agradezcan la intervención del Papa Francisco, quien afirma en "la alegría del evangelio" que el tiempo es superior al espacio: "Este principio permite trabajar a largo plazo, sin obsesionarse por resultados inmediatos. Ayuda a soportar con paciencia situaciones difíciles y adversas, o los cambios de planes que impone el dinamismo de la realidad. Es una invitación a asumir la tensión entre plenitud y límite, otorgando prioridad al tiempo" (n. 223).

>> Sigue...


Testigos de la Resurrección. ¡Feliz Pascua!

09.04.15 | 09:16. Archivado en Carlos Osoro

Seamos “testigos de la Resurrección”. Sí, testigos del Resucitado, pues hemos de saber decir a todos los hombres: “vivo así porque he visto al Señor”. Así lo hicieron los primeros cristianos. Ha de ser el encuentro con Jesús vivo, con el Resucitado, el que me convierte y fascina para poder decir en medio de este mundo que la Vida es Cristo. Por eso, los bautizados, al morir en Cristo al pecado, nacemos a una vida nueva y somos restablecidos gratuitamente en la dignidad de hijos de Dios. En este sentido, en la primera comunidad cristiana el Bautismo era considerado como la “primera resurrección”. Él es nuestra Pascua. Solía repetir Silvano del Monte Athos: “Alégrate, alma mía. Siempre es Pascua, porque Cristo Resucitado es nuestra resurrección”.

>> Sigue...


En el corazón de la fe

07.04.15 | 10:58. Archivado en Amadeo Rodríguez


De pronto nos encontramos en el corazón de la fe. Acabamos de salir de la Vigilia Pascual que concentra en sí misma todo lo que somos como cristianos. En ella nos ha sucedido algo maravilloso y nuevo: nos hemos descubierto una vez más vivos en Cristo Resucitado. Antes de participar en la Vigilia Pascual estábamos en la calle y a oscuras, aún con la dolorosa impresión de haber contemplado a Cristo sufriente y en la cruz. Lo veíamos en nuestro corazón y lo veíamos en nuestro mundo, en las mil maneras de dolor y sufrimiento que padecemos los seres humanos. Quizás por la actualidad, ese dolor de Cristo tenía el rostro de cristianos a los que le apunta en la nuca una pistola asesina o también el grito de ciento cuarenta y nueve personas que van absurdamente hacia la muerte o la carita de miedo de un niño que levanta sus manitas ante una cámara fotográfica, que él creía una pistola, porque era el único instrumento que él habitualmente veía disparar. Y ya más cerca, también el rostro de Cristo está en la increíble imagen de un padre joven a la puerta de un comedor social en la que va a recoger cada día el alimento para su familia en nuestra sociedad de bienestar.

>> Sigue...


Pascua, la fiesta de las fiestas

04.04.15 | 01:39. Archivado en Cardenal Sistach

¡La resurrección de Jesús es la fiesta de las fiestas! Es el núcleo del cristianismo. Sin la resurrección de Jesús se desploma. La resurrección es la respuesta dada por Dios Padre a la vida, mensaje, condena y muerte de Jesús.

>> Sigue...


Una fiesta de todos

03.04.15 | 11:39. Archivado en Jaume Pujol

La Pascua de Resurrección, principal fiesta cristiana, nos invita a celebrar la verdad más consoladora que existe: la muerte no tiene la última palabra. Cruzando su puerta, entramos en la vida eterna, incomparablemente mejor que la actual. Con su resurrección, Jesucristo es primicia de la nueva vida que nos aguarda, cuando Dios disponga en su amor infinito.

>> Sigue...


Un camino nuevo de amor, misericordia y esperanza

01.04.15 | 11:21. Archivado en Carlos Osoro

El Viernes de Dolores, desde las 4,30 de la tarde a las 9,30 de la noche, visitaba varias comunidades cristianas para iniciar en las mismas el rezo del Viacrucis. En todas comencé rezando la primera estación e indicando lo que deseaba para todos los cristianos de nuestra Iglesia Diocesana: entrar por un camino nuevo de amor, de misericordia y de esperanza que es el que nos ofrece Jesucristo a través de la Iglesia en la Semana Santa. Tenemos una gracia inmensa: poder vivir la Semana más importante del año. No es algo más: es la manifestación del desbordamiento del amor de Dios y de su misericordia, de esa esperanza que nos da y que no defrauda. En la Semana Santa, a todos los cristianos se nos brinda una oportunidad extraordinaria: poder sumergirnos en los acontecimientos centrales que nos revelan lo que Dios ha hecho por los hombres. ¡Qué Semana de gracia nos regala el Señor! ¿Sabéis lo que significa para el ser humano sumergirnos en el Misterio que nos desvela la riqueza inmensa que tiene la vida humana vivida en la plenitud de quien la puede dar? ¿Sabéis lo que es poder descubrir un “camino nuevo” que tiene una trayectoria que nos ha descrito Jesucristo, Dios y hombre verdadero? Dejarnos hacer por la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, el Amor, la Misericordia y la Esperanza, es todo un diseño de nuestra vida y del universo. Podemos apoyarnos en el camino de nuestra vida, podemos vivir y ofrecer a todos los hombres un horizonte distinto sumergiéndonos en el acontecimiento de la redención.

>> Sigue...


Semana Santa

28.03.15 | 02:25. Archivado en Cardenal Sistach

En la Semana Santa que iniciamos hoy nos adentramos en el misterio central de la fe cristiana. Este misterio consiste en que Jesucristo, entregado a la muerte para nuestra redención, resucita al tercer día. "Jesucristo no jugó con su muerte, como tampoco lo hizo con su vida", decía el cardenal Bergoglio -hoy papa Francisco- en unos ejercicios espirituales que dio siendo arzobispo de Buenos Aires. Los textos han sido recogidos en el libro Mente abierta, corazón creyente (Ediciones Claretianas).

>> Sigue...


500 años de Santa Teresa

27.03.15 | 12:31. Archivado en Jaume Pujol

Los santos no envejecen, poseen el elixir de la eterna juventud. El 28 de marzo de 1515, hace 500 años, vino al mundo Teresa de Cepeda y Ahumada, más conocida como santa Teresa de Ávila o santa Teresa de Jesús. ¡Cinco siglos y parece tan actual! Miles de monjas, esparcidas por el mundo, siguen sus pasos y millones de personas continúan beneficiándose de su carisma y leyendo con asombro y aprovecho sus libros.

>> Sigue...


In memoriam presbítero Juan Eduardo Ramírez

26.03.15 | 10:14. Archivado en Baltazar Porras

A las cuatro de la mañana del domingo 22 de marzo expiró en la paz del Señor el Padre Juan Eduardo, en Casa Hogar San Pablo, Pueblo Nuevo, en la ciudad de San Cristóbal donde pasó los últimos años recibiendo el cuidado de las hermanas y de sus familiares. Había nacido en Cordero, Edo. Táchira el 27 de mayo de 1924. Estaba a dos meses de cumplir 91 años de edad. De familia levítica lo precedieron a la casa del Padre su hermano Marco Tulio y su primo Rafael Ángel González Ramírez. Le sobrevive una sobrina religiosa salesiana. Vínculos de amistad lo entrelazaron con mi familia paterna, siendo sus padrinos de bautismo mis tíos Marco Antonio y Ángela Emma Porras, a los que guardó cariño entrañable.

>> Sigue...


Peregrinación, no marcha

26.03.15 | 10:12. Archivado en Felipe Arizmendi

VER Una parroquia de nuestra diócesis (Simojovel) organizó una peregrinación hasta la capital del Estado, con el objetivo de hacer oración y penitencia, para pedir a Dios la conversión de quienes se benefician de la venta de alcohol, del trasiego de drogas y armas, de quienes abusan del poder político y económico y siguen oprimiendo al pueblo, lo cual provoca inseguridad, violencia y corrupción. Caminar cuatro días soportando cansancio, calor, hambre e inclemencias del tiempo, no es una evasión turística, ni una campaña electoral contra algún partido, sino un sacrificio, un via crucis, para orar para que el pueblo pueda vivir en paz y armonía social, sin atropellos a sus derechos.

>> Sigue...


El hombre, mendigo del amor y con hambre de Dios

25.03.15 | 16:49. Archivado en Carlos Osoro

Los cristianos estamos viviendo la Semana de Pasión, tiempo previo a la celebración de los grandes misterios de nuestra fe. El Señor nos quiere hacer ver la grandeza del ser humano cuando se siente mendigo de amor y con hambre de Dios, y cuando descubre cómo el Señor desea alcanzar su vida, haciéndole partícipe de su Amor. Tengo un recuerdo muy especial del 31 de diciembre de 1975. En una audiencia, el Papa Beato Pablo VI nos decía que para él la ‘civilización del amor’ es la que ha traído Jesucristo. No es ninguna utopía: es una tarea en la que los discípulos estamos convocados a trabajar. Tarea urgente, ineludible para todos los hombres y a la que todos los cristianos estamos llamados, de manera singular, a vivir y contagiar. Hoy, esta tarea aún está vigente. El Papa Francisco la define así: “La civilización del amor es aquel conjunto de condiciones morales, civiles, y económicas, que consiente a la vida humana una mejor posibilidad de destino de existencia, una razonable plenitud, un feliz eterno destino”. Él nos ha hablado del innumerable número de mendigos de amor que existen, del hambre de amor que tienen los hombres. Pero no de cualquier amor, sino del Amor mismo de Dios.

>> Sigue...


Martes, 28 de abril

BUSCAR

Sindicación