Rumores de Ángeles

Sentido elogio del ministro Gabilondo a Manuel de Castro

19.02.10 | 07:44. Archivado en FERE

Sentido y muy personal, sin caer en el panegírico. Así fue el discurso que ayer le dirigió el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, al ex secretario de Escuelas Católicas, Manuel de Castro, en la entrega de la orden civil de Alfonso X el Sabio. Toda una lección de pedagogía aplicada a la persona de Manuel de Castro. Una definición de lo que es y de lo que debe ser la educación en España ilustrada con el ejemplo vital de un hombre que, como Manuel de Castro, entregó su vida apasionadamente a la educación. Con frutos abundantes

El Salón de plenos del Consejo Escolar del Estado estaba abarrotado. Tanto que alguna gente tuvo que quedarse de pie. Como el director general dee SM, Javier Cortés, que aguntó toda la ceremonia de pie, al lado de la puerta. Gente de todos los sectores educativos. De todos los sindicatos, asociaciones, congregaciones religiosas. Y el Gobierno representado al máximo nivel con el ministro de Educación. Y políticos del PP, como Eugenio Nasarre.

Sólo faltó la representación institucional de la Iglesia católica. No asistió María Rosa de la Cierva, durante tantos años compañera de Manuel de Castro precisamente en el Consejo Escolar del Estado. Y ni siquiera el director de la comisión episcopal de Enseñanza, Modesto Romero.

El acto fue un plebiscito popular y un reconocimiento de la labor de Manuel de Castro al frente de Escuelas Católicas durante 8 años. Con momentos de "tormenta", como él mismo reconocía. "Ya iba siendo hora de que se le tributase este homenaje. Se lo merece con creces, después de todo lo que ha sufrido". Este era el comentario en todos los corrillos. Y había muchos.

En la parte oficial, elogios de Carmen Maestro, la presidenta del Consejo Escolar del Estado, que lo calificó de "referente de buen hacer en el ámbito educativo". Y de Javier Ojeda, el sucesor de Manuel de castro al frente de Escuelas Católicas, que le rindió tributo y le agradeció su labor. "Pasas la antorcha bien encendida. No has regateado ningún talento en una tarea llena de logros y realizada con prudencia y riesgo a la vez. Has sembrado justicia, comunión y solidaridad", le dijo, entre otras muchas cosas.

El homenajeado, sencillo y humilde como siempre, hizo un canto a la educación a través de 24 propuestas claras y directas. Y llenas de equilibrio y de sentido común, las fronteras por donde siempre viajó De Castro: "Siempre he apostado por el diálogo y por la independencia política de Escuelas Católicas", dijo sonriendo. Y la ovación que cosechó fue de las sentidas, de las que salen de lo hondo y llegan al hondo del corazón.

Y la guinda magistral al acto la puso el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que quiso reconocer explícitamente en Manuel de Castro "a una persona que entregó su vida por la educación" y "una de las personalidades más relevantes del universo educativo".

Gabilondo dio toda una clase teórico-práctica. Tiene poso este ministro. Sabe de lo que habla. Y tiene las ideas claras, muy claras. Y, como todos los sabios moderados, las defiende con firmeza y flexibilidad a la vez. Por eso lo atacan los talibanes de ambos bandos.

El ministro hizo toda una radiografía de lo que debe ser la educación por medio de 12 palabras, que aplicó a Manuel de Castro. Comenzando por el diálogo, "que está poco de moda y que consiste en afrontar los problemas, no en enfrentarnos entre nosotros". Y pasando por la sensibilidad ("capacidad de comprender a los que no piensan como tú"), decisión, altura de miras ("en un país cortoplacista"), templaza y mesura ("que no puede confundirse con la tibieza ni es síntoma de debilidad y de fragilidad, sino expresión de fortaleza"), compromiso, responsabilidad, corresponsabilidad ("para asumir decisiones compartidas") y firmeza. "Virtudes todas ellas en las que brilló Manuel de Castro y al que reconocemos su dignidad de persona de referencia", concluyó el ministro. Y tamibén cosechó una calurosa ovación.

En los corrillos posteriores la gente se hacía lenguas de la profundidad, del buen saber y del buen hacer del ministro Gabilondo que, una vez terminado el acto, dedicó un buen rato a saludar personalmente a los presentes. Se le nota su recorrido. Se le nota que es un filósofo y que, como buen político, está empeñado en la búsqueda del consenso y del pacto. Un pacto educativo por el que todo el mundo suspira. Un pacto que apoya Escuelas Católicas y que Gabilondo está cerca de conseguir. Un ministro con fuste, peso y hondura. Intelectual y humana. ¡Suerte, señor ministro!

José Manuel Vidal


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Lucas García 07.03.10 | 18:47

    Soy católico y Profesor en la Escuela Pública (Secundaria). Uno de los momento de mi vida en que he sentido con más agudeza la falta de solidaridad ha sido cuando este señor - Manuel de Castro- dijo que los religiosos de la enseñanza adaptarían la asignatura de Educación para la Ciudadanía a sus idearios. O sea, que se reconocía la maldad de esa materia... pero que ellos ya se las arreglarían con el minsterio, con el Poder. Y los demás ... que se las arreglen. No lo olvidaré jamás. Es una postura tan anticristiana que le tenía que caer la caer de vergüenza. Eso sí, no me extraña que tenga tantos galardones de ese Poder ya que les ha hecho un trabajo sucio impresionante. Teniendo en cuenta lo que se supone es su vocación como cristiano, como católico, no me gustaría estar en su lugar. Ha triunfado en el mundo: ahí están las imágenes. Pero...

  • Comentario por Luis A. Menéndez 07.03.10 | 18:38

    Manuel de Castro ha hecho un gran servicio al Gobierno de Zapatero. El triunfo que ha de tener en cuenta este señor no es el que ahora obtiene ante el Poder temporal, es el que tendría que tener ante Dios al final de su vida. Y eso es otro cantar. Se ha "adaptado" perfectamente al bochornoso rítmo que ha marcado el socialismo de ZP en educación. La historia será muy dura con este hombre. Bueno, en realidad, dentro de cutro cinco años no será nadie, absolutamente nadie... "¿De qué le sirve al hombre ganar su todo el mundo si pierde su alma?". ¿Les suena esta frase, verdad?.

  • Comentario por cristian@deapie 22.02.10 | 02:25

    Pues enhorabuena a D. Manuel de Castro por su trabajo y a D. Angel Gabilondo (que parece ser, con diferencia, el mas serio de los que han pasado por el Ministerio, y sin lugar a dudas, el mejor del 'período' Zapatero). Los cristianos de la calle, necesitamos que las personas que nos representen sean personas de diálogo, de encontrar puntos comunes, de construir, de tender puentes, de buscar el bien común y no de crispar, de enfrentar o de encizañar.

  • Comentario por candido 20.02.10 | 09:11

    ...del enemigo el consejo y el aplauso ,explendido....

    Si yo fuera De Castro estaría seguro de haber hecho algo mal para merecer tales premios... y las alabanzas del sr. Vidal.

  • Comentario por Josean 20.02.10 | 03:18

    Cuando el enemigo te alaba, me temo lo peor. Si pudiera, mañana mismo acababa este gobierno con toda la escuela concertada, si no lo hace es solo por motivos económicos, le sale más barato concertar escuelas, que construir nuevas o expropiar las actuales escuelas católicas, a la vez que tendrían que contratar a un número similar o superior de maestros al que existe en la concertada, con un coste superior a las arcas públicas.
    Pero gracias a gente como Manuel de Castro, el gobierno ya está metiendo su ideología en la escuela católica, que disfrute de sus 30 monedas.

  • Comentario por En buena hora 19.02.10 | 16:28

    Enhorabuena, Ministro Gabilondo. Enhorabuena, Sr De Castro.

  • Comentario por Moisés 19.02.10 | 15:18

    Respecto a toda esa maravilla del Ministro sobre diálogo, comprensión, etc. ¿se puede saber qué hizo el Gobierno a que pertenece con la LOE nada más llegar al Poder?

  • Comentario por Qué pena! 19.02.10 | 14:12

    Vamos hacia una iglesia donde Solo haya obispos, más bien sólo cuatro o cinco obispos.
    Y puede que sean la iglesia de los cuatro o cinco obispos, pero no la Iglesia de todos.
    Qué triste horizonte nos espera!

  • Comentario por Así sea 19.02.10 | 12:17

    Ubi episcopus, ibi ecclesia

    ¿Hubo algún obispo?

    No.

  • Comentario por AMEN 19.02.10 | 12:06

    ¿La iglesia no?. Allí estaba la Iglesia. La FERE, te guste o no, es iglesia, y todas las congregaciones religiosas que estaban alli representada son Iglesia. Si son Iglesia cuando se usa la imagen de las monjas para pedir la X en el IRPF, ¿por qué no iban a serlo ayer?. Ah, por cierto, estaba el P.Avelino Revilla, delegado diocesano de enseñanza de Madrid.

  • Comentario por Así sea 19.02.10 | 11:07

    Tú lo has dicho. Estuvo "el mundo". La Iglesia no. Señal de a quién ha servido Manuel de Castro.

Jueves, 21 de febrero

BUSCAR

Editado por

Categorías

Hemeroteca

Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728