Rumores de Ángeles

Una historia de amor y fe

05.06.09 | 09:20. Archivado en Secularizados

Corrían los años 80. Ellos, cada uno por su cuenta, comenzaban a tener ciertas dudas sobre algo que habían tenido que dejar a un lado. Nunca dudaron de su fe. Pero no se resignaban a abandonar la idea de proyectar una familia. Se trata de Rosana y Jorge. Ella era laica consagrada y él sacerdote. Se conocieron en 1986, trabajando en la misma congregación. Desde que se dijeron lo que sentían, comenzó una larga historia de amor, familia y fe.

Decidieron ser auténticos, no ocultar lo que querían. Jorge habló con el obispo para solicitar la dispensa. El propio obispo les recomendó que, mientras esperaban que se completara el trámite, se casaran por civil. Y así lo hicieron. El pedido de dispensa se inició en el 90, y sólo seis años después les fue concedida.

"A mí me costaba renunciar a la maternidad física, y a Jorge se le hacía muy difícil no poder tener vínculos más comprometidos y cercanos, como lo es una familia", cuenta Rosana.

Reconoce que fue una decisión muy arriesgada y muy fuerte. Pero ambos se enorgullecen de la honestidad y autenticidad con que llevaron a cabo este proceso. Hoy son un feliz matrimonio con tres hijas.

El casamiento por Iglesia se concretó apenas llegó la dispensa, en 1996. "Fue maravilloso, muy emotivo, y ahí mismo bautizamos a nuestra hija más pequeña", recuerda Rosana.

"El cuestionario que tuvo que responder Jorge para solicitar la dispensa era muy extenso, y con mucho acento en el aspecto sexual; pero lo nuestro siempre fue un proyecto de familia, y dentro del marco de la fe", dice Rosana. Nunca dejaron de trabajar para la promoción de la dignidad humana y la caridad. Nunca se alejaron de la Iglesia.

Y aunque esperaron con una enorme paciencia respetando cada paso del proceso que les permitió ser un matrimonio bendecido por la religión, Rosana celebra la decisión del Vaticano de permitir a los obispos otorgar la dispensa. "Esto hace que el trámite sea mucho menos burocrático; además, el obispo es el que conoce al sacerdote más de cerca, y sabe si está preparado o no para recibir la dispensa", explica la mujer.

Para ellos, la decisión arriesgada valió la pena: hoy son una feliz familia que trabaja en comunidad con la Iglesia.

(La Nación)


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 23 de febrero

    BUSCAR

    Editado por

    Categorías

    Hemeroteca

    Febrero 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728