Rumores de Ángeles

"Palos" a la Cope hasta desde el sector más conservador de la Iglesia

16.11.05 | 20:08. Archivado en Cadena COPE
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Forum Libertas es un portal de Internet impulsado por E-cristians, un grupo católico conservador, liderado por el profesor Josep Miró i Ardevol, uno de los más consistentes y conocidos líderes laicos católicos. En ese portal escribe, sin embargo, Angel Miret i Serra un artículo sin desperdicio titulado "La Cope no respeta a los católicos", en el que arremete contra la cadena de los obispos y su forma de hacer radio.

Primero los principios.

Claro está, los límites democráticos en el ejercicio de la libertad de expresión se encuentran exclusivamente en la ley. Evidentemente. No pretendo, pues, pedir que se retire la licencia administrativa a ninguna emisora. Menos aún a la COPE en la que tiene intereses la Conferencia Episcopal Española, es decir la Iglesia a la que pertenecemos y con la que nos sentimos vinculados espiritualmente. Esta no es la cuestión objeto de debate. Si los contenidos y las formas de la COPE fueran los de una empresa privada cualquiera nada podríamos objetar: con no sintonizarla o girar el dial habría bastante. Para lo demás, ahí están los juzgados cuando corresponda.

Después, su aplicación.

El problema en cuanto a los contenidos de la COPE es el siguiente: un medio de comunicación de la Iglesia no puede inclinarse tan abiertamente por una determinada opción política, por más legítima que ésta sea, porque los católicos tenemos opciones y visiones plurales sobre las cuestiones sociales y políticas. Para constatarlo, basta con observar, por ejemplo, las profundas diferencias que la Conferencia Episcopal Tarraconense, junto con obispos y autoridades religiosas catalanas, mantienen con otros obispos españoles sobre el debate suscitado a partir de la propuesta de modificación del Estatuto de Autonomía de Cataluña. Lo mismo puede ocurrir con otras muchas cuestiones políticas de menor impacto mediático pero igualmente trascendentes: ¿Debe suprimirse el impuesto de sucesiones? ¿Cuál es la política que sobre el problema de la vivienda deben mantener las administraciones públicas? ¿Qué presupuesto deben tener las políticas de integración de los inmigrantes? Y así hasta el infinito.

Ejemplos concretos, por si quedaban dudas.

Si esto es así, no parece justo que un medio de comunicación católico, con la excepción de aquellas cuestiones en las que el magisterio de la Iglesia es diáfano como lo son la defensa de la vida desde su concepción, de los oprimidos, presos y marginados, de la libertad de los padres para escoger libremente la educación de sus hijos, la lucha por la erradicación de la pobreza, la defensa y promoción de los derechos humanos, etc. se convierta en fiel aliado de un partido político desde su vertiente, además, más radical e intolerante.
Pero hay otras cuestiones: El amparo de la Iglesia sólo lo utiliza cuando conviene a estos mismos idearios políticos. Así, cuando el Papa Juan Pablo II condenó sin ambages la invasión y la guerra de Irak, la emisora siguió apoyando no sólo el conflicto sino la participación en él de tropas españolas. O cuando reiteradamente se refiere a la inmigración de forma absolutamente contraria a los postulados de la Iglesia que mantiene, como no podría ser de otra forma a la luz de los Evangelios, una posición de respeto, acogida y ayuda a este colectivo. Y, en fin, qué decir de los groseros ataques al Sr. Duran Lleida por parte del Sr. Jiménez Losantos?
En cuanto a las formas, para la defensa de cualquier idea no puede utilizarse la descalificación permanente del adversario, el insulto personal con todos aquellos que no comparten íntegramente las tesis de los conductores de los distintos programas, el odio hacia las personas que discrepan, la mentira y la difamación. Este no es el estilo de la Iglesia de Cristo.

Y la conclusión final.

La utilización de un medio de comunicación de la Iglesia para fines partidistas supone un escándalo que muchos católicos no podemos tolerar por más tiempo. Solicito pues a la Conferencia Episcopal Española, desde mi compromiso como militante católico, que el Sr. Jiménez Losantos y otros tertulianos de la COPE no continúen en esta emisora, que debe ser de todos los católicos. También de los que nos sentimos avergonzados de la línea seguida hasta ahora. Desde la fraternidad que comporta la fe compartida pido que dejen de apropiarse del mensaje de Jesús y de la Iglesia de la que dicen ser miembros para defender sus intereses personales. Ruego que relean la buenaventuraza que proclama ”Felices los que esfuerzan por la paz, porque serán nombrados hijos de Dios”.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 30 de julio

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Categorías

    Hemeroteca

    Julio 2014
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031   

    Sindicación