Raad Salam Naaman

La Xenofobia y la islamofobia son mi pesadilla

01.03.18 | 01:52. Archivado en Islam, Iglesia católica, Igesia caldea, Oriente Medio, Islam

Estoy más que harto de que me estimen de radical, xenófobo o islamofobo, sin fundamento ni razón. Dicho eso, porque el 14 de febrero, día de San Valentín, el día de los enamorados, fui invitado por el presidente de la fundación judía Mem Guimel a la ciudad de Melilla para presentar mi último libro “Todo sobre el Judaísmo”. Con todo el cariño y afecto que tengo a la religión judía y a los judíos en general, acepté la invitación sin pactar mis honorarios. Una semana antes, casi diariamente, todos los medios de comunicaciones de Melilla; periódicos, radio, televisión…etc. informaban de mi conferencia y mi visita a la ciudad, elogiándome y calificándome como un “personaje muy cualificado, estudioso investigador, docente, polifacético, escritor, autor de varios libros y centenares de artículos, conocedor de las tres religiones monoteísta “judaísmo, cristianismo e Islam”.
Así mismo me personalizó el mismo presidente de la fundación Mem Guimel, en los medios de comunicaciones en Melilla. El mismo día y durante la conferencia con la presencia de varios medios de comunicaciones, autoridades y un gran muchedumbre de la ciudad, casi todos ensalzándome y felicitándome por mi libro, mi exposición y mis ilustraciones. El día siguiente, lo mismo, casi todos los medios de comunicaciones en Melilla, concordaban, que mi conferencia y la presentación de mi libro “Todo sobre el judaísmo”, era excelente, muy eficaz y una oportunidad para el dialogo y la convivencia entre las tres religiones; judaísmo, cristianismo e Islam.
Durante los dos días que he estado en Melilla, me he sentido apreciado, por la mayoría de los melillenses, tanto judíos, cristianos como ateos y agnósticos, sobre todo los árabes musulmanes que me paraban en la calle invitándome a tomar un café o té, para dialogar conmigo sobre la política y la religión en nuestra lengua natal, el árabe. Incluso algunos establecimientos comerciales árabes, me invitaban a entrar y realizar compras.
Los días 16, el día de mí vuelta a Madrid, y el día 18 de febrero, el periódico “Melilla hoy”, publicó dos artículos, llenos de injurias y calumnias, firmados por Fernando Lamas y Paqui Sánchez respectivamente, contra mi persona, tachándome de “xenófobo e islamofobo”. ¿Qué debe este cambio? Investigando el asunto, resulta que, el partido político musulmán “Coalición por Melilla”, protestó por mi vista a Melilla, subrayando mi “militancia activa en el partido VOX”, mi participación en el programa de televisión “Intereconomia- Gato al Agua” y mis críticas al Islam, calificándome de xenófobo e islamofobo. En seguida, otros partidos tanto los Verdes “podemitas” y los Ciudadanos, como el Instituto de las culturas de la Ciudad Autónoma Melilla, apoyaron las acusaciones de “Coalición por Melilla”, sin conocerme ni molestarse de investigarme, tal vez, actuaron por beneficio político, o solo por miedo del Islam y los musulmanes. A continuación, el presidente de la fundación Mem Guimel, subió a la carroza de los partidos políticos y pidió perdón por invitarme a Melilla, lo curioso, él mismo me confesó que lo hizo por aprensión.

La verdad, me han molestado muchísimo las injurias y calumnias, contra mi persona, al ser tachado de “xenófobo e islamófobo”. Pero quien me conoce de buena tinta, sabe que sería de toda forma imposible que yo diera un paso atrás si alguien me pusiera en la posición de una discusión de fondo sobre religión/es. Tengo el suficiente conocimiento y la preparación tanto académica como experiencia personal sobre todo en derecho social para defender los valores de mi civilización, mi identidad, mi tradición y mi cultura cristiana, el rechazo total de las practicas e ideas ajenas, indeseadas, agresivas, fanáticas y violentas que agreden y perjudican a nuestra civilización.
Pero ¿Qué significa Xenofobia e islamofobia?
Xenofobia (del griego xénos, que significa extranjero, y phobos, que significa miedo o temor) consiste en un sentimiento de hostilidad y rechazo hacia todo aquello que sea identificado como extranjero: personas, tradiciones, idiomas, costumbres, religiones, etc. Suele utilizarse más concretamente para designar el desprecio de una persona hacia otros grupos étnicos diferentes al propio.
No sé si reír o llorar, me tachan de xenófobo. Quien me conoce, sabe que soy de origen iraquí, víctima de numerosas persecuciones, malos tratos, amenazas, ataques, prisiones, secuestros, herido varias veces y finalmente condenado a muerte, debido a mis ideas pacifistas contra el fanatismo y el radicalismo islámico y defendiendo mi Fe cristiana. Soy uno de los pocos afortunados que han logrado salvarse, escapando, buscando una nueva vida a Madrid (España), que me ha acogido como refugiado político. Mi camino donde estoy no ha sido fácil, sino un camino de muchas espinas y amarguras, conozco muy bien la senda de un refugiado. Todos sentimos pena y tristeza cuando seguimos los medios de comunicación y vemos cómo cada día en la carrera pierden la vida familias enteras con niños. Es mal decirlo, pero como persona y como cristiano practicante, creo en la caridad, en dar sin recibir y en ayudar a personas necesitadas, sin reparar en el sexo, origen, credo, color…etc. En septiembre 2015, cuando estaba la ola de la emigración en su auge en las fronteras del Viejo Continente, me puse en marcha en mi coche camino a las fronteras de Austria con Hungría y Alemania, durante todo el mes, he estado allí con los emigrantes sirios e iraquíes, intentando ayudarles en lo que podía y estar con ellos cuando me necesitaban, durmiendo en mi coche. Más tarde, en las navidades 2015, fui a Lesbos en Grecia en auxilio a algunas familias y niños huérfanos. Es una bendición lograr acoger varias familias emigrantes en temporadas cortas en mi humilde casa, 60 metros. Con la ayuda de Dios, hace más que una década, todos los años realizo varios viajes, arriesgando mi vida, a los países, Irak, Siria, Egipto…etc. donde los cristianos están pasando realmente mal, sufriendo persecuciones y malos tratos. ¿Qué hacen los políticos, aparte de colgar las pancartas “Well-come refugees”?

Islamofobia, significa literalmente, temor del Islam. La palabra se aplica con frecuencia a las personas que están contra el Islam, ya sea que estas personas estén o no informadas acerca de las enseñanzas y prácticas de los musulmanes. En general, el término, se manipula con frecuencia por los partidos con ideología izquierda, y en particular por musulmanes que acusan a las personas de promover el temor y la irracionalidad.

No es falsa modestia, pero llevo más de 40 años, investigando, estudiando y escribiendo sobre las religiones en general y el Islam en particular. Soy un apasionado por conocer la verdad sobre las religiones, eso viene reflejado en mis estudios, como doctor en filología árabe, estudios árabes islámicos, ciencias religiosas entre otros títulos y en mis múltiples publicaciones, entre ellas mi último libro “Todo sobre el judaísmo”. Por lo tanto, no soy un indocumentado. Fui invitado a Melilla, por mis estudios y conocimientos sobre todo para hablar y presentar mi último libro, anteriormente mencionado, en ello no estaba inmiscuido el Islam y así se mantuvo. Quien asistió a mi conferencia, puede asegurar, que he sido muy respetuoso con todas las religiones y culturas, especialmente con el Islam, siempre he buscando puntos de encuentro, para el dialogo y la convivencia mediante el conocimiento exacto de las religiones, pero si algo me caracteriza es mi rechazo a cualquier radicalismo y fanatismo religioso.

Ahora bien ¡Queréis que hablo del Islam! Con todo lo que he estudiado, he visto, he vivido con mi familia y con mi comunidad cristiana en mi país natal Irak, de persecuciones, sufrimientos, malos tratos, asesinatos, violaciones, destrucciones…etc. hasta hoy día, a manos de radicales islámicos, en el nombre de Allah y del Islam, está claro, que mis conocimientos sobre el desarrollo del Islam, discrepan mucho de las opiniones comunes y me llevan a expresarme con cierta claridad contra los musulmanes radicales, asunto además de considerarlo una obligación, es un privilegio el poder compartir esta comprensión. Es cierto, es lógico, es obvio que no todos los musulmanes son terroristas, extremistas o radicales, porque si todos los musulmanes, 1600 millones en el mundo, fuesen yihadistas apaga y vámonos no podríamos vivir en este planeta. Sin embargo, según nuestras investigaciones y los centros de inteligencia, hoy día, el 20% de los musulmanes son radicales, fanáticos; entre 300 y 400 millones de musulmanes, que convencidos, creen en Al-Yihad islámico, como pilar fundamental del Islam.
La historia del Islam, desde su nacimiento está atestada de violencia y guerra, fue trascendido por “el filo de la espada”, hasta el presente día ¡No creo que el futuro será mejor! Si seguimos la pista de la vida privada de Muhammad, el Profeta del Islam, observamos que se casó oficialmente con diez mujeres y tuvo dos concubinas, además mantuvo relaciones sexuales con cuarenta y tres mujeres, en total cincuenta y cinco mujeres, con nombres y apellidos. Muhammad, con cincuenta años se caso con su tercera mujer “Aisha” que tenía seis años. Muhammad se casó con su séptima mujer, la esposa de su hijo adoptado. Muhammad se casó con, su octava y novena mujer, que eran judías, felizmente casadas y tenían hijos, Muhammad y sus seguidores mataron toda su familia obligándolas a casarse con él como esclavas sexuales. ¡Desmiéntelo!
Todos los biógrafos del Profeta del Islam, describen Muhammad como un líder político militar notable y un guerrero valiente. Según la traducción musulmana, en el año 622, Muhammad, en Medina gozó de constituir una comunidad y un estado, siendo él mismo el líder religioso, jefe político y caudillo militar. La historia registra la masacre de los judíos en Medina, entre los años 624 y 627, degollando más de 3000 hombres judíos, llevando las mujeres como esclavas sexuales. Muhammad organizó, participó y luchó en ochenta y ocho batallas, mató y ordenó matar a miles de personas, en menos de diez años desde el año 622 hasta su muerte en el año 632. Muhammad ordenó a matar una anciana de cien años, de una forma muy cruel, la cogieron, la pusieron boca abajo y ataron cada pie en el cuello de un camello, y mandaron a los camellos a andar en direcciones contrarias hasta partirla en dos pedazos. ¡Desmiéntelo!
El primer califa ortodoxo, Abu Bakr, puso en marcha tropas en todas direcciones para forzar a las tribus árabes y no árabes, que rechazaban o renunciaban el yugo musulmán, matando a muchos de ellos hasta que fue asesinado. El más conocido, Omar el segundo califa ortodoxo, quien gobernó entre los años 634 y 644, conquistó Irak 637, Damasco 638, Jerusalén 640, Egipto 641 y Persia 642, expulsando familias enteras de sus hogares, hombres decapitados, mujeres y niñas violadas, niños esclavizados imponiendo su brutal dominio por la espada. Dejando tras de sí, un río de sangre que corre por la historia del Islam, hasta hoy en día. En el año 1011, cerca de 2000 judíos fueron asesinados en Córdoba, España a manos de los yihadistas musulmanes en aquel tiempo. En el año 1033, más de 6000 judíos fueron matados en Fez, Marruecos a manos de los musulmanes. En diciembre del año 1066, 4000 judíos fueron masacrados en un día, en Córdoba, España a manos de los musulmanes. En Abril del año 1182; 60000 cristianos fueron liquidados en Constantinopla y sus mujeres vendidas como esclavas, a manos de los musulmanes. En septiembre del año 1597, la masacre de Chipre; entre 30000 y 50000 cristianos habitantes de Nicosia fueron asesinados y sus mujeres esclavizadas, a manos de los musulmanes. Entre los años 1784 y 1799, más de 80000 personas cristianas fueron asesinadas por órdenes del sultán musulmán Tippu en Bangalore, en India. En marzo de 1822, 120000 personas fueron asesinadas por musulmanes en la Isla de Quíos en Grecia. En 1876, 3000 cristianos fueron masacrados en Batak, Bulgaria, a manos de los otomanos musulmanes. En 1847; 30000 cristianos fueron matados y sus mujeres e hijos esclavizados en la ciudad de Badr Khan a manos de los otomanos musulmanes. Entre los años 1894 y 1896, 300000 cristianos fueron exterminados en el imperio Otomano musulmán. En 1909 30000 cristianos armenios y 1500 asirios fueron ejecutados en Adana, Turquía a manos de los musulmanes otomanos. Entre los años 1915 y 1923, alrededor de 2 millones de cristianos armenios fueron liquidados en Turquía, en el conocido genocidio armenio a manos de los musulmanes turcos. Entre los años 1914 y 1920, 500000 cristianos asirios caldeos fueron exterminados en Turquía y en el norte de Irak y Siria a manos de los jóvenes musulmanes. Entre los años 1914 y 1924, casi un millón de cristianos ortodoxos griegos fueron asesinados en Turquía. En el año 1933, 3000 cristianos asirios caldeos fueron matados en el Norte de Irak, a manos de los musulmanes turcos. Entre los años 1948 y 1970, 800.000 judíos emigraron, fueron expulsados, de sus países de origen; Marruecos, Túnez, Argelia, Irak, Egipto, Siria, Líbano y Yemen, con el puesto, dejando sus bienes y sus casas para los árabes musulmanes. ¡Quién cometió los atentados del 11S, 11M, 7J, París, Niza, Barcelona…si sigo contando, no término! Musulmanes ¡Desmiéntelo!
Lo que está pasando en mi país natal Irak, contra mi comunidad cristiana, en estos últimos años es un genocidio en toda regla. Miles de hombres asesinados, familias desbaratadas, mujeres violadas, niños esclavizados, casas asaltadas, negocios quemados, iglesias atacadas e incendiadas. Es un crimen y una página negra más en la historia del Islam y los musulmanes y nadie dice nada. ¡Desmiéntelo!
Hay doscientos cincuenta y cinco versículos en el Corán que ordenan la violencia y la matanza, lo que no está permitido en cualquier otra religión, o en un mundo civilizado. En el Islam, la palabra “Kafir-كافر, es un término árabe traducido como infiel o no creyente, vine casi 482 veces en el Corán. Según el Islam y los musulmanes, es legítimo matar los infieles y las esposas de los infieles y los niños deben ser sometidos a la esclavitud y las posesiones de los infieles deben ser confiscadas (Sura 2:193) “Combatid contra ellos hasta que dejen de induciros a apostatar y se rinda culto a Allah. Si cesan, no haya más hostilidades que contra los impíos”. Está permitido sitiar los infieles en su propio lugar, pueblo y en sus fortalezas y emplear fuego en contra de ellos y atacarlos desarmados. Eso lo que están haciendo los musulmanes en Siria, Egipto, Irak y otros países “árabes musulmanes” y confirme lo que dice el Corán en (Sura 9:5) “Cuando hayan transcurrido los meses sagrados, matad a los asociadores dondequiera que les encontréis. ¡Capturadles! ¡Sitiadles! ¡Tendedles emboscadas por todas partes! Pero si se arrepienten, dejadles en paz”. Basado en esta condición de superioridad, Allah, ordena en el Corán en 12 ocasiones la prohibición de amistad entre los musulmanes y los infieles, judíos, cristianos…etc. Una de estas demandas en (Sura 5:51) “Creyentes, No toméis como amigos a los judíos y a los cristianos, Son amigos unos de otros. Quien de vosotros trabe amistad con ellos, se hace uno de ellos”. El Corán llega al extremo de llamar a la guerra a muerte a los infieles (judíos y cristianos) por el simple hecho de nuestras creencias en (Sura 9:29) “Hacedle la guerra a matar (qatilu) a los que no creen en Allah ni en el día del juicio, a los que no consideran prohibido lo que Allah y su profeta han prohibido y a aquellos hombres de las Escrituras (judíos y cristianos) que no profesan la creencia de la verdad (Islam). Hacedles la guerra hasta que paguen el impuesto religioso (Yizia), a todos sin excepción, hasta que estén humillados”. ¡Desmiéntelo!
Con todo ello, nadie se atreve a llamar a los musulmanes de judiofobia o cristianofobia.

Como cristiano católico caldeo de origen iraquí, conocedor del mundo árabe musulmán, del yihadismo, islámico, mi obligación es condenar, denunciar y dar a conocer este tipo de Islam y de musulmanes radicales. Sigo pensando que compartir estos conocimientos, es beneficioso para todos, incluso para los mismos musulmanes. Probablemente, que mis conocimientos, mi entendimiento de los orígenes, el desarrollo del yihadísmo Islámico y la forma de expresarme, hacen pensar que yo odio o guardo rencor al Islam y a los musulmanes. Yo no odio ni guardo ningún rencor al Islam ni a los musulmanes. Tengo muchos amigos musulmanes, como tampoco tengo miedo a nadie ni a nada, porque el odio va contra mis principios cristianos y mi forma de ser.

Señores políticos y cobardes, quienes estáis detrás de esta palabrita quien da la orden de repetirla hasta la borrachera, acusando de islamofobo a cualquiera que diga cualquier cosa, en contra de la religión musulmana, sepáis que por mucho que os empeñéis, la gente de a pie no le tenemos miedo al Islam ni a sus seguidores. Yo no tengo miedo del Islam ni de los musulmanes, porque no me considero mejor que tantas personas que han matado los musulmanes radicales. Vosotros si sois los auténticos islamofobos que tenéis miedo de decir la verdad del Islam y los musulmanes.

No obstante, a mí personalmente, eso no me favorece, al contrario, profesionalmente, como profesor, me perturba muchísimo, especialmente en estos últimos años. Hoy día la gente le gusta escuchar o leer cosas frecuentes y políticamente correctas. Así, soy incomodo, no solamente para los musulmanes sino para casi todos mis amigos, compañeros, profesores, centros especialistas en la materia, incluso mi iglesia que tanto amo, me reputan de políticamente incorrecto porque digo, lo que sé, la verdad sin tabú. Podía pensar un poco en mis intereses profesionales y económicos y hacer caso a los consejos de mis amigos y compañeros. Pero, de este modo, estoy pensando solo en mí como centro, buscando mi propio bienestar y el centro debe de ser la Verdad, no mi persona. Siempre he creído que la Verdad es una perla hermosa por la que merece la pena arriesgarlo todo, incluso la vida. Pensó que la ignorancia nunca es buena, incluso si al principio parece hacerte la vida más fácil.

Quien me conoce sabe perfectamente que soy español de pie a cabeza y de corazón, amo a esta tierra, ESPAÑA, que me ha acogido fraternalmente, cuando en mi país natal Irak, intentaron matarme. Soy totalmente libre, tan libre que estoy soltero con 58 años, no pertenezco a ninguna congregación cristiana, ni estoy afiliado a ningún partido político, aunque comparto algunas ideas políticas con un partido político constitucional, VOX. Es mi derecho como ciudadano español integro, amo y defiendo a este país, son mis derechos democráticos y mi libertad, que afortunadamente este país todavía desfruta y están en su constitución. Desde mi libertad escojo lo que creo, lo que se ajusta a mis convicciones. Es tan respetable como aquellos que se presentan como: podemitas, socialistas, ciudadanos populares, incluso independistas y republicanos.

Finalmente, si decir la verdad, proteger mis principios, conservar mis tradiciones cristianas, amar y defender mi patria ESPAÑA, es políticamente incorrecto, xenófobo, islamofobo, pues soy tales y a mucha honra.

Raad Salam Naaman
Cristiano católico caldeo de origen iraquí


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Isabel 24.04.18 | 01:16

    (ESTA ES LA CONTINUACIÓN DEL COMENTARIO DE ABAJO, PORQUE NO ME CABÍA )
    Parece sugerir que si las mujeres no quieren que las molesten o les agredan simplemente se aíslen y no se acerquen a los hombres. Lo siguiente será proponer que no salgan de sus casas o no entren en ciertos sitios. En Afganistán los talibanes también decían (y dicen) que sus leyes eran muy beneficiosas para las mujeres porque por fin les aseguraban "protección".
    ¿Qué le parece?
    Saludos y un abrazo.
    Por cierto, he leído su libro "Todo sobre el islam", es excelente.

  • Comentario por Isabel 24.04.18 | 01:10

    Tiene usted toda la razón. ¿Sabe que en Bélgica hay un partido islámico que ha propuesto segregar a las mujeres de los hombres en los autobuses? El líder del partido (un hombre de origen marroquí) dice que es para "proteger a las mujeres". "Llevo 25 años de conductor de autobús en Bélgica y he visto que las mujeres no pueden ir tranquilas en el autobús cuando llevan minifalda" dice él. (Como si a él le pareciera bien que llevaran minifalda si lo que querría es ponerles un velo o un burka, mejor).
    Líderes de otros partidos lo han denunciado por discriminación y le han dicho que la única forma de proteger a las mujeres de posibles agresiones es la educación de todos (hombres y mujeres) en el respeto y la igualdad. Él ha contestado que su solución es mejor.

    Fíjese usted, señor Salam, pretende que Bélgica haga lo mismo que Irán, por ejemplo, y las mujeres tengan que ir separadas. Parece sugerir que si las mujeres no quieren que las molesten o les agredan simplemente se a...

Miércoles, 20 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031