Editado por

Máriam MudarraMáriam Mudarra

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS



El ladrillazo

Permalink 29.04.09 @ 16:43:59. Archivado en Reflexiones, Celebraciones

Un joven y exitoso ejecutivo paseaba a toda velocidad en su auto Jaguar S Type 2003, sin ningún tipo de precaución.
De repente, sintió un estruendoso golpe en la puerta, se detuvo y, al bajarse, vio que un ladrillo le había estropeado la pintura, carrocería y vidrio de la puerta de su lujoso auto.

Se subió nuevamente, pero esta vez lleno de enojo, dio un brusco giro de 180 grados, y regresó a toda velocidad al lugar donde vio salir el ladrillo que acababa de desgraciar lo hermoso que lucia su exótico auto.
Salió del auto de un brinco, y agarro por los brazos a un chiquillo, y empujándolo hacia el auto estacionado le gritó a toda voz:
- ¿Qué rayos fue eso?, ¿Quién eres tu?, ¿Qué crees que haces con mi auto?".
Enfurecido, casi echando humo, continúo gritándole al chiquillo:

- ¡Es un auto nuevo, y ese ladrillo que lanzaste va a costarte muy caro! Por qué hiciste eso?"

Por favor, señor, por favor. ¡Lo siento mucho!
“No sé qué hacer", suplico el chiquillo.
"Le lancé el ladrillo porque nadie se detenía...“
Las lágrimas bajaban por sus mejillas hasta el suelo, mientras señalaba hacia un costado del auto estacionado.
Es mi hermano, le dijo. "Se descarriló su silla de ruedas y se cayó al suelo... Y no puedo levantarlo". Sollozando, el chiquillo le preguntó al ejecutivo:

"Puede usted, por favor, ayudarme a sentarlo en su silla? Está golpeado, y pesa mucho para mi sólito...
Soy muy pequeño."

Visiblemente impactado por las palabras del chiquillo, al ejecutivo se le formó un gran nudo en su garganta.
Indescriptiblemente emocionado por lo que acababa de pasarle, levantó al joven del suelo, lo sentó nuevamente en su silla, y sacó su pañuelo de seda para limpiar un poco las cortaduras y lo sucio sobre las heridas del hermano de aquel chiquillo tan especial.
Luego de verificar que se encontraba bien, miró al chiquillo, y este le dio las gracias con una sonrisa que no tiene posibilidad de describir nadie...

- DIOS le bendiga, señor... y “muchas gracias", le dijo.

El hombre vio como se alejaba el chiquillo empujando trabajosamente la pesada silla de ruedas de su hermano, hasta llegar a su humilde casita.
El ejecutivo aún no ha reparado la puerta del auto, manteniendo la hendidura que le hizo el ladrillazo, para recordarle el no ir por la vida tan distraído y tan deprisa que alguien tenga que lanzarle un ladrillo para que preste atención.

DIOS normalmente nos susurra en el alma y en el corazón, pero hay veces que tiene que lanzarnos un ladrillo a ver si le prestamos atención.

Tú escoges

Escuchar el susurro... o el ladrillazo…


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Los comentarios para este post están cerrados.

Blogs
Entre dos luces

Entre dos luces

Bandeja de flashes vivos - Notas de pensar y decir 13-XII-2018

Santiago Panizo

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

La misión en la periferia

Guillermo Gazanini Espinoza

Religión Digital

Religión Digital

La Madre y nuestro encuentro con Ella

Religión Digital

Teología sin censura

Teología sin censura

El Evangelio y la política. Primera Parte: Navidad

José Mª Castillo

Columna de humo

Columna de humo

Tres preguntas que se hace Mariano Rajoy en su cuarto de estar

Pedro de Hoyos

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#Venezuela Chávez VIVE Corrupción SIGUE Columna Caiga Quién Caiga por @Angelmonagas

Angel Monagas

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

II Viernes de Adviento

Angel Moreno

Punto de vista

Punto de vista

Desde que no está Franco…

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

El primer maridaje de la historia basado en el ADB viene de la mano de González Byass

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Servidor? ¡Aprendiz de ruiseñor!

Ángel Sáez García

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Emigración: a 21 millones les gustaría España

Manuel Molares do Val

Corrupción global

Corrupción global

2228 Valores: creencias, derechos, libertad, igualdad, solidaridad- Democracia, poderes, ley justa -Mercados: monopolios, libre competencia

Luis Llopis Herbas

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

¿Es el celibato un don de Dios?

Josemari Lorenzo Amelibia

No más mentiras

No más mentiras

Cajas, bancos, dinero y avaricia

Antonio García Fuentes

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Dom 16.12.18. La Revolución de Juan, con Hacienda y Ejército

Xabier Pikaza Ibarrondo

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Marx y la Biblia

Francisco Margallo

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Bisabuelos

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Un instrumento precursor

Jose Gallardo Alberni

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Monseñor Raimundo Possidônio: “La Iglesia tiene obligación de reconocer el papel fundamental de las mujeres en las comunidades amazónicas”

Luis Miguel Modino

Poemas

Poemas

Vía recta de azúcar retumba en unos versos

José Pómez

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital