Punto de vista

Maduro y el embajador español

07.03.19 | 16:50. Archivado en Dignidad

El presidente ilegitimo de Venezuela no se chupa el dedo. Dicen que al no detener a Guaidó se ha debilitado, pero eso, con ser cierto, no es exacto del todo. Si lo hubiera detenido, se hubiera producido, seguramente, tal oleada de protestas en el país, con la consiguiente violencia represiva, que habría dado pie a la intervención internacional para precipitar su caída.

>> Sigue...


Martes, 23 de abril

BUSCAR

Editado por