Punto de vista

Bélgica tiene un problema

04.11.17 | 15:57. Archivado en Internacional

Era obvio que Puigdemont se iba a fugar, puesto que ya había dado varias veces palpables pruebas de cobardía. Una de ellas fue el tuit narcisista que lanzó el 11 de abril mofándose del Tribunal Constitucional, que acababa de mandarle la quinta notificación. Luego ya ha visto que por dos veces no se atrevió a dar el paso tan anunciado. A los bravucones se les va la fuerza por la boca.

>> Sigue...


Jueves, 18 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos