Punto de vista

Paco Frutos, como Pero Grullo

01.11.17 | 15:57. Archivado en Política

Pero, obviamente, no para vergüenza suya, sino para aquéllos que deben sentirse aludidos, que no son pocos.
No sólo están en Cataluña esos que no son lo que dicen ser. En el Reino de Valencia (la izquierda (supuesta, como se verá) nunca usa el nombre legal, sino el que conviene a los catalanistas, por lo que tomo la libertad de usar el tradicional), también hay partidos que se dicen socialista o comunista y realidad son nacionalistas, con lo cual, es obvio que no son son de izquierdas.
Es tan evidente que Paco Frutos no necesitó extenderse para explicar esto, son verdades de Pero Grullo en las cuales no cayeron Felipe González y Alfonso Guerra, ni tampoco el nutrido grupo de intelectuales que les acompañaba, en aquellos tiempos de la Transición.
Si es de izquierda no puede ser nacionalista, la idea es tan nítida y tan simple que sonroja pensar que en un momento dado un grupo de intelectuales catalanes fundó un nuevo partido político, Ciudadanos, porque no podía seguir votando al PSC, dada su deriva nacionalista. ¿Y cómo es que esos intelectuales, algunos de ellos más famosos que don Quijote de la Mancha, pudieron votar hasta el momento al PSC? Durante la redacción de la Constitución, el representante del PSC ejerció de caganer, puesto que se fue al baño, para no votar en contra de una propuesta del diputado Letamendía.
No acabaron en estos las pullas de Paco Frutos -qué mal queda Alberto Garzón si se le compara con él-, sino que también las hace extensivas a todos aquellos que se ponen la etiqueta de izquierdas sólo porque está mejor vista. Se dicen de izquierdas, pero en realidad son trileros de la política, poco amantes de la verdad y la justicia, pero diestros en el arte de engatusar a las masas con recursos facilones fomentadores del narcisismo colectivo.


'El Parotet y otros asuntos'

'Diario de un escritor naíf'
'Yo estoy loco'
'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades'
'1978.El año en que España cambió de piel'
'El séptimo círculo del infierno'
'La Guerra Civil y la Tercera España'
'Cantos al camino'


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Vicente Torres 01.11.17 | 19:57

    Otra opinión

    Sostiene que la izquierda es incompatible con el nacionalismo. ¿Por qué?

    La herencia de la izquierda es una radicalización del ideal de ciudadanía, que se construye con la premisa de que no existe ningún privilegio de origen, que el hecho de haber nacido en un lugar no justifica derechos especiales. Una comunidad de ciudadanos es una unidad de justicia y de decisión: todos somos iguales, ya me encuentre en Madrid o Huelva. Así, Cataluña no es de los catalanes, sino que todo es de todos. En este sentido, no hay nada más comunista que el espacio político. Cuando alguien reclama una ciudadanía cimentada en la identidad, y además exige privilegios económicos, se sitúa enfrente de esa tradición, con la reacción.

  • Comentario por jose rodrigo 01.11.17 | 18:10

    ¿Quién ha dicho que la izquierda no puede ser nacionalista?. Parodiando el aserto, el nacionalismo como los de Bilbao pueden ser de lo que quieran. Al margen de la broma no hay mas que considerar que el fundador del fascismo era el director del periódico oficial del partido socialista italiano para entender si es posible que la izquierda pueda ser mas que nacionalista ultranacionalista.
    Lo que se lleva, desde hace ya mucho tiempo en Cataluña es, una mezcla de lo peor de la política. Movimientos hipernacionalistas de extrema derecha caracterizados por un capitalismo salvaje de la subvención, xenófobos, supremacistas, excluyentes, etc. con un socialismo también hipernacionalista (fascismo puro) y al que se han sumado grupos de bolcheviques de salón y toda la caterva de pijoprogres, resentidos sociales, envidiosos y gente sin ninguna aspiración vital diferente al incordiar permanentemente. En fin todo un panorama

Lunes, 20 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930