Punto de vista

Todo un pueblo detrás

09.10.17 | 16:28. Archivado en Actualidad

Hace veinte años, quizá veinticinco, conversaba con un catalanista valenciano y por algún motivo que no recuerdo critiqué a ETA. «Ah, no, no se puede criticar a un grupo que tiene a todo un pueblo detrás», me respondió.
Ahí se acabó, lógicamente, toda la cordialidad habida hasta el momento. Si una banda terrorista tuviera todo un pueblo detrás ese pueblo estaría podrido sin remedio. Es cierto que el pueblo vasco está podrido en gran medida, pero no lo está todo el pueblo, aún hay núcleos sanos, como Covite, tan odiado por lo filoetarras, por ejemplo.
El caso es que este catalanista valenciano había trabajado en una empresa cuyo requisito imprescindible para formar parte de su plantilla era ese precisamente. A pesar de ello, no había terminado de entrarle por el ojito al dueño y había perdido su empleo. Había visto que esa empresa tenía muy pocas ventas, pero a pesar de ello entraba mucho dinero en caja.
El asunto es ese, los nacionalismos pretenden anular a la persona y convertirla en parte de un pueblo. Todos de uniforme. Esto es muy molesto para cualquier ser humano, incluso los más acomodaticios tienen que sentirse abrumados.
Esa manera de violentar las voluntades de la gente que tienen los nacionalistas de cualquier parte, de querer obligar a los ciudadanos a que hablen en la lengua, o en el dialecto, que ellos, los nacionalistas, decidan es impropio de cualquier civilización que se precie, es volver a la tribu.
Ningún pueblo que goce de salud mental es homogéneo, porque incluso en una finca de diez, doce o catorce viviendas, cada familia es un mundo aparte.
No me extraña que los nacionalistas vascos miren con recelo las reacciones que ha suscitado la aventura loca de los nacionalistas catalanes, no vaya a ser que se produzca el efecto contagio y además de perder apoyo popular tengan que ver que Iberdrola vuelva a Valencia y el BBVA se cambie a Madrid.


'El Parotet y otros asuntos'

'Diario de un escritor naíf'
'Yo estoy loco'
'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades'
'1978.El año en que España cambió de piel'
'El séptimo círculo del infierno'
'La Guerra Civil y la Tercera España'
'Cantos al camino'


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 17 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031