Punto de vista

Papelón del parlamento catalán

24.08.17 | 16:09. Archivado en Terrorismo

Qué vergüenza para Cataluña, porque el parlamento representa a todos los catalanes y por respeto a ellos debería haberse abstenido de hacer el ridículo.
Estos tipos se han creído que todo el mundo es digno de vivir en una cuadra, como ellos, no consideran la posibilidad de que haya gente civilizada que tenga aprecio por la justicia, por la lealtad, por el agradecimiento, por la abnegación. Gente que intenta ver las cosas tal y como son y no como quieren hacer ver los manipuladores, que según Ana María Matute no quieren que seamos felices. Tenía razón la escritora y académica catalana, los manipuladores no quieren más que amargarnos la vida.
El parlamento catalán ha excluido a la Guardia Civil y a la Policía Nacional de la medalla de honor. ¡Qué poca vergüenza tiene el parlamento catalán!
Si las competencias hubieran estado en manos de la Guardia Civil y la Policía Nacional no se habría producido el atentado. Los nacionalistas, además de embusteros, son incompetentes, porque su atención está puesta en aquello que les obsesiona y el resto lo descuidan. Y para llevar a cabo lo que es su obsesión tienen que pasar por encima de eso que de modo genérico se llama ‘valores’. No respetan ninguno.
Se está poniendo de relieve estos días que el juez desestimó deportar al imam de Ripoll porque no representaba un peligro, pero se calla que el abogado defensor del sujeto era un concejal del ayuntamiento de Barcelona, que fue quien convenció al juez para que tomara esa decisión.
La labor de los Mozos de Escuadra tras el atentado puede haber sido buena, pero la de sus jefes y los políticos catalanes ha sido deplorable.
El colmo de la cara dura es que después de un atentado que ha tenido lugar gracias a su incompetencia se sirven del mismo para hacer propaganda separatista. No creen en Dios, eso seguro, porque si creyeran no se comportarían así, pero creen en la diosa Impunidad.


'El Parotet y otros asuntos'

'Diario de un escritor naíf'
'Yo estoy loco'
'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades'
'1978. El año en que España cambió de piel'
'La Guerra Civil y la Tercera España'
'Cantos al camino'
'Historias de la otra razón'


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Uno que vió muchas cosas durante la guerra incivil y después 24.08.17 | 18:54

    Don Vicente, leído su interesante comentario, en el cual coincido en todo más o menos, pero lo que no puedo negar, que visto la actitud tan miserable que como norma y practica habitual diaria desarrollan los llamados politicastros y sus adláteres, que solamente consigo expresar pero con mucha prevención, ya que no alcanzo diferenciar si existe alguno de los mencionados en las heterogéneas facciones que desde hace décadas pululan montados en el medro personal. ¿Con quien de ellos puede uno confiar?

  • Comentario por David Gracía 24.08.17 | 17:42

    Estimado Señor,

    Estoy totalmente de acuerdo con su artículo. Muchas gracias por su valentía, y a ver si se atreve también a denunciar que el Islam es totalitarismo puro y duro: no permite la libertad reliigosa en los países donde es mayoría, no permite la libertad sexual, no permite la igualdad entre hombres y mujeres y sobre todo no permite la apostasía, que un musulman quiera salirse de ese mundo de coacción que es el islám. Hay base jurídica más que suficiente para prohibir el Islam como secta peligrosa, pues la libertad individual de cada ciudadano debe ser salvaguardada -además de su vida, claro-.

Jueves, 23 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930