Punto de vista

Del chinito del Domund al elefante

15.04.12 | 17:32. Archivado en España
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Tiempo atrás se nos invitaba a apadrinar un chinito por una módica cantidad anual. Cada año se enseñaba al padrino una foto del chinito para que se viera su evolución. Ha llovido desde entonces, pero todavía debe de haber gente que lo recuerde.
Del mismo modo, la Familia Real cada año nos enseñaba una foto familiar para que quienes la mantenemos podamos pensar que permanece ejemplarmente unida. Pero ha llegado el momento en que eso ya no se lo cree nadie.
Mientras era príncipe, lo que pensaba la mayoría de él es que era tonto. Creo que fue Carrillo el que durante la Transición le dijo: Hay que ser muy listo para hacerse pasar por tonto durante tanto tiempo. Pero no, en realidad se le ha llevado en volandas durante todo el tiempo. Es campechano y se ríe todo lo que le conviene. Hay un lema que quizá hizo suyo en los tiempos difíciles y ya no lo ha abandonado: Dame pan y llámame tonto.
Hace unos pocos meses, celebramos un debate en la cafetería Vía Florencia, que llevaba el título Monarquía o República. Yo dije que es más práctico y más barato un rey que un presidente de la república, pero maticé que defendía a la monarquía, no al monarca. Pero Laura Cano Zamorano explicó que no es necesario que haya un rey o un presidente de la república.
Algunos creen que el Rey descubrió a Adolfo Suárez en algún momento posterior a la muerte de Franco. No es probable. El Rey nunca supo valorar a Suárez. Probablemente, lo descubrió Torcuato Fernández Miranda bastantes años antes. Para el Rey, Adolfo Suárez no fue más que un instrumento que trató de quitar de en medio una vez que creyó que había terminado su trabajo, para que todo el mérito de la Transición fuera suyo, pero en el pecado tuvo la penitencia. Porque cada cual interpretó como quiso sus críticas a Suárez, vino el golpe de Estado, y fue Suárez quien salvó la democracia que él mismo había traído.
Haz el amor y no la guerra, pero a nuestro rey le gustan las dos cosas, hacer el amor y hacer la guerra, a los elefantes al menos. Los elefantes no tienen ninguna culpa. Y los contribuyentes no deberíamos tener que pagar nada de eso.
'La hoguera del capital'
'El aprendizaje por competencias'
'Cómo escribir una biografía'
'Ostras para Dimitri'
'Confucio y la máquina de café'
'El Terror Rojo'
'Nuevo Brain Trainer'
'Detrás del nombre'


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Ana 16.04.12 | 04:25

    Que diversion tan cruel, hasta el estomago me duele nomas de pensar en esos bellos e inteligentes animales. Ya nomas falta que practique aquel deporte de reyes y nobles ingleses donde perros persiguen a un inocente zorro para luego darle muerte. ¿En donde esta la tan mencionada nobleza? Y la sociedad protectora de animales ¿qué dice? Hace años torturaban a los elefantes para quitarles el marfil de sus colmillos. Quiza era por hambre, que tampoco se justifica, pero ahora qué ¿simple gozo?
    ¿Para que prohiben entonces las corridas de toros. O es para sustituir una crueldad por otra?
    Yo cuando me enteré de la noticia no lo creí posible. Y aún ahora, me resisto.

  • Comentario por AnnaTeresa 16.04.12 | 02:37

    El tema de la monarquía como forma de gobierno al igual que la república tiene sus bemoles pero habría que verlo mejor sobre la base de la honestidad y la vivencia de la democracia real en el presente y futuro de los pueblos.
    Que el Rey se dedique a la caza de elefantes, ha causado, en primer lugar, un gran malestar en todas partes del mundo dado que el Rey se dedique a la caza de elefantes siendo presidente de honor de la división española de la organización medioambiental WWF. Además es cuestionable que de modo inapropiado el jefe de Estado se vaya a cazar elefantes en medio de la difícil situación económica que atraviesa el país. Difundieron por la televisión que por cada elefante muerto los participantes en safaris africanos deben pagar al menos 20.000 euros, eso es inconcebible pensando en el pueblo español que padece los efectos de la crisis.
    Lo que más indigna, es que el Rey mira orgulloso a la cámara, escopeta en mano, y con un elefante arrodillado como fondo....

  • Comentario por Juan, 83 tacos. 16.04.12 | 00:10

    Don Vicente, y tanto que me acuerdo de lo del chinito del bautizo, como los otros cuando los curas de la época a niñas y niños bien aleccionados y pertrechados con sendas huchas de cerámica les hacian salír por las calles para que en nombre de otros chinitos, seguir pidiendo dinero a todo el personal que transitaba por las calles.
    Otra grave cuestión es lo del indefendible matador de elefantes que con la que ésta cayendo, el tío, sin ningún reparo se marcha de cacería y todo ello como consecuencia de la tolerancia tan ilimitada que desde siempre le consintieron todos los primeros ministro de turno.

Viernes, 25 de abril

BUSCAR

Editado por

Los mejores videos

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930    

Sindicación