Punto de vista

Rodrigo Rato no tiene piedad

17.12.11 | 18:37. Archivado en Economía

El título es duro, muy duro; pero todo apunta a que responde a la realidad. Rodrigo Rato, tras su fuga del FMI, cuyos motivos a estas alturas ya no es probable que los desvele, y tras buscar algunas apetitosas colocaciones, ha ido a parar a la presidencia de Bankia, el banco resultante del descalabro de algunas cajas.
Ha llegado a la presidencia de Bankia y parece ser que se ha llevado alguna sorpresa que otra, lo que también demuestra que no comenzó las cosas con la debida seriedad, dado que en aquel momento dio por ciertas, alegremente, cosas que no lo eran.
El problema no es que fue engañado, sino que al sentirse como tal quiso desprenderse de la colaboración de quien considera responsable del engaño, que no es otro que José Luis Olivas, y para ello dejó caer, por decirlo de algún modo, al Banco de Valencia, sin tener en cuenta los perjuicios que podía causar a sus trabajadores y accionistas.
Da la impresión de que Rodrigo Rato sólo piensa en sí mismo y en sus intereses, y da la casualidad de que es conocido como político y a los políticos se les supone vocación de servicio a los demás. A la vista de esta revelación, mejor sería que no volviera a la política.
Con respecto a los avatares banqueros, no hay nada nuevo. En España no parece posible tener seguridades de nada. Uno puede confiar todo lo que quiera en los organismos supervisores, en el Banco de España, en el ministerio de Hacienda, en la CNMV, o en las Loterías del Estado, porque al final siempre viene a ocurrir lo mismo. En el caso de Banca Catalana, por ejemplo, en donde tantos vieron desaparecer sus ahorros. Tampoco encontraron amparo en ninguna parte quienes los tenían invertidos en el Banesto. Cada vez que ocurre una cosa de estas, como ahora en el Banco de Valencia, queda de manifiesto la indefensión de los pequeños accionistas. Para Rodrigo Rato, este banco no es más que un peso que se ha quitado de encima. Y con su petición de que haya un banco malo puede que busque que los contribuyentes le quitemos otro peso todavía más grande. La solución ideal podría ser que Rajoy lo mandara de embajador a Australia.
'Cuentos nevados de Phil y Maya'
'El Conde Lucanor'
'Contra el insulto'
'Milagros de Nuestra Señora contados a los niños'
'El hombre que quiso entrar en Auschwitz'
'La estrategia de los antílopes'
'Pedro I el Cruel'
'Episodios ocultos del franquismo'


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Vicente Torres 29.12.11 | 14:26

    Señor Jota Eme:
    Entiendo su actitud. La culpabilidad de los que señala se da por supuesta. Pero Rato, para desprenderse de ellos, no ha tenido en cuenta para nada a otras personas que tampoco tienen culpa.
    En España, los poderosos gozan de la impunidad desde tiempo inmemorial. Cuando un mediocre logra un cargo, provoca una catástrofe para muchos sin que él se sienta culpable jamás. Ni Camps, ni Olivas, ni Parra, ni Rambla, etc., se sienten culpables de nada.
    Rato tampoco.

  • Comentario por jota eme 29.12.11 | 12:16

    Señor Torres: No estoy defendiendo a Rato ni mucho menos, pero los responsables directos del Banco de Valencia y de la CAM,los que daban las órdenes, los que decidían las estrategias y los que tenían la obligación de informar con veracidad y los que por eso tenían y TIENEN unos sueldos de fábula y un poder inmerecido, eran las autoridades valencianas y el Banco de España.Los accionistas es verdad que no tienen culpa, pero yo tampoco tengo la culpa de que mi casa, gracias a las políticas de estos poderosos, valga ahora la mitad que hace cinco años y le aseguro que mi indignación va dirigida a estas autoridades ineptas y muchas veces, demasiadas, corruptas, pero sobre todo IMPUNES.

  • Comentario por jota eme 29.12.11 | 12:11

    Señor Torres: No estoy defendiendo a Rato ni mucho menos, pero los responsables directos del Banco de Valencia y de la CAM,los que daban las órdenes, los que decidían las estrategias y los que tenían la obligación de informar con veracidad y los que por eso tenían y TIENEN unos sueldos de fábula y un poder inmerecido, eran las autoridades valencianas y el Banco de España.Los accionistas es verdad que no tienen culpa, pero yo tampoco tengo la culpa de que mi casa, gracias a las políticas de estos poderosos, valga ahora la mitad que hace cinco años y le aseguro que mi indignación va dirigida a estas autoridades ineptas y muchas veces, demasiadas, corruptas, pero sobre todo IMPUNES.

  • Comentario por Vicente Torres 18.12.11 | 08:51

    Señor Jota Eme:
    Los culpables serán quienes usted dice, pero Rodrigo Rato ha actuado sin miramientos. Debió haberse fijado más cuando se realizó la fusión. Los pequeños accionistas del Banco de Valencia no tienen ninguna culpa.

  • Comentario por jota eme 18.12.11 | 03:06

    No estoy de acuerdo en absoluto.Los culpables y a ver cuando empiezan a pagar sus culpas son las autoridades valencianas y nacionsles que han permitido el expolio de CAM y del Banco de Valencia.Olivas a hecho muchísimo mas daño al Banco de Valencia, pero muchísimo mas que Rato y ahí sigue tan pancho, sin rendir cuentas de su pésima gestión.Los valencianos en cambio estan entretenidísimos con los trajes de Camps, mientras cosas muchísimo mas importantes pasan delante de sus narices.

  • Comentario por Juan, 83 tacos. 17.12.11 | 22:59

    Don Vicente, el tal Rodrigo Rato otro que tal tío Pascual. ¿El Presidente de Bankia es uno de los políticos del grupo de los menos malos?

Sábado, 20 de abril

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Abril 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930