Punto de encuentro

A la escucha

12.01.19 | 08:48. Archivado en Acerca del autor

Una de las actitudes más repetidas en la fe cristiana es la necesidad de escuchar por nuestra parte a Dios. En el Antiguo Testamento aparece la figura del gran profeta Samuel cuando todavía era un chaval que servía al Señor (1 Samuel 3, 1-10). Vivía con Elí, en el santuario de Siló donde estaba el arca de la Alianza y ardía la lámpara de Dios, símbolos ambos de su presencia callada. La llamada del niño Samuel, por tanto, sucede en un lugar santo. Y a pesar del lugar y la disponibilidad abierta a Dios de Samuel, este no supo entender a la primera ni a la segunda que era Dios quien le hablaba, no Elí. Después de tres intentos fracasados, debido a la falta de experiencia del niño Samuel en escuchar la palabra de Dios, el consejo del anciano Elí le ayuda a discernir la voz de Dios.

>> Sigue...


Domingo, 17 de febrero

BUSCAR

Editado por

Hemeroteca

Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031