Punto de encuentro

Un profeta contra el mal uso del dinero

21.04.18 | 12:50. Archivado en Acerca del autor

Vivimos en una sociedad neoliberal que caracteriza a los países más desarrollados del mundo. Dinero hay de sobra, el PIB aumenta mientras la distribución que estuvo un tiempo bajo la mirada de una socialdemocracia que claudica ante la paulatina distribución injusta de la riqueza. En los países más avanzados crecen la pobreza y nosotros mantenemos a duras penas los derechos básicos de sanidad, educación y pensiones.

>> Sigue...


La Iglesia y el dinero

21.04.18 | 12:49. Archivado en Acerca del autor

Vivimos en una sociedad neoliberal que caracteriza a los países más desarrollados del mundo. Dinero hay de sobra, el PIB aumenta mientras la distribución que estuvo un tiempo bajo la mirada de una socialdemocracia que claudica ante la paulatina distribución injusta de la riqueza. En los países más avanzados crecen la pobreza y nosotros mantenemos a duras penas los derechos básicos de sanidad, educación y pensiones.

>> Sigue...


La Iglesia es femenina

14.04.18 | 11:25. Archivado en Acerca del autor

Lo ha dicho el Papa Francisco: "la Iglesia es femenina". Y eso que los que siguen las reformas de este gran pastor afirman que no es precisamente en este campo donde se han producido mayores avances en su pontificado. Se han dado algunos pasos pero con un andar más despacio que en otros temas. La situación eclesial de la mujer no es evangélica si lo pensamos honestamente, es decir, poniendo el acento en cómo Jesús las trataba, sin considerarles en minoría de edad eclesial, tantos siglos desdichados para ellas en todos los órdenes, no solo dentro de la Iglesia. Todavía no pueden ser ordenadas sino que sufren el ninguneo como mujeres en la participación en las responsabilidades de la Iglesia. El suplemento Mujeres Iglesia Mundo de L'Osservatore Romano (marzo 2018) publica la denuncia de "la explotación generalizada de las monjas con trabajos sin paga o sueldos muy bajos", reclamando que la jerarquía eclesiástica debería dejar de tratarlas como simples sirvientes.

¿Sólo han existido cuatro mujeres con méritos -y ninguna laica- en la historia de la Iglesia para ser declaradas doctoras? Además de constatar la presencia única de los varones en las demás instituciones eclesiales o ministerios eclesiásticos (cardenalato, episcopado, sacerdocio, diaconado...).

Las monjas y religiosas son mujeres que se han consagrado a vivir radicalmente el testimonio evangélico y sin embargo, con el Código de Derecho Canónico en la mano, su discriminación si cabe, es más grave que la de las mujeres laicas. El 22 de julio de 2017, el Vaticano dio licencia a la hermana Pierrette Thiffault para celebrar una boda en una diócesis de Quebec, debido a la escasez de sacerdotes forzando el capítulo V del Código de Derecho Canónico que afirma lo siguiente: “Donde no haya sacerdotes, ni diáconos, el obispo diocesano, previo voto favorable de la Conferencia Episcopal y obtenida licencia de la Santa Sede, puede delegar a laicos para que asistan a los matrimonios”. Y en otro lugar se afirma que el obispo y el párroco pueden delegar en sacerdotes y en diáconos la facultad de asistir a los matrimonios; pero en ninguno canon se menciona a las religiosas ni a las monjas.

Quizá la verdadera razón la da Dolores Aleixandre: existe un temor en la Conferencia Episcopal, como si cualquier mujer que defiende sus derechos estuviera reclamando la ordenación. Pero no se trata de eso, sino de que el Evangelio empuja de abajo a arriba, porque habla de una comunidad circular en la que alguien tiene la presidencia, pero en la que todos somos hermanos y hermanas. Me pregunto por qué tenemos tanto miedo al sueño circular y fraterno de Jesús; creo que tenemos mucha confusión entre autoridad y poder.

Y a pesar de todo, la mayor parte de quienes asisten a los actos religiosos son laicas mientras los que tienen responsabilidades en la Iglesia son varones. Francisco está impulsando una presencia mayor de seglares en la curia romana pero su reforma se enfrenta a una desigualdad poco acorde con los tiempos e injustificable por la esencia de los textos evangélicos. La Iglesia es femenina, sí, aunque de momento solo en el género sustantivo gramatical.

Toda la Iglesia necesita incorporar las aportaciones de mujeres a la experiencia comunitaria cristiana; no es un problema de laica o consagrada, sino de estatus de dignidad personal como seguidoras de Cristo. Las monjas de Estados Unidos, por ejemplo, llevan años en el ojo del huracán de la Curia romana pidiendo una Iglesia que no discrimine a las mujeres, que han seguido a Jesús desde Galilea (Mc 15,41; Mt 27,55), algo que confirma Lucas (8,1-3) con otras fuentes. Ellas fueron las que recibieron la noticia de la Resurrección. Por tanto podemos creer que han acompañado a Jesús en su predicación del reino, aceptando su misma vida desinstalada, asistiendo a su enseñanza y a sus curaciones, No le abandonan cuando está en la cruz y fueron las testigos del Resucitado. Aun sin ser mencionadas explícitamente, algo propio del lenguaje inclusivo, estas mujeres están presentes en el grupo de discípulos reunidos a los que el Resucitado confía la misión y entrega el Espíritu.

En cuanto a Pablo, se encuentra a cristianas en sus lugares de misión y él las respeta, a la vez que reconoce y admira su labor. Pablo defiende el matrimonio ante las posturas ascéticas que comenzaban a surgir (1 Cor 7,5) y lo concibe como una relación de reciprocidad e igualdad entre varón y mujer, haciéndose eco de las tradiciones de Jesús (1 Cor). Pablo menciona a Febe, a quien llama "diácono" o "presidente" de la iglesia de Cencreas (Rom 16,15). "Ya no hay hombre ni mujer..." (Gal 3, 28).

Por los escritos extracanónicos y por los Hechos apócrifos de los apóstoles, se puede
ver la resistencia que pusieron las mujeres para no perder protagonismo, sobre todo en Asia Menor ante el movimiento general de patriarcalismo que se dio en lglesia. Cuando a las casadas se las sometió al marido, optaron por permanecer célibes, lo que les daba una mayor posibilidad de participación eclesial. Sin embargo, muy pronto también estos grupos de mujeres célibes fueron controlados por varones.

No se puede encontrar en boca de Jesús un dicho o palabra que minusvalore o justifique la subordinación de la mujer. El comportamiento patriarcal de la Iglesia posterior con la mujer no pudo basarse ni en Jesús ni en su actitud sino en razones más humanas Sin embargo, la Carta Apostólica Ordinatio Sacerdotalis de Juan Pablo II afirma que "este tema atañe a la misma constitución divina de la Iglesia", que "la Iglesia no tiene la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres y que este dictamen debe ser considerado como definitivo". Pero no es dogma de fe.

El biblista Xabier Pikaza es claro: Jesús no quiso algo especial para las mujeres. Quiso para ellas lo mismo que para los varones. La singularidad de la visión de Jesús sobre las mujeres es la "falta de singularidad": no buscó un lugar especial para ellas, sino el mismo lugar de todos, es decir, el de los hijos de Dios.


La Resurrección, al final

29.03.18 | 11:08. Archivado en Acerca del autor

El llamado Triduo Pascual es el momento más importante del año litúrgico para un cristiano, y especialmente la Vigilia Pascual o la Resurrección como el epicentro de toda la historia de Amor de nuestro Dios. Sin embargo, nuestras celebraciones están escoradas hacia el Viernes Santo, la Cruz. Y el Jueves Santo, no siempre tuvo la importancia litúrgica que ahora le damos.

>> Sigue...


María Magdalena

24.03.18 | 10:57. Archivado en Acerca del autor

Siempre he tenido predilección por este personaje bíblico, controvertido desde el principio por el hecho de ser discípula femenina de Jesús, como tantas otras que le siguieron, pero con una relevancia muy destacada que le asignan los textos evangélicos, mezclada con comentarios inciertos que han degradado la importancia como seguidora de Jesús de Nazaret.

Acaban de estrenar la película que lleva por título el nombre de esta gran seguidora de Cristo, que pone algunas cosas en su sitio. Una película “distinta” que al salir del cine me ha suscitado algunos comentarios. Sus creadores se han inspirado en los textos canónicos además de hacerlo en el texto gnóstico posterior sin carácter histórico, denominado Evangelio (apócrifo) de Maria Magdalena. Se trata de unos fragmentos que se cree fueron escritos entre los años 30 y 180 d.C., aunque su hallazgo ocurrió a finales del siglo XIX. Y para la confección del guión se ha consultado, además, a un grupo numeroso de especialistas entre rabinos, expertos católicos, historiadores, teniendo muy presentes, como decía, los textos teológicos. La primera conclusión, por tanto, es el esfuerzo de enmarcar la historia de esta mujer en un contexto creíble y honesto.

En segundo lugar, la película desmonta infundios graves, como el hecho de que María, la de Magdala, fuese una prostituta, algo que tiene que ver con el papa Gregorio I (siglo VI) que con cualquier pasaje de los evangelios o cartas apostólicas. Fue Pablo VI (1969) quien desmontó semejante injuria aunque demasiadas personas de buena fe no se hayan enterado todavía, lo cual merecería una reflexión aparte.

Pero lo más importante de todo, al menos en mi opinión, es el papel histórico y teológico que la cinta atribuye a María Magdalena, basado en ese trabajo previo de documentación y asesoramiento con el que su director ha querido rodearse para presentar una historia solvente sobre la mirada de Jesús a las mujeres de su tiempo. No son muchos los textos que coinciden el contenido en los cuatro evangelios. Pero en el caso de María, en Mateo, Marcos, Lucas y Juan, la Magdalena es la única que aparece como testigo de la Resurrección acompañada de otras mujeres (ningún varón) o sola; y además en el texto joánico, Cristo la convierte en misionera privilegiada de la Buena Noticia (Jn 20, 17 y 18). Un hecho con una carga teológica tal, que el Papa Francisco declaró a María Magdalena "apóstol de los apóstoles" (2016).

Esta es una película que pretende incidir en lo fundamental con cuidados paisajes, sobrios vestuarios y una música envolvente que nos lleva una y otra vez a lo esencial del mensaje de Jesús mostrando las dificultades de aquella sociedad para entenderle, incluidos sus propios amigos.

Lo que no me ha gustado tanto del filme es la costumbre, en este tipo de películas, de abusar de un exceso de misticismo hasta cuando la alegría debería expresarse abiertamente. En esta línea, el rostro de Jesús en la cruz me ha parecido de una serenidad poco creíble porque no refleja el suplicio al que le han sometido. Ni tampoco me ha llenado el “encuentro” de la protagonista con el Resucitado, en una toma cinematográfica lejana, con un Cristo sentado mirando la naturaleza y María viniendo con tranquilidad por detrás a su encuentro.

Licencias como el personaje de Pedro de raza negra, no hacen sino reforzar el carácter inclusivo del mensaje de Jesús con todos y todas. Excelente el papel de Judas. La protagonista María, me ha encantado; sobrio pero muy logrado, mostrando el personaje destellos de una alegría íntima como signo de la experiencia del gran amor por su Maestro y por su mensaje al que ella se adhiere incondicionalmente. El director deja claro su papel de persona mucho más madura que los titubeantes discípulos masculinos.

Me atrevo a recomendar esta película que no tiene morbo añadido por lo que no barrerá la taquilla. Pero su originalidad y honestidad, merecen la pena. Tras la sobriedad cinematográfica, nos deja un poso profundamente humano, con lo mejor del feminismo respirando por todos sus planos; nos recuerda lo mejor del mensaje cristiano, el amor verdadero como el camino para un mundo mejor. Una buena noticia.


Un mensaje que sigue siendo equívoco

17.03.18 | 12:00. Archivado en Acerca del autor

Nos enseñaron el evangelio casi como un libro de historia, al que había que seguir al pie de la letra, en lugar de un conjunto de textos de variados estilos literarios, incluida la crónica de hechos, cuyo objetivo era conocer y seguir el mensaje de Jesús. Hacerlo nuestro para transmitirlo como Él nos dijo que era: una buena noticia. Y entre los mensajes clave, quiero destacar uno de especial importancia pero de equívoca interpretación a pesar de su aparente claridad: Amar al prójimo como a uno mismo.

>> Sigue...


Sabiduría desde la cocina

10.03.18 | 11:10. Archivado en Acerca del autor

De la manera menos pensada, encontramos a veces puertas que nos abren a la iluminación. Buscaba yo una información en internet, cuando de pronto aparece una reflexión que conocía, pero a la que no le había hecho caso cuando me la enviaron. Y ahora, sin buscarla, me ha puesto a meditar en el contexto de la Cuaresma. Y como este blog pretende ser un punto de encuentro, la comparto. Si a una sola persona le resulta gratificante, me doy por satisfecho. Es un cuento muy sencillo, que no simple:

>> Sigue...


El abogado de las mujeres

04.03.18 | 11:49. Archivado en Acerca del autor

Se acusa de que la Iglesia ha ninguneado a la mujer obviando las más elementales normas de derechos básicos de igualdad, a veces amparada en sus propias lecturas cuestionables sobre los textos sagrados, a veces ampara en la sociología machista dominante en la que estaba incardinada. Y razones no faltan para la crítica. Ahora las mujeres del mundo tienen su día reivindicativo el 8 de marzo, en recuerdo de una barbaridad ocurrida en Estados Unidos que despertó la conciencia de explotación por razón de género.

>> Sigue...


La voluntad de Dios

25.02.18 | 11:29. Archivado en Acerca del autor

Creo que ningún cristiano pone en duda que la voluntad de Dios es que seamos felices. Pero reflexionemos esto desde otro ángulo tan evangélico como el anterior: el precepto divino de aceptar la voluntad de Dios. Inmediatamente lo asociamos a lo que nos cuesta vivir como cristianos auténticos, a las múltiples veces que tenemos que actuar contra corriente, a la sensación de dificultad y malestar que nos produce cumplir con su voluntad… ¿Cómo casa la voluntad de Dios, que nos ha creado para la felicidad plena, con la sensación de que “todo lo rico y placentero es malo para la salud o es pecado”?

>> Sigue...


La Misa

17.02.18 | 14:11. Archivado en Acerca del autor

“Haced esto en memoria mía”, nos dijo Jesús, es decir, recrear que no recordar, el signo de la presencia de Cristo desde el acto de compartir la vida en un contexto comunitario de acción de gracias, que esto significa “eucaristía”. Desde entonces, los cristianos hemos mantenido la celebración del día del amor fraterno que fue aquel Jueves Santo, recreando la presencia amorosa de Dios que se derrama en nuestros corazones. Tras los ritos litúrgicos de la misa late el amor de Dios a la espera de nuestra capacidad de apertura y escucha. Por tanto, quien no ama no puede acceder a ese amor; al menos debe mantener una actitud humilde de sincero cambio que llegará con la fuerza de Dios. La misa, pues, se vive desde el corazón dejándose interpelar por Dios con el ojo puesto en el hermano porque, en definitiva, todo amor en una forma de eucaristía.

>> Sigue...


Revivir por la oración

10.02.18 | 12:46. Archivado en Acerca del autor

Todos coincidimos en que la crisis se ha hecho sentir de manea lacerante en nuestra economía y en la calidad de vida, sobre todo en la de los más pobres, como siempre pasa. No estamos ante un problema solo económico centrado en la merma de ingresos, la inestabilidad laboral o el paro, que ya es grave, sino ante unos daños colaterales en forma de ansiedad, frustración, angustia, incertidumbre, etc., que aplastan el ánimo de millones de personas. Y la cacareada recuperación económica no ha llegado a los más desfavorecidos.

>> Sigue...


La equívoca autoestima

03.02.18 | 14:17. Archivado en Acerca del autor

Quien se ama a sí mismo, puede amar a los demás de la misma manera. Entonces, ¿por qué decimos que la autoestima pueda ser equívoca? El problema radica en quienes interpretan el amor a uno mismo como una conducta egoísta, cuando la verdad es que amarse a sí mismo es todo lo contrario, pues el egoísta es un ser insatisfecho que no es capaz de amar a nadie, ni siquiera a sí mismo.

>> Sigue...


Lunes, 23 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30