Punto de encuentro

El secreto de confesión

16.06.18 | 14:18. Archivado en Acerca del autor

Algo de lo que era noticia, de repente se ha convertido en polémica, y todo por las derivadas de la pederastia y sus casos concretos generalizados que han salido a la luz en el seno del clero católico. El cardenal George Pell que estaba muy cerca del Papa Francisco como consejero suyo y responsable de las finanzas vaticanas, está pasando su trago amargo ante la justicia australiana, defendiéndose del delito de varios casos de abusos a menores. Y, casualidad o no, la región australiana de Camberra acaba de aprobar la ley llamada Enmienda Ombudsman 2018 que obliga a los sacerdotes a romper el secreto de confesión cuando conozcan casos de abuso sexual.

>> Sigue...


Insistir en el acento principal

09.06.18 | 12:39. Archivado en Acerca del autor

En mi anterior reflexión me refería a las dos visiones que entiendo existen en el seno de la Iglesia sobre la persecución por el seguimiento de Jesús. Decía que los conservadores entienden la persecución cuando nos manifestarnos cristianos en sociedades anticristianas, por el mero hecho de serlo. En cambio, los progresistas no están en contra de esta visión de la persecución cristiana, pero el acento lo ponen en la persecución por causa de la justicia, de la defensa de la dignidad humana, de la llamada denuncia profética contra el pecado estructural. Ahora voy a referirme a dos ejemplos concretos de denuncia y acción arriesgada por seguir los pasos de Cristo.

>> Sigue...


Una pregunta incómoda

02.06.18 | 21:55. Archivado en Acerca del autor

¿Por qué Jesús dice claramente que seguir sus pasos tiene muchas posibilidades de sufrir persecución? En este punto, no hay discusión ni discrepancia entre quienes se sienten progresistas o conservadores, si se me permite la catalogación. Pero sí que la hay en lo que significa o puede significar dicha persecución.

>> Sigue...


La alegría del amor

26.05.18 | 12:45. Archivado en Acerca del autor

No acabo de entender la razón por la que los documentos papales mantengan una denominación principal en latín; si el Concilio Vaticano II inculturizó la liturgia en favor de las lenguas vernáculas, parecería lógico que las exhortaciones papales primasen los titulares en la lengua de a quienes va dirigido el mensaje. No se puede comparar la sonoridad que tiene La alegría del amor respecto a Amoris laetitia, por ejemplo, cuando además se trata de una exhortación universal con un calado del que no sé si nos hemos percatado en la práctica los católicos. Han pasado dos años desde su publicación y creo que tampoco los obispo, en un número significativo, han hecho demasiado para que todos captemos lo que puede suponer en la práctica su significado profundo. Y eso que son directos destinatarios.

>> Sigue...


El futuro se llama reconciliación (y II)

19.05.18 | 10:32. Archivado en Acerca del autor

En una reflexión reciente con el mismo nombre, me refería desde la mirada cristiana a ETA y al heroísmo de personas y colectivos capaces de actitudes de perdón e incluso de reconciliación. Ahora me alegra cerrar el bucle asomado a la ventana abierta por un miembro del GAL y la hermana de una de sus víctimas.

>> Sigue...


El futuro se llama reconciliación (y II)

19.05.18 | 10:31. Archivado en Acerca del autor

En una reflexión reciente con el mismo nombre, me refería desde la mirada cristiana a ETA y al heroísmo de personas y colectivos capaces de actitudes de perdón e incluso de reconciliación. Ahora me alegra cerrar el bucle asomado a la ventana abierta por un miembro del GAL y la hermana de una de sus víctimas.

>> Sigue...


El silencio necesario

12.05.18 | 12:28. Archivado en Acerca del autor

Hemos interiorizado demasiado que el silencio es una ausencia; todo lo más, le concedemos un papel cuando llega el sueño y nos dormimos. Y si no, pastillas para que llegue pronto. Pero una vez despiertos y conscientes, apenas entendemos el silencio como algo más que el espacio necesario entre dos conversaciones. Incluso ha perdido valor en algo esencial como es escuchar al otro cuando tiene algo que decir, sin interrumpirle, al menos como un acto de respeto e interés hacia nuestro interlocutor. La poca atención en la escucha se ha convertido en una falta de respeto consentida incluso en las tertulias de los medios de comunicación.

>> Sigue...


El futuro se llama reconciliación

05.05.18 | 13:12. Archivado en Acerca del autor

ETA ha echado el cierre a su actividad por quiebra. En realidad, lo hizo en 2011, pero estas cosas tienen su liturgia y ahora ha sido el momento oficial de una etapa demasiado larga y dolorosa. Como cristiano, quisiera hacer una reflexión final mirando más al presente y al futuro que al pasado. Pero es inevitable partir de la realidad y el sufrimiento acumulado durante tantos años.

>> Sigue...


Oración especial

28.04.18 | 11:59. Archivado en Acerca del autor

Esta semana quiero compartir una oración muy especial, al menos para mí.

>> Sigue...


La Iglesia y el dinero

21.04.18 | 12:49. Archivado en Acerca del autor

Vivimos en una sociedad neoliberal que caracteriza a los países más desarrollados del mundo. Dinero hay de sobra, el PIB aumenta mientras la distribución que estuvo un tiempo bajo la mirada de una socialdemocracia que claudica ante la paulatina distribución injusta de la riqueza. En los países más avanzados crecen la pobreza y nosotros mantenemos a duras penas los derechos básicos de sanidad, educación y pensiones.

>> Sigue...


La Iglesia es femenina

14.04.18 | 11:25. Archivado en Acerca del autor

Lo ha dicho el Papa Francisco: "la Iglesia es femenina". Y eso que los que siguen las reformas de este gran pastor afirman que no es precisamente en este campo donde se han producido mayores avances en su pontificado. Se han dado algunos pasos pero con un andar más despacio que en otros temas. La situación eclesial de la mujer no es evangélica si lo pensamos honestamente, es decir, poniendo el acento en cómo Jesús las trataba, sin considerarles en minoría de edad eclesial, tantos siglos desdichados para ellas en todos los órdenes, no solo dentro de la Iglesia. Todavía no pueden ser ordenadas sino que sufren el ninguneo como mujeres en la participación en las responsabilidades de la Iglesia. El suplemento Mujeres Iglesia Mundo de L'Osservatore Romano (marzo 2018) publica la denuncia de "la explotación generalizada de las monjas con trabajos sin paga o sueldos muy bajos", reclamando que la jerarquía eclesiástica debería dejar de tratarlas como simples sirvientes.

¿Sólo han existido cuatro mujeres con méritos -y ninguna laica- en la historia de la Iglesia para ser declaradas doctoras? Además de constatar la presencia única de los varones en las demás instituciones eclesiales o ministerios eclesiásticos (cardenalato, episcopado, sacerdocio, diaconado...).

Las monjas y religiosas son mujeres que se han consagrado a vivir radicalmente el testimonio evangélico y sin embargo, con el Código de Derecho Canónico en la mano, su discriminación si cabe, es más grave que la de las mujeres laicas. El 22 de julio de 2017, el Vaticano dio licencia a la hermana Pierrette Thiffault para celebrar una boda en una diócesis de Quebec, debido a la escasez de sacerdotes forzando el capítulo V del Código de Derecho Canónico que afirma lo siguiente: “Donde no haya sacerdotes, ni diáconos, el obispo diocesano, previo voto favorable de la Conferencia Episcopal y obtenida licencia de la Santa Sede, puede delegar a laicos para que asistan a los matrimonios”. Y en otro lugar se afirma que el obispo y el párroco pueden delegar en sacerdotes y en diáconos la facultad de asistir a los matrimonios; pero en ninguno canon se menciona a las religiosas ni a las monjas.

Quizá la verdadera razón la da Dolores Aleixandre: existe un temor en la Conferencia Episcopal, como si cualquier mujer que defiende sus derechos estuviera reclamando la ordenación. Pero no se trata de eso, sino de que el Evangelio empuja de abajo a arriba, porque habla de una comunidad circular en la que alguien tiene la presidencia, pero en la que todos somos hermanos y hermanas. Me pregunto por qué tenemos tanto miedo al sueño circular y fraterno de Jesús; creo que tenemos mucha confusión entre autoridad y poder.

Y a pesar de todo, la mayor parte de quienes asisten a los actos religiosos son laicas mientras los que tienen responsabilidades en la Iglesia son varones. Francisco está impulsando una presencia mayor de seglares en la curia romana pero su reforma se enfrenta a una desigualdad poco acorde con los tiempos e injustificable por la esencia de los textos evangélicos. La Iglesia es femenina, sí, aunque de momento solo en el género sustantivo gramatical.

Toda la Iglesia necesita incorporar las aportaciones de mujeres a la experiencia comunitaria cristiana; no es un problema de laica o consagrada, sino de estatus de dignidad personal como seguidoras de Cristo. Las monjas de Estados Unidos, por ejemplo, llevan años en el ojo del huracán de la Curia romana pidiendo una Iglesia que no discrimine a las mujeres, que han seguido a Jesús desde Galilea (Mc 15,41; Mt 27,55), algo que confirma Lucas (8,1-3) con otras fuentes. Ellas fueron las que recibieron la noticia de la Resurrección. Por tanto podemos creer que han acompañado a Jesús en su predicación del reino, aceptando su misma vida desinstalada, asistiendo a su enseñanza y a sus curaciones, No le abandonan cuando está en la cruz y fueron las testigos del Resucitado. Aun sin ser mencionadas explícitamente, algo propio del lenguaje inclusivo, estas mujeres están presentes en el grupo de discípulos reunidos a los que el Resucitado confía la misión y entrega el Espíritu.

En cuanto a Pablo, se encuentra a cristianas en sus lugares de misión y él las respeta, a la vez que reconoce y admira su labor. Pablo defiende el matrimonio ante las posturas ascéticas que comenzaban a surgir (1 Cor 7,5) y lo concibe como una relación de reciprocidad e igualdad entre varón y mujer, haciéndose eco de las tradiciones de Jesús (1 Cor). Pablo menciona a Febe, a quien llama "diácono" o "presidente" de la iglesia de Cencreas (Rom 16,15). "Ya no hay hombre ni mujer..." (Gal 3, 28).

Por los escritos extracanónicos y por los Hechos apócrifos de los apóstoles, se puede
ver la resistencia que pusieron las mujeres para no perder protagonismo, sobre todo en Asia Menor ante el movimiento general de patriarcalismo que se dio en lglesia. Cuando a las casadas se las sometió al marido, optaron por permanecer célibes, lo que les daba una mayor posibilidad de participación eclesial. Sin embargo, muy pronto también estos grupos de mujeres célibes fueron controlados por varones.

No se puede encontrar en boca de Jesús un dicho o palabra que minusvalore o justifique la subordinación de la mujer. El comportamiento patriarcal de la Iglesia posterior con la mujer no pudo basarse ni en Jesús ni en su actitud sino en razones más humanas Sin embargo, la Carta Apostólica Ordinatio Sacerdotalis de Juan Pablo II afirma que "este tema atañe a la misma constitución divina de la Iglesia", que "la Iglesia no tiene la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres y que este dictamen debe ser considerado como definitivo". Pero no es dogma de fe.

El biblista Xabier Pikaza es claro: Jesús no quiso algo especial para las mujeres. Quiso para ellas lo mismo que para los varones. La singularidad de la visión de Jesús sobre las mujeres es la "falta de singularidad": no buscó un lugar especial para ellas, sino el mismo lugar de todos, es decir, el de los hijos de Dios.


La Resurrección, al final

29.03.18 | 11:08. Archivado en Acerca del autor

El llamado Triduo Pascual es el momento más importante del año litúrgico para un cristiano, y especialmente la Vigilia Pascual o la Resurrección como el epicentro de toda la historia de Amor de nuestro Dios. Sin embargo, nuestras celebraciones están escoradas hacia el Viernes Santo, la Cruz. Y el Jueves Santo, no siempre tuvo la importancia litúrgica que ahora le damos.

>> Sigue...


Lunes, 18 de junio

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930