Por un mundo mejor

Prefiero encender una vela, a maldecir las tinieblas

25.09.17 | 23:42. Archivado en

Siento la necesidad de pararme esta tarde del lunes y hacer silencio, para poderme decir lo que siento y vivo ante la situación en Cataluña.

Confieso que estoy preocupado. Constato rabia y hasta ira, especialmente para los más implicados de ambos lados; otros sienten tristeza ante el espectáculo, a todas horas, de los medios de comunicación y, para un número indeterminado, indiferencia al no sentirse, o no querer estar, implicados.

La imagen que me viene a la mente es la de dos coches, en una noche oscura, a más de doscientos km. hora, sin luces y acercándose cada vez más a 1. O.

Lo que realmente veo, a través de los más media, es una pelea de adolescentes airados pensando más en el contrario que en uno mismo.

Reconozco que este conflicto es muy complejo y complicado. Que tiene su historia de desencuentros crecientes que han conducido a esas posturas tan rígidas como inaceptables. Parece un combate entre la ley y la irracionalidad.

Lo que yo percibo detrás de la imagen y de lo que veo es que no puedo dejarme llevar sólo por el sentimiento. Ni me vale pensar que unos son buenos y los otros malos.

Me sorprende posturas tan claras como rígidas en una y otra parte. Me escandaliza la proclama de derechos humanos (expresión, reunión…), en este clima tenso, en una homilía. Me inquieta las más de trescientas firmas de sacerdotes en defensa del 1.O. Como me pone nervioso el que se apele a la ley, reiterando como un sonsonete aquello de: “sin ley no ha democracia”.

Creo que somos muchos los que sufrimos por no tener nada clara la situación y nos inquieta el día después. Sentimos que esta situación no es buena porque ninguna de las posturas nos agrada y sufrimos mucho esta incertidumbre en silencio.

Nadie sabe lo que va a pasar en esta carrera de coches desenfrenados, pero reconozco que sentir que este problema me duele, es una manera significativa de decir que los “otros”, de uno y otro lado, me importan.

Pero quiero encender una vela, en esa oscuridad, para contribuir a generar, de manera más consciente, un dinamismo más positivo y esperanzador, que es posible el entendimiento y el diálogo. Yo estoy haciendo esfuerzos por ver y actuar de manera más manifiesta con aquellas personas de mi entorno que son, viven, actúan… de manera diferente. Mi vela encendida es: “Si discrepas no me ofendes, me enriqueces”. Me niego así a ser correa de transmisión de las tinieblas del desánimo, de la irritación, de la indiferencia.

Nacho


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Ana 26.09.17 | 10:20

    Gracias. Me parece un comentario de lo más constructivo.

Martes, 24 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930