Descubre la historia de ‘La cocina del mundo’ de Fray Bentos

Frigorifico Anglo fachada

En Fray Bentos, Uruguay, se oculta una de las mayores joyas de la época industrial. El antiguo complejo cárnico, más conocido como ‘frigorífico Anglo’ ,por haber sido propiedad de los ingleses, y que sirvió para suministrar al mundo de la mejor carne enlatada durante la I y la II Guerra Mundial. Catalogado como Patrimonio Cultural e Industrial por la UNESCO, desde la intendencia de Río Negro han filmado un documental junto a la productora MODE relatando la historia de este emblemático lugar. De la mano de sus extrabajadores se rememoran sus anécdotas al tiempo que desvelan cómo contribuyeron a implantar la revolución industrial en el Río de la Plata y el impacto que tuvo esta fábrica en los empleados y en las familias de la zona.

“La cocina que más funcionaba… ¡era grande ella!”. Con esta frase uno de los antiguos trabajadores del ‘frigorífico Anglo’ de Fray Bentos rememora el esplendor que llegó a tener la primera empresa trasnacional alimenticia de la historia fundada en 1865 en Uruguay.

Anglo trabajadores

En el documental realizado por la intendencia de Río Negro, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), han elaborado un serial con más de 30 horas de grabaciones en el que relatan la historia de la fábrica industrial más famosa del mundo al tiempo que muestran la tecnología de vanguardia victoriana que les permitió ser el número 1 en la exportación de carne de conservas en la I y en la II guerra mundial.

El archivo audiovisual titulado ‘En carne propia’ será de dominio público y cuenta con 15 testimonios de los más de 4.500 obreros que pasaron por él. Orgullosos, melancólicos y con ganas de hablar de su historia profesional y familiar los antiguos trabajadores embarcan al espectador en un viaje cargado de emociones desde el que conocer los secretos que guarda la fábrica que durante 116 años exportó a los cinco continentes la mejor corned beef del mercado.

Anglo interiorDe belleza misteriosa, este complejo que fue catalogado por la UNESCO como Patrimonio Cultural e Industrial, en sus inicios fue propiedad alemana y no fue hasta 1925 pasó a las manos inglesas y comenzó a ser conocido hasta el día de hoy como ‘frigorífico Anglo’. El contenido completo estará disponible en el archivo histórico del Pasaisaje Industrial Fray Bentos, museo de la Revolución Industrial, y permite conocer lo que una vez fue ‘la cocina del mundo’.

Viajes

Comments Closed

Comentarios cerrados.