Un nuevo horizonte para paliar las secuelas más íntimas del cáncer de pecho

Laser MonalisaHoy que se celebra el día Mundial del Cáncer de Mama  queremos que conozcas otros efectos secundarios que los tratamientos oncológicos producen en estas pacientes y de los que prácticamente no se habla, pero que son de suma importancia porque afectan a la funcionalidad de su aparato genital y, por lo tanto, a su salud íntima, minando la autoestima de las mujeres que lo padecen.

¿A que no sabías que los tratamientos oncológicos también provocan en las mujeres atrofia vulvovaginal?

La Dra. Lola Ojeda, ginecóloga en el Women’s Health Institute Prof. Santiago de Dexeus y Prof. Francisco Carmona de Barcelona explica sus efectos,  “ocasiona alteración en piel y mucosas y, por lo tanto, no lo es menos sobre la vulva y la mucosa vaginal, donde provoca consecuencias similares a la falta de estrógenos en la postmenopausia”, afirma esta ginecóloga . Entre estos efectos están  “sequedad vulvovaginal, prurito vulvar, sensación de escozor o quemazón al orinar, molestias o dolor en las relaciones…, es decir signos y síntomas semejantes al síndrome genitourinario de la postmenopausia”, afirma esta experta.

Ahora  un nuevo horizonte, muy esperanzador, se abre para estas pacientes con el revolucionario láser MonaLisa Touch de Deka, que corrige las atrofias vulvovaginales provocadas por los tratamientos oncológicos. MonaLisa Touch es el único láser ginecológico que está avalado por 40 publicaciones científicas, en las más prestigiosas revistas internacionales del sector, que han evaluado el efecto, a largo plazo, del procedimiento con este láser en los tejidos vaginales,  recibiendo la aprobación de la comunidad científica internacional.

“El tratamiento con este láser provoca una contracción inmediata de las paredes vaginales, favoreciendo la producción de colágeno nuevo y regenerando el ya existente.  Además,  aumenta la vascularización sanguínea y permeabilidad de las mucosas, provocando una regeneración vulvovaginal, que permite la recuperación de la funcionalidad, elasticidad y lubricación de la vagina”, explica la Dra. Ojeda, que puntualiza que “antes de aplicar este tratamiento, siempre, se consensua con el ginecólogo y la paciente.”

Esta prestigiosa ginecóloga que cuenta con una amplia experiencia en la aplicación de este tratamiento reconoce que “es un procedimiento muy seguro. Aunque resulte evidente, es muy importante destacar que, si es aplicado por profesionales de la ginecología experimentados, personalizando e individualizando el tratamiento, no existirían contraindicaciones”.

La aplicación de este láser es un  procedimiento especialmente bien tolerado por las pacientes, hasta el punto, que no precisa de anestesia local.  No duele y permite la incorporación inmediata a la vida normal.

Respecto a sus resultados, al ser  tratamientos personalizados, depende de cada caso en concreto y de la patología a tratar. En general se aconseja un etapa inicial de tres sesiones, con intervalo de un mes, entre una y otra, y después, una sesión de recordatorio al año. Hay pacientes que el tras el tratamiento inicial ya experimentan una modificación drástica de los tejidos. Reitero que depende de cada persona…”, concluye la Dra. Lola Ojeda.

Más información: www.monalisatouch.com/es

Medicos

Comments Closed

Comentarios cerrados.