Un otoño muy ecléctico. Michel Meyer otoño-invierno 2014

Michel Meyer visual¡La moda ya no está de moda, amigos!. Si acaso, podemos hablar de corrientes. La creatividad tiene que ser instantánea, inmediata; porque siendo la misma persona, buscamos un look distinto y lo queremos de un día para otro. Vivimos un caos de tendencias y del ‘todo vale’, donde hay que recontruir conceptos, ideas.

Esta temporada conviven diferentes estilos:  románticos, rocheros, hippies, clásicos, punks… que se integran. Todas las tendencias sirven, desde los años 20 a los 90, pero son los 60 la tendencia más anclada.

Michel Meyer es un ‘observador activo’, busca la libertad en un mundo saturado de información y sobreinformación, una difícil contradicción. Fiel a sí mismo, seguirá luchando por la independencia de la mujer, de la peluquería y belleza. ¡Háztelo tu mismo! será la consigna del futuro

Un otoño muy ecléctico
Pero en versión remodernizada o reactualizada: pixies, Bobs, ondas, flequillos largos, las trenzas, melenas muy rectas, los mil y un moños, los recogidos ‘flou’ o muy tirantes, los rubios platinos y castaños con rayos de luz. Extremos y contradicciones; no es lo mismo un Bob de los años 20 que el de 2014.

Michel Meyer, flequillo

 

Flequillo anchos y largos. Para melenas largas o al hombro, rectos o en diagonal. Mejor si tienes una frente ancha y la cara alargada. Me encantan aquellos flequillos largos de Françoise Hardy y de Jane Birkin que vimos en los desfiles de Pucci o Ralph Lauren

 

 

Michel Meyer, corte Bob

 

Corte ‘Bob’ en pelos muy lisos. Raya en medio o a un lado que da un aire ingenuo y de francesita. Peor si no tienes el cuello largo. Las horquillas al aire , los pasadores y accesorios minimalistas se imponen sobre cualquier adorno barroco en el pelo.

Michel Meyer , trenza

 

Trenzas anchas, finitas, despeinadas. Las prefiero informales, sobre la espalda que laterales o cruzando y adornando los moños, efecto cursi y artificial por mucho que esté a la última.

 

 

 

Michel Meyer , moño bailarina

 

Moños de bailarina muy bajos, trenzados y tirantes. A mí me gustan más los que se hacen con mechones ‘retorcidos’ y no tan pegados a la nuca y los que no llamen mucho la atención como los altos moños italianos.

 

 

Michel Meyer, cola de caballo

 

Más colas de caballo en todos sus formatos. Kenzo o Balmain las convierten en obras de arte en sus últimos desfiles. Cuanto más naturales mejor, aún cuando busques que busques un efecto sofisticado para una boda o fiesta.

 

 

Michel Meyer. Calle de O’Donnell, 9, 28009 Madrid
914 35 32 20. http://www.michelmeyer.es/

Horóscopo

Comments Closed

Comentarios cerrados.