La Impresión Digital en Odontoestomatología

Una de las actuaciones que mayor incomodidad han supuesto siempre para el paciente en la clínica dental es la toma de impresiones o toma de medidas para hacer prótesis dentales. El uso de las pastas de impresión, con sabores no siempre agradables, unido a la posibilidad de deglución o de aparición de nauseas hace que esta práctica sea una de las que se han intentado mejorar desde hace mucho tiempo.

En los últimos años la investigación clínica ha ido dirigida hacia la creación y desarrollo de sistemas expertos con los que ganar en precisión, seguridad y confort a la hora de poder tomar impresiones digitales de la boca.

La tecnología se ha basado en la realización de video 3D junto con sistemas de telemetría láser y creación de imágenes a tiempo real, de tal manera, que todo el sistema integrado permite de una forma precisa y con una exactitud desconocida hasta la fecha obtener imágenes perfectas de boca y dientes.

Los beneficios que esta técnica han aportado son múltiples: el más inmediato es la sencillez y confort que proporciona al médico y al paciente el evitar las técnicas invasivas convencionales, en segundo lugar la extremada higiene y limpieza de todo el procedimiento de toma de impresión y en tercer lugar el , con una exactitud absoluta y con la incorporación de nuevas tecnologías al servicio de la prótesis y de la estética bucofacial.

En Clínica Bowen han optado por la elección del escáner de impresión intraoral Lava Cos de la firma 3M, de reconocido prestigio a nivel internacional en el campo de las ciencias biomédicas. Básicamente este sistema ofrece ventajas que lo diferencian frente a todo lo demás:
– Trabaja con tecnología 3D en movimiento, o sea, es un video dinámico combinado con scaner 3D lo que ofrece una mayor precisión frente a otros sistemas de captura óptica por imágenes fijas
– La imágenes 3D pueden ser aumentadas hasta 10 veces y observadas con gafas 3D especiales (como en el cine) para un perfecto control de la imagen
– Las imágenes y datos obtenidos son compatibles con los sistemas de cerámica y diseño 3D más avanzados. También los podemos incorporar en las planificaciones para implantología y cirugía ortodóncica con los datos radiológicos obtenidos a partir del TAC.

Aplicaciones en Prótesis Estética

1. Coronas
El ajuste de los márgenes de la corona es perfecto al eliminar el reborde metálico que no ajusta perfectamente con la encía. De esta forma desaparece el efecto de “borde negro” que es habitual observar en las coronas antiguas una vez a pasado unos meses desde su puesta en boca.
Permite trabajar con cerámicas inyectadas totalmente trasparentes, que permiten el paso de la luz dando un aspecto de naturalidad al diente hasta ahora desconocido y permitiendo el perfecto mimetismo con los dientes naturales.
Los diseños se hacen exclusivamente por ordenador y el procesado de la corona se hace mediante fresado automático de manera que no hay diferencias entre lo planificado y lo realizado y el ajuste en boca es perfecto y garantizado.
Se puede conseguir cualquier color ya que el diente se puede maquillar perfectamente con los tonos que tuviera la dentición original del paciente o con los tonos nuevos que se consideren tras el análisis estético inicial (imaging).

2. Carillas o frentes laminados de cerámica
Las carillas cerámicas han requerido tradicionalmente una preparación de la superficie dentaria bastante agresiva, ya  que debían tener un espesor mínimo (0,6-1mm) para que no se fracturaran tras su puesta en boca y uso cotidiano.
Tecnológicamente han aparecido en el mercado unos productos nuevos: los nanocomposites que permiten ofrecer una estética y una dureza similar a los cristales con un mimetismo y acabado similar al diente natural. La anchura de éstos materiales es de solamente 0,3 mm pero su utilización estaba muy restringida ya que con las técnicas convencionales de toma de impresión no es posible llegar a esos 0.3 mm de detalle.
Con el escáner intraoral podemos tomar la impresión de 0,3 mm de forma tal que la odontología estética  en los sectores anteriores puede ser también “nanoinvasiva” al poder realizar carillas preparando solamente con láser los dientes y sin necesidad siquiera de anestesia y en tiempos record que pueden llegar a sólo 24 horas.

3.- Rehabilitaciones completas
Uno de los retos más difíciles para la odontología estética es conseguir rehabilitar al paciente dando a la boca un aspecto de naturalidad y salud, alejadas del concepto “dientes de piano”.
El secreto del éxito reside en la utilización de materiales lo más similares a los tejidos naturales y de obtener registros del paciente (modelos) exactos para la preparación del caso.
La sistemática seguida en la Clínica Bowen se basa en un estudio previo del paciente, diseño de la restauración con prueba estética, preparación de los dientes, impresión digital y concepción de los dientes con técnica digital en laboratorio. Finalmente se adaptan en boca con las particularidades que requiere el paciente.

Conclusiones
La tecnología de impresión 3D con escáner intraoral nos permite realizar las prótesis con mejor tolerancia biológica, más exactas y más estéticas.
Es de prever que esta técnica sea el estándar en un futuro si bien en Clínica Bowen la ofrecemos desde hoy.

Dr. Antonio Bowen Antolín
Clínica Bowen
C/ Santa Engracia, 135, 1º B
28003 Madrid
Tel: 91 399 27 30

Salud ,

Comments Closed

Comentarios cerrados.