Poner letra a mi canto

Manifiesto del II encuentro Podemos Espiritualidad "Humanizar la sociedady la política"

05.10.16 | 20:37. Archivado en Acerca del autor

Somos los que dejamos de soñar con un mundo nuevo para empezar a construirlo, a gestarlo, bebiendo del agua fresca que ha manado de este pozo en el que se ha convertido hoy este Centro Cultural, llamado… El Pozo.

Hemos manifestado juntos nuestro deseo de caminar hacia una sociedad nueva, fundada en el respeto y cuidado de la naturaleza, los derechos humanos, la justicia social y económica, la democracia participativa, la no violencia y una cultura de paz.

Entendemos que la política debe ser una vocación de servicio y sentimos como una tarea humanizar la política, así como también “politizar” la sociedad, para vivir con autenticidad nuestros deseos de humanización y que den lugar a cambios reales.

Estamos convencidas que la espiritualidad es un instrumento de progreso, transformación y movilización social que comienza en nuestro propio interior y genera cambios profundos en la sociedad.

Queremos que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el despertar de una sociedad basada en la dignidad de la persona, el respeto a la vida y a la tierra en toda su diversidad. Una sociedad que fomente la ética de la responsabilidad y el cuidado en aras de un desarrollo humano integral.

Queremos que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por la firme resolución de alcanzar la sostenibilidad, cambiando los patrones de producción y consumo.

Queremos que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el aceleramiento hacia la justicia social y económica, posibilitando que todos alcancen un modo de vida seguro, digno y ecológicamente responsable.

Queremos que el nuestro sea un tiempo que se recuerde por el logro de la igualdad y equidad de género y por promover una cultura de tolerancia, no violencia y paz.

Queremos, en definitiva, que el nuestro sea un tiempo que se pueda recordar porque las condiciones vitales de las personas hayan mejorado tanto que sea posible la alegre celebración de la Vida.

Madrid, 1 Octubre 2016


Una nueva mirada sobre el cuerpo es posible (I)

25.08.16 | 13:28. Archivado en Integración psicoespiritual


INTRODUCCION.

I. DIFICULTADES PARA VIVIR NUESTRO CUERPO COMO CUEPO ESPIRITUAL.

1.1 Culturales.

1.2 Visión dualista y patriarcal

1.2.1 Un dualismo negador de la bondad del cuerpo

1.2.2 Un dualismo que contamina el concepto de espiritualidad

1.2.3 Un patriarcalismo que niega la igualdad fundamental humana, deforma la conceptualización y visibilización del cuerpo de la mujer.

II. OTRA MIRADA SOBRE EL CUERPO ES POSIBLE.

2.1 De-codificar para Re-codificar.

2.1.1 Somos un cuerpo.

2.1.2 Qué es lo espiritual, la espiritualidad.

2.1.3 Cómo entender la “Encarnación”

2.2 Cuerpo Espiritual

2.2.1 Nuestro cuerpo lugar de sabiduría.

2.2.2 Nuestro cuerpo lugar de relación y revelación.

2.2.3 Nuestro lugar para verificar la fe.

A- “Sanador@s”.

B- “Degustador@s”

C- “Testigos”

UNA NUEVA MIRADA SOBRE EL CUERPO ES POSIBLE: CUERPO ESPIRITUAL.

INTRODUCCIÓN.

El simple enunciado de esta ponencia, Cuerpo espiritual, puede parecer una paradoja o un imposible pues cuerpo y espíritu son para muchas personas, especialmente para las que tenemos ya una cierta edad y hemos sido educadas en la religión católica, dos realidades contrapuestas, incluso incompatibles.

Desde hace ya algunos años he sentido la urgencia de desenmascarar las creencias e ideologías que hay debajo de esta aparente incompatibilidad y denunciar las graves consecuencias que éstas han provocado y siguen provocando todavía, aunque parezca mentira.[1]

Hablar de Cuerpo espiritual no es fácil, ni obvio. Son muchos los obstáculos y dificultades de muy diversa índole, pero yo creo que es posible y además necesario, ese es mi deseo y mi modesto intento que hoy comparto con vosotr@s.

I. DIFICULTADES PARA VIVIR NUESTRO CUERPO COMO CUERPO ESPIRITUAL.

1.1 DIFICULTADES CULTURALES.
Dice un sociólogo contemporáneo que una cultura puede ser evaluada, en parte por qué hace y cómo se vivencia en ella el cuerpo, los cuerpos. Esta afirmación sociológica me da pié para hacer una aproximación crítica a nuestra cultura primero para detenerme después en la herencia religiosa que hemos recibido en relación al cuerpo.

>> Sigue...


Una nueva mirada sobre el cuerpo es posible (II)

25.08.16 | 13:20. Archivado en Integración psicoespiritual

Un patriarcalismo que nos visibiliza injustamente:

a) Cómo un cuerpo objeto, no sujeto de la historia, ni de la historia humana, ni de la historia de salvación[1].

"Objeto del deseo masculino". Que el cuerpo de la mujer ha sido y sigue siendo un objeto de consumo, un objeto de posesión, de uso y abuso, es tan obvio que desgraciadamente no necesito muchas palabras para denunciarlo. Nuestro cuerpo de mujer es sobre todo un objeto sexual que se compra, se vende, se expone, se trafica, se usa y se tira. Un cuerpo objeto de placer y de conquista para el varón. Un cuerpo reclamo de la sociedad de consumo, un cuerpo convertido en botín de guerra, en lugar de venganza.

Las mujeres hemos sido borradas, casi totalmente de la historia humana y también de la historia de la salvación.

La historia universal está llena de varones ilustres que, uno tras otro, gobiernan, hacen guerras, construyen la historia… Ocurre algo parecido con a esa divertida genealogía propuesta por Mateo donde aparecen un gran número de patriarcas “engendrando”… y al final quien te da a luz a Jesús es una sencilla mujer de Galilea.

Durante siglos hemos sido “edificad@s” por santos patriarcas, profetas, reyes, apóstoles, sacerdotes, obispos, papas… y las matriarcas, constructoras de la historia de Israel, las mujeres que siguieron a Jesús y fueron sus discípulas, las que permanecieron junto a Jesús hasta el final fueron olvidadas, apenas resaltadas en la historia de la Salvación.

b) Un cuerpo no apto para revelar a Dios

Sólo los varones pueden ser imagen de Dios en la tradición oficial de las iglesias cristianas. ¡Que vergüenza!

>> Sigue...


Una nueva mirada sobre el cuerpo es posible (III)

25.08.16 | 13:16. Archivado en Integración psicoespiritual

2.2 CUERPO ESPIRITUAL[1]

Desde lo dicho hasta este momento podemos decir que un cuerpo es espiritual cuando revela, testifica la verdad más profunda del ser, lo que nos constituye como fondo último de nuestra personas, el Ser-Comunión-Unión con los otros, lo otro, el misterio de Dios que Jesús nombró como ABBA.

Un cuerpo humano es espiritual cuando es consciente de que su verdad más profunda le lleva a traspasar las fronteras de su propia piel para abrirse a los demás como miembro de un cuerpo social, incluso como un cuerpo planetario donde se reconoce deudor de todo lo que el cosmos en su proceso evolutivo le ha proporcionado, más profundamente aún cuando se reconoce constituido por la presencia del Misterio, cuando descubre a Dios en todo y a todo en Dios.

Recuperar el cuerpo como tarea espiritual no es prestarle un culto, sino devolverle toda su verdad, reconocer que el cuerpo es la presencialización de mi persona que es espiritual.

Nuestro cuerpo es espiritual cuando crea actitudes y produce conductas justas, serviciales, misericordiosas, comprensivas, libres, fraternas, todo cuando nos hacemos conscientes de que mientras no hagamos visible y operativo nuestro amor a través de nuestro cuerpo, no haremos posible al ser humano cabal y a la creación entera y por tanto no haremos creíble al Dios de la encarnación que profesamos con nuestras palabras.

2.2.1 Nuestro cuerpo lugar de sabiduría.

Hablar de nuestro cuerpo como lugar de sabiduría es reconocer que desde que comienza nuestra vida intrauterina el cuerpo guarda memoria de nuestra historia, es registro y memoria de nuestra historia personal y sociocultural. Recuperar la sabiduría del cuerpo pasa por saber escuchar el lenguaje del cuerpo. [2], esto requiere un aprendizaje no siempre fácil.

>> Sigue...


Semana contemplativa 2017. La urgencia de una cultura del cuidado

25.08.16 | 13:07. Archivado en Acerca del autor, Actividades

La falta de cuidado es uno de los grandes problemas de nuestro mundo, y sin cuidado no sobreviviremos ni como humanidad ni como planeta habitable.
Urge recuperar una cultura del cuidado en todas sus acepciones: el autocuidado, el cuidado de los demás (especialmente de los más vulnerables) y el cuidado del planeta y su rica biodiversidad.

Días y Lugares:

2 al 10 de Julio de 2017
Galapagar (Sierra de madrid)
Inscripción: smaríagalapagar@planalfa.com
Tlf: 91 858 44 14

16-23 Agosto 2017
Los Negrales (Sierra de Madrid)
Inscripción: secretaria@santamariadelosnegrales.org
Tlf: 91 850 04 00


Carta abierta al Sr. Albert Rivera (Benjamín Forcano)

07.06.16 | 09:53. Archivado en Actualidad

Ante tanta información manipulada sobre Venezuela es bueno leer y difundir cartas como mesta, bien documentadas y argumentadas.

Sr. Albert Rivera: le escribo esta carta después de haber leído en El Mundo su artículo “Un país rico arruinado por el populismo”. Y se la escribo en el avión mientras regreso de Tenerife a Madrid.
Le puedo asegurar que le escribo porque su manera de hacer política me merece respeto, aunque en este caso pienso que no hace justicia a lo que está pasando en la revolución bolivariana de Venezuela.

Parece que Vd. ha viajado a Venezuela del brazo , mayormente, de quienes están en la oposición. En su escrito –puntual, con referencia a casos particulares y a algunos colectivos-muestra fuerte adhesión y protesta por lo que están sufriendo muchos venezolanos. Y alude a opositores relevantes como gente demócrata y heroica, injustamente encarcelados. No ha visitado, al parecer, los grandes barrios, que cubren inmensas laderas, ni otros sectores de la población , que antes de la llegada de Chávez, sufrían el flagelo de la miseria, el hambre, el desempleo, la enfermedad, el analfabetismno, la desesperación, etc. en proporciones muy superiores a las que Vd. lamenta ocurrir ahora. También parece que no ha tenido tiempo para informarse o no le han contado lo que el comandante Chávez hizo en beneficio de las mayorías pobres en básicas dimensiones de la vida individual, familiar y social. No es cosa baladí y le hubiera servido conocer y narrar algunos de los logros comprobados y publicados por organismo oficiales , tales como la ONU, la UNESCO, la FAO, etc.

>> Sigue...


Brasil, la democracia amenazada

10.04.16 | 00:09. Archivado en Actualidad

Me envían desde Brasil dos personas muy conocedoras de la realidad este comunicado, que quiero compartir públicamente:

"Como varias amigas y amigos de diferentes países nos preguntan por la situación actual de nuestro país queriendo entender y también manifestando su solidaridad, van aquí algunas notas sobre la grave situación que estamos enfrentando. Se trata de una situación compleja, tensa, volátil, en la que las piezas y los actores
cambian y se mueven muy rápido, lo que torna difícil querer explicar en unas pocas palabras. Situación de crisis política y económica que tiene un centro visible en el resultado de las elecciones presidenciales de 2014, en las cuales Dilma Rousseff ganó la presidencia con casi el 52% de los votos, equivalente a unos 54 millones de electores. Pero desde ese momento la oposición, representada por Aecio Neves, candidato del PSDB, no aceptó la derrota y desde el inicio del segundo mandato de Dilma en enero de 2015, se comenzó a articular y construir alguna forma posible para destituirla. Comenzaba ahí la gestación del golpe a la democracia. Inviabilizando desde ese momento las posibilidades de gobernabilidad con el discurso de crisis
económica y política y falta de confianza. Desde nuestra perspectiva la crisis central es política y siendo ésta resuelta o encaminada será posible la recuperación económica.

>> Sigue...


Espiritualidad y política (IV)

13.12.15 | 13:30. Archivado en Espiritualidad

JESÚS VIVIÓ UNA ESPIRIUALIDAD POLÍTICA.

“Yo era galileo e hijo de un artesano. Mi pequeña patria era Galilea la rebelde, en el corazón de un país dominado por el Imperio Romano, sometido al control político y al expolio económico. Sabía muy bien de qué hablaba cuando describí a los romanos como “jefes de las naciones” que gobiernan los pueblos como “señores absolutos” y los “oprimen con su poder”[1].

La mayoría de mis vecinos malvivían trabajando la tierra (que en muchos casos no era suya) y por sus frutos también tenían que pagar impuestos. Otra parte de la población, la que vivía cerca del lago de Galilea, se dedicaba a la pesca. Su situación económica no era mejor que la de los campesinos, porque también estaban controlado por los recaudadores de Herodes Antipas, que imponían tributos, impuestos, diezmos y tasas sobre derechos de pesca y utilización de los embarcaderos. La carga total era abrumadora. A muchas familias se les iba en tributos e impuestos un tercio o la mitad de lo que producían o pescaban.

>> Sigue...


Espiritualidad y política (III)

10.12.15 | 19:39. Archivado en Espiritualidad

3- La espiritualidad política como un camino para ayudar a dar a luz:

3.1 1 Una civilización de personas “enrededadas” en la construcción de la globalización de la solidaridad, en hacer verdad la unidad que somos.
3. 2 Una sociedad más justa, inclusiva y democrática (que busca la felicidad del bien común) (arco iris)
3.3 Un planeta respetado y sostenible.
3.1 Una civilización de personas“ enrededadas” en la construcción de la globalización de la solidaridad, desde abajo y desde la multiculturalidad.

En realidad se trataría de hacer verdad políticamente lo que somos: Unidad en la diferencia.

La nueva cosmología nos proporciona la base teórica necesaria para resolver los actuales problemas del sistema-Tierra en proceso acelerado de degradación. Nos permite ver nuestra interdependencia y mutualidad con todos los seres. Formamos, junto con la Tierra viva, la gran comunidad cósmica y vital. Leonardo Boff dice bellamente que somos la expresión consciente del proceso cósmico y responsables de esta porción de él, la Tierra.

Nos urge experimentar y saber vivir la pan-relacionalidad y religación con todo, ya no es posible comprendernos aisladamente por tanto es tarea nuestra construir en el día a día la red de relaciones que la hagan verdad.

Gandhi, declarado seguidor del advaita (“no-dualidad” en sánscrito), expresaba así el hecho de que no estamos aislados: «Creo en la unidad esencial del ser humano y, de hecho, de todo lo que vive. Por tanto, creo que si un solo ser humano gana en espiritualidad, todo el mundo gana con él, y si uno falla, todo el mundo falla en la misma medida».

Ha llegado el momento de forzar desde nuestros espacios un cambio significativo que ya comienza a fraguarse: la exigencia de caminar hacia otra globalización, la de la solidaridad “desde abajo” que aboga por la mundialización de los derechos humanos, por la creación de instancias de gobierno mundial, por la universalización del cuidado para con la Tierra y con los ecosistemas y por la valoración de la dimensión espiritual del ser humano y del universo

>> Sigue...


Espiritualidad y política (II)

08.12.15 | 18:33. Archivado en Espiritualidad

2. 2 Emergencia como esperanza, de “emerger” algo nuevo.

Precisamente porque la emergencia es global podemos concluir, como he dicho antes, que es el momento de un nuevo comienzo. Como Isaías en un momento de profunda oscuridad para su pueblo tiene la osadía profética de decirles: “Algo nuevo está naciendo, ¿no lo véis?” también nosotras hoy abrimos los ojos del corazón para poder contemplar lo que está emergiendo, lo que es ya en esperanza, quizá en germen, como una pequeña semilla amenazada, como un grano de mostaza…pero como el soñador Jesús de Nazaret esperamos activamente que pueda convertirse en un árbol de vida...

Amanece una nueva cosmología.

Está surgiendo una nueva cosmología alternativa. Ésta se deriva sobre todo de las ciencias del Universo y de la Tierra, la física cuántica, la neurociencia…que nos van diciendo cada vez con más claridad que la capacidad para relacionarse parece ser la esencia primordial del cosmos y lo que hizo posible el proceso evolutivo. Nos va descubriendo que lo que caracteriza la realidad son estructuras de relación y relatividad, procesos de transformación y cambios abiertos. [1] Los científicos nos dicen que el universo está continuamente expandiéndose, auto-organizándose y auto-creándose. En él todo es relación en redes y nada existe fuera de esta relación. Todos los seres son interdependientes y colaboran entre sí para co-evolucionar y garantizar el equilibrio de todos los factores. Por detrás de todos los seres actúa la Energía de fondo que dio origen y anima el universo y hacer surgir nuevas emergencias

En este nuevo modelo cosmológica un ser no entra en relación con otro sino que se encuentra de por sí en relación. En contraposición con la cosmología de la conquista, la dominación, explotación y acumulación, profundamente patriarcal, está surgiendo esta nueva cosmología de la pan-relacionalidad y lo que la caracteriza es el reconocimiento y cuidado

Lo que caracteriza esta nueva cosmología es el valor intrínseco de cada ser y no su mera utilización; el cuidado, reconocimiento y respeto por toda la vida y los derechos y dignidad no solo de los humanos sino de todos los seres.

Esta cosmología está ayudando a dar a luz una nueva conciencia planetaria, el Dalai Lama la definió asi: " La conciencia planetaria consiste en conocer y sentir la interdependencia vital y la unidad esencial de la humanidad y la adopción consciente de la ética y el ethos que ello entraña"

>> Sigue...


Espiritualidad y política

07.12.15 | 12:03. Archivado en Espiritualidad

1- Clarificación conceptual: espiritualidad, política.

2- Vivimos un mundo en “emergencia”:
2.1 Emergencia como peligro y amenaza: un tiempo de “noche”, “tormenta”, “levantar muros”.
2.2 Emergencia como esperanza. “Algo nuevo está naciendo ¿no lo veis?”(Is 43,18-19).
Amanece: una nueva cosmología alternativa; una nueva espiritualidad holística; un nuevo humanismo; una nueva ciudadanía, un nuevo protagonismo de las mujeres.

3- La importancia y las exigencias de una espiritualidad política.

4- Una espiritualidad política como camino para colaborar en “dar a luz” un mundo nuevo.
4.1 Una civilización de personas “enrededadas” en construir una globalización de la solidaridad.
4.2 Una sociedad más justa, inclusiva y democrática. Hacer de la pluralidad un “arco iris”.
4.3 Un planeta respetado y sostenible.

5- Jesús de Nazaret: un hombre que vivió una auténtica espiritualidad política.

ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA.

1. CLARIFICACIÓN CONCEPTUAL.

Antes de nada creo conveniente clarificar los dos términos de los que partimos: espiritualidad y política.

Quizás por diversas razones nos encontramos con dos términos denostados, desgastados y manipulados por el mal uso que se ha hecho de ellos.

Durante mucho tiempo se ha querido separar la espiritualidad y la política, como dos realidades diametralmente opuestas y/o irreconciliables, y en este encuentro pretendemos, por el contrario, mostrar la profunda vinculación de ambas.

La espiritualidad y la política son dos aspectos fundamentales de la vida. Lo ha expresado recientemente Ken Wilber: «En el ámbito de lo interpersonal, en el reino de como tú y yo nos relacionamos con el otro como seres sociales no hay áreas más importantes.»[1]

Qué entiendo por espiritualidad. [2]

La palabra espiritualidad es un término polisémico. Pero sobre todo es un término que, como he dicho antes, ha llegado a nuestro momento histórico contaminado, desgastado y empobrecido.

Contaminado por el dualismo y patriarcalismo imperante en nuestra cultura occidental, desgastado y empobrecido al reducirlo a la religión y dentro de ella a la oración, sacramentos y celebraciones…Por todo ello es una palabra que provoca rechazo, alejamiento y desconfianza o remite a algo superfluo, pasado y caduco. [3]

Resulta imprescindible entonces re-codifícarla antes de vincularla al término política.

Espiritualidad en su acepción semántica procede de “espíritu”,palabra que ha llegado a nosotros después de un largo recorrido. Desde la tradición judeocristiana nos encontramos con el hebreo femenino, “la ruaj”, el aliento de vida, pasando por su traducción griega “lo pneuma” (convertida en una palabra neutra) hasta su traducción latina “spiritus” (masculina y patrirarcal), que es cómo ha llegado a nosotros.[4]

No obstante, algo importante hay en común en estas traducciones, y es la referencia al principio vital, al hálito de vida, a lo que está en el origen de todo lo que existe. El “espíritu” es lo que alienta la realidad. .

Pedro Casaldáliga escribe que "el espíritu de una persona es lo más hondo de su propio ser, sus motivaciones últimas, su ideal, su utopía, su pasión, la mística por la que vive y lucha y con la cual contagia a los demás”[5]. Su espiritualidad será la talla de su propia humanidad”. O en palabras de Jon Sobrino “Espiritualidad es el espíritu, el talante con el que se afronta lo real, la historia que vivimos en toda su complejidad”[6]. Según esto alguien podría decirnos “dime cómo te sitúas ante la realidad y te diré cuál es tu espiritualidad”.

Complementando esta definición Leonardo Boff en su libro La voz del arco iris nos dice: “En su acepción originaria espíritu (de donde deriva espiritualidad), aliento, es una cualidad de todo ser vivo que respira (ser humano, animal, planta). En este sentido “espiritualidad es la actitud que pone la vida en el centro, que defiende y promueva la vida contra todos los mecanismos de estancamiento y muerte”. [7]

>> Sigue...


Ser feliz. Papa Francisco

07.09.15 | 00:27. Archivado en Integración psicoespiritual

Puedes tener defectos, estar ansioso y vivir irritado algunas veces, pero no te olvides que tu vida es la mayor empresa del mundo.
Solo tú puedes evitar que ella vaya en decadencia.
Hay muchos que te aprecian, admiran y te quieren.
Me gustaría que recordaras que ser feliz, no es tener un cielo sin tempestades, camino sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.
Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el palco del miedo, amor en los desencuentros.
Ser feliz no es solo valorizar la sonrisa, sino también reflexionar sobre la tristeza.

>> Sigue...


Jueves, 17 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930