Poner letra a mi canto

Video mesa redonda espiritualidad y politica.

11.04.17 | 22:01. Archivado en Espiritualidad


Feliz Navidad... ¿Por qué y para quienes?

27.12.16 | 12:05. Archivado en Espiritualidad

No me resulta fácil escuchar en estos días feliz navidad mientras las imágenes de la inhumanidad a la que estamos llegando como sociedad en nuestro mundo nos golpean los ojos, los oídos, las entrañas y el corazón.
¿Feliz navidad para los 800 millones de hambrientos en el mundo?

¿Feliz navidad para los emigrantes, refugiados que llegan desesperados a nuestras fronteras después de pasar mil penurias, creyendo que iban a encontrar alivio a su sufrimiento y lo que se encuentran es muros, concertinas, disparos, golpes, hambre, hacinamiento?

¿Feliz navidad para las mujeres violadas, traficadas, utilizadas como mercancía barata ellas y o sus órganos ante el silencio cómplice de tanta parte de la sociedad?

¿Feliz navidad para los sin techo, desahuciados, parados de larga duración que ya no tienen subsidio de paro, ni esperanza de encontrar un trabajo?

¿Feliz navidad para las familias rotas por el dolor de la muerte de sus seres queridos en los mil atentados contra la humanidad por la violencia estructural, el terrorismo financiero, el terrorismo de las guerras, de la violencia machista, el terrorismo de la pederastia y los "otros terrorismos" de los que tanto se habla y nos pueden hacer creer que es el único terrorismo existentes?

>> Sigue...


Cómo la espiritualidad humaniza la sociedad y la política.

05.10.16 | 20:50. Archivado en Actividades, Espiritualidad

Aportación a la mesa redonda en el II Encuentro Podemos de Espiritualidad: Humanizar la Sociedad y la Política. 1 octubre, 2016.

Agradezco que por segunda vez las personas que llevan adelante el Círculo de Espiritualidad me hayan invitado a intervenir en una mesa Redonda en este II Encuentro. Es para mí un placer y una oportunidad de compartir.

Mi aportación parte de mi percepción personal de cómo entiendo yo que la espiritualidad cristiana puede ser hoy una gran aportación para humanizar la sociedad y la política. Una percepción que se hace en mí opción de vida, deseo profundo de hacer verdad esa espiritualidad y al tiempo consciencia de lo lejos que aún estoy de vivirla con coherencia.

Entiendo por “espiritualidad cristiana” el modo de afrontar la realidad desde la “Ruah”, el aliento de Vida, que alentó la persona y la vida de Jesús de Nazaret. Yo no tengo duda de que la vida de Jesús y su proyecto vital, social y político es una propuesta humanizadora de una enorme actualidad.

Otra cosa es el reconocimiento de lo que a lo largo de los siglos, en la religión católica, se ha ido “añadiendo” y también tergiversando de diversas maneras, la nitidez de las propuestas humanizadoras, de la defensa de los excluidos y de la denuncia valiente de Jesús de Nazaret.

Voy a intentar desgranar algunos de los retos transformadores y humanizadores a los que nos invita este profeta y místico que fue Jesús de Nazaret. Retos que son, no sólo para quienes queremos vivir “al aire de Jesús”, sino para quienes sueñan con una sociedad más humana, más justa y buscan otro modo de entender y vivir la “política”.

Entiendo la política en su sentido originario, recuperando la famosa frase de Aristóteles: el ser humano es un “animal político”, por tanto por el mero hecho de ser personas ya estamos implicadas en el compromiso con la “polis”, con la ciudad. Hoy la polis no es sólo nuestra pequeña ciudad, sino el mundo entero, nuestro planeta tierra, el cuidado del ecosistema.

>> Sigue...


Espiritualidad y política (IV)

13.12.15 | 13:30. Archivado en Espiritualidad

JESÚS VIVIÓ UNA ESPIRIUALIDAD POLÍTICA.

“Yo era galileo e hijo de un artesano. Mi pequeña patria era Galilea la rebelde, en el corazón de un país dominado por el Imperio Romano, sometido al control político y al expolio económico. Sabía muy bien de qué hablaba cuando describí a los romanos como “jefes de las naciones” que gobiernan los pueblos como “señores absolutos” y los “oprimen con su poder”[1].

La mayoría de mis vecinos malvivían trabajando la tierra (que en muchos casos no era suya) y por sus frutos también tenían que pagar impuestos. Otra parte de la población, la que vivía cerca del lago de Galilea, se dedicaba a la pesca. Su situación económica no era mejor que la de los campesinos, porque también estaban controlado por los recaudadores de Herodes Antipas, que imponían tributos, impuestos, diezmos y tasas sobre derechos de pesca y utilización de los embarcaderos. La carga total era abrumadora. A muchas familias se les iba en tributos e impuestos un tercio o la mitad de lo que producían o pescaban.

>> Sigue...


Espiritualidad y política (III)

10.12.15 | 19:39. Archivado en Espiritualidad

3- La espiritualidad política como un camino para ayudar a dar a luz:

3.1 1 Una civilización de personas “enrededadas” en la construcción de la globalización de la solidaridad, en hacer verdad la unidad que somos.
3. 2 Una sociedad más justa, inclusiva y democrática (que busca la felicidad del bien común) (arco iris)
3.3 Un planeta respetado y sostenible.
3.1 Una civilización de personas“ enrededadas” en la construcción de la globalización de la solidaridad, desde abajo y desde la multiculturalidad.

En realidad se trataría de hacer verdad políticamente lo que somos: Unidad en la diferencia.

La nueva cosmología nos proporciona la base teórica necesaria para resolver los actuales problemas del sistema-Tierra en proceso acelerado de degradación. Nos permite ver nuestra interdependencia y mutualidad con todos los seres. Formamos, junto con la Tierra viva, la gran comunidad cósmica y vital. Leonardo Boff dice bellamente que somos la expresión consciente del proceso cósmico y responsables de esta porción de él, la Tierra.

Nos urge experimentar y saber vivir la pan-relacionalidad y religación con todo, ya no es posible comprendernos aisladamente por tanto es tarea nuestra construir en el día a día la red de relaciones que la hagan verdad.

Gandhi, declarado seguidor del advaita (“no-dualidad” en sánscrito), expresaba así el hecho de que no estamos aislados: «Creo en la unidad esencial del ser humano y, de hecho, de todo lo que vive. Por tanto, creo que si un solo ser humano gana en espiritualidad, todo el mundo gana con él, y si uno falla, todo el mundo falla en la misma medida».

Ha llegado el momento de forzar desde nuestros espacios un cambio significativo que ya comienza a fraguarse: la exigencia de caminar hacia otra globalización, la de la solidaridad “desde abajo” que aboga por la mundialización de los derechos humanos, por la creación de instancias de gobierno mundial, por la universalización del cuidado para con la Tierra y con los ecosistemas y por la valoración de la dimensión espiritual del ser humano y del universo

>> Sigue...


Espiritualidad y política (II)

08.12.15 | 18:33. Archivado en Espiritualidad

2. 2 Emergencia como esperanza, de “emerger” algo nuevo.

Precisamente porque la emergencia es global podemos concluir, como he dicho antes, que es el momento de un nuevo comienzo. Como Isaías en un momento de profunda oscuridad para su pueblo tiene la osadía profética de decirles: “Algo nuevo está naciendo, ¿no lo véis?” también nosotras hoy abrimos los ojos del corazón para poder contemplar lo que está emergiendo, lo que es ya en esperanza, quizá en germen, como una pequeña semilla amenazada, como un grano de mostaza…pero como el soñador Jesús de Nazaret esperamos activamente que pueda convertirse en un árbol de vida...

Amanece una nueva cosmología.

Está surgiendo una nueva cosmología alternativa. Ésta se deriva sobre todo de las ciencias del Universo y de la Tierra, la física cuántica, la neurociencia…que nos van diciendo cada vez con más claridad que la capacidad para relacionarse parece ser la esencia primordial del cosmos y lo que hizo posible el proceso evolutivo. Nos va descubriendo que lo que caracteriza la realidad son estructuras de relación y relatividad, procesos de transformación y cambios abiertos. [1] Los científicos nos dicen que el universo está continuamente expandiéndose, auto-organizándose y auto-creándose. En él todo es relación en redes y nada existe fuera de esta relación. Todos los seres son interdependientes y colaboran entre sí para co-evolucionar y garantizar el equilibrio de todos los factores. Por detrás de todos los seres actúa la Energía de fondo que dio origen y anima el universo y hacer surgir nuevas emergencias

En este nuevo modelo cosmológica un ser no entra en relación con otro sino que se encuentra de por sí en relación. En contraposición con la cosmología de la conquista, la dominación, explotación y acumulación, profundamente patriarcal, está surgiendo esta nueva cosmología de la pan-relacionalidad y lo que la caracteriza es el reconocimiento y cuidado

Lo que caracteriza esta nueva cosmología es el valor intrínseco de cada ser y no su mera utilización; el cuidado, reconocimiento y respeto por toda la vida y los derechos y dignidad no solo de los humanos sino de todos los seres.

Esta cosmología está ayudando a dar a luz una nueva conciencia planetaria, el Dalai Lama la definió asi: " La conciencia planetaria consiste en conocer y sentir la interdependencia vital y la unidad esencial de la humanidad y la adopción consciente de la ética y el ethos que ello entraña"

>> Sigue...


Espiritualidad y política

07.12.15 | 12:03. Archivado en Espiritualidad

1- Clarificación conceptual: espiritualidad, política.

2- Vivimos un mundo en “emergencia”:
2.1 Emergencia como peligro y amenaza: un tiempo de “noche”, “tormenta”, “levantar muros”.
2.2 Emergencia como esperanza. “Algo nuevo está naciendo ¿no lo veis?”(Is 43,18-19).
Amanece: una nueva cosmología alternativa; una nueva espiritualidad holística; un nuevo humanismo; una nueva ciudadanía, un nuevo protagonismo de las mujeres.

3- La importancia y las exigencias de una espiritualidad política.

4- Una espiritualidad política como camino para colaborar en “dar a luz” un mundo nuevo.
4.1 Una civilización de personas “enrededadas” en construir una globalización de la solidaridad.
4.2 Una sociedad más justa, inclusiva y democrática. Hacer de la pluralidad un “arco iris”.
4.3 Un planeta respetado y sostenible.

5- Jesús de Nazaret: un hombre que vivió una auténtica espiritualidad política.

ESPIRITUALIDAD Y POLÍTICA.

1. CLARIFICACIÓN CONCEPTUAL.

Antes de nada creo conveniente clarificar los dos términos de los que partimos: espiritualidad y política.

Quizás por diversas razones nos encontramos con dos términos denostados, desgastados y manipulados por el mal uso que se ha hecho de ellos.

Durante mucho tiempo se ha querido separar la espiritualidad y la política, como dos realidades diametralmente opuestas y/o irreconciliables, y en este encuentro pretendemos, por el contrario, mostrar la profunda vinculación de ambas.

La espiritualidad y la política son dos aspectos fundamentales de la vida. Lo ha expresado recientemente Ken Wilber: «En el ámbito de lo interpersonal, en el reino de como tú y yo nos relacionamos con el otro como seres sociales no hay áreas más importantes.»[1]

Qué entiendo por espiritualidad. [2]

La palabra espiritualidad es un término polisémico. Pero sobre todo es un término que, como he dicho antes, ha llegado a nuestro momento histórico contaminado, desgastado y empobrecido.

Contaminado por el dualismo y patriarcalismo imperante en nuestra cultura occidental, desgastado y empobrecido al reducirlo a la religión y dentro de ella a la oración, sacramentos y celebraciones…Por todo ello es una palabra que provoca rechazo, alejamiento y desconfianza o remite a algo superfluo, pasado y caduco. [3]

Resulta imprescindible entonces re-codifícarla antes de vincularla al término política.

Espiritualidad en su acepción semántica procede de “espíritu”,palabra que ha llegado a nosotros después de un largo recorrido. Desde la tradición judeocristiana nos encontramos con el hebreo femenino, “la ruaj”, el aliento de vida, pasando por su traducción griega “lo pneuma” (convertida en una palabra neutra) hasta su traducción latina “spiritus” (masculina y patrirarcal), que es cómo ha llegado a nosotros.[4]

No obstante, algo importante hay en común en estas traducciones, y es la referencia al principio vital, al hálito de vida, a lo que está en el origen de todo lo que existe. El “espíritu” es lo que alienta la realidad. .

Pedro Casaldáliga escribe que "el espíritu de una persona es lo más hondo de su propio ser, sus motivaciones últimas, su ideal, su utopía, su pasión, la mística por la que vive y lucha y con la cual contagia a los demás”[5]. Su espiritualidad será la talla de su propia humanidad”. O en palabras de Jon Sobrino “Espiritualidad es el espíritu, el talante con el que se afronta lo real, la historia que vivimos en toda su complejidad”[6]. Según esto alguien podría decirnos “dime cómo te sitúas ante la realidad y te diré cuál es tu espiritualidad”.

Complementando esta definición Leonardo Boff en su libro La voz del arco iris nos dice: “En su acepción originaria espíritu (de donde deriva espiritualidad), aliento, es una cualidad de todo ser vivo que respira (ser humano, animal, planta). En este sentido “espiritualidad es la actitud que pone la vida en el centro, que defiende y promueva la vida contra todos los mecanismos de estancamiento y muerte”. [7]

>> Sigue...


¿Qué aporta la espiritualidad a la construcción de una sociedad laica, justa y democrática?

16.04.15 | 22:14. Archivado en Espiritualidad


Primer encuentro del círculo de espiritualidad Podemos, 11 Abril 2015.
Parroquia Sto. Tomás de Villanueva.
Vallecas (Madrid) .
Ponencia Emma Martinez Ocaña.

¿Qué aporta la espiritualidad? Mucho, pero quizá esa aportación no sea tan clara por el contenido que le damos a esa palabra. Me parece que aún es un término que sigue degradado, contaminado y empobrecido. Contaminado por el dualismo imperante en nuestra cultura occidental, que durante siglos ha contrapuesto espiritualidad a corporalidad, materialidad, temporalidad, vida cotidiana, placer, gozo y felicidad. Y empobrecido al reducirlo a la religión e incluso dentro de ella a lo referente a la oración, sacramentos, celebraciones, ritos...

Por todo ello aún hoy provoca rechazo, alejamiento y desconfianza, o resuena como algo o religioso o superfluo en el ser humano, perteneciente a otro tiempo, a algo pasado y caduco. Y por eso me alegro tanto de este Primer Encuentro de Espiritualidad, para que podamos colaborar en recuperarla, o mejor aún, re-codificarla.

Espiritual, espiritualidad, viene de espíritu, que hace alusión al aliento vital presente en el origen de todo lo que es, que sustenta y vincula la realidad, que constituye la trama de la vida. Una sociedad o persona espiritual sería por tanto la que va descubriendo la verdad más profunda de la realidad, de su ser, de su verdadera identidad que es relación… y que trata de vivir coherentemente con ella.

La espiritualidad es una realidad profundamente humana, tiene que ver con el desarrollo de nuestra inteligencia espiritual, de nuestro ser ético, estético, trascendente, utópico.

¿Qué pasaría si nuestras personas, círculos, grupos, familias, partidos políticos, sociedad viviéramos espiritualmente”? ¿Qué sociedad nacería de esa opción?

Uno de estos días me acosté con estas preguntas y tuve un sueño hermoso que me dio la respuesta y ahora comparto con vosotros. Después me diréis si es un puro sueño, y los sueños sueños son, o fue premonitor porque anuncia ya lo que está amaneciendo.

¿Qué fue lo que vi en el sueño?

Me encontré con una sociedad nueva, profundamente espiritual. ¿Qué manifestaciones eran notables de su espiritualidad?

1- Percibí que las personas, colectivos, grupos habían desarrollado una gran lucidez. Una gran capacidad para analizar la realidad en profundidad capaces de ver la realidad sin dejarse manipular ni adormececer, desentrañar las causas de lo que pasa, poner de relieve las consecuencias y sobre todo tenían la capacidad de hacer de las crisis lugares para detectar como real lo que está en potencia en esperanza y desde ahí colaborar con el nacer de una nueva sociedad. Sin duda habían adquirido un nuevo estadio de conciencia y un nuevo modo de conocer.

2- Su capacidad para sentir en sus entrañas la com-pasión, el dolor de los otros, tanto cercanos como lejanos. Una com-pasión que se hacía compromiso operativo y colectivo para mejorar su barrio, su ciudad, su país, el mundo. Una compasión que se hacía verdad en el compromiso no sólo por aliviar el dolor personal y social sino por cambiar las estructuras injustas.

Verificaban con sus vidas que habían descubierto la verdad profunda del ser: que somos unidad, relación y en sus modos de relacionarse y vivirse se traslucían no relaciones competitivas sino cooperativas, no la lucha de poder sino de cuidado mutuo, de cuidado de toda la vida. Y ese modo de vivir les hacía profundamente felices.

3- La conciencia ética era notable, personal y socialmente había aumentado profundamente la no tolerancia a la corrupción, a las grandes y a las pequeñas corruptelas del día a día. La defensa de los derechos humanos, de los animales y de la Tierra era su guía de acción.

En mi sueño, queriendo comprender qué les había pasado y cómo habían llegado ahí, les pregunté cómo habían ido avanzando por este camino “espiritual” hasta llegar a ese despertar y a esa sabiduría de vivir. Fui hablando con diversos grupos, colectivos, entrevisté a distintas personas y creo que algo comprendí de lo que me dijeron.

Sin prisa, esta era otra característica de esa sociedad, me fueron contando que los caminos fueron múltiples y se fueron fraguando lentamente.
Me lo fueron narrando así:

“A finales del siglo XX y comienzos del XXI una palabra empezó a ocupar todos los espacios informativos porque expresaba una profunda realidad: crisis. Creció la consciencia de que el sistema no funcionaba, de que el paradigma en el que habíamos vivido llegaba a su fin. La sensación que vivimos la expresó bien el pensador italiano Antonio Gramsci: “lo viejo se resiste a morir y lo nuevo no consigue nacer”.

Pero como toda crisis es un tiempo de criba y de oportunidad, de muerte y de vida nueva supimos descubrir cómo afrontarla y qué necesitábamos para salir de esa crisis renaciendo como sociedad nueva.

Nos organizamos en grupos de estudio, tertulias, círculos de reflexión para profundizar en nuestro momento histórico para estudiarlo, analizarlo queriendo comprenderlo en toda su hondura, y sobre todo buscando los caminos para convertirlo en oportunidad para el cambio.

>> Sigue...


Jueves, 17 de agosto

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930