Políticamente acorrecto

Defender la alegría del hipopótamo

12.01.12 | 20:06. Archivado en Desmemoria histórica, Personajes, Aborto

Estaban todos menos Serrat, gracias a Dios no vimos al del Poble Sec pegando lametazos. Cantó pero su natural tímido nos evitó verle haciendo genuflexiones públicas. Se pusieron mirando a Pamplona justo en el momento, hace cuatro años, cuando aún había posibilidad de evitar la hecatombe. Allí estaban Pedro Almodóvar, José Luis Cuerda y resto de artistas de cámara, Víctor Manuel, Ana Belén, Joaquín Sabina o Miguel Bosé. Todo el selecto club tercera edad con Sicav cantando aquello de Benedetti, "defender la alegría", y yo no sabía de qué estaban hablando. Ya lo sé.

Paula es una guapa jovencita valenciana. Paula padece Diabetes Mellitus 1, o aquello que la ministra Pajín llamaba "diabetis", que es una dolencia para la que no hay cura (la diabetes, lo de Pajín leyendo un poco se soluciona). En el Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de Valencia había una investigadora buscando soluciones, Silvia Sanz, pero llegó la bancarota de la Generalitat Valenciana y con ella los ERE y su despido. Paula y su familia crearon un proyecto de apoyo y, tacita a tacita, han recogido 7.000 euros con los que volver a contratar a la investigadora.

>> Sigue...


Declaración Universidad y vida

16.12.09 | 09:45. Archivado en Aborto

"La historia juzgará nuestra pasividad cómplice o nuestro compromiso solidario con el débil".

Cualquiera que luche por los derechos humanos y la defensa de los más débiles puede suscribir, palabra por palabra, la declaración de los máximos responsables médicos en Navarra.

Declaración “Universidad y vida”

Con motivo de la nueva ley del aborto en España, los decanos de las Facultades de Medicina, Enfermería, Ciencias y Farmacia, y el director general de la Clínica de la Universidad de Navarra queremos proponer y compartir una reflexión serena sobre una realidad compleja que trasciende los límites de nuestro país y el presente que nos toca vivir. Celebramos que la humanidad ha avanzado tanto a lo largo de la Historia, entre otras razones, porque nos hemos equivocado mucho. Todos. Todos tenemos alguna responsabilidad ante la historia y 2009 puede marcar el comienzo de un hito, como en su momento fue la abolición de la esclavitud y como ojalá pronto sea la derrota del hambre y la pobreza.

Comprendemos el sufrimiento de muchas mujeres ante un embarazo imprevisto. Necesitan un apoyo que sólo personas con corazón pueden prestar… y hay muchas personas así. La defensa de esas mujeres clama a nuestra conciencia y una mirada compasiva nos recuerda que otro ser humano comparte esa tragedia en una posición de mayor debilidad todavía. El avance científico nos brinda hoy datos clave desconocidos en buena parte del siglo XX. Qué coraje social mostramos con esa evidencia desde los ámbitos universitarios, políticos, económicos…

Nos negamos a solucionar la tragedia de un embarazo indeseado con la tragedia superior del aborto. Nos negamos a incorporar las técnicas abortivas a los contenidos de la educación. Nos comprometemos a formar profesionales para curar, investigar y ayudar.

Nuestra ilusión es que la educación y la información lleguen a todas las mujeres. Saber es un derecho.

Nuestra ilusión es que una mujer embarazada nunca se encuentre sola, sino que el padre y el hijo también cuenten. La vida que comienza es asunto de tres.

Nuestra ilusión es que la pugna política y la legislación compitan por la defensa de los más débiles, el hijo y la madre. Una sociedad que protege al débil es fuerte.

Nuestra ilusión es facilitar que padres incapaces de hacerse cargo de un niño encuentren a otros que pueden y lo desean. Una solución para dos problemas.

Nuestra ilusión es que pronto se estudie como histórico el triunfo de una humanidad valiente que superó el aborto como superó la esclavitud. El orgullo de ser humano.

Nuestra ilusión es que los hombres y las mujeres tomemos decisiones hoy que nuestros hijos aplaudan mañana. Podemos transmitir más de lo que heredamos.

Nuestra ilusión es que la medicina, la enfermería, la biología, la farmacia y la universidad en general sean aliados por la vida.

La historia juzgará nuestra pasividad cómplice o nuestro compromiso solidario con el débil. No hay mejora sin cambio. Hoy es el día de cambiar en España, en Europa y en el mundo.

>> Sigue...


Los intelectuales -de verdad- contra la ley Herodes

26.11.09 | 09:19. Archivado en Aborto

«Pedimos la libertad de voto. Los diputados deben tener en cuenta los hechos, la ciencia, y deberían exigir a sus partidos que les dejen votar en conciencia, y no tener ningún miedo a hacerlo».

No estaban Victor Manuel, Ramoncín ni Almodóvar. De Pilar Bardem y Wyoming tampoco sabemos nada. Claro que, esta vez no se trataba de "trabajadores de la cultura" como dicen los del pomposo sindicato vertical, ni supuestos "intelectuales", que dicen los del Ministerio de Propaganda y Paz Social.

Der Mythus des 20. Jahrhunderts, 1930, Alfred Rosenberg, inventa el término untermensch (subhumano)

No. Solo son más de 2.500 científicos, más de 1.500 juristas y unos 200 reales académicos. Tres manifiestos distintos de biólogos, pediatras, ginecólogos, psiquiatras, juristas, filósofos, doctores, catedráticos... ya saben, nada que ver con ciencia, humanidades y cultura. Los más de 4.000 intelectuales españoles de reconocido prestigio piden a los parlamentarios que «voten en libertad y en conciencia».

>> Sigue...


Yo estuve excomulgado

12.11.09 | 12:36. Archivado en Cómo ser cristiano, Aborto

La Iglesia advierte (o recuerda) que aquellos católicos que voten a favor de la Ley del Aborto "están en situación objetiva de pecado mortal, y no pueden ser admitidos en la comunión". Excomunión es la pena impuesta por ley canónica por la que un católico es parcialmente excluido de la vida de la Iglesia, por lo que no puede recibir la Comunión, ni participar en la Misa, tener Confesión y los demás sacramentos. No pueden ser padrinos ni participar activamente en la vida de la Iglesia.
Han salido inmediatamente todos los cristianos de la política, especialmente en la derecha, para mostrar su rabieta. Jorge Fernández Díaz del PP, o los de partidos confesionales cristianos, como Pere Macías de CiU y Emilio Olabarria del PNV. Claro que, ante la pasta que se llevan, ninguno protesta por la disciplina de voto y la negación del voto en conciencia. Sinceramente me pregunto para qué hacen falta tantos diputados si su voto es, sí o sí, lo que diga su fürer. Supongo que para blindar sus privilegios y así, cuando se hacen tránsfugas, conservar su acta de diputado. Bien por Josep María Sánchez Llibre, de CiU, que paró los pies a un cretino y a la impresentable vicepresidenta Teresa Cunillera: "¡No me hable de excomulgación!" (sic). Bien por la sensatez de Duran Lleida y hasta del mismo Urkullu, que se confiesa “profundamente cristiano”.

Quien legisla a favor del aborto, quienes lo promueven y trabajan para hacerlo realidad, quien lo induce u obliga a la mujer a abortar, el médico, enfermera o persona que lo realiza, y la mujer que lo lleva a cabo reciben la pena de la excomunión.

Es verdad que la excomunión pública es poco frecuente. Después del Concilio Vaticano, el Arzobispo Lefebre fue excomungado, pero en este caso hablamos de otra cosa, excomunión automática (latae sententiae) "de modo que incurre ipso facto en ella quien comete el delito". Tomaré la explicación del padre Jordi Rivero:

Se trata de delitos sumamente graves: apostasía, herejía o cisma. (Canon 1364); la violación directa del sacramento de la confesión por un sacerdote (Canon 1388); el procurar o participar en un aborto o la cooperación necesaria para que un aborto se lleve a cabo (CIC 2272; Ley Canónica 1398).

Yo estuve excomulgado. Al ponerme en una situación objetivamente contraria a Dios, yo mismo me situé fuera de la comunión. Puede ocurrirle a cualquiera. El Papa, el Obispo, o los sacerdotes especialmente autorizados pueden levantar la excomunión, y eso fue lo que pasó conmigo. No es la Iglesia quien excomulga, sino el individuo que rompe la común unión. Con el arrepentimiento y rectificación viene la absolución (cf. CCC 1463) y el cristiano vuelve a integrar plenamente la Asamblea.

Excomulgar significa ser expulsado parcialmente de la comun-unión, por lo que, evidentemente, no afecta a los no cristianos. No se puede privar de lo que no se tiene. Sin embargo, lo más divertido será ver las reacciones del facherío cristófobo, preocupadísimos aparentemente por algo que ni les concierne, ni les importa ni les afecta. Basta leer los comentarios en Público o en El Plural. Son cosas del pensamiento único, la intolerancia fascista de los totalitarios que nunca se resignan a admitir discrepancias. Prietas las filas, impasible el ademán, toda la carcundia cristófoba a protestar por lo que ni siquiera entienden. Hay que ser comprensivos, los que ostentan posturas tan intolerantes lo hacen hasta que en sus vidas pasa algo.


Quien esté libre de pecado

10.11.09 | 08:42. Archivado en Cómo ser cristiano, Aborto
De Políticamente Acorrecto

—Maestro —le dijeron—, la Ley nos manda apedrearla. Tú, ¿qué dices?

Jesús, inclinándose, empezó a escribir con el dedo sobre la arena, con palabras que se lleva el viento. Sus únicas palabras escritas, que sepamos. Ante la insistencia de los legalistas se incorporó y dijo:

Quien esté libre de culpa que tire la primera piedra.

E inclinándose otra vez, siguió escribiendo. Los letrados, al oírlo, fueron escabulléndose uno a uno, empezando por los más viejos, hasta el último. Quedaron solos Jesús y la mujer en medio, de pie. Jesús se incorporó y le preguntó:

—Mujer, ¿dónde están tus acusadores? ¿Ninguno te ha condenado?”

—Ninguno, Señor.

—Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más.

Esta es la posición cristiana ante un crimen de aborto, la que hemos vivido y viviremos personalmente muchos católicos, pues la Ley fue hecha para el Hombre, no el Hombre para la Ley.

Principio de Individualidad

Una de las bases fundamentales para el humanismo cristiano es la defensa del individuo y por consiguiente de la libertad. Hegel, dentro del idealismo alemán, constata que en la polis griega el hombre no tenía conciencia de su individualidad ni, por tanto, de su libertad. La esclavitud era entonces una consecuencia lógica. Es el mismo Hegel quien destaca que el cristianismo cambia la realidad al incidir en el individuo, lo subjetivo frente al Estado, y que donde impera el principio de individualidad triunfa la libertad humana. Uno de sus maestros, Fichte, define el campo dialéctico como tesis, antítesis y síntesis, o dicho de otra manera, el yo, el no-yo y su conjunción (para una gestante, la mujer, el bebé y el bien de ambos).

Es inevitable que quienes se encuentran en una fase de increencia sientan grandes preocupaciones en torno a la religión. No solo por simplismo reduccionista o para consolidar posiciones éticas necesarias, sino las más de las veces en una búsqueda legítima de bases morales, sea conciliadoramente o «a la contra». El materialismo per se es amoral, y el relativismo inmoral, por lo que desde cualquier perspectiva toda persona necesita recursos éticos razonables. La confusión y desconocimiento llevan en ocasiones a pensar que un cristiano, por ejemplo, está contra los métodos anticonceptivos. Nada más lejos de la realidad. El uso de condones no solo puede ser aconsejable: en diferentes circunstancias es moralmente obligatorio, y si alguien dice lo contrario no será por católico. La avalancha de la ortodoxia estatalista, la religión del Estado, llega en ocasiones al límite de la mezquindad, el desprecio absoluto por la realidad y por los más desfavorecidos. Con el aborto tres cuartos de lo mismo.

No pueden abordarse cuestiones morales desde el humanismo cristiano sin tener como premisas el principio de individualidad y el libre albedrío. Precisamente celebramos ahora el vigésimo aniversario de la caída de la mayor y más sangrienta tiranía que ha conocido el mundo, el 9 de noviembre de 1989, y es un magnífico ejemplo de a dónde lleva la aniquilación del individuo.

Tratar temas como el aborto en caso de violación al modo de categoría general, como un gran dios-Estado ciego, no solo es inútil, es que desprecia profundamente a cada persona en cada circunstancia. En España el 0,01% de los abortos se practican en el supuesto de violación, uno por año. De los 112.138 abortos en 2007, uno fue por violación. La violación es un fallo del Estado que no se soluciona exclusivamente con la cárcel para el agresor. El mismo Estado debe poner a disposición de la víctima todos los mecanismos, leyes positivas, que beneficien a cada mujer víctima en cada caso concreto, siempre enfocado al bienestar de la mujer y a defender el principio constitucional de que «la vida del nasciturus es un bien jurídico constitucionalmente protegido por el art. 15 de nuestra norma fundamental», por lo que la acción del Estado debe «abstenerse de interrumpir o de obstaculizar el proceso natural de gestación» estableciendo «un sistema legal para la defensa de la vida» (Sentencia Tribunal Constitucional 11/04/1985).

Derecho Romano

>> Sigue...


Violación y aborto

04.11.09 | 13:03. Archivado en Cómo ser cristiano, Aborto

En España apenas el 0,01% de todos los abortos se practican en el supuesto de violación. Es decir, de los 112.138 abortos de 2007, uno fue por violación; de los 101.592 en 2006, otro. De los 305.394 abortos realizados entre 2005 y 2007, 3 han sido por violación. Hablar de supuestos generales en este caso es fútil. Cada persona en cada circunstancia es un caso distinto.
De nuevo, el más débil a proteger es el bebé, aunque circunstancias tan terribles para cualquier mujer hacen complicado tomar una posición ética, más allá de la empatía, el apoyo y la compasión sea cual sea el resultado. No obstante hay que decirlo, alguien tiene que hacerlo. Quienes miran por bien del hijo consideran que su vida es lo más importante; quienes solo miran por el bien de la madre piensan que evitarle molestias es lo principal. Hay una tercera vía: buscar el bien de ambos.

El trauma estará ahí, con o sin hijo, pero si a la violación le sumamos la muerte del bebé, no solo no servirá para arreglar las cosas sino que antes o después pasará factura a la madre. El aborto no solucionará la violación previa, violará de nuevo a la mujer y matará un bebé que no tiene culpa alguna.
No es difícil comprender a una familia que asiste, en países con pena de muerte, a la ejecución de algún asesino que quitó la vida a sus seres queridos. Condenar moralmente a esa familia sería un error, pero el asesinato de un asesino sigue estando mal, sigue siendo un asesinato. En el caso de aborto por violación, el bebé intrauterino paga por la maldad de su padre biológico. Si una mujer violada decide abortar, no seré yo quien la condene, ni moral ni legalmente, ni creo que nadie pudiera. Es, no obstante, un crimen que se debe intentar evitar mediante la protección, comprensión y todas las medidas sociales necesarias, que pasan por el acogimiento socio-psicológico, una ley de adopción eficiente y gratuíta, y todas las medidas económicas necesarias para que la madre no sea abandonada a su suerte.
Teniendo auténticas leyes de protección hacia la mujer y un eficiente sistema de adopción, el "problema" queda reducido al proceso de embarazo. Claro que las leyes del holocausto abortista no están hechas para favorecer a las personas sino a las grandes multinacionales eugenésicas. Por eso en España el 97,92% de los abortos se practican pagando, en centros privados.
Hay otro aspecto más repugnante: la presión social e incluso familiar sobre la mujer y su bebé que, sin decirlo explícitamente, tiende a criminalizar a las víctimas sacando lo peor de los sentimientos de culpa, hipócrita vergüenza y el qué dirán.

No hay apenas testimonios de mujeres que hayan pasado por el trance de quedar embarazadas tras una agresión. Recojo 3 con distintas circunstancias y resultados:

>> Sigue...


Miradas sobre la eugenesia

03.11.09 | 12:03. Archivado en Nazis y comunistas, Aborto, Eugenesia

Mari Luz y Antonio estaban internados en un centro para disminuidos psíquicos en Cabra (Cordoba, España), pero lo único importante es que Mari Luz y Antonio se querían. En realidad, se quieren: hoy son una pareja feliz como cualquiera, de 57 y 64 años, y tienen un hijo universitario.
En 1978 Victor Manuel les escribió una canción, "Solo pienso en ti".

El periódico Hunts Post publicaba en 24 de septiembre de 2005 la noticia: “Jail Sentence for kiss and cuddle man”. James Edward Whittaker-Williams, un hombre de 45 años con problemas de aprendizaje fue condenado en Gran Bretaña por besar y abrazar a una mujer de su misma condición. Basándose en la Ley de Delitos Sexuales de 2003, que define los besos y abrazos como ‘contactos sexuales’ y afirma que las personas con problemas de aprendizaje son incapaces de dar su consentimiento, independientemente de que el acto implique coacción o no, los jueces dictaminaron prohibiendo cualquier contacto sexual entre ambos.

La Asociación Nacional para la Defensa del Derecho a la Objeción de Conciencia (ANDOC) denunció que nueve de cada diez bebés diagnosticados con síndrome de Down son abortados por sus padres en España.

El racismo, la plaga del imperialismo, por Ignacio Amaru (pdf) Rebelión.org
El racismo, la plaga del imperialismo (en caché) PCE (r)

...


Tánatos progresista

02.11.09 | 13:29. Archivado en Aborto, Eugenesia

Tánatos es la muerte discreta, callada, es una muerte progresista. Gemela de Hipnos, nada tiene que ver con sus otras hermanas, las Keres, que sobrevuelan el campo de batalla rechinando sus dientes blancos. Atravesamos el momento más salvaje en toda la historia de la Humanidad. Nada hay comparable en cuanto a matanzas y desprecio por los derechos humanos con el pasado siglo XX, ni los dos milenios anteriores juntos han derramado tanta sangre. Cuando invadimos países como Irak o Afganistán nadie sabe por qué, pero tenemos la cara dura de, además, legalizar nuestras matanzas en la ONU. Y eso es solo escaparate: los grandes genocicios transitan en silencio, como Tánatos, enamorada del hambre, la miseria, el aborto y la eugenesia.

La batalla por la vida y la dignidad de todas las personas se ganará, antes o después, como se ganó a la esclavitud o al racismo. La cuestión está ahora en cambiar una tendencia fascistoide. Desgraciadamente es un debate viciado y cualquier zascandil se cuelga la etiqueta vale-para-todo de progresista.

Un amigo me preguntaba hace tiempo: ¿cuándo progresista dejó de significar progresista? No lo sé. Supongo que al mismo tiempo que otros tomaron la Bastilla liberal para convertirla en un búnker. Lo explica bastante bien Manuel Martín Ferrand en El aborto como bandera política. La cuestión es que de manera insólita pero no inexplicable se ha alimentado una masa borreguil capaz de defender los más siniestros postulados de muerte, del poder más absoluto, siempre contra los más débiles.

La Iglesia

Mientras nuestros obispos patrios se dedican a hacer cariñitos a etarras, montar fantasmales partidos católicos, ver películas de Amenábar o cargarse el socialismo cristiano y la derecha de Rajoy, el mundo católico avanza, oiga, que es una barbaridad. Por si faltaba algo, los tres tenores del «hoy me manifiesto contra el aborto, mañana no» —Benigno Blanco, Alfredo Dagnino, Ignacio Arsuaga— van a palos, unidos o separados según sopla, y Rouco no sabe con qué mimbres hacer el cesto del partido rouquista.


En el II Sínodo Africano que se está celebrando en Roma los obispos de Chad han pedido una acción contundente contra las multinacionales que practican «el saqueo y el robo sistemático de las materias primas y de las inmensas riquezas del subsuelo» en su país, donde las inmensas extracciones de petróleo han hecho que «si antes la población vivía en la pobreza, hoy vive en la miseria», y «los ingresos procedentes del petróleo han servido para comprar armas y alimentar conflictos interminables». Misioneros Combonianos, los de Mundo Negro —impresionante su trabajo— en su XVII Capítulo General, acaban de definir la situación en el Congo como «una guerra hecha para encubrir el saqueo de las riquezas minerales del país, en el que el 70% de sus 60 millones de habitantes vive con menos de un dólar al día». El arzobispo Celestino Migliore, observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, ha iniciado una campaña en la ONU para el control de las multinacionales por la defensa y dignidad de los pueblos indígenas. El cardenal Bernard Agré, arzobispo emérito de Abidyán en Costa de Marfil, califica a las corporaciones como «asesinos financieros». El País, a su manera, ha dejado constancia de la lucha eclesial contra esos amos de la vida y la muerte: Se busca Papa negro.

Para asegurar ese lucro desmesurado, el biopoder maneja guerras, enfermedades, esterilizaciones y abortos masivos, todas las medidas eugenésicas que sirvan a la avaricia. Cuando la empresa cumple su función social, nada que objetar; si no es así se transforman, como dice Molares do Val de algunas oenegés, en cultivadores de hambrientos.

Progresistas

>> Sigue...


La invasión de los ultratontos

24.10.09 | 11:51. Archivado en Manipulación mediática, Aborto

La Inquisición estatal ha hablado. Quienes se opongan a la moral del Estado y las buenas costumbres progresistas son ultras. No confundirse; a católicos, protestantes, musulmanes, budistas y gente que defiende los derechos humanos se les perdona la vida, son personas decentes, más o menos tolerantes, pueden ser aceptados por la sociedad con cierta condescendencia. Esos ya cambiarán, los demás son ultras.
Con la reciente manifestación por la vida la peonada del "nosotros decidimos matarlos" ha tenido que rebuscar distracciones para no entrar en un debate que tienen perdido de antemano. Nunca contestarán al problema planteado sino a su propia proyección de lo que sus adversarios "deberían" decir, o mejor aún, quiénes "deberían ser" aquellos que contradicen los dogmas progresistas para cumplir esas expectativas tan queridas de discutir con "ultracatólicos", "ultrabudistas" o "ultragente". En este caso, para justificar el homicidio de niños prenatales, sacarán no sólo la Inquisición, sino la pena de muerte, la guerra de Irak (Afganistán no, ¡yu yu!), la pedofilia o una irrelevante distracción sobre encuestas. Del tema, ni pío. Da igual, el único objetivo es disimular una doctrina neonazi adaptada al s.XXI con mantras sobre ultras y "extrema derecha", sin mentar nunca la opinión científica, la Constitución, los pronunciamientos del Tribunal Constitucional o un más que necesario referendum (de los Derechos Humanos ni hablamos).

>> Sigue...


La caverna abortista

21.10.09 | 18:03. Archivado en Aborto

Atención a las razones para posicionarse contra los derechos humanos:

"de la España grande y libre, Atacando la homosexualidad, Añorando la ley de vagos y maleantes. Construyendo guantánamos gays. Aznar, Ricardo Costa, Zapatero traidor, testosterona, fetos bélicos, Obispos escondidos. Partido Popular, Acción Juvenil Española, Alternativa Española, Falange Auténtica y de las JONS, estado confesional, Franco, misa obligatoria de siete para campesinos y criadas, secretarios del movimiento, banderas de águilas imperiales, ...despreocupados de mil millones de vidas desangradas por el hambre, la falta de agua, analfabetismo hasta los ojos, carentes de vacunas, muertas de asco. Millones de humanos convertidos en pasto de moscas, de plagas"

Muy bien, todo muy bonito, ¿pero del aborto no hablamos? Podemos hablar de la invasión de Afganistán y los miles de niños asesinados, ¿pero y el aborto?
Los peperos me dan igual, supongo que los nombra por las 585.579 personas asesinadas por aborto en el gobierno Aznar, y dicho esto, ¿hablamos de aborto o no?
¿Por qué se hacen leyes para las multinacionales abortistas y no para la sanidad pública? ¿Es "progresista" que aborto sí pero pagando? De un referendum ni hablamos, claro, y de una ley de adopción racional y humana, que proteja a las gestantes y facilite al niño una familia, tampoco. Si quieres adoptar un niño, paga. ¿O no es un niño?
Cada vez que discutes con alguien que te saca a Franco sin venir a cuento acabas sabiendo que, como el doctor Montes, es hijo de militar franquista.
La peonización es imparable, hasta quienes se prodigan por Redes Cristianas -como Rafael- parecen cada día más la mañana de Federico.


No son niños

18.10.09 | 14:42. Archivado en Aborto


Deben ser bichos, o parásitos. Y el insignificante grupito que mancillaba ayer las calles de Madrid, si descontamos la mayor parte -peligrosos radicales ultras- eran unos cuantos indeseables que acudieron por el bocata. Malas personas.

Para que quede claro a la horda que osó disturbar la paz cívica con sus desmanes, les presento un bicho:


La víctima del siguiente vídeo -el doctor- está totalmente desprotegido ante los ataques de ultras fanáticos. Por eso el gobierno celebró reuniones que le abrieron los ojos con estos benefactores de la Humanidad, hijos de Hipócrates. Posteriormente integraron en la Subcomisión parlamentaria a Santiago Barambio, presidente de ACAI, la patronal del aborto, y a Guillermo Sánchez Andrés, presidente del Consejo de Administración de la Clínica Dator, una de las más rentables de España (la sanidad pública no se ocupa de bichos).



Dice la agencia estatal EFE que los enemigos de la paz fueron exactamente 55.316 personas. El otro millón eran turistas, paseantes con perrito, jubilatas y sindicalistas manifestándose contra el gobierno por el paro.


El mayor crimen

17.10.09 | 09:37. Archivado en Aborto

Todo esto pasará. Pasarán las naciones y nuestra civilización, pasaremos nosotros y nuestras ideas, pero desde el fondo del infierno millones de niños seguirán acusándonos: tú decidiste que me podías matar.

It´s not cool to be cruel.

Peores que sus teóricos y el propio Hitler en la perpetración del Holocausto. Esta Solución Final es mucho más repugnante. Peores que los peores asesinos de la Humanidad, Estalin, Mao y quien ustedes quieran. Peores que los terroristas que matan. ¿Se puede comparar al nazi de Juana Chaos con el doctor Carlos Morín? La diferencia es que el Colegio de Médicos de Barcelona dice del exterminador de niños que "no tiene limitación para ejercer". Uno mata por su ideología nacionalsocialista y el otro por dinero, a 4.000 euros el niño muerto. Más viles que quienes aplican la pena de muerte. Salvajes y bárbaros unidos para matar inocentes: ¿hay algo peor?

Todo lo demás es discutible. Ni política ni religiones ni ideologías ni hostias: asesinar a los más débiles nos devuelve a las mentalidades más fascistas y miserables que han parido los hombres. Masacrar niños viables en una trituradora tras quemarlos vivos en ácido es la mayor atrocidad que se pueda imaginar, mucho peor que cualquier injusticia, cualquier guerra o el terrorismo más inhumano. Asesinar bebés en el seno de sus madres no es discutible: está mal.

Algún día sentiremos vergüenza, toda la Humanidad, buscaremos excusas y explicaciones para justificar lo que pasó, el mayor genocidio que podía perpetrar la especie humana.

Matemos al lince
Aborto

Una palabra sobre los políticos profesionales. Sinceramente, no sé qué pintan en la manifestación quienes han tenido responsabilidades de gobierno. Espero que sean convenientemente abucheados.

Me he quedado bastante a gusto, por si las dudas.


Jueves, 23 de marzo

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Marzo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031