Políticamente acorrecto

Indignados Shore

22.10.12 | 09:54. Archivado en Manipulación mediática, Personajes, Nazis y comunistas

¿Qué pasa? dice el cámara; corre, que hay una tía enseñando las tetas, contesta el redactor. Me quité la camiseta y el sujetador y me arrodillé ante los policías, explica la elfa. Mariano, un antidisturbios cuarentón al que le tocó currar ese día, estaba a punto de declinar amablemente el ofrecimiento (ahora no, gracias, que estoy trabajando, ya si eso después), pero no hizo falta. Una avalancha de cámaras, fotógrafos y periodistas se precipitó sobre la maciza para captar la escena (las dos escenas, una y dos). Cinco minutos después, un maromo exaltado de fervor revolucionario se despojó de sus ropas, quedándose en gayumbos, pero nadie le hizo caso. Ella es un icono, tú un pringado, le suelta un periodista al pasar.

Querían bautizarlo "otoño caliente" pero se ha quedado en reallity show, una especie de Gandía Shore sin anabolizantes. Vivimos en un gran plató de televisión youtube, con manifestaciones en las que hay más periodistas que indignados, un desfile cutre que convierte mujeres hombres y viceversa en una exquisitez cultural. Masas de jovencitos pelean por ver quién será el elegido, quién merece el honor de salir en La Sexta hablando del franquismo o en Intereconomía quemando curas (son así de modernos). Ambas opciones son igualmente valoradas (al fin y al cabo, quienes convocan el numerito son esas dos cadenas), y la chavalada acude rauda al llamado de la fama.

>> Sigue...


Día de la Hispanidad catalana

Puede que no lo sepan pero Cristóbal Colón era español, catalán concretamente. Eso lleva 20 años contando el historiador Jordi Bilbeny, con al menos cinco libros sobre el tema. Su nombre era Joan Colom i Bertran, un noble catalán y corsario que se puso más tarde Cristòfor Colom para no tener problemas por sus andanzas piratas. Bilbeny suele repetir que “se ha manipulado la gesta catalana del Descubrimiento”. No es una novedad, el gran especialista peruano Luis Ulloa lo propuso a mediados del siglo XX, y un poco más tarde Salvador de Maradiaga lo reafirmó añadiendo que el almirante era judío. Lo de judío o gentil tuvo otra derivada: el famoso caza nazis Simon Wiesental escribió en su libro “Operación Nuevo Mundo: La misión secreta de Cristóbal Colón” (1976) que todo el proyecto de América fue en realidad una operación de los reyes de España para encontrar una nueva Israel a los judíos expulsados. Si bien es cierto que el plazo para la expulsión terminaba el 10 de julio de 1492, se permitió extenderla hasta el 2 de agosto a las doce de la noche, es decir, el 3 de agosto de 1942, el mismo día en que salió de Palos de la Frontera (Huelva) la expedición de las carabelas La Pinta y La Niña, y la nao Santa María.

Otras tesis de Bilbeny son que don Miguel de Cervantes era valenciano, Joan Miquel Servent, que escribió el Quijote en catalán pero se lo censuraron (de Franco no dice nada, pero seguro que andaba por allí), el Lazarillo de Tormes es de otro valenciano, Joan Timoneda, que habiéndolo escrito en valenciano tuvo que cambiarlo al español (otra vez Franco), y La Celestina lo mismo, de otro valenciano, don Lluis Vives. El Cercle Català de Negocis presentó un estudio en julio del presente año anunciando que "la financiación de la expedición del descubrimiento de América fue íntegramente pagada por la Cancillería Real Catalana" (quieren decir Cancillería Real Aragonesa, pero les ha dado por cambiar los nombres históricos, como la Corona Aragonesa, a la que llaman “catalano-aragonesa”). Esta tesis, según ellos “demuestra que el expolio tiene un origen histórico que se remonta cinco siglos atrás” (“El expolio”, Artur Masolini 2012). En realidad, los seis cuentos de maravedíes que son en cuenta más gruesa diez y seis mil ducados, los prestó de su dinero y sin intereses el valenciano Lluis de Santangel, escribano de ración en la Corona de Aragón, desde el Reino de Valencia. Posteriormente la corona de Castilla pagó la deuda, y así consta en el libro de cuentas del Archivo de Simancas. Cuando los reyes de España, Isabel y Fernando (todos en pie, mano al pecho) se entrevistaron con Colón en 1486, el marino no llegó a convencerles, y a punto de partir hacia Francia intervino Santángel, amigo íntimo del rey y del marino, ofreciendo su propia fortuna. Los Reyes Católicos pusieron el resto y aceptaron (pueden sentarse). La idea de un Colón español ha calado, incluso los de Omnium Cultural han montado una delegación llamada Centre d'Estudis Colombins dedicada exclusivamente a demostrar su filiación catalana. Desde 2001 se celebra anualmente el “Simposi sobre la descoberta catalana d'Amèrica”, en Arenys de Munt.

>> Sigue...


Mario Conde. La resurrección de Lazarillo (y3)

04.10.12 | 09:08. Archivado en Manipulación mediática, Personajes

Y así, con este bagaje, se presentó en septiembre de 2009 como nuevo tertuliano de Intereconomía, envuelto en un aura de misticismo taoísta mientras pontificaba sobre lo humano y lo divino. Sorprendente cuanto menos el ver a un Maestro Masón (lo es desde 1981) corrigiendo al Papa en una tele que va de católica.

Por si el señor Ariza no lo entiende: ser masón conlleva excomunión inmediata. La relación de Ariza y su grupo con distintas sectas pseudomasónicas nunca ha estado clara. En enero de 2012 un grupo de padres y profesionales católicos, encabezados por el abogado Pedro Leblic, denunciaron las actividades de la secta paramilitar El Yunque en España, para “desenmascarar a sus miembros y poner al descubierto la red de sociedades que utilizan como tapadera”. Esta noticia, tan católica, no encontró eco en el grupo Intereconomía. Unos días después, el miércoles 1 de febrero de 2012, el entonces director de la Gaceta, Carlos Dávila, abría en primera con un párrafo dedicado a El Yunque, donde cargaba contra las organizaciones secretas que intentan infiltrar la Iglesia. Veinte minutos después de mandar la portada a los medios, Julio Ariza la censuraba y obligaba a confeccionar una nueva sin mención a El Yunque. Marcial Cuquerella, director general de IntereconomíaTV, podía dormir tranquilo, y Carlos Dávila esperó a que lo echaran cuatro meses después. Lo de que Ariza perteneció a una secta neotemplaria en su juventud es solo un rumor, o no, quién sabe, depende.

>> Sigue...


Mario Conde. Un viaje en el tiempo (2)

El 6 de junio de 1993 Felipe González ganaba las generales por última vez. Seis meses después, el día de los Santos Inocentes, González y Polanco traicionaban al que fue su elefante blanco, con el que aniquilaron la pluralidad informativa. El Banco de España intervenía Banesto, destituyendo al Consejo de Administración en pleno y al presidente, Mario Conde, banquero de zapato castellano, gomina y traje cruzado. El tonto útil podía seguir siendo tonto, pero no útil, o no de la misma manera.

Faltan palabras para describir la situación de España aquellos aciagos días. Nunca, en toda nuestra historia, se había robado tanto al mayor al por menor y al detall. Solo para financiar ilegalmente al PSOE o para forrar a sus amigos se habían destapado los casos Flick, Filesa, Malesa, Time-Export, AVE, Fondos Reservados, SEAT, Roldán, Paesa, Francisco Palomino (el cuñado de Felipe González), Juan Guerra, BOE, Expo 92 o el caso PSV, el mayor caso de fraude inmobiliario hasta la fecha, perpetrado por UGT estafando a familias humildes. No dejaron nada sin rapiñar. Como preconizó el hermano de Juan Guerra (Alfonso), a España no la conocía ni la madre que la parió. Saquearon incluso la Cruz Roja (7.000 millones de déficit) o el fondo para huérfanos de la Guardia Civil (nada ha cambiado, en marzo de 2011 pillaron a los socialistas Carlos Macías, Gabriel Montesinos y Julio César Fuster robando millonadas de los excedentes alimentarios de UE con destino a los pobres de Extremadura, a través de Cruz Roja). En el último año y medio, además, el gobierno González había mandado un millón de personas al paro, y el pueblo pedía sangre. Lo de Rumasa estaba ya muy lejano, 1983, y lo de Lola Flores en 1991 no daba para tanto. Además un juez por libre estaba empeñado en instruir el caso Sogecable, contra Jesús Polanco y PRISA. El ministro sin cartera señor Polanco desfilaba cada quince días por la Audiencia Nacional, sin cámaras ni tele ni periodistas. Omertà absoluta. Había que montar el circo y había que montarlo ya. Un agujero de 600.000 millones y el mejor amigo del hombre, el chivo expiatorio, cumplirían perfectamente esa función. Lo de Polanco se solucionó echando de la carrera judicial al juez Gómez de Liaño y pidiendo ayuda a Aznar. “¡Que me lo meten en la cárcel!” (a Cebrián), llamó desesperado Polanco a su amigo Aznar, ya en Moncloa, que regaló al prócer de PRISA el monopolio de la televisión de pago. Cebrián, el último censor de la televisión franquista, aquel que pasaba los vídeos de la revolución de los claveles al servicio de inteligencia (SECED) para identificar a los españoles que por allí se manifestaban, fue premiado en 1997 siendo nombrado nada menos que académico de la RAE. En muy pocos años, Felipe González, Jesús Polanco y José María Aznar restauraron el status quo: los que mandaban siguieron mandando, y robando, mientras los que robaban pero también querían mandar, entraron en prisión.

>> Sigue...


Mario Conde. Un viaje en el tiempo (1)

La noticia era que el sindicato vertical se manifestaba "para exigir un referendum", y que lo que amenazaba ser una gran demostración de fuerza se quedó en desfile folclórico de banderas rojas y tapitas de chorizo. En Intereconomía, sin embargo, cortaron la emisión para retransmitir en directo lo que denominaron "la noticia del día": Mario Conde, con un forzadísimo acento gallego, se presentaba a las autonómicas. Vaya veranito, entre gordillos, mariocondes, ruizmateos y eccehomos, los reyes del frikismo se han adueñado de la TDT.

>> Sigue...


El vídeo que nadie ha visto

22.09.12 | 11:14. Archivado en Islamismo, Sectas destructivas, La quinta invasión

Un tipo al que nadie conoce hace una película casera que nadie ha visto, en la que presumiblemente cuenta anécdotas muy conocidas sobre el fundador de la primera secta islámica. Como resultado un montón de muertos. El embajador de EUA en Libia torturado, sodomizado y asesinado (lo cuenta el Washington Times). Lo de siempre en el islam. Solo en agosto pasado los islamistas asesinaron a casi 1.000 personas e hirieron gravemente a unas 1.500. Casi todas las víctimas eran musulmanas, a destacar las bombas suicidas sunitas contra chiíes en Irak o los ataques contra mujeres y niños en Afganistán. El mes anterior fue igual, y el siguiente será lo mismo. Cada mes hay entre cinco y diez 11-M para mayor gloria de la religión de paz, y las muertes atribuidas, falsamente, a supuestas reacciones por un vídeo casero que nadie ha visto, son apenas una decena entre miles. La cuestión se reduce a que, cada día, miles de individuos salen a la calle convencidos de que pueden quitar la vida a cualquier persona en nombre de su dios, el islam o el camello de Mahoma, da igual. Quitar la vida, decidir que otro debe morir, matar a un ser humano para que ellos puedan ponerse culo en pompa.

>> Sigue...


Xenofobia

La butifarra está prohibida en Cataluña. El fuet, aunque sea de Vic, también, y el salchichón de esa misma región, el espetec de Osona, la secallona del Montseny, el bull, el peltruc, los chicharrones de aiguafreda, todo prohibido. Es cerdo, y el cerdo era pecado para no sé qué señor de la guerra del siglo séptimo. Comer mongetes con butifarra es delito multicultural, y si llevan tocino, pena de muerte progresista. Se estudia someter Lérida a un cordón sanitario, dado que es la mayor productora nacional de gorrinos en granja. El abuelito Tarradellas ha sido enviado al exilio. Al menos eso es lo que han denunciado cuatro familias de Tarrasa que llevan sus hijos al colegio «President Salvans», en el barrio de Can Palet, donde los pocos niños no islámicos ni siquiera pueden llevarse el bocata de jamón para el recreo.

Hubo un tiempo en que los catalanes, como el resto de españoles, marcaron su identidad echando tocino al cocido -a la escudella- y cuando las autoridades encontraban un puchero sin cerdo, mala cosa para el comensal. Se acabó la escudella de Nadal, de hecho, en ese colegio catalán, se acabó el Nadal (Navidad). Las cuatro madres denunciantes, perdida toda esperanza, están buscando nueva escuela para sus hijos. Sus primeras denuncias se remontan a marzo de 2011, cuando el árabe ya era lengua vehicular en el patio y los anuncios del centro se llegaron a hacer exclusivamente en árabe, teniendo que retirarlos la guardia urbana, lo que tampoco es de extrañar dado que más del 80% de alumnos son marroquíes. Cosas de críos, efectivamente, pero críos que en pocos años serán españoles adultos.
Corría el año 2001 cuando el presidente del gobierno autónomo, Jordi Pujol, espantado por la inmigración hispana que habla castellano, visitó al rey Mohamed VI en Marruecos. Las cien familias que gobiernan Cataluña desde hace dos siglos necesitaban mano de obra barata para recoger sus fresas y arreglar carreteras. En 2003 Artur Mas inauguró la primera oficina de contratación de inmigrantes en Marruecos, más contento que un gorrino en un maizal. Luego Pujol se arrepintió amargamente y hasta la señora Ferrusola lamentó en público la estupidez de su marido. Pero ya era tarde.

>> Sigue...


Siria no es Libia

25.06.12 | 08:00. Archivado en Manipulación mediática, Islamismo

Llegó el verano. Tiempo de dietas absurdas, de adictos al melanoma y serpientes de verano (en la Albufera de Valencia ya andan buscando un siluro), pero sobre todo, tiempo de guerra. Además, con la actual situación, es tiempo de distracciones, si no hay fútbol hay Gibraltar, o encapuchados que se jubilan a los 42 con 2.700 euros descarrilando trenes y lanzando cohetes contra guardias civiles mileuristas. Lo normal en el showbiz, hay que alimentar dos informativos al día.

Pero desde antes de Numancia el verano es sobre todo para la guerra. Los numantinos aguantaron 20 años al imperio, los romanos se retiraban cada año con el frío a sus cuarteles de invierno y volvían con las golondrinas. Napoleón perdió la Grande Armée por el frío, como Hitler. Con el siglo XXI, internet, no hay mejor estación para soltar a los perros de la guerra. Así es como esta segunda Restauración española ha podido meterse en innumerables guerras exteriores, sin que se note, matamos pero poquito, con talante, bombardeos pacifistas y tiros humanitarios.

Hace un par de semanas publiqué en esta misma columna que el Ejército sirio estaba bombardeando Houla, y que habían matado a 108 personas, 49 de ellas niños muy pequeños, 32 mujeres, tal y como informó toda la prensa occidental. Era mentira. Otra vez.

>> Sigue...


La Batalla

Soy español, cosas del destino, podría haber venido al mundo en cualquier otro lugar pero tuve suerte. Si fuera sioux cantaría las glorias de mi pueblo, alabaría a nuestros grandes líderes, la sabiduría de los ancianos, el coraje de los guerreros y el poder omnipotente de Manitú. Contaría la batalla de Little Big Horn, en que 6.000 guerreros vencieron a 600 enemigos, matando a 268. Pero resulta que soy español, y por estos pagos de Hispania una batallita así no va más allá de nota a pie de página.

Si fuera sioux narraría las glorias de Caballo Loco, pero no puedo, ¿cómo podría si entre mis antepasados hay hombres como Blas de Lezo y Olavarrieta? No tenía la melena del indio, de acuerdo, pero aquel vasco manco, cojo y tuerto hizo hincar de rodillas al imperio inglés, defendió Cartagena de Indias hasta la muerte y desarboló el mayor desembarco anfibio de la historia hasta Normandía. Cuando el capitán Julio León Fandiño cortó la oreja a Robert Jenkins lo mandó a la Cámara de los Comunes con la oreja en la mano: «Ve y dile a tu rey que lo mismo le haré si a lo mismo se atreve». Haciendo un esfuerzo podría comparar a Hernán Cortés con Julio César, pero aclarando, tal y como hace Bernal, que las gestas del español superan a las del romano en cualquier aspecto, en todos. César, que lloró en España ante una estatua de Alejandro, se hubiera desesperado de conocer a Cortés. Es como una entrevista que leí a Freddy Mercury, a finales de los ochenta. Mercury era una súperestrella genial y entrañable que admiraba la voz de Montserrat Caballé, pero pensaba inocentemente que, ante un gran auditorio, él tendría que asumir el peso del espectáculo. Según explicó él mismo, todas las dudas desaparecieron en el primer segundo de la diva ante miles de personas. La Caballé, aquella amable señora, se transformó en una diosa madre íbera, la Dama de Elche, proyectó su voz y mandó como mandan los toreros. Mercury solo podía adorarla. No es lo mismo. Será muy difícil ser un Freddy Mercury, pero ser Montserrat Caballé es otra cosa, es un milagro.

El 387 aC Roma fue saqueada por los galos (varrón mantuvo que la fecha fue el 18 de julio de 390 aC), y ocho siglos después Roma fue saqueada por los visigodos al mando de Alarico (el 24 de agosto de 410 dC). Era el fin del imperio en occidente y el principio de las naciones romanas. Todavía ocho siglos más tarde, el 16 de julio de 1212, aquellos romanos y godos romanizados, se enfrentaron en la más grandiosa batalla que pueda imaginarse contra la tiranía y la barbarie, en Las Navas de Tolosa, sencillamente, La Batalla. En unas horas nuestros padres, unos 70.000 hombres libres, arrasaron a más del doble de sarracenos y pasaron a cuchillo a cien mil fanáticos que habían jurado destruir Europa y convertir Roma en cuadra para sus caballos. "Hombres libres", han leído bien, porque mi nación es única en el mundo también en esto, hombres de frontera que junto al arado guardan su tizona toledana. Las palabras "guerrilla" y "guerrillero" son ahora universales, pero nacieron allá donde los hombres eran libres para defenderse: casualmente es mi país.

>> Sigue...


El moro bueno

11.06.12 | 08:00. Archivado en Islamismo, La quinta invasión

No es el buen salvaje, aquella alma caritativa descrita por Cristóbal Colón cuando creyó haber encontrado el paraíso original. Es el moro bueno, otro de los grandes arquetipos universales de la cultura española, como el pícaro o don Juan, que nació en el Romancero y fue sustento para la fantasiosa literatura del Romanticismo. Entre ambos, Cervantes no pudo hallarlo, si acaso alguna mora que por renegada y enamoradiza merecía menos su desprecio; y Shakespeare lo intentó con otro renegado al servicio de un reino cristiano, pero omitiendo cualquier mención a su ideología islámica para que no apedrearan a los actores.

Tras el Romanticismo, aquella fascinación por la esclavitud y los harenes llenos de hermosas mujeres, lo del moro de paz pasó a mejor vida esperando su momento. Secuestrar, mutilar y esclavizar mujeres sigue siendo exótico para el idiota occidental, pero ya no es chic. A finales del siglo XX reaparece bajo la consigna "musulmán moderado", y a principios del XXI nuestro "musulmán moderado" es, además, "indignado" primaveral. Desde entonces andan nuestros políticos y "gentes de la cultura" (una forma de llamar al mercenario de los políticos) buscando un moro bueno sin encontrarlo.

>> Sigue...


De Afganistán a Siria

04.06.12 | 08:00. Archivado en Colaboraciones

La semana pasada nuestras tropas de la OTAN confundieron a una familia que paseaba por su pueblo, Gerda Serai, al este de Afganistán, con una célula terrorista. Mataron a los padres y sus seis hijos. Mojamé nació en esa región, Paktia, una de las 34 que juntas llamamos Afganistán, como si hablásemos de un país. Mojamé no tiene ni idea de por qué están allí los demonios occidentales, nunca ha oído hablar del World Trade Center. Para él Kabul es otro mundo, uno que no comprende, es el mundo de los invasores y Karzai, que apenas controlan la capital y unos 40 kilómetros alrededor. Para entendernos, es como si la ley (occidental) solo imperara en Madrid capital, y a partir de Colmenar, Fuenlabrada o Getafe, se abriese al resto de España la jungla (la ley musulmana y tribal). Mucho más cerca está Pakistán, donde viven tranquilamente los restos de Al Qaeda. Hoy es viernes, el único día de la semana en que su esposa puede salir de casa, a la mezquita con burka (el niqab, que deja ver los ojos, le parece indecente). Sacan la vieja furgoneta soviética y Mojamé abre el portón de atrás para meter a su mujer en cuclillas, donde nosotros llevamos al perro (ni eso, a mi perra no la meto en un maletero, antes me voy andando). Después de los rezos dejará a la esposa encerrada en casa y acudirá a un acto social, en casa de Omar, muy cerca de los campos de opio, porque Afganistán vive de la heroína, es el primer productor mundial. Su amigo Omar, pese a que ya se ha comprado un niño bailarín para colmar sus necesidades sexuales, gusta de ofrecer veladas cuando otros hombres de negocios presentan sus lotes de Bacha Bazi antes de venderlos. Niños de nueve o diez años, los visten de mujer, los pintan como odaliscas, los hacen danzar sensualmente y entre los humos de la cachimba son violados. Los afganos pasan la juventud sin ver una mujer hasta después del matrimonio, y ese será el único rostro femenino de su vida, además de la madre. «Las mujeres son para los niños, los niños son para el placer», dice el proverbio afgano, o lo que nuestra progresía define como “peculiaridades culturales” en el ámbito de la “alianza de civilizaciones”.

>> Sigue...


11M, liquidación por cierre de negocio

28.05.12 | 08:00. Archivado en Manipulación mediática, CONSPIRANOIA

Barato barato, la lucrativa empresa montada a propósito del 11M liquida por cierre de negocio. Tras ocho años sin demostrar nada, ni investigar nada, pero a veces con buenos resultados contables, las grandes rebajas llegan al bazar de la conspiración. Me lo quitan de las manos.

«Una de las últimas vías para esclarecer los atentados del 11-M está a punto de cerrarse, ya que, según informa hoy El Mundo, el fiscal ha pedido a la Audiencia de Madrid que archive definitivamente la querella por falso testimonio presentada por la familia de Jamal Zougam -condenado a 42.000 años de prisión- contra las dos mujeres rumanas que lo identificaron en los trenes». Así comienza el editorial en página 3 del diario El Mundo este miércoles 23 de mayo de 2012. La denuncia original fue presentada por la madre de Jamal Zougam en coordinación con todo el aparataje de El Mundo. Lo hicieron tarde y mal, apurando los plazos de prescripción. Lo hicieron deprisa y corriendo porque su otra batalla judicial, contra el comisario Sánchez Manzano y la perito Tedax, había llegado al final de la escapada, el sobreseimiento libre era inminente.

El 10 de febrero de 2012 la causa contra el comisario y la perito fue definitivamente cerrada. El diario de Pedrojota, que lo esperaba, preparó desde dos meses antes una campaña de injurias contra los testigos protegidos, que se inició con portada el lunes 5 de diciembre de 2011, intentando así abrir una nueva vía de negocio. Se encargó a Losantos la reactivación de un par de las asociaciones ad hoc, como Voces contra el Terrorismo, para acoger a los pocos Peones Negros que quedaban tras las sucesivas expulsiones y escisiones. El 17 de enero de 2012 se dio de alta en el registro de la Comunitat Valenciana la Asociación Cultural de Apoyo a Jamal Zougam, con páginas en Facebook, Blogspot, y otras redes sociales. Dos días después, el 19 de enero de 2012, la querella de Zougam entró en los juzgados de Madrid, acusando a dos de los tres testigos. Fue rechazada a principios de febrero por la juez Belén Sánchez porque «no consta la concurrencia de los elementos que configuran el delito de falso testimonio». Zougam apeló, y hoy la Fiscalía (ente jerárquico) ha decidido tras la investigación cerrar el caso. Don Eduardo Torres-Dulce ya es, oficialmente, “el malo”, pues él ha decidido no imputar a dos víctimas del 11M por perjurio. Con esa alegría matinal y el gracejo que le caracteriza, sentencia el turolense: «Tenía que venir un seguidor de John Ford para resucitar a Liberty Valance, el pistolero. Enhorabuena señor Torres-Dulce, se está luciendo».

>> Sigue...


Lunes, 20 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930