Políticamente acorrecto

La maté porque era mía

08.04.13 | 10:10. Archivado en Arte

Se llama Javier Ochoa y ha ganado la XXII edición del concurso de escritores noveles de la Diputación de Jaén, con la novela «Nunca te quise tanto como para no matarte». Por un rato. Una comisión técnico/ética/política ha revocado la decisión del jurado literario porque, a juicio de la Inquisición Progresista, el autor atenta contra las políticas de igualdad y la ideología de género. Me entero por Pérez-Reverte, al que casi le da un patatús cuando lo supo.

El pajinismo anda de capa caída. Tantos años dando la vara y al final resulta que los grandes éxitos literarios de los últimos tiempos son la famosa trilogía de Grey, joven masoca encoñada con magnate sádico, y la trilogía de Millenium, Los hombres que no amaban a las mujeres, sin olvidar el gran súper ventas, Diario de una sumisa. Qué desastre... Elena Valenciano ya no va de fiestas salvajes y la Aído se queda sin casoplón en Manhattan.

No se puede ni ir al cine. Para empezar, los clásicos deben ser depurados. Ese bofetón a Gilda, ¡por las enaguas de la Pachamama! ¿¡Cómo no le montan un juicio en efigie a Glen Ford, ese maltratador compulsivo!? Robert Mitchum en La Noche del Cazador. Los caballeros las prefieren rubias, que encima la escribió una mujer, donde Marilyn cantaba que el mejor amigo de las chicas son los diamantes. Humphrey Bogart, ¡juicio sumarísimo ya! Y el peor de todos, John Wayne. Repugnantes machistas que disfrutan con El hombre tranquilo, ay, cómo lloramos por Maureen O'Hara. El Señor de los Anillos, ¿qué pasa? ¿no había ni una hobbit, ni una orca? Lo más femenino de la trilogía era el Ojo de Sauron. Aquella de Almodóvar antes de pasarse a las de Pajares y Esteso, Átame, prohibidísima, un tipo que secuestra mujeres y encima les gusta.

Y las series, por supuesto, los grandes éxitos son cosa de fachas que odian a las mujeres. En Los Soprano no se salva ni el título (¿por qué no Las Sopranas, eh, eh?), la serie que encandiló incluso a lo más granado de nuestra biempensante progresía solo conocía dos tipos de mujeres, putas y esposas. Hasta Maruja Torres era fan. Mad Men, mejor no hablar. A ver, ¿por qué todos los que mandan en The Walking Dead son tíos? ¿Y el Doctor Who? Ese polígamo sucesivo que cambia de novia cada temporada. Solo se salva Star Trek, y eso que el capitán Kirk es un auténtico picha brava.

Prohibir la ópera y el tango, los boleros, y los corridos, la copla y el rock and roll, que es el gran satán, habría que meter a todos los roqueros en campos de reeducación progresista, si no hay sitio en Corea ya se encargarán los amigos de Vallecas. Algunos no tienen arreglo, Platero y Tú cuando cantaban aquello de "Me ha cogido la madera, a mi novia yo he matao, no saquen fotografías, tengo el cuerpo ensangrentao... la maté porque la amaba, la maté porque era mía". Y Loquillo con los Trogloditas: "Que no la encuentre jamás o sé que la mataré. Por favor sólo quiero matarla. A punta de navaja besándola una vez más". A Carlos Gardel, desenterrar sus restos y lanzarlo al mar como si fuera Bin Ladem. En la música lo correcto y progresista es prohibir cualquier cosa que pueda llevar a equívocos contra la ideología de género, no vaya a ser que Zerolo se nos ponga histérico y la Colau nos monte un escrache. Da igual el killing me softly de Roberta Flack que las canciones populares. Ya se sabe: No me mates con tomate, mátame con bacalao, que el tomate está muy soso y a mí me gusta salao.

Y los pintores. Picasso, un machista maltratador que se iba de putas y luego las pintaba. Kandinsky, casado y con amante oficial, toda una vida pintando tías buenas. Esa Maja desnuda (Goya) y esa Venus del espejo (Velázquez). Cuando Manet pinta su desayuno en la hierba, ellos están vestidos y servidos, ellas en pelotas. O aquel pervertido de Gauguin, que se largó a una isla para pintar indígenas desnudas.

El empalagoso paternalismo machista de Don Quijote, ¡qué horror! ¿Quién ha dicho que el Otelo de Shakespeare es una obra maestra? ¡Malditos machistas! Con ese tal William lo que habría que hacer es quemar sus obras en la plaza pública. Se dice "clásico" y parece que todo esté permitido. Homero, el de los tipos rudos que se trajinan todo lo que lleve faldas, ¿se puede ser más ofensivo con las inapelables tesis feministas? Sinvergüenzas como Fernando de Rojas, nada bueno aportó a nuestra cultura La Celestina. Trogloditas directamente salidos de la caverna como Nabocov y su Lolita, o el Marques de Sade. Esos modernos de la novela negra: Truman Capote, Hammet o Chandler, todos prohibidos por no respetar las políticas de igualdad.

Prohibir todo, ese es el objetivo. Prohibir la vida real, todo aquello que no se adapte a sus consignas. Dice Rosa Montero: "Aunque no me gusta el fútbol... ¿dónde están los futbolistas gais?", y uno casi pensaría que andan angustiados los hinchas por no tener sus gais de cuota. Posiblemente los futbolistas gais están en el mismo sitio que los futbolistas vegetarianos o los lectores de el Quijote. En su casa, tranquilamente, y cuando tienen que jugar, juegan.

Eso sí, lo de Javier Ochoa da toda la impresión de que los censores ni siquiera han leído el libro. Además, el título - «Nunca te quise tanto como para no matarte» - no atenta contra el dogma progre. Si hubiera titulado "nunca te quise tanto como para no matarte, cordera", pues vale.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios
  • Comentario por Alberto 12.02.14 | 14:00

    Bueno, hay gente como yo, hombres heterosexuales y masculinos, que no están de acuerdo contigo y a quienes les pareces un producto del machismo. Yo soy feminista (aunque no termina de gustarme el término) y pienso que tú criticas unas decisiones y posturas politizadas y extremistas que no son representativas de la mayoría de las y los feministas. Entiendo tus argumentos y tienen sentido, pero están muy sesgados.
    Hay gente que no discrimina entre lo NORMAL y lo CORRECTO, y si se normaliza la violencia (de cualquier tipo, no sólo la hombre>mujer), la creerá legítima. Es triste que la cultura tenga que ser paternalista para con el pueblo pero el pueblo ha demostrado no ser muy merecedor de otra cosa.

  • Comentario por Mr. Fanfastic 30.08.13 | 20:02

    Salut Company.... Lo que no acabas de comprender es que ser un hombre está mal visto, si tienes el sexo fuera del cuerpo tienes, a su vez, que ser un GAY sensible pero ligeramente perdulario, como ese de TelaHinco que tiene "sulibeyadas" a todas las yayas del pais con sus insustanciales culebrones. Las feministas han tomado el poder, aunque son unas feministas muiy raras ya que se oponen a la prohibición del velo integral -(porque eso haría que las ensabanás estuvieran aún más apartadas de la sociedad libre....????)- ¿tu lo entiendes? ¡yo tampoco!.... pero estamos viviendo el FIN DE LOS DIAS .(los Mayas resultaron ser unos camuesos calculando.. o tal vez los traductores lo eran aún más). Pero eso no elimina el hecho de que la cosa pinta muy mal... Disculpa el time sin contaco, pero la niña de los ojos verde mar azul crepúsculo los cerró para siempre y no me quedaron fuerzas para nada hasta hoy.

  • Comentario por Espinete 29.07.13 | 20:57

    Don José, tome nota de cómo se hacen las cosas...

    http://www.elconfidencial.com/sociedad/2013-07-28/los-vagones-del-alvia-aguardan-a-que-el-juez-se-pronuncie-sobre-su-destino_13412/

  • Comentario por M_OcEr 17.04.13 | 00:49

    Pese a la censura por parte de la Diputación de Jaén de la obra "Nunca te quise tanto como para no matarte", su presentación verá la luz este viernes 19 de abril en el Salón Mudéjar del Palacio Municipal de Cultura (Jaén).

Lunes, 24 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Abril 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930