Políticamente acorrecto

MANIQUEISMO TOTALITARIO

05.12.06 | 16:00. Archivado en Friki cult

"Maniqueísmo Totalitario" o "Totalitarismo Maniqueo":
Esa es la doctrina ideológica que intentan imponernos, eso es lo que representan las caras bobaliconas de nuestros políticos y los medios que les siguen el juego.
Lo están consiguiendo.

Rodríguez (es el que hay, pero el anterior no es que fuera la alegría de la huerta) es una imagen, una cara, nada más. Tras él se encuentran agazapadas las fuerzas que siempre dominan el cotarro, mande quien mande. Zapatero carece de entidad intelectual como para ser ideólogo de nada, entre otras cosas porque las ideologías han muerto. Su función es la propia de nuestros tiempos: la imagen.
Esa sonrisa aprendida, las manos marcando esdrújulas, esas consignas repetitivas y el discurso propio de un joven bachiller son sus únicas funciones. Después, con dificultades, aprendió a poner la otra cara, la de "preocupado interés" bajando las comisuras de los labios y mirando con aire de estar reflexionando... Todo es postura, un anuncio de televisión.

Estamos cayendo en una trampa. TODOS.

El "Maniqueísmo Totalitario" consiste en dividir la sociedad en blanco o negro. No puedes salir de su esquema; o estás con unos o con sus "contrarios". Es la lógica del amigo-enemigo, de "los nuestros" contra todo lo demás... ¿Y por qué?

Muchas voces desearían salirse del espectro simplista que ello significa, pero cada día es y será más difícil.
Gente a la izquierda, la derecha, o fuera de esos límites está perdiendo la batalla. Liberales, socialdemócratas, tradicionalistas, marxistas, anarquistas, reaccionarios, nacionalistas, demócratacristianos, pro o anti globalización, feministas, totalitarios de todo pelaje o ácratas desmelenados se ven abocados a tomar una posición de "blanco o negro", reduciendo los movimientos sociales a un simplismo inaudito. Si cualquiera de ellos expresa una opinión que se extralimite de las pautas creadas por los poderosos, será asimilado a uno u otro lugar, fagocitado por las estructuras de PODER y engullido por el sistema.
Este “nuevo régimen social” que intentan imponernos ya ha tenido éxito en ocasiones anteriores; resulta paradigmático el ejemplo mejicano:
PRI, “Partido REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL”... ¿No son términos contradictorios? Por supuesto, pero ahí está el truco. Es el gran negocio de la subcultura, los millones de camisetas con la cara de Ché Guevara, las grandes multinacionales vendiendo “revolución”. Pagar al capitalismo para tener carné de auténtico rebelde:
“¡Bebe Gili-Cola y sé un rebelde!” (...Y gracias por hacernos ricos, tontín).

Hoy, en este último intento de manipulación, la referencia obligada es aquella Segunda República y su Guerra Civil (pues ninguna existiría sin la otra); de ahí las constantes alusiones para saltar la Transición buscando legitimidad en esa época, el cruento final del siglo XIX.
Poco importa en realidad lo que, verdaderamente, significó aquel intento fallido de sovietización o fascismo. Lo relevante es que entonces consiguieron que una sociedad milenaria se dividiera en dos bandos, cada uno con su visión de “buenos y malos”, cada uno incompatible con el otro... Y cada uno, al final, la misma cosa: UN SISTEMA TOTALITARIO.
Sin embargo, en mi opinión, nunca hubo dos Españas. Como mínimo, había tres:
1.->Los revolucionarios o soviets que pretendían superar la democracia burguesa para imponer una dictadura del proletariado. Totalitarios.
2.-Los también revolucionarios fascistas que se vieron engullidos por el caudillaje y formas propias de la Edad Media. Más totalitarios.
3.-Los constitucionalistas o republicanos legítimos. La INMENSA MAYORÍA multiforme, que incluyó desde el socialismo de Besteiro hasta el tradicionalismo de Calvo Sotelo.
Esa "tercera" España era la gran masa del pueblo español donde convivían católicos y ateos, pero no nacionalcatólicos y quemaconventos; donde auténticos progresistas abogaban por la modernización del país, no por su asimilación soviética; donde auténticos conservadores al estilo británico trabajaban por lo que creían, incluyendo un sistema democrático viable.

La TRAMPA es asumir una posición, ya sea a un lado o a otro.
Ese fue desde el principio el motivo que impulsó esta bitácora.

Pero, ¿cómo lo hacen? ¿Cómo está actuando el PODER que se agazapa tras esa cara inocente de solemne bobalicón?:
Con las técnicas inventadas por los grandes totalitarismos: Hitler, Stalin, Mao...
¿Cómo resolvieron ellos las disensiones internas cuando su propia gente comenzó a hacerse demasiadas preguntas? Se pusieron a la cabeza de “otra” revolución.
Las purgas estalinistas, la Noche de los Cuchillos Largos o la Revolución Cultural china. El PODER se erige como “contrapoder”, destruir cualquier oposición real, crear un régimen “REVOLUCIONARIO-INSTITUCIONAL”.
A título de ejemplo, cito aquí un párrafo bastante ilustrativo del "Código de Eurábia":

Si un grupo pequeño se sale de la línea democrática en un país y comienza a imponer sus propios leyes a la gente, se llama golpe de estado. Si se hace en un continente entero, se llama Unión Europea.
En su autobiografía: Mein Kampf, Adolf Hitler describió una técnica de propaganda conocida como “la gran mentira”. La UE ha adoptado esta estrategia, que consiste en decir una mentira tan “colosal” que sería imposible de creer que cualquier persona “podría tener la impudicia de torcer la verdad tan infamemente”. Esto se ha combinado con la técnica, perfeccionada por el Ministro de Propaganda, Joseph Goebbels en la Alemania nazi, de repetir algo hasta el punto que se toma por verdad.
Aquí están algunas mentiras grandes:
.- La diversidad es siempre buena
.- El multiculturalismo es inevitable, al igual que la integración continuada de la UE
.- Los que se oponen son racistas ignorantes que hacen resistencia al desarrollo de la historia
.- La inmigración musulmana es “buena para la economía” y es necesaria para financiar el estado de bienestar en el futuro, a pesar de que drena enormes recursos.

Los señoritos ricos inculcan a los más jóvenes las condiciones por ellos marcadas para ser “incorrectos”; obligan a honestos progresistas a convertirse en “progres de salón”, una condición de esclavos donde el que se mueve no sale en la foto. Pero ¡ojo! no sólo son políticos. Los grandes medios muestran que para fidelizar su cuota de mercado deben marcar claramente el campo de juego, las "blancas contra negras".

Resucitan muertos, pero solo los convenientes; rescatan consignas, pero evitan su análisis; inventan la Historia, pero prohiben su estudio.

Todo ello apoyado en las más antiguas y repugnantes técnicas del totalitarismo. Como los casposos nazionalismos excluyentes, están creando un imaginario inventado donde nada importa la verdad, porque está al servicio del PODER. Anodinas frases que cobran sentido analizadas bajo esta luz:

La libertad os hará verdaderos”.

Además de pretender ponerse a la altura de alguien a quien no llega a la caca pegada en su sandalia, el presidente nos dice que NO IMPORTA LA VERDAD, sino que es la “libertad”, la suya, “SU LIBERTAD” la que nos hará verdaderos... ¿Qué más da falsearlo todo? ¡Tenemos un iluminado que nos guiará para ser “verdaderos”!

Mi patria es la libertad

La tuya, la mía, no importan... La “libertad” es la patria mesiánica. Olvidemos nuestras raíces, nuestra cultura y tradiciones, dejemos atrás esas patrias porque él ha encontrado una nueva... ¡Oooh! ¡La libertad!

Ansia infinita de paz

¡Sí! ¡Todos de acuerdo! ¡No a la guerra! Ahora ya podemos mandar fragatas a Irak, enviar a morir nuestros soldados en Afganistán o el Líbano... Podemos vender armas a Venezuela o Bolivia, pero lo hacemos con ansia infinita de paz... ¡Oh! ¡Paz! Que España tenga el mayor número de caídos en guerra desde la División Azul no importa... Porque no hacían la guerra: hacían la paz... Infinitamente ansiosos... ¡Oooh!
Frente a esto se desarrolla un gran negocio de oposición mediática para el que da igual apropiarse de las víctimas del terrorismo o negar el atentado yihadista del 11M. Se recuperan neofranquistas revisando la Historia que, al final, no ofrecen nada que no estuviera en la vieja propaganda del franquismo y su Causa General. Se provoca la radicalización, se tuercen nombre como "liberal" (para decir neocon), "libertad" para decir dinero, "verdad" para lanzar mentiras, injurias y calumnias... Que produzcan más dinero.

El resultado de todo ello es reproducir los esquemas de PODER siempre vigentes.
Tenemos a los “nobles”, teóricamente en la cima de nuestra pirámide. Son los políticos. Da igual su partido, ellos saben encontrar consensos cuando la importancia del tema lo requiere:
En 2007 sus señorías se van a subir los sueldos un 100%, el doble. Al señor presidente le parece poco el medio millón de euros que se lleva cada año... ¡Y están TODOS de acuerdo! ¡Ni una palabra en contra! Es la primera ley que votan TODOS afirmativamente.
Pero los políticos trabajan para sus AMOS, los que tienen el dinero. De estos emana toda la teórica que nos sirven sus medios, de ellos salen los millones para controlar la televisión, la radio, los periódicos... Y ellos eligen qué debemos leer, qué comer, cómo vivir y pensar. Después transmiten sus órdenes a sus empleados políticos y crean estructuras para canalizar adecuadamente los movimientos cívicos, para permitir una bien controlada rebeldía que no deje de producir dinero.
Es el pensamiento único; lo “progre”, lo INcorrecto, atado y bien atado.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Jueves, 13 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31