Escaño 351

Los proetarras, a la caza del Athletic

30.10.08 | 16:53. Archivado en Terrorismo

(PD).-Bajan revueltas las aguas por la ría de Bilbao. La misma corriente que hace ya casi cinco lustros se llenó con un millón de vizcaínos que aclamaban el paso de la gabarra, donde los Clemente, Zubizarreta, Sarabia, Argote, Goicoetxea y compañía ofrecían el título de liga a la afición más feliz del mundo. Eran otros tiempos.

Ahora no hay éxitos deportivos,y el equipo lleva dos años salvándose in extremis del descenso a segunda división. Los jugadores más importantes se marchan ante el asombro de la afición; se fichan medianías procedentes de equipos de segunda y segunda B, los técnicos pasan a velocidad de vértigo, las elecciones a la presidencia del club se suceden y las luchas internas, cada vez que se forma una nueva Junta Directiva, hacen que las elecciones en el club y los cambios en la presidencia sean continuos, según informa la revista ÉPOCA.

La dirección del club en la última asamblea general sufrió un varapalo enorme al no aprobarse los presupuestos para la temporada en curso, que era de 57.700.000 euros, con una subida de las cuotas de casi el 6%.

Otro revés importante que soportó la Junta fue que tampoco se aprobase el proceso de reforma de los estatutos del club… Ante esta tesitura, un grupo de socios compromisarios, cuya cabeza visible es la abogada abertzale Jone Goirizelaia, defensora de Otegi y de la cúpula de Batasuna, se presentó de manera anónima, sin identificarse con nadie en concreto, ni con denominación alguna.

Su objetivo: iniciar una campaña de recogida de firmas para cambiar los estatutos del club. Y, para que esta iniciativa prospere, necesitan al menos el apoyo de un 5% de los socios. ¿Qué persiguen estos compromisarios con ideología abertzale? , se pregunta ÉPOCA.

Pues, según ellos, modificar los estatutos y lograr una mayor implicación del club con Euskal Herria. Son partidarios del nuevo San Mamés, ya que lo ven como clave para el futuro de un Athletic que tiene 10.000 socios en lista de espera, y como la mejor solución para rejuvenecer la masa social de la afición.

La mayoría de los socios tienen muchísima antigüedad, y los candidatos a entrar son en su mayoría jóvenes deseosos de conseguir una localidad en La Catedral. La construcción del nuevo estadio, que se edificará sobre las bases del actual San Mamés, hará que este problema, en parte, se solucione. Se pasará de las 42.000 localidades actuales a las 55.000, y con ello la media de edad de los asistentes a los partidos bajará mucho.

Abertzales en San Mamés

Sorprende que el mundo radical, que siempre ha tenido una presencia significativa, pero no comprometida en San Mamés, salte a la palestra en estos momentos.

Los únicos abertzales con presencia en las gradas eran los ultras filoetarras de Herri Norte, que llevan desde 1982 animando al equipo y atemorizando a los rivales y aficiones rivales desde su fondo. Luego, evidentemente, hay personas con ideología batasuna que ocupan su localidad cada partido, pero que nunca han tenido mucha trascendencia en el devenir del club. En las periódicas elecciones, se posicionan a favor o en contra de un determinado candidato, pero nunca se han presentado como alternativa propia ni han querido imponer alguien afín a su causa.

Por ejemplo, en las últimas elecciones, Jone Goirizelaia, Iñaki Brouard, Javier Cano (detenido por su vinculación con ETA) y conocidos simpatizantes de la izquierda abertzales, entre los que se encontraban los ex jugadores Endika o Mendiguren, mostraron su apoyo al candidato Juan Carlos Ercoreka en un artículo en el diario Gara.

Veían en este candidato al “que mejor defiende la idiosincrasia que perdura en el club después de haber transcurrido 109 años”, y consideraban que es alguienque “va directamente en contra de algún otro proyecto sobre el que planea la duda de lo que terminará siendo el Athletic”. Finalmente, ganó las elecciones Fernando García Macua y estos socios, insatisfechos, empezaron a movilizarse.

Minuto de silencio

Ahora, ven que llega el momento de actuar, ya que observan actitudes que alejan al club de sus amores de lo que siempre, para ellos, ha sido el Athletic. Todo empezó el pasado 11 de marzo, cuando la directiva presidida por Macua, impuso un minuto de silencio en San Mamés en memoria de Isaías Carrasco, concejal socialista asesinado por ETA unos días antes de las elecciones generales.

El minuto sólo duró ocho segundos, ya que desde los fondos se empezaron a lanzar eslóganes políticos favorables a ETA. Ésta fue la primera vez que en este estadio se guarda un minuto de silencio por una víctima de ETA. Los últimos minutos de silencio que se recuerdan fueron en memoria de Javier Uría, entonces presidente, y Telmo Zarraonandía -conocido como Zarra-, el jugador más emblemático de su historia.

SIGA LEYENDO LA REVISTA ÉPOCA


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 22 de abril

    BUSCAR

    Hemeroteca

    Abril 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930