Escaño 351

Mas amenaza con ir a por la independencia de Cataluña si el TC tumba el Estatut

12.07.08 | 12:44. Archivado en Autonomías

(PD).- El secretario general de CDC, Artur Mas, ha advertido que si el Tribunal Constitucional (TC) falla en contra de las cuotas de autogobierno que marca el nuevo Estatut, Convergència dará por agotado el actual camino autonómico y trabajará para la "plenitud nacional" por la "vía que haga falta".

En la presentación de su informe de gestión en el XV congreso de Convergència Democrática de Catalunya (CDC), Mas ha cargado también contra el PSC y el actual presidente catalán, José Montilla, al que ha acusado de liderar en el Congreso las enmiendas al nuevo texto catalán después de consensuarlo en el Parlament el 30 de septiembre de 2005.

En este sentido, Mas ha dicho que mientras el PSC no tenga grupo propio en el Congreso y plena autonomía en su estrategia política, "será imposible la unidad de los partidos catalanes". A la espera de que el TC resuelva los recursos en contra del Estatuto catalán, tras la "auténtica cruzada" del PP en contra de Cataluña, Mas ha rechazado enviar "amenazas" porque "lo que está amenazado es el pueblo de Cataluña (...) y su autogobierno".

En el camino "hacia la plenitud nacional", Mas cree que si el fallo del TC "acaba bien", Cataluña habrá conseguido un mayor autogobierno, pero si pasa lo contrario y lamina el texto catalán, "también habrá servido para dejar claro que el Estatut no cabe en la actual Constitución y que la vía estatutaria ha tocado a su fin".

Para Mas, "todo pinta que no acabará del todo bien" y que un TC "dividido" laminará el autogobierno catalán. En este sentido, Mas cree que el Alto Tribunal "no tiene autoridad moral" para "alterar" el "pacto de democrático" entre los parlamentos español y catalán, sobre un texto autonómico que además ha sido refrendado por el pueblo catalán de forma "pacífica".

En el supuesto de que el TC falle en contra del nuevo Estatuto catalán, Mas ha dejado claro su posición: "Cataluña deberá seguir avanzado por la vía que haga falta".

Autocrítica

Mas ha asumido hoy en tono autocrítico la principal responsabilidad por el hecho de que CiU no esté en el gobierno de la Generalitat, al no haber sabido "convencer lo suficiente" al electorado catalán, y ha agradecido a Jordi Pujol que no interfiera en la dirección.

En la lectura de su informe de gestión ha destacado que CiU ha ganado, con él de candidato, las dos últimas elecciones catalanas, pero "cuando no se alcanza el objetivo, la falta de mérito descansa en quien lidera el proyecto".

Mas se ha señalado a sí mismo como principal responsable de que CiU aún no haya vuelto a la Generalitat desde que Jordi Pujol dejó la presidencia en 2003: "Que nadie piense que nos sacamos las culpas de encima".

En este sentido, Mas ha recordado que ganó "muy claramente" las elecciones de 2006 y "en circunstancias normales CiU debería estar gobernando este país". "Pero de todas maneras si no se alcanzó el objetivo fue porque no supimos convencer lo suficiente y, concretamente, yo personalmente como candidato no supe convencer lo suficiente", ha admitido.

"Siempre he pensado que los líderes, no sólo políticos, también sociales, empresariales y sindicales, deben compartir siempre el éxito y saber asumir en solitario la responsabilidad de no alcanzarlo", ha agregado Mas, que aun así ha destacado que CiU consiguió neutralizar el llamado "efecto Montilla".

En la primera parte de su discurso, también ha tenido palabras de agradecimiento hacia el presidente de Convergència, Jordi Pujol, que ayer revalidó su confianza en Mas y bendijo el proyecto de la "Casa Grande del Catalanismo" como la actualización del 'pal de paller' (eje central) de Cataluña que pretendió encarnar CDC en su etapa 'pujolista'.

Con una clara voluntad de desmarcarse del papel jugado por José María Aznar en el reciente congreso del PP, del que se desprendió un distanciamiento entre el ex presidente del partido y la persona a la que él designó como sucesor, Mariano Rajoy, Pujol reiteró que no tiene ninguna voluntad de interferir en la nueva dirección.

Hoy Mas le ha sabido reconocer su discreto papel asumido tras retirarse de la presidencia de la Generalitat: "Es una cosa que pocos ex líderes políticos saben hacer", ha destacado

Apoyo del 98%

CDC aprobó con el 98,36% de los delegados el informe de gestión de Mas como secretario general del partido. La votación de los 2.072 delegados se ha saldado así con un apoyo casi unánime para Mas, que esta tarde renovará con toda probabilidad como líder de Convergència. De los 1.653 votos emitidos, 1.626 han sido favorables a la labor de Mas (98,36%), y tan sólo se han registrado 5 votos en contra y 22 papeletas en blanco.

Un Mas en mangas de camisa ha dado paso uno a uno a los responsables de cada área del partido que, a modo de 'speaker corner', han resumido los objetivos conseguidos en cada ámbito de gestión del partido, con el apoyo de imágenes que han mostrado los datos más relevantes de la gestión de los últimos cuatro años del partido.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 17 de diciembre

    BUSCAR

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031