Escaño 351

ZP camufla la crisis económica con improvisadas ocurrencias fiscales

28.01.08 | 07:28. Archivado en Análisis

(PD).-Desde el Gobierno, la estrategia del optimismo exacerbado, del "aquí no pasa nada" ya no cuela y se lanzan a anunciar ocurrencias fiscales de tinte populista como el cheque de 400 euros a cada contribuyente si gana las elecciones del 9 de marzo. Ante las cortinas de humo del PSOE, Rajoy explota la falta de credibilidad del Gobierno: si Zapatero ha mentido en lo esencial -el diálogo con los terroristas- lo hará también en el manejo de las circunstancias económicas y sociales.

La confianza económica se desploma con el peligro de arrastrar a Zapatero. La incorporación de Manuel Pizarro fue un golpe de efecto en épocas de vacas flacas que el PSOE no ha logrado contrarrestar, tal vez porque Pedro Solbes transmite la sensación de que quiere irse a casa. No tiene ideas ni respuestas ni propuestas: sólo promesas sin fundamento. Como le recuerda ABC, lo del cheque de los 400 euros "suena demasiado a prácticas del antiguo régimen, cuando las efemérides se celebraban con pagas extras". Caciquismo de izquierdas a costa del superávit de las arcas públicas.

No caben dudas que la medida peca de improvisación, además de echar por tierra el carácter progresivo del sistema impositivo español por el que paga más el que más ingresos tiene. Si de verdad se quisiera beneficiar a los mileuristas, lo que habría que proponer, es reducir el IRPF de manera permanente.

Zapatero y Solbes tenían previsto plantear dentro del programa electoral una reforma del IRPF compleja que debía implicar un ahorro a los contribuyentes de 5.000 millones de euros. Las críticas no tardaron en hacerse oir. El portavoz de CiU, Durán y Lleida, tachó de «inmoral» el anuncio argumentando que si el presidente quiere bajar los impuestros debe hacerlo ahora y no condicionarlo a su victoria el 9-M.

La economía será, sin duda, un factor de primer orden en las próximas elecciones. El problema para el PSOE es que los españoles hemos pasado del optimismo al pesimismo, pero el presidente del Gobierno sigue aferrado a esa imagen "buenista" que irrita a mucha gente en una época de dificultades.

Los datos que publica ABC, basados en un informe demoscópico sobre las encuestas del CIS que maneja el PP, resultan muy significativos. Los españoles se muestran especialmente sensibles a los datos que revelan que la creación de puestos de trabajo se deteriora mes a mes y que una buena parte de los nuevos ha ido a parar a manos de trabajadores extranjeros. En el último trimestre se han perdido 74.000 empleos para españoles. Para los afectados, como es obvio, no sirve el consuelo de las cifras macroeconómicas.

En Génova han decidido -como escribe Ignacio Camacho- desempolvar el clásico argumento del coche usado: ¿Es Zapatero un vendedor de confianza? Más bien tiene pinta de "iluminado charlatán de tenderete. Rajoy parece un vendedor en tiempos de zozobra desde luego más fiable y sensato". Sencillamente, porque la gente ha comprobado dos cosas: que el panorama es bastante peor de lo que defiende el Gobierno y que el presidente miente por conveniencia.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 26 de junio

    BUSCAR

    Hemeroteca

    Junio 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930