Poemas

El tesoro del texto.

24.04.18 | 01:39. Archivado en En ti

El tesoro del texto.

Pequeñas aguas
bastante aceleradas
son el día y la noche.
Cultura eriza
amaneceres blancos
completos y por partes.

Te encontré helada
descubriendo vocales
de una tarde despierta.
Bella represa
captora de la linde
desorbitada y presa.

Licúa arados
la placidez del suelo
con duda razonable.
Turnarse al cierto
teclado inteligente
de la luna constante.

La sombra queda
desalada de vientos
comprometida al mimbre.
La plata escrita
en la colmena es clave
y canto en la rivera.

José Pómez
http://pomez.net


Ainat Saitam (Que se quejen recuerdos enterrados)

21.04.18 | 20:41. Archivado en En ti

Ainat Saitam
(Que se quejen recuerdos enterrados)

Siempre estará a la altura pretendida
bella esperanza y valle en la laguna;
pero no tengas bulla en alcanzarla
sabes disfrutar todos los momentos,
agradecida con la entrega al arte
y aprendiendo de la naturaleza,
la causa que secaba los motivos
olvidada en la niebla del naufragio.

José Pómez
http://pomez.net


Celeste y necesaria.

21.04.18 | 02:11. Archivado en En ti

Celeste y necesaria.

Dulce y no amarga
sonríe con la risa
esa extraña centella
llamada siempre
de fondo azul y menta.
Amada mía
verdadero compás
de los tiempos hallados
con las caricias
más solucionadoras.
Algo arriesgado
y muy próximo a ti
compartimos los sueños
reír de nuevo
si a ti se te olvidara.

José Pómez
http://pomez.net


Después…

19.04.18 | 01:05. Archivado en En ti

Después…
Sí, dentro de un instante redondo y amarillo
bajarán en las sombras los brillos consecuentes,
verdaderos y vivos como tus pensamientos
que alcanzan ya lo sabes el cauce de ese río
para ti y para mí y la orillada de las hojas.

Y en la profunda luna sobre el sendero mudo
Diré: --porque te gusta desear buenas noches--
yo he levantado un dedo para leer serena
que escapa de tus manos en busca de lectores
nidos de la chatarra vacilante del sueño.

José Pómez
http://pomez.net


No se desquician

18.04.18 | 00:45. Archivado en En ti

No se desquician
sobre el río contreras
ni se humedecen
esos dados de piedra
de la perra codicia
francamente menguante.

José Pómez
http://pomez.net


Concreta y diáfana

16.04.18 | 01:58. Archivado en En ti

Concreta y diáfana
hasta alfabetizar
todo el espacio
despejado de topes
y de separaciones.

José Pómez
http://pómez.net


Quizás te paraliza hasta el espejo del alma

15.04.18 | 01:38. Archivado en En ti

Quizás te paraliza hasta el espejo del alma
y quizás pensar puedas: Nunca sentiré nada
porque hace tanto tiempo que palpitó el complejo
rompiéndose en mil trozos --es el número exacto
que a cada instante rompe-- con todo el sentimiento
la constante olvidada de las capacidades.

Contigo sí se siente el sentido de los versos
conmigo y cada rima encalla y vuela después
al lugar concretado donde la luz palpita
y los finales nacen sin orgullos ni miedos
cuando evidentemente ahora comprendes que amas
del interior prensado hasta el exterior sentido.

Como un calambre extraño de plata y oro al breve
tropiezo con descuento de tus ojos que miran
la financiada capa y la única relevada
en las horas precisas de ola sin ti y sin mí
te afirmo en el amor en el que creo y sigue
en medio de este trance algo verdoso y vendado.

José Pómez
http://pomez.net


Suelo.

14.04.18 | 02:07. Archivado en En ti

Suelo.

De la presencia anclada hasta el instante
la luz ramificada entre dos tiempos,
en la cumbre de vaho floreciente
balsámico anidado en la entretela,
donde alcanzó sanó desbaratando
ulular de mañana comprimida.
Ya no se congratula en el costado
cierto y salado a veces ni tampoco,
al vértigo geométrico en prenda
yo te encuentro en el hilo de los soles.
¿Te simboliza envase de latón?
¿O deviene habitante en la dulzura?

José Pómez
http://pomez.net


Tu desenfado idílico.

13.04.18 | 02:25. Archivado en En ti

Tu desenfado idílico.

Destila tejeringo
y origina la cima
tallada por vikingo
como en encina de hilo,
donde a veces distingo
extraños ruiseñores
y así descuajeringo
la hoja y melancolía.

Con un solo jeringo
de vera sobre el pozo
calcula el pingopingo
deshojada la aurora,
que en complejo galindo
se desata la falda
y aún te queda el capingo
repleto de tus rosas.

A lomos de llamingo
sin ser parte ni prosa
en mecido tilingo
se enciende con los nardos,
esperando silingo
maravillado al frente
de tórtola y domingo
con jazmines y luces.

La subasta del bingo
permite un ungüento
torcido y aquí obviado
y un nuevo trujamán
de retales y pingo
mira sin ver los cantes
sin esperar respingo
en acequias de brasas.

José Pómez
http://pomez.net


Sobre determinadas ocasiones

12.04.18 | 00:05. Archivado en En ti

Sobre determinadas ocasiones

aparecen cubiertas de luceros,

cada vez que la estrella va llorando

acelerada al filo perfumado,

hablaba de la calma de las  huellas

lánguidas protegidas de respuestas.

Inventan nuevos arcos escondidos

amarillos sollozos de tristeza,

donde fueron incluso los brillantes

borradores mimados de las flores,

puntillosos raspaban los secretos

elementales hasta el treinta y uno.

Fueron los presumidos de los sueños

a los pies de los vientos insalvables,

permanecían con el cerco abierto

y era la rama de paso hasta el nido,

anudando ventana a la alegría

y al valedor de  los viejos acuerdos.

Tanto la sembradora de los cielos

complaciente e incluida en espirales,

como la nubecilla de lunares

sonriente y más despierta que centella,

ocupan esas bandas laterales

son  justicia y paz y por ti ideadas.

José Pómez

http://pomez.net


Sobre determinadas ocasiones

12.04.18 | 00:05. Archivado en En ti

Sobre determinadas ocasiones

aparecen cubiertas de luceros,

cada vez que la estrella va llorando

acelerada al filo perfumado,

hablaba de la calma de las huellas

lánguidas protegidas de respuestas.

Inventan nuevos arcos escondidos

amarillos sollozos de tristeza,

donde fueron incluso los brillantes

borradores mimados de las flores,

puntillosos raspaban los secretos

elementales hasta el treinta y uno.

Fueron los presumidos de los sueños

a los pies de los vientos insalvables,

permanecían con el cerco abierto

y era la rama de paso hasta el nido,

anudando ventana a la alegría

y al valedor de  los viejos acuerdos.

Tanto la sembradora de los cielos

complaciente e incluida en espirales,

como la nubecilla de lunares

sonriente y más despierta que centella,

ocupan esas bandas laterales

son  justicia y paz y por ti ideadas.

José Pómez

http://pomez.net


Totalmente medidas

10.04.18 | 00:05. Archivado en En ti

Totalmente medidas
dicen las aguas bravas
que la tranquilidad
conquista el universo
y arregla la constante
fabricada en oriente
que vino defectuosa.

José Pómez
http://pomez.net


Jueves, 26 de abril

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Abril 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30