Poemas

Mi pensamiento está contigo

02.11.17 | 00:08. Archivado en En ti

Mi pensamiento está contigo
los versos que te escribo no,
que solos se escribieron todos;
y ya estaban en ti mucho antes
de los astros unidos sobre
la nube cristalina espejo,
del arte primerizo en clave,
del mañana acertado y cómplice
con obras de las manos cuerdas.
La imagen que aventura el arco,
en el conjunto apoyo estriba,
el agradecimiento estela
de girasol prensado intacto,
la intemperie sedienta hondura
inmediata montaña impuesta,
ardua y trabajadora de isla
senda de creadores de éxito,
argumento empleado aumenta
con la mejor acción y cálida
de las imperfecciones puras,
con unos nubarrones claros
que insinúan reflejo humano.

José Pómez
http://pomez.net


De una noche para otra.

01.11.17 | 00:08. Archivado en En ti

De una noche para otra.
Para la dulce Mirna más allá de lo blanco
del pastel afrutado o esa galleta anclada,
obsequiada en setenta decoraciones nuevas
justamente en el sur tan deslocalizado
míralo desde ahí.
Si los individuales cerros no funcionaban
sin los plenos bolsillos del reducido acierto,
gozaban lo esencial una parte expandida
del bienestar asunto sin nada de importancia;
y mejor para todos.
Próspero unificado que aclimata el sentido
y compromete el ánimo activando criterio,
basado entre lo cierto y las vivencias intactas
con esos minerales de la contigua fila:
ribeteaba de oro.
Dispersando los vientos sobre las nubes secas
prendidas en las huellas de las olas compuestas,
con todos sus avíos hendidas y cercanas
a la tierra de brisa que lleva la simiente,
a escalada hilarante.
Lucen las mezcolanzas en tus risas sonoras
en brillo de tus ojos en conjunto de rosa,
en el aire a tu lado y en perpendicular
de tu sombra descrita por tu alma y aventada,
desde la raíz viva.

José Pómez
http://pomez.net


Inmaterial

31.10.17 | 00:08. Archivado en En ti

Inmaterial
transparente y oscuro
de escalofrío

José Pómez
http://pomez.net


Movimiento perpetuo

30.10.17 | 00:08. Archivado en En ti

Movimiento perpetuo

circular y girando en la fase entretejida
la llama encadenada desligada en las manos
lo blanco de los bailes el principio de duda
desde el aprendizaje deshojado ascendente
la inclinación brillante de espejismo influyente
con trapecio unitario supera los basaltos
los límites cerrados de la única experiencia
próxima e infinita visible y habitable
curva de la espiral acogedora música
de oboe en la ocasión conmovedora y más libre
la cuadratura inhóspita de los sufrimientos
es como un escritorio esposado a los colores
en franqueables lugares con el impulso quieto
nos acercamos de nuevo en redondo riachuelo
de las ayudas mutuas en estas filigranas
algunas muy sencillas una tarde sentada
y supone un recuerdo multiplicado en sombra
la ventaja sufriente desde esos infinitos
terribles de las luces hasta el abrazo ampliado
en las veredas vistas de las suposiciones
paradas y paradas y todo se remueve
felizmente y supone el origen de los versos.

José Pómez
http://pomez.net


Contra la suavidad nada que se notara.

28.10.17 | 00:08. Archivado en En ti

Contra la suavidad nada que se notara.

De nuevo innecesario próximo a concentrarme
con ese estilo brioso latente la victoria,
y posibilidad soñada y despiadada
he dicho despiadada palomitas heladas.
Más tarde el decorado los envalentonados
los cercos de finales se ofrecen las potencias,
antes de los tachones apenas unos versos
sin peso y desmedidos el hurto de los huesos.
Cortos y esmerilados ya no es ningún misterio
se desveló la apuesta del racimo agradable,
se desprende partida la curvatura exacta
agraviada al momento desde lo especialmente.
Latente ignominioso con coraza de mesa
preparada para ella melancólico alado,
acaricia y susurra en el nuevo desencuentro
contra los corazones de frase pronunciada.
En la esquina del sobre de todo pensamiento
con un poco de blusa la serena mirada,
se burla en lo posible de manos ilegales
trata reconocer las colmenas distraídas.

José Pómez
http://pomez.net


Contigo asoma el alma incesante de los días

26.10.17 | 00:08. Archivado en En ti

Contigo asoma el alma incesante de los días
llega la razón brava atribuida a eficacia,
al cochero anotado con el signo estimable
desde las eficacias y entre las soledades,
nunca consideradas al pormenor inertes
saltan con brisa y quedan menudas y atendidas,
bondadosa en palangre de las mil reflexiones,
y en los consentimientos que anulan las mitades
he vendimiado el fruto informándome en tus ojos.

De las canas ausentes se esquivaron aciertos,
superlativo engendro de las mentiras propias,
las vidas adquiridas que componen los versos,
el alcance distante de las profundidades,
los sellos amarillos entre los elegantes
respiraron las grullas pretendidas de noche,
tan de paso cerrado como inquieto tranvía
lo detecta mi perro con cilindro de perlas
que vive encaramándose en silbido del timbre.

Si es preciso el acierto sobre bondad de luna
vespertina de acero entre las nubes de seda,
aclarada fogata desde el principio en todo,
señalando el vestido en el viento recordado,
madriguera de topos lanza su propia espiga,
en estrépito infame la nula conveniencia,
con espalda bebida la alegría segura,
perenne destilado declamado en el río,
repleto de la vida aliada del fulgurante.

De fuera las laderas salones perezosos
presentidos saberes luminosos y esclavos,
acierto de afirmante con su boca cerrada,
dóciles ubicados e infusas directrices,
cerrándose el debate se agota en esa ruta,
y así es menor y atrasa el sentido del olfato,
la paciencia que espera ridícula espantosa,
íntima e instantánea en pocas pocas trabas
y atónita o pasmada por culpa del carácter.

José Pómez

http://pomez.net


Digo con desmesura todas tus libertades,

25.10.17 | 00:08. Archivado en En ti

Digo con desmesura todas tus libertades,
te necesito y dices que tú no me haces falta,
te necesito enjambre de mi lamento eterno,
te necesito olvido demasiado impaciente,
te necesito enseñas calcular la deriva,
te necesito escribe enseguida con tu nombre,
te necesito a la primera como me enseñas,
te necesito ayúdame pronto no te leo,
te necesito que aún existen esas promesas.

Te necesito en Roma aunque tú no me lo digas,
te necesito importa entre las dificultades,
te necesito escala completa de la vida,
te necesito día de bellísima estrella,
te necesito en todo porque es provisional,
te necesito en contra de toda la experiencia,
te necesito y sufro por ti en tu compañía,
te necesito porque eres todo mi lenguaje,
te necesito como un pequeño hijo a su madre.

Te necesito cálmate en mí esas tempestades,
te necesito admiro tu sonora mirada,
te necesito en vano me acompañas por tiempos,
te necesito acierta elegir esos momentos,
te necesito cuando obedezco los caminos,
te necesito ampara los flecos apartados,
te necesito cima de todos mis anhelos,
te necesito cálida en las muy frías noches,
te necesito alcanza la altura de los vientos.

Te necesito en claros leales y senderos,
te necesito espera de la justa paloma,
te necesito cumple libertad enjaulada,
te necesito desde lo suficiente en vela,
te necesito al lado del mar enamorada,
te necesito estambre que prende compartido,
te necesito y sigo rebuscándote en todo,
te necesito en verso reductor y enmendado,
te necesito siempre que veas mi sonrisa.

José Pómez
http://pomez.net


Tarde o temprano

24.10.17 | 00:02. Archivado en En ti

Tarde o temprano
se acabará encontrando
la paz perfecta

@josepomez
http://pomez.net


Y eso es todo pensar.

23.10.17 | 00:02. Archivado en En ti

Y eso es todo pensar.

Saludos de espectáculo revolucionario,
puro clan efectivo en serenidad que humilla
al Otoño de acciones, a la grieta que alienta
las precipitaciones, como puntualizadas
en el hecho capricho de los encadenados,
que en el virado apoyo de las catadas rocas,
nadie conoce el día del caos y desastre.

De la última maniobra no es lícito que quede
el rebote indecente de la tristeza extrema,
la claridad que arruga las dunas de un encuentro,
ni la historia del verso que lo decapitaba
decepcionado el físico arte de las afueras,
más inmovilizado que un glaciar protestante
en la oscuridad meta de los siglos alados.

José Pómez
http://pomez.net


Revirada sonríes desde la hoja a la frente.

20.10.17 | 00:01. Archivado en En ti

Revirada sonríes desde la hoja a la frente.

Con ese hilito rojo de ocho vueltas y media
significa muy bien venga venga prosigamos
empalmando los tallos de blancas clavellinas.
Sí estamos apañados tal como tú dijiste;
ahora no nos funciona el módulo más cálido
en ciudad que decreta suspender a mi aurora.

¡Qué difícil resulta hablar contigo sin ti!
Cuando levanto el brazo no encuentro tu atención,
continuas pulsando algunas teclas de las yedras,
tan despacio al principio con los corchos guardados,
como urgente y pensando en el instante primario
de la envalentonada cometa de los sueños.

José Pómez
http://pomez.net


Sin controversia.

19.10.17 | 00:08. Archivado en En ti

Sin controversia.

El dilema de los inventos pinta
la tarima gastada de un azul
cobalto con aspecto de infinito
descalzada en las nubes que la omiten.
La idea es una llama impertinente
que no duerme en los brazos de Morfeo
tal como en los ladrillos solitarios
germina el musgo más contradictorio.

La opinión semejante de los días
piensa de las mujeres y los hombres
nieblas sin formas en la permanencia
al encontrar la forma que convence.
¡Tú puedes demostrar dificultad!
Razones y los hechos de los aires
claros a favor de la vida vida
desplegada en carril con una lona.

La maquinaria nueva almohadilla
entre juegos salobres contrariados
la población brillante que te encuentra
afable y bondadosa refundada
en el lomo de un pez mal sumergido.
Sí en un lago perfecto forma una isla
rebúscate en los mapas con origen
en tierra firme de las autopistas
telegráficas que en clave estoy dando.

La calurosa toca la igualdad
viajando por tus torres al encuentro
ornamentado en fundas con indicios
áridas por cercanas al contrario.
Como las discontinuas cremalleras
que pueden y que abren en esos prados
sembrados los tendidos por parejas
y el horizonte sobre mi guitarra.

@Josepomez
http://pomez.net


De una desconcertada que elevada en la cumbre

18.10.17 | 02:20. Archivado en En ti

De una desconcertada que elevada en la cumbre
justa y no blanda en calma es bondadosa y humana
y alude en sus trabajos cronología lenta
por cordura y por causa de los principios hace
fotografías grandes de ángeles adorables.

Ríes como los rayos de unos segundos húmedos
procura unir del todo una carcasa fortísima
pega sus laterales hilvanando con sigma
y en las manos saltaban las mil distribuciones
de lo más llamativas y algunas espirales.

@josepomez
http://pomez.net


Lunes, 20 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930