Poemas

Los quince cebollinos

11.10.18 | 00:37. Archivado en En ti

Los quince cebollinos
tan torpes y livianos
no germinarán nunca
contrarios a sombra agria,
lo adivina y concreta
las dos hojas clavadas
en el corcho agrietado
con unas campanillas.

Las une el corazón
lo estudia y lo recorta
con los pies en el suelo
tirando de la savia
hasta la altura en plata
la asignada alegría
de aquí tú y de allí yo
girando junto al cierto.

Ya plegadas las hierbas
y a mazazos clavadas
las estacas de brisa
al lado de cimientos
del muro abandonado
por más de cuatro siglos
la invisible delicia
de insinuación es fruto.

José pómez
http://pomez.net


09.10.18 | 00:02. Archivado en En ti

Te contradigo en todo
tienes nuevo el futuro
aunque el azar existe
tú diriges tu vida
con tendones de acero.
La cristalera alumbra
el destello imposible
acorazado y blanco
y levanta la niebla
suspendida con hilos
se sonríe la dama.

En la ciudad oscura
desentrenada y lenta
con la materia escribe
moneditas y saltos
del viento enamorado.
Como una hoja amarilla
central y presumida
al lado del palangre
que eleva el pensamiento
y al límite de vida
se sonríe la dama.

José Pómez
http://pomez.net


Se eleva la costumbre de la lanza descalza

08.10.18 | 00:17. Archivado en En ti

Se eleva la costumbre de la lanza descalza
donde nada sobraba porque bien poco había
faltaban materiales y sustancias de diario
e incluso las ventanas no recuerdo ninguna
la entrada es desmontable en el rincón de la parra.

Esos gritos menores en veinte mil miradas
sopesadas de espíritu en falta de fraguado
en reverso de flores se encandilan las nubes
de la decencia ajusta entremetida al provecho
de suficiente calma y campea ante el desbaste.

La paciencia del trigo a la importancia se inclina
manotazos sembrados con cadencia medida
que el vocablo pausado no falsea el futuro
se encarga la perenne traslúcida verdad
de la pureza viva reflejando al culpable.

José Pómez
http://pomez.net


¿Tú acaricias mis manos a escondidas del viento

07.10.18 | 00:02. Archivado en En ti

¿Tú acaricias mis manos a escondidas del viento
valedora de calma debilitada y fuerte
en la rareza extrema de mi comportamiento
cuando sabes mi nombre desde hace tanto tiempo?
Llega el instante cumbre declarado en las olas
tensora de los sueños y medidora de ángulos
te elevas cuanto puedes entre los alfileres
presenciando alegría en selladora de juntas.

Donde configuraba la destreza de jade
adaptándose al ruido más desinteresado
relativo a la masa que siente y que no acude
como imitando el agua que se va aproximando.
Cálida al tacto marcha una tarde exploradora
escribiendo se explica esa pila lo genera
lo presenta tan claro como alegre infinito
algo rugoso pero bellísimo contigo.

José Pómez
http://pomez.net


¡Qué destellos tenían sus ojos esta tarde!

06.10.18 | 00:03. Archivado en En ti

¡Qué destellos tenían sus ojos esta tarde!
¡Qué incertidumbre alegre es la esperanza perfecta!
Bordando claridad a la noche pasajera.
Parten los veredictos, las hojas de la tarde
alimentando surco con la suerte encontrada
y el alboroto queda oído próximo al sol.

Clarificada en fechas mi alma te va abrazando
porque eres mi diamante el primero y el buen signo
de mi lucha y esfuerzo la voluntad tenaz
de la estrella que llevas mostrando su valía
con la música en rama y el día es todo blanco
repleto con la vida y curada con el diálogo.

Y encontrándose tal vez deslizándose en rampa
subiendo la escalera que lleva hasta los árboles
de beis y las miradas que todos comprobaban.
De una tarde de Otoño que espera primavera
a un día no anunciado y en un día inconcreto
donde ya se comienzan a acariciar los cielos.

José Pómez
http://pomez.net


Vasto reguero y pliego interminable

05.10.18 | 00:01. Archivado en En ti

Vasto reguero y pliego interminable
de figurantes dobles explicables
en fechas de los claros prepotentes
y con chispa imperfecta en pedernales.
El cuento del recuento en brisa espera
será lo que tu digas preguntando
sin lamentar al breve y esporádico
el sorprendido de nuevo barriendo.

Desempeñando lo explicado en cerca
de los versos atentos que acompañan
al descanso que habita en las mudanzas
sosegadas de esponjas apañadas.
Gracias a ti dispongo de la encina
plateada de oro y abotonada
y el abanico de sueños cumplidos
muchas gracias por todo sustentada.

José Pómez
http://pomez.net


Hasta dos bolsas y una bandeja hueca

04.10.18 | 00:03. Archivado en En ti

Hasta dos bolsas y una bandeja hueca
caben en las rendijas insaciables
que esperan recibir descubrimientos
cromados circulares subsanables.
La demanda que orienta aportación
planificada aporta soluciones
de manos y acertijos de la jungla
la mentalidad cumbre en los leones.

De escalofrío y órdago el arroyo
dinámico equipado sin entorno
del esfuerzo ofertado arde el espacio
de interesante sombra con adorno.
La actividad frenética del lazo
provoca las carreras las reventas
los golpes y los cargos y las cargas
de conveniencia anclada en osamentas.

José Pómez
http://pomez.net


Cuentan latidos

02.10.18 | 23:56. Archivado en En ti

Cuentan latidos
a los treinta y seis meses
para borrar
esa maldad congénita
de raíz para siempre.

José Pómez
http://pomez.net


Leo todos todos los correos electrónicos

02.10.18 | 00:12. Archivado en En ti

Leo todos todos los correos electrónicos
quizá tarde en hacerlo uno dos o varios días,
puede incluso que ya haya llovido intensamente
y no pueda hacer nada para pedir que llueva
de nuevo en su parcela y en su justa medida.

Pero si no es su caso ese problema del clima
para el que no dispongo de rimas ni metáforas,
si piensa que yo sí puedo ayudarlo describa
de una manera breve el tema sobre el que quiere
que le escriba unos versos casi nunca inspirados.

En esto sí coincide musa y el que suscribe
quizá no arregle el asunto pero esfuerzo eleva
su tarea a la zona abreviada de las quejas,
a la suma de estrellas y al tráfico reglado,
y a la agencia conjunta de las iniciativas.

José Pómez
http://pomez.net


El ademán margarita

29.09.18 | 00:03. Archivado en En ti

El ademán margarita
se entretiene en el efecto
de una sirena frecuente
interceptando el defecto.
Y corre cuando comienza
no lo atrapa cuando escapa
cuando atina la frecuencia
por cotidiana en el mapa.
Impidiendo el objetivo
lo incumple y no lo concreta
lo impide el tiempo llamando
sospechosa a pizpireta.
Grande ese ejemplo anterior
detiene e inmoviliza
todo un ave de tres metros
corredora con pelliza.
Preguntando bruscamente
dónde está el más estrambótico
si extraviado en los matojos
o reflejando al despótico.
Por la otra parte en el verso
gira lo realizado
mientras se para el primero
y aparece el importado.
Va mostrando una postura
emocionante de lira
como estado supongamos
que por actitud suspira.

José Pómez
http://pomez.net


La codorniz

28.09.18 | 00:10. Archivado en En ti

La codorniz
se avitualla a conciencia
en la salina.

José Pómez
http://pomez.net


¿Sigues ahí?

27.09.18 | 00:53. Archivado en En ti

¿Sigues ahí?
¿Te quedaste dormida?
¡Estás pasmada!
Enteramente atenta
a la imagen ausente.

José Pómez
http://pomez.net


Martes, 23 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Octubre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031