Poemas

Vuelve una miga en el viento

11.04.14 | 00:03. Archivado en En ti

Vuelve una miga en el viento
sinceramente perdida,
lo escribo como lo siento
y le doy la bienvenida.

¡Ay! sus aproximaciones
me lleva de los corales
de las mil obligaciones
a los patios aurorales.

Ayer no pude yo verla
por no dejar mendigar
mis brazos para envolverla
fuerte y poderla abrigar.

Besada abrazada y seca
la perfecta aduladora
de esta mi acera reseca
como arlequín voladora.

Sobre esa muralla estaba
yo agradecido con ella;
cuando mi voz tiritaba
observándola en la estrella.

José Pómez
http://pomez.net


La veta afluye con vida las tardes del alma,

09.04.14 | 00:03. Archivado en En ti

La veta afluye con vida las tardes del alma,
con la resignación estable de la soltura,
un humilde sonido inventado plasma algo
en el paisaje no queda su triunfo imposible.

Y el torcer un celeste primitivo y dormido,
al reto de tristeza lozana y recogida.
La suprema descrita ya sin mi aurora nueva
que ayuda a otras personas sin horizonte estable.

Y en la cadencia extrema desde la tierra vieja
acude el sentimiento derramado y cedido
con un profundo blanco acristalado de flores
el más capacitado para músculos tiernos.

La diadema del fruto la contempla de nuevo,
fue así como aquel surco reabierto se anegó
al virar el recodo entusiasmado del agua,
y al contacto directo con esa lumbre herida.

Y no paran los días de diamante y de campo,
poderosa corriente meditada y pacífica:
es la ilusión inquieta y constante del taraje
y quizá el azadón del optimismo encendido.

José Pómez
http://pomez.net


Al completo,

08.04.14 | 00:07. Archivado en En ti

Al completo,
diario sirimiri,
lleva jáquima presta firmeza;
gamita con la oleada;
la volatera regresa
con lúcido y lozano cuido.

En el quitasol del racionalista;
comprime umbral positivo,
quizá mirabel mengüe los yerbajos
de la zozobra humana;
y así con marginal adagio acierta,
legaña de dos tiempos.
Al fin.

José Pómez
http://pomez.net


Al lleno y desprendido de sí mismo.

06.04.14 | 00:07. Archivado en En ti

Al lleno y desprendido de sí mismo.

Son las causas antiguas de hojas nuevas
el gran motor de savia algo olvidado:
legado habilitado añado amado
con verdades esclavas de las pruebas.

Las sillas de montar sobre las glebas
en la orilla solemne de mi agrado,
y a la sombra de hogar y desenfado
entrañables afloran las longevas.

Y vuelven de la tierra los renglones
sobre el prado más verde de los dones
las raíces del árbol centenario,
se ganaban a niños con acciones
y afecto al promover su amor a diario
las raíces del árbol centenario.

José Pómez
http://pomez.net


Hombre de bronce

05.04.14 | 00:13. Archivado en En ti

Hombre de bronce

tu espiritual

está completo

de realidad

y te contiene

la juventud

de todo el mundo.

En las salinas

cunde la estética

y ese misterio

que la provoca

al descubrir

cuadro con verso

conversa y rima.

Esa segunda

mirada plena

plasma figura

con la pregunta

ha conseguido

imaginar

todo el estudio.

No la acomoda

lumbre tratada

ni perspectiva

que fantasea

cúpula en plata

frente a la puerta

articulada.

Ambos se fijan

como la vida

al lugar pleno

de aterrizaje

que lo convoca

sobre el lugar

más vigilado.

Sugiere acierto

maravilloso

verso completa

física imagen

y sube un sueño

como entreabierto

del fondo escrito.

José Pómez

http://pomez.net


Otro romance maduro.

04.04.14 | 00:03. Archivado en En ti

Otro romance maduro.

Morando van junto al prado
jardines de copa plana
son destrenzados los hilos
con pocos clavos alados.

Tiene un sencillo candado
cajón de los siete meses
los inventos horneados
de la picardía extrema.

Sella el rayo que matiza
un estribillo de nada
enamora y acompaña
con ceremonia sencilla.

Un nuevo bien comprendido
la suma antigua preciosa
mina de lucero y filo
complicado del querer.

Frío desagradecido
de encendedores no quiere
la maceta del jazmín
va alejándose de nuevo
minando todo el crepúsculo
viven como ven los vivos.

En medio coincide un pueblo
desde unos ojos y un todo
de blanco aprende el consuelo
y sale de nuevo al mundo
con un manojo de hechos.

Ya sin la zanja dormida
el recuerdo del principio
tarda una noche completa,
en cepos arrepentidos
va la tristeza volcada,
puja el resumen que puebla
el mediodía inocente
que surge con valentía.

Allí quizá pueda estar
iluminada mi torre
con un azul silencioso
de mariposas hermosas
que escapan de mis pesares,
la ristra de pormenores
que lleva al convencimiento
de círculo hueso y roce
en la duda descentrada,
en el deseo imposible.

Qué belleza lleva el canto
al comprender el desastre...
el pretendido de seda
precede al remedio pardo
cuando el celo del alambre
bebía geranio extraño
como un canario rizado.

Llega del Sur al instante
la lentísima soberbia
en los solapados montes
con la aurora suspendida,
en la espuma de los metros
progresaban margaritas
sendas de traca y espuela
y todos los llanos buenos.

Con promesa salpicada
para refrescar el viento
no puede enredar la cerca
la bufanda de los cuadros.

José Pómez
http://pomez.net


Dicen que por las ventanas.

01.04.14 | 00:03. Archivado en En ti

Dicen que por las ventanas.

Los pensamientos de dentro
dicen que por las ventanas
izquierda derecha y centro
atendiendo a tus demandas
con voz ronca y a tu encuentro
sale un fandango en volandas.

José Pómez
http://pomez.net


Dos miradas buscaban

30.03.14 | 00:13. Archivado en En ti

Dos miradas buscaban
el lugar y el momento
y al instante lo hallaban.
Los patios y pasillos
comprendieron los ecos
y los ladrillos secos
guardaron su silencio.

Bailó aurora presente,
la tarde alegre y viva,
al seguir ausente
cordura reflexiva.
Dos miradas de espadas
llevan sus almas blancas
lucen blancas y atadas.

Bailó el prado sereno
con un valle esmerado
sin desatar el trueno
desolado de arriado.
Persiguiendo la fuente
el principio del mar
que llama y dice vente.

Dos miradas en llamas
se prendieron en ramas
y la arboleda esclava
era brava sin traba.
Dos miradas buscaban
corazón habitado
y sin verse se amaban.

José Pómez
http://pomez.net


Con rayos y tortugas al lado del jinete

29.03.14 | 00:13. Archivado en En ti

Con rayos y tortugas al lado del jinete
una ilusión barata de cortinas y escoba
reinventada, leñosa, con pares, con billete
merece azucarero y esperanza de loba.

Nombrando a la escultura e hiriendo al predestinado
cruzan a la vez todas las penas los viñedos
con la fácil torpeza de aire desabrigado,
dedos de la soltura varados contra el miedo.

La recova frustrada del alma manirrota
y colmos, y reductos, y siempre la infinita
con un cerrillo sordo y mudo de bancarrota:
pajarita finita, cita escrita y maldita.

José Pómez
http://pomez.net


Tu innumerable gesto.

28.03.14 | 00:13. Archivado en En ti

Tu innumerable gesto.

Sentencia de poniente, lámpara de futuro,
elemento implicado considera discreto
regalo un vuelo en el valle del último objeto:
vela muda clavada al elemento maduro,
imaginada cede el hipertexto del muro,
declara la blancura del consejo sujeto;
o regresaba cuando por sorpresa el respeto
restaba en un verso una mañana de seguro.

Matizada en el viento pacífico ella amaba,
con su complicidad, continúa aquí en los puertos;
para prevenir pérdida contra el imprevisto,
y luce una sonrisa con marea de aciertos;
en el fin del mar hay una mariposa esclava
apretada cumpliendo sueños y, yo la he visto.

José Pómez
http://pomez.net


Nema

27.03.14 | 00:13. Archivado en En ti

Nema

No, no es incompatible el rosa río y mirada
blanca: como mujer pacífica para el mundo,
nos puede contar el infinito separado;
pero la inmortal lleva nuestro encuentro sellado.

Obedecemos y en sus manos la decisión,
no se inventa el amor a voluntad cada tarde,
las prisas de la escucha declinan el abismo
y en la acción valerosa se orienta nuestra vida.

Distinguir claramente el tiempo de la sombra,
la realidad contraria de las vacilaciones,
y el esplendor dorado de las dificultades
que redecoran el pozo azul granate intenso.

Perseverar en lo cotidiano nos arrastra
al encuentro --que no se hunde así tornen tormentas
descabelladas y llenas de tristeza inversa--
definitivamente inmerso en mi pobre práctica.

José Pómez
http://pomez.net


Otros lugares logran su atención

26.03.14 | 00:03. Archivado en En ti

Otros lugares logran su atención
mi aurora boreal me deja solo,
el silencio es más rápido sin ella,
me acorta la distancia con diamante
mi imaginación torpe que no supo
ver murallas intactas revestidas
de día con visita triplicada.

Enormes explanadas de paciencia,
manteada cortesía en montaña,
con la pena que escribe de lo cálido
propaga el alimento imaginario,
y en mis versos golpean esas olas,
y azotan ya cansadas y un poquito
aburridas, quizá hasta enamoradas.

En un prado en un valle mixto alegre,
el rito del regreso abandonado,
el vestido de noche por el campo,
literato afectado en despedida,
y tu isla siempre espera tu regreso,
y siempre te estará esperando en cada
ciudad y formulario inmerecido.

No te muestres cansada en toda clase
de pájaro que vuele en mi provincia
vendrás con la riqueza que otorgaba
tu mano ese paseo delicioso;
y el paréntesis de las dos palabras
se quedará conmigo eternamente
como una melodía amada y clásica.

José Pómez
http://pomez.net


Miércoles, 16 de abril

BUSCAR

Editado por

Los mejores videos

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Abril 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930    

Sindicación