Poemas

Aquí está esa pregunta

29.06.15 | 00:07. Archivado en En ti

Aquí está esa pregunta
valorada y sencilla
del rincón de la junta
que enciende la bombilla,
el retumbar de pecho
con el viento allí lejos
que acerca el cielo estrecho
a lomos de vencejos.
Y esto que yo te digo
en el azul no es mucho
pero estando contigo
el más gordo es flacucho.
y así lanzada al alma
al igual que un piropo
anegada en la calma
busca ese plato roto.
Producto el pasajero
de la conquista ausente
de las manos y esmero
anhelado y valiente,
sin ropajes de seda,
el sueño del amparo
entre tu verdad queda
lo más breve y más claro.
Si te falta la voz
escoge la sonrisa
y si no eres veloz
procura darte prisa,
ama sanalotodo
el único que es fiel
si a ti te falta todo
corre búscalo a él.
Y vuélvete menguante
en todo tu interior
creer es lo importante
para hallar el amor.
Colorada al momento
taciturna incompleta
ventana del sarmiento
y divorcio de aleta.
Velada y guiñadora
sin ofensa ni hervor
la pasajera de horas
pasadas de abridor.
Solanilla alocada,
de prójima lejana
al desmayo en mirada
saludable y humana.

Y volvemos al agua
esperando el encuentro
de mejillas de fragua
en contorno de centro,
que en cierre asonará
destructor de babel.
¿Has pensado quizá
el enamorarte de Él?

José Pómez
http://pomez.net


Esa flor de papel no tolera la helada.

26.06.15 | 00:08. Archivado en En ti

Esa flor de papel no tolera la helada.

Flor de papel amada
que empaca el pensamiento
para enviarlo a los bosques
al recordar arranque
mesurado e idílico,
el cambio de estación
que es todo un espectáculo,
y entre su encuentro idóneo
se inicia y reproduce
precioso ese paisaje.

Los poemas bailados
y los cantos leídos
clasifican los meses
en ti y fue un gran invento,
con macizos helados
se necesitará
más, muchísimo tiempo
para clasificar
en el orden correcto
las rosas importantes.

José Pómez
http://pomez.net


Miro y miro adherido.

25.06.15 | 00:01. Archivado en En ti

Miro y miro adherido.

Hace de relaciones públicas es la voz
algunas veces muda de gesto y de palabra,
despliega habilidades vinculadas a su alma,
le gusta la aspereza de la verdad desnuda
y hasta le gustaría ser de nuevo invisible.

Su voluntad la orienta efectivamente amada
tan repartida, tan dividida y encontrada,
familiarmente viva, e inteligentemente
profesional y astuta, distinguida y velada,
capaz de traducirte la ambición al cariño...

El mandato en mañana y el dictado en amor,
es la mujer valiente que a veces me regala
momentos quizá breves pero particulares,
y emotivos, poblados de entusiasmo y abrigo
de apreciada en el alba y muy querida en las letras.

De la parte primera se imagina los cambios
amplios y personales, y siempre rodeada
de libros sin temores y entusiasta de piedras;
como esa arena fina discreta y seductora
permanece pegada a su cara más oculta.

Ella acapara una hora con sonrisa segura
de la parte segunda comprensiva y alada,
completando familia alza su influencia algo tímida,
y es justa entre las lenguas extrajeras y clara
y agradable en el trato de expresión delicada.

Destacando en su cara esa sonrisa muy amplia
no dispersa y se adapta y es con todo su encanto
emocionantemente hermosa y con su energía
publicita el teatro de las mil maravillas
recordando tragedia para no repetirla.

José Pómez
http://pomez.net


Misma aurora misma ala.

24.06.15 | 00:01. Archivado en En ti

Misma aurora misma ala.
Para que eso no sea lo último que tú escribes
yo te daré un abrazo y quizá lo necesites
para saber que existes y no estás muy destruida
como estos versos rotos que a menudo yo rompo
dentro de la inocencia los tiempos acabados
del futuro presente que es dócil e inefable
cerramiento de cero comenzando a la luz.
Y hasta el final seguido por las diez mil raíces
de ese renacer diario presionándote el verso
en un borrón reseco que acaba con los fáciles
abotonando sombras de juguetes en lucha
no lo harás está claro ya basta una ciudad
yo prefiero mis mares y seguir adelante
y dime dónde escribes tu poema mudado.
Por si mismo en la pena de mudez que aconseja
mantener la distancia dentro esa situación
con la sabiduría del rumor sorprendido
sonriéndote en la puerta y abriéndote espirales
sin tener nada en cuenta absolutamente nada
ni el problema imposible que lastima la gracia
ni el encuentro en la vida tan dispersado en otro.
Y aunque tus cartas ya se hayan secado y mis manos
ya hayan parado el lápiz siempre habrá una respuesta
entre estos versos vivos y contigo situados
en respuesta o misiva que en ti espera que vare
no te hablare de mirtos no son supersticiones
no, no. No lo es, es simple, siempre eres mi alegría
y sí vale la pena porque ese es el motivo.
José Pómez
http://pomez.net


El caballista invicto.

23.06.15 | 00:01. Archivado en En ti

El caballista invicto.

Comer poquito es un bosque apagado en la niebla
con las cosas del suelo para ratos que eviten
las siestas prolongadas aceptadas en guiño
como un cuento de suerte de efectos humillantes
y de enfoques molestos agrandando la risa
sinónima del alma en esa academia amada.

Despierto y divertido predispone una brújula
indescifrable eterna como evocada hermosa
reseña de frontera y pensamiento en la cuna
que aspira descansando el rigor de los desvelos
la síntesis del celo y reseña de belleza
en la formula justa de las buenas ideas.

Idénticos pasajes repetición de iguales
ajustados de ideas contra los componentes
de las normas conjuntas en el conjunto extremo
de la claridad plena y el huracán molesto
se ajusta la importancia de los hielos o fuegos
para usarlos de nuevo y justificar la imagen.

Diferente y viable y si apenas funciona ahora
crece su amor por todo mira hacia arriba amando
rubricando el respeto no impositivo olvido
de abismo sin entrega la esencia de los fallos
es de imaginar vueltas y si muere se alegra
con la creatividad encendida en la savia.

José Pómez
http://pomez.net


Afirmando las propuestas

22.06.15 | 00:08. Archivado en En ti

Afirmando las propuestas
desde tus ojos alegres
no finaliza el inicio
de la risa y la ternura,
se desbordaron las aguas
al filo de tu vestido
y esos mimos comenzaron
pronto a ejercitarse en tu alma.

Se alegraron los luceros
en el eco de la noche
se reanudaron los versos
respondiéndote a ti
en la vertiente insonora
que envuelve exterior sumado
de una quebrada de trato
y llamada germinada.

¿Qué abarca el triunfo en la sombra?
¿Qué cubre y oculta el lago?
Las caricias tejedoras
y el corsario del dialogo,
deposita una aurora
rauda alerta argentina
desprendida en la llegada
y como en niebla escondida.

Llegaste del oceáno
con toda la sed del mundo
eres madre de mis perlas
y en la barca de mis sueños
rubíes de claros días
que existen con nuestros besos
y forjando en la alegría
canastito de solapa.

José Pómez
http://pomez.net


Muy despacio con un par de flamantes Ferraris

21.06.15 | 00:14. Archivado en En ti

Muy despacio con un par de flamantes Ferraris

Se acerca lentamente golpea muy despacio
la pena hiere al poeta y debilita límites
afirmados en cita de elogios y defectos
de evolución del roble creciente en el regreso.

Su específico acerca una ofensa hasta ese poste
no puede ofender cruda charla sin esperanzas
la admiración añade restricciones con bromas
lúcidas del recuerdo considerando el tiempo.

De altura interesada crítica y egoísta
tales reglas ocupan los desprecios amados
de la inspiración lenta establecida en la meta
aunque una vida entera se quede en un acorde.

Se justifica escrita la crítica poética
ninguna libertad está legitimada
para producir más hambre dolor o miedo
controversia inmadura y o francamente injusta.

José Pómez

http://pomez.net


Ya respeta la Luna el nuevo día

19.06.15 | 01:18. Archivado en En ti

Ya respeta la Luna el nuevo día
no te ofendas colmado de lindero
el silencio es sencillo e infrecuente
y germina de nuevo el infinito
fuera de cuenta en tasa a la bondad.
Esa estrella es la fuente celestial
la escasa lluvia acaso perfumada
como una piedrecita elemental
florecida de nardos en rastrojos
noche y día en calesa triste y negra.

Te encuentro a cada instante en la alegría
cercana y encargada de la espiga
zigzagueando arañas del espino
y en la sombra compuesta que convoca
crepúsculos exactos extinguidos.
Además amanece entre esa espuela
persiste el cristalino interrogante
persiste el dulce anhelo del hogar
persiste el universo solitario
y la separación maestra en bosque.

José

http://pomez.net


Con los pies secos todo empieza como aplazado

17.06.15 | 00:07. Archivado en En ti

Con los pies secos todo empieza como aplazado
y las tuyas verdosas junto a ti y observando
preguntan por el dueño de esas piedras de playa
y alguna más viajera entre puestos y caminos.

Ha bajado el nivel del aguacero helado
para que vuelvas pronto comunicando el arte
ha bajado el nivel de los caminos dados
quizá sobre la lluvia sobre la piedra muerta.

Y con el tiempo versa recuerdo con acuerdo
mudo renglón de sueño en soledad soleada
desmontando una oreja la más desinformada.

Incluso con los ríos atestados de chinas
el sol quedaba holgado y escondido entre la ola
mientras dos sillas blancas con otras dos son cuatro.

José

http://pomez.net


Los campos verdes.

16.06.15 | 00:01. Archivado en En ti

Más claro el agua
los campos verdes
de componendas
llevan algo de pasto
los campos verdes.
Vega que acierta
de plano y en la plana
la cata arada
dura ladera
e interminable...

Como las ristras de ajos
o mendrugos de pan
abundan los amaños
de las raras contratas
a golpe de lo ignoro.
Sin ir tan lejos
ese equipo pequeño
sin resultados
o del más fuerte
de las columnas.

Los campos verdes
cubren secreto
público y conocido
los campos verdes
rocambolescos.
Los campos verdes
hasta ridículos
conjuros amorosos
desesperados
buscando el triunfo.

Los campos verdes
de los delitos
que no se escarban
se quedan en barbecho
del simple fondo.
Compra y recompra
entre motas y copas
venta y reventa
y así nada se encuentra
de estos hombres del fútbol.

Arias es muy certero
los campos verdes
más desescudriñados
y que atinado
estuvo Enrique,
cuando concreta
además, que a la gente
toda y del fútbol
nada de esto le importa
porque lo saben.

José
http://pomez.net


El laberinto oscuro ahora busca y absorbe

15.06.15 | 00:03. Archivado en En ti

El laberinto oscuro ahora busca y absorbe
lesa luz mareada amilanada en el bosque,
frondoso humor que no nos hace fingir sin más
si humor de un trazo acierto de la imaginación.

Probablemente el fondo amistad y pensamiento
del verso que es tu canto y la paz almacenada,
sin máscara eficiente con forma inapreciable
de avalancha luciente es tecla en torno a tu voz.

La escasa era polar de hora por ti elegida
esa que no divaga en aflicción diferente,
de apetito dorado de la técnica inútil
insensible ambición capacitada al gusto,
la durabilidad placentera se sigue
encontrando en la última palabra y verdadera.

José Pómez
http://pomez.net


La pulsera

11.06.15 | 00:11. Archivado en En ti

La pulsera

La pulsera de oro blanco que me diste un mediodía
esa rotura que lucha con lapislázuli en vela
además el arco refuerza el cuerpo y siempre se rompe
quedando un ala abrazada sobre tus perlas azules.

Tan azules a las cinco se camina así contigo
se camina con los versos y tu alegría espontánea
se encuentra con un acuerdo dilatado sin esfuerzo
se potencia y hasta culmina en ti una palabra nueva.

Y se estudia con las curvas de ese brillo reflejado
con alerta siempre alerta del foco representado
que se acuerda de ruptura de un nido desmadejado
con la altura de una peña como una esclava en deslinde.

Se desdice en calamina y se convierte en las dos tejas
se grita en un bosque helado y se evaporan los espacios
se sumerge aquí un amigo porque es él quien me lo pide
con valor y con el mástil informando de su búsqueda.

La pulsera de oleaje que se rompió sin esfuerzo
con dejarlos solos tocan y logran peines arados
con vientos de la mirada y emociones de unos brazos
entrelazados que explican como se emociona el alma.

La pulsera mariposa no igual que otras que perdiste
además acompañada de aquellos otros refuerzos
de subida a loma breve sí te acuerdas sí la quieres.

José Pómez

http://pomez.net


Martes, 30 de junio

BUSCAR

Editado por

Los mejores videos

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Junio 2015
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Sindicación