Poemas

Afortunadamente estoy pasado

16.04.15 | 00:01. Archivado en En ti

Afortunadamente estoy pasado
de moda como el pan de oro escribiendo
sobre la calcedonia de tus perchas,
la carnalita siempre amodorrada,
o la silvina plena bandeando
veinte años del segundo mensajero
con la lluvia en candela ensimismado
que devuelve esperanza en paz al muelle.

José Pómez


http://pomez.net


El naufrago afeitado en la conciencia.

15.04.15 | 00:04. Archivado en En ti

El naufrago afeitado en la conciencia.

En el campo del viento del encuentro
sin horizonte queda la alegría,
el pensamiento alado con la vida,
la decepción probada de los rostros.

El terco lejos marca las distancias,
separa los espacios activando
los siglos inventados sin demanda
de efímera estructura tan distante.

La pequeñez que silba cercanías
ayuda con su agua delimitada
la crecida profunda de la mar
y ama el Valle mi Dama desde siempre.

Lo dirán, sin ninguna duda estaba
el ensayo de fango recubierto
hasta la traba y mucho más arriba;
quizás hasta la respuesta igualada.

José Pómez

http://pomez.net


Tiritones de cuenta y desempeño

14.04.15 | 00:00. Archivado en En ti

Tiritones de cuenta y desempeño
jaula de puerta abierta
bajo escalinata a golpe de sierra,
y así, al verte hacer el cao y palabra
he encontrado el silencio,
y cada día menos resistencia
al cariño que se tiene a alguien
y más unidad con la solución.

La precaución separa la viruta
que mira la conciencia de la tecla,
y cada día menos cuerpo activo,
la mente silenciosa salva el mundo,
y cada día el Libro útil anida
y redimensiona el alba a mi almendro
con creación capaz de rodearte
el pensamiento como una trompeta.

Como los tubos del órgano en Paz
es preciso el espejo de la vela,
la tienda de la cosa cierta alerta,
y cuando el fresón de Huelva es el mejor
la eternidad presume ya contigo
su alegre taburete de las águilas,
sin un formato quieto o definido
tu pensamiento soy yo y así soy.

José Pómez
http://pome.net


Siempre el amor

13.04.15 | 00:02. Archivado en En ti

Siempre el amor

Qué fácil es estar aquí a tu lado
quizás ese ruido sea el motivo
y la causa de todos los abrazos,
quizá parezca la estrella que falta
en la tranquilidad desde la lluvia
al poema y la rifa aclimatada,
o la abundancia del tiempo que fluye
y en la otra parte escrita la ladera
de unos tantos y tantas del momento;
como los mapas de danza y de espera
retomo tu alegría que anuncia agua
con unos pocos versos y sucede.

José Pómez
http://pomez.net


Cacografía.

10.04.15 | 00:03. Archivado en En ti

Cacografía.

¿Qué es la meditación?
¿Ocasografía con la automática?
¿La emoción del mensaje o aislamiento?
¿O es algo más al Norte?
Quizá se trate de una mezcla artista
combinada con torre desastrosa
priorizadas las hojas aritméticas.

José Pómez
http://pomez.net


Aquí lo tengo al lado

09.04.15 | 00:00. Archivado en En ti

Aquí lo tengo al lado
entrelazado rompe
y permanece con palabra clara
por la ayuda que acusa
a todos los culpables
de suspiros al mundo.
El concierto sitiado
reclama y quizá trompe
la sal sobre el rocío sin cuchara
si puedo escribir blusa
las musas son narrables
desde lo más profundo.
Las jóvenes memorias
aprenden la paciencia
de la humildad anclada
en tu párpado escrito
que serena el espanto
con oportunidades.
Confines y victorias
destino de carencia
cuando tú y yo mi amada
oímos coralito
escuchamos el manto
las manos y verdades.

Ha nacido la Luna
la silla de la suerte
del destierro y la alerta
que acelerada piensa
como el hambre atrasada
en mirada veraz.
Ha nacido la Luna
oxidada y no miente
debajo de una puerta
la verdad de la prensa
compañera y guardada
al conservar la paz.
¡Cuánta alegría atada
dejaste sobre el fango!
Inmensas lumbres planas
memorizan el signo
olvidándose el alma
en la flor que gravita.
Cumbre de la mirada
con designio del rango;
acepta las manzanas
del trance fidedigno,
fidelidad, y calma
la leal infinita.

José Pómez
http://pomez.net


Nadie es peor por leer los poemas.

06.04.15 | 00:07. Archivado en En ti

Nadie es peor por leer los poemas.

Un regalo de arreglos sorprendidos
rechazado por leer los poemas
inventados muy lentos y aprendidos,
clavando el ritmo al golpe de los temas,
todas por verdaderas son escamas
las rimas dobles con el tiempo en contra,
con las operaciones entre ramas
como hemos discutido antes en contra.

Innecesariamente funcionando
en esquinas adornan las gastadas
el desafío avanza así empujando
esas felicidades retrasadas;
para empujar la puerta te quería,
no me gustan las prisas desmedidas
soy defensor de toda poesía
eligiendo el cumplido entre las idas.

Con el cuerpo desierto y respetado
el más grande del mundo es como un gato
y como dice el reto originado
una rima que prende apaga el hato
con la revolución de la medida,
mira junto a la suma del pasado,
organiza un Verano con tu vida
y alarga el interés originado.

Siendo moderno al filo del cuscurro
como una ruina en la métrica anclada
del pasado mordido en un susurro
y arrojado en vivencia más amada.

José Pómez
http://pomez.net


Llega al principio nuestro

01.04.15 | 00:05. Archivado en En ti

Llega al principio nuestro

que todo lo describe

ayudando horizonte

y vuelve poco a poco,

sopa añeja de rosa

sopa alegre de cielo

sopa roja que vuela

al calor disfrutado.

También desaparece

el preocupado alivio

de consentirnos juntos

y vuelve poco a poco,

si estamos alejados

por lo que no sentimos

en el trayecto mundo

color cuerpo y nube.

¡Qué increíble acierto!

Del arreglo afirmado

lo tenemos aquí

y nos parece alegre,

sentir el florecer

de las flores y el vuelo

de las aves turistas

junto a las mariposas.

Libres sobre la vida

relajadas y cómodas

sobre la fuente al sol

que aceptadas disfrutan.

Y lentamente emerge

maravilloso instante

que en el fondo empieza

reforzando energía.

Es un nuevo minuto

y todo saldrá bien

nos dará algunas nuevas

hermosas emociones,

en este otro segundo

que ya está aquí empezando

a encontrase con hallado

pensamiento esperado.


Es nuestro ser

31.03.15 | 00:00. Archivado en En ti

Es nuestro ser
un libro en la cestita
de mimbre y vence


No me mueve, mi Dios, para quererte

29.03.15 | 00:00. Archivado en En ti

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor; muéveme el verte
clavado en la Cruz y escarnecido.
Muéveme ver tu cuerpo tan herido
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, de tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera;
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.


Un hombre pregunta:

27.03.15 | 00:01. Archivado en En ti

Un hombre pregunta:

¿Dónde está Dios? se ve, o no se ve.
Si te tienen que decir dónde está Dios, Dios se marcha.
De nada vale que te diga que vive en tu garganta.
Que Dios está en las flores y en los granos,

en los pájaros y en las llagas,
En lo feo, en lo triste, en el aire, en el agua;
Dios está en el mar y a veces en el templo,
Dios está en el dolor que queda y en el viejo que pasa,
en la madre que pare y en la garrapata,
en la mujer pública y en la torre de la mezquita blanca.

Dios está en la mina y en la plaza,
es verdad que está en todas partes,
pero hay que verle, sin preguntar que dónde está,
como si fuera mineral o planta.

Quédate en silencio, mírate la cara,
el misterio de que veas y sientas,
¿No basta?

Pasa un niño cantando, tú le amas, ahí está Dios.
Le tienes en la lengua cuando cantas,
en la voz cuando blasfemas,
y cuando preguntas que donde está,
esa curiosidad es Dios,
que camina por tu sangre amarga,
en los ojos le tienes cuando ríes,
en las venas cuando amas,
ahí está Dios en ti, pero tienes que verle tú,
de nada vale quién te lo señale,
quién te diga que está en la ermita, de nada,
has de sentirlo tú, trepando, arañando,
limpiando las paredes de tu casa.

De nada vale que te diga que está en las manos

de todo el que trabaja, que se va de las manos

del guerrero, aunque éste comulgue y practique

cualquier religión, dogma o rama.

Huye de las manos del que reza y no ama,
del que va a misa y no enciende a los pobres
velas de esperanza; suele estar en el suburbio
a altas horas de la madrugada,
en el hospital y en la casa enrejada.

Dios está en eso tan sin nombre que te sucede
cuando algo te encanta; pero de nada vale
que te diga que Dios está en cada ser que pasa.

Si te angustia ese hombre que se compra alpargatas,
si te inquieta la vida del que sube y no baja,
si te olvidas de ti y de aquellos, y te empeñas en nada,
si porque una angustia se te enquista en la entraña,
si amaneces un día silbando a la mañana
y si sonríes a todos, y a todos das las gracias,
Dios está en ti, debajo mismo de tu corbata.


Lo normal se presenta agazapado

26.03.15 | 00:03. Archivado en En ti

Lo normal se presenta agazapado
por necesario por ausente el texto
del equilibrio que plantea el trato
rechazado con la fragancia escrita.

Cuando lucía la yema esperada
de la benevolencia unificada,
y barría las hojas de los labios
del menester sembrado y combocado.

El serrucho del método lo inunda
y como un documento es resguardado,
flexible en el subtítulo coherente
de la propuesta que no acaba nunca.

Lo zamarrea el canto florecido
de la mujer helada por las sombras
de las fuentes en llamas menuditas
en las dulces heridas de mar y ola.

Puedo asegurar que todo eucalipto,
perdón, perdón, perdón, ¡los eucaliptos
no! los laureles, --todos los laureles--
son árboles y es cierto, lo aseguro.

José Pómez
http://pomez.net


Domingo, 19 de abril

BUSCAR

Editado por

Los mejores videos

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Abril 2015
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Sindicación