Poemas

Así son todas las presas

06.03.15 | 00:03. Archivado en En ti

Así son todas las presas
en la vía delicada,
el granito del destino
tronando, la capa alista.
¡Oh grandísimo refugio
y apoyo de los cerezos
con un cierto abanderado!
Si se repleta de sombras
se aprueba el plan de los galgos,
si se llena de regalos
se retira con sonido
porque convoca a los bosques
al festín de las alturas.

Libera el primer saludo,
pasó la lámina sobre
el cruce que defensivo
se mostraba y, reflejada
en la linde de los riesgos
fue arropada por el tiempo;
y lanza de la esperanza
sosegada en la costumbre
garantiza el sueño inmóvil,
y en la jornada más justa
brotó el garrote de olivo
ligeramente de Luna
e inmensamente de rosa.

José Pómez
http://pomez.net


Ayer que retrocede irá en la paz

05.03.15 | 00:07. Archivado en En ti

Ayer que retrocede irá en la paz

y solo escribirá en la lluvia amiga

bordada del después como la piedra.

Vive leyendo los caminos rotos

de aquí y de allá y hasta del cante espino

con las carreras de las prisas presas.

Donde nunca se fue irán regresando

los pétalos de siempre y matemáticos

agregados con fondos sin temor.

Es cuenca más activa de victorias

la caricia de los detalles diarios

valentía de amar y el primer paso.

José Pómez

http://pomez.net


Con el barro de todos

03.03.15 | 00:14. Archivado en En ti

Con el barro de todos

porque avanza en la vida

en el frío concierto

se levanta de nuevo.

Y bajo el Sol aporta

y lanza entendimiento

el encuentro llamando

bajo una rama herida.

Y es agua la evidencia

causa que el salto ofrece

que la duda desmiente

en propósito al viento.

Y para resistir

lamentable evidencia

miles encontrarán

torpeza en este acento.

Serena resistencia

tesón apresurado,

y cuesta en el asombro

se reactivan juntos.

¡Y jamás se rindieron!

Pocos, fueron muy pocos,

no fueron más de veinte,

¡pero al final ganaron!

José Pómez

http//pomez.net


La estela pina alcanza el horizonte

27.02.15 | 00:07. Archivado en En ti

La estela pina alcanza el horizonte
cuando el bien es la arcosa y teoría,
presume de alboroto esa manía
de ciudad que oscurece; cuando afrontes
el estuco atrapado bajo el monte,
llega al futuro donde sucedía
todo el balance en ti te gustaría
de cota a cota hacer bello remonte.

Cuando nos olvidemos de represa
prepárate que alguna vez legisla
cultura comprimida, donde expresa
la altura del mercado sobre una isla
con dama recostada en esa orilla
del cielo y al completo es un reflejo
con larga cabellera y amarilla.
La dama recostada en su reflejo
presenta incertidumbre en la semilla
y en lo que el viento arrastra con su espejo.

José Pómez
http://pomez.net


Plantas abiertas quedaban

26.02.15 | 00:01. Archivado en En ti

Plantas abiertas quedaban
en el arriate esquivo
pronto los tallos se alargan
y en apliques se detienen.
Plantas de la voluntad
prenden en áspero borde,
contra pétalos de acero
del efecto despreciado.
Las decisiones no tiemblan
y se cuentan por docenas
sobre el tejado el romero
de claridad infinita.
Sabe el mundo de la estrella
por rumor de la mirada
que brilla en desequilibrio
contemplándose en aurora.
No se pueden arrancar
con las dos manos desnudas
si además --no alcanzarías
el ocho que lanzas-- huyen.

José Pómez
http://pomez.net


El más amado de todos

25.02.15 | 00:03. Archivado en En ti

El más amado de todos
se descubre por su fuerza
insignificantemente
apreciada y desmarcada.

Y en su obra debilidad
desarrollada y con paz
marcha contigo de nuevo
el silencio de la fuente.

La estricta ayuda aplaudida
no rompe una estrella en letra
resquebrajada alejada
y lenta como una piedra.

Conocido sin barreras
impulsa cuando la cuesta
es caprichosa con lata
del te llamo y del tal vez.

Con otra viña sin mangas
acerca el agua hasta el mundo
y alumbra el destino alado
en la encrucijada blanca.

José Pómez
http://pomez.net


Como un caracol que elige la vida.

24.02.15 | 00:03. Archivado en En ti

Como un caracol que elige la vida.

Alguien que lucha a tientas va y desciende
al remedio supremo que lo habita.

Al comprender la suerte entrelazada
se adhiere a la rendija que despierta
escuchando obediencia en la promesa.

Algunas veces juegan con los frentes;
otras veces descubren contratiempos,
encuentros y andadas de viejas tierras.

José Pómez
http://pomez.net


La esencia que se niega con flequillo

21.02.15 | 00:08. Archivado en En ti

La esencia que se niega con flequillo
de la sal dulce activa no argamasa,
se renueva su alerta si se engrasa
desde el brazo hasta el forro del bolsillo.

Con la asistencia se crece el colmillo
y se expone a la entrega de la casa
de los recortes y, si no fracasa
no resistirá el pan ni el cortadillo.

Dicen que es un intento de alumbrado,
no rechazan las sombras embargadas
del árbol sin raíces replantado.

Si esas lomas estaban al alcance,
y entre los parasoles provocadas,
se encoge el forro, bolsillo y avance.

José Pómez
http://pomez.net


Sobre una ola de rimas

20.02.15 | 00:03. Archivado en En ti

Sobre una ola de rimas
ha llegado la estructura
y plenitud de tu alma
con efecto y sonido
a la costa donde vivo;
risas tristezas y cantos
tal como los imagina
mi amiga siempre en los versos
Ana, creadora de sueños.

José Pómez
http://pomez.net


A.

13.02.15 | 00:03. Archivado en En ti

A.
La verdad es que no hay nadie que te entienda
esa caricia del cante y de él te marches
argumentando la frente fría y sola,
si cuando estás más próxima es internado
el llanto mediador en el sino esquivo
de la ruta cortada, no entre el vallado
del encuentro primario de espejo propio,
si no en cortado monte y tranvía inmóvil.

Aurora contentísima ya reside
en la vida acampada y entre los sueños
que decretan comida para los niños;
porque necesitan esos alimentos
algo más de tiempo que solo tres meses.
En las ventanas no hay nadie que te entienda
y como a todo seco no se te entiende
pero no te preocupes a mí, tampoco.

José Pómez
http://pomez.net


Cuasi define

12.02.15 | 00:03. Archivado en En ti

Cuasi define
esa palma aleatoria
el cubo mismo

José Pómez
http://pomez.net


Ya te ofrecí mi alma

11.02.15 | 00:08. Archivado en En ti

Ya te ofrecí mi alma
con mi único universo.
Propongo.
Amanecida.
El velo vivo alado
y la acacia dorada.
La próxima misiva
de frontón y tejado.

Propongo.
Acotar el vacío,
amarillo en el puente.
Regresas.
Regresas con lisonjas
aliñadas en bote,
como cinco raíces
te secaron el cielo,
revives.

Y hasta en mi compañía
vives con las rodillas
reinventadas de prosa
presente.
Del presente festivo
con viajes imposibles,
revives.
Y ahí contra el contorno
reversas.

Y ahí retas sin fin
prendida,
bellísima
acompañada.
Oh, sí.
Acompañada y viva,
reiluminada.

¿Cómo sucumbe un verso
entregado a distancia,
con suelos de nostalgia
y vientos de mudanza?
¿Quizá verdad olvides?
Y tú me favorezca
entre las nebulosas
despiertas que se acercan.
Y esto es lo tuyo.
Sobrecogida.
Claridad cabalgada por las sales,
claridad y equilibrio
del aire que rechazas
en los morteros
van abrazados.
No quedan escaleras
quedaron instaladas
mientras entraba
una cama desnuda
por la ventana.
Y se mira al final
la única y más nueva plaza de armas
de los sentidos
agrandados con sueños.
Y la prisa se carga,
el encuadre de aceite,
el vendaval más limpio,
perdura en el río,
y el equipo de la doble alegría
mueve la rosa azul.
Contéstame. Si tú te acuerdas,
cuando estabas a golpe de paraguas,
y evitabas las voces de costado,
habitando la prenda equivocada,
o si pensabas en las cinco estrellas
como nadie nunca lo había hecho.

José Pómez
http://pomez.net


Viernes, 6 de marzo

BUSCAR

Editado por

Los mejores videos

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Marzo 2015
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Sindicación