Poemas

Gloria de la creación.

23.09.14 | 00:13. Archivado en En ti

Gloria de la creación.

Una estrella que emite

mil abrazos y besos

se convierte un buen día

de repente en esposa

de otra estrella suplente

que emana –en lo escondido

por los dos corazones

recreados– la alerta.

Así como en el fondo

las posibilidades

vividas aseguran

las risas y los llantos

de existencia inaudita;

como contraste al mismo

siempre estamos buscando

la gracia de esa flor.

Ausentes de soborno

efímero y eterno

abrazan e imaginan

la piña defendida

que para las mujeres

es la razón de todo;

la importancia vital

que ellas llaman amor.

Sus ramas coexistieron

con las tómbolas belgas

y en muda rotación

se fomentó el desvío

con ronda de alegría;

para el fin de semana

usted mismo es persona

y preparamos juntos.

Derramado el complejo

va la esencia aprobada

imaginando el cerco

de los hilos movidos

y hasta de los pendientes

oídos en las músicas

comunes del deseo

de otra convocatoria.

Parece inevitable

para encuentro futuro

tu indispensable apoyo

el de la vida buena,

la salida de Sol

viene con ella y para

lo que vale la pena

compone hasta tres nudos.

Eres la flor más bella

existente en la tierra,

aquí sin ti los hombres

no seríamos nada:

blanco apero que apenas

deshecho es enmendado

porque es bueno que seas

y que seas mujer.

http://pomez.net

@josepomez


Aurora estimada

21.09.14 | 00:03. Archivado en En ti

Aurora estimada
luz del Sur al Norte
invitada al mundo,
comparte tus versos
inconmensurable
amiga de acuerdo.

Efectivamente
en primer lugar
un poeta nace
no hay ninguna duda
en ese sentido,
luego con el tiempo
va y se hace un poeta
con la voluntad
de apreciarla en ella;
y se hace consciente
¡ay! que quizá pueda
aprender oficio
de escribir poemas.
Indudablemente
con tu inestimable
ayuda acertada
y maravillosa.

José Pómez
@josepomez


Yo no te conozco

20.09.14 | 00:07. Archivado en En ti

Yo no te conozco

¡tú eres la poesía!

que busco y escribo…

así, sin adornos,

como derramada,

¡sin nada de fuerza!

Y aún más ausente

las complicaciones

de emoción final,

desde mi hoja en blanco

desencanto el aire

de las maravillas.

Apenas supongo

como una impaciencia

mi aletargamiento,

¡cabe la sorpresa!

y en lance del verso,

te encuentro y escribo.

José Pómez

@josepomez


Del equilibrio

19.09.14 | 00:03. Archivado en En ti

Del equilibrio
llega la meta fiable
que justifica
el explayarse
en el desierto cierto
de los bolsillos.

Del sucedido
de otro camino donde
son arropados
no te preocupes
no te conoce nadie
y yo tampoco.

Todos alegres
van corriendo tras ella
y no la pierden
nada se puede
es cierto no resuelve
nada de nada.

Nada se puede
contra lo natural
ni el mal hablar
porque esta Aurora
todo lo empequeñece
con paz alegre.

Al Sol es ella
va sin ninguna queja
cierta es su flor
tranquilidad
merecida y te queda
porque lo sabes:

Surca los mares
leva en las consecuencias
insumergida
en el silencio
la palabra navega
desde tu ayuda.

Al lazo espuma
del demasiado atento
se va acercando
donde tú quieras
todo lo que tú quieras
cuando tú quieras.

En lo casual
e intencionadamente
con la dulzura
marcha una madre
rascándole la espalda
al más pequeño.

José Pómez

@josepomez


Cortésmente, y encima de la torre, alado.

18.09.14 | 00:03. Archivado en En ti

Cortésmente, y encima de la torre, alado.

Bendecidos por ti siempre regresan los días
a los ricos y los pobres, a todas las almas,
las húmedas azules y a las resecas cotas.

Con tu mirada dulce unidos van los cariños
y aquí puedo decirte que no les temo amor
así que ya lo sabes no escatimes palabras.

Ni suprimas sarmientos, piensa que igual retoñan,
los vi florecer sin raíz y estaban cortados
desde hacía ya mucho, compréndeme de nuevo.

Sin apenas querer la breve apuesta que falta
muchas cosas llevaron a poner el limón
al final de la lista de las frutas amables.

Confeccionando tierras destaca como el fuego
quizá el crisol de la patata roja acabara
la última de la lista de las --diré-- hortalizas.

Sentimientos de dentro son muy buenos por fuera,
la vela panorámica se decide en ruedo,
con la paciencia encajan los brocales al pozo.

Y en la medida parte con la resignación
que devuelve la alegría a la pena y tristeza
nunca se ha asegurado el consejo y la mentira.

El paréntesis de los reproches no lo tengo
en cuenta aun enfadada me encantaría verte
en la delicadeza de la vida calmada.

No estoy triste, puedo pensar, y pienso, con ello
averiguo enseguida que te quiero muchísimo
esto envía el acento más directo a tu pecho.

No puede ser que se disipe como el aroma
que dejan tus besitos cuadros acurrucados
junto a los míos que no entiendo esta paparrucha.

Con la toalla y manta no es compleja ni Australia
ni la tintorería de la percha del traje
horrible y arrugado en las equivocaciones.

Por el lazo invisible donde empieza la vida
declarada y por las bendiciones recibidas
quiero decirte que te tengo donde te quiero.

José Pómez

@josepomez


Apagafuego poético

17.09.14 | 00:03. Archivado en En ti

Apagafuego poético
de ríos mares y montes,
siempre defiendo la fiesta
con el desierto en ti misma
lo dices: "es llama viva".
Un paralelo distinto
alambicado de versos,
promete una carcajada
del toro vitrificado
en un puchero de miel;
para asir un detractor
y emplearlo en el baldeo,
mas nos sobrarán algunos
en hierba por intocables,
junto al zigzag oportuno
¡qué bonita eres, mi vida!
ya nos vemos en los síntomas
y hasta en la locomotora;
cuando sale del papel
la telaraña del énfasis.

José Pómez
@josepomez


Calle de los vaqueros hogar de los tritones.

15.09.14 | 18:05. Archivado en En ti

Calle de los vaqueros hogar de los tritones.

La ballena varada
es un río de rimas
que se encuentra cerrada
a la casa y al viaje
de música y del alga,
(quizá te lo debía)
mi aliada en familiar
océano encontrado,
recuperado estaba
sin cuerpo, sin alas y,
sin sueños voladores
que escapan de tu frente.

Como antílopes entre
aguas pálidas vuelve
todo el blanco y el negro
retorna florecido
al acompañamiento
del colorido entorno;
esa yedra perdida
Con su salamanquesa
eterna en el poema,
y la piedra dormida
de arbolillos helados
y luna anaranjada.

Retornada con canto,
recitando estandarte
y entre naufragios, lejos...
va viviendo el encuentro.
Esperando apertura
nace al destino pleno,
la playa entre los peces
no se encuentra cedida,
permanece en sus muros
con la marea pronta
la anhelada sonrisa
tan cerca y solitaria.

En la plaza olvidada
unas gafas del cerca
se perdieron la tarde.
Tres nubes bondadosas
recubren con su sombra
contorno peatonal
dibujando lo próximo
e imantando las manos
nuevas, nuevas, está
una madre sentada
con pinceles de plata
y tafetán de leche.

José Pómez
@josepomez


Sigo esperando el momento.

14.09.14 | 20:31. Archivado en En ti

Sigo esperando el momento.

Consecuencias, consecuencias
cuento del día que escribo
las recurvadas influencias
del almendrado tiovivo.

El cuento es como un estanque
lleno de agua voladora
para volar cuando arranque
sus hojas mi traductora.

Desde la pequeña cita
en cabeza van los besos
que la amistad es gratuita
y florece en los cerezos.

¡Al materialismo un mundo
sincero le da lo mismo!

José Pómez
http://pomez.net


Adiós pájaro negro

13.09.14 | 00:03. Archivado en En ti

Adiós pájaro negro
te leo más a cada
hora blanca del día
el inconcluso verso
del esclarecimiento
si tú me lo perdonas;
y quédate aunque sea
en el aire espada
que con esa ala breve
del recuerdo a ti nunca
te asustaba la altura.

El amor por amor
con el dolor de amarte
al deseo que importa
con el amor sincero
de utopía en deshora;
sí, te quiero muchísimo
y el placer de quererte
se ensancha con los ríos
de intención que en el frente
no hay peso innecesario
para los pobres besos.

Y procuraré verte
estás conmigo igual
con tu mezcla imposible
cada cosa en su sitio
la luz de los sentidos;
a cada instante eres
rosa de mi mañana
estrella de mi beso
quiero estar preparado
y decirte mañana
hola Paloma blanca.

José Pómez
@josepomez


Todo eso tiene un nombre...

12.09.14 | 00:03. Archivado en En ti

Todo eso tiene un nombre...
y rompe los tejados
la estrella de renombre
de los enamorados.
Sin antes desearte
la almohada acertada
que no divida en parte
la tierra renegada
y un lado de tu cara
que te envíe unas alas
a ventana preclara
donde cuelgan escalas.

Ya me voy, ¡venga, mira!
que revoloteando
como aquella mentira
del inocente bando,
la poco conocida
que colma la paciencia
a veces atrevida
olvida consecuencia
de entrever la sapiencia,
de encuentros y motivos
e igualar diferencia
de sofás colectivos.

El pequeño detalle
no se canta en canción,
suena en la bocacalle
y se llama: traición.

José Pómez

@josepomez


Predecir la miel nadie lo sabía

11.09.14 | 00:07. Archivado en En ti

Predecir la miel nadie lo sabía
contra el sector primario y la estrechez
entre olivos humanos de escasez
predomina mercado alferecía.

Provocado regresa todavía
muda frontera de la timidez
y palidece viva contra el diez
de la espuela que cuelga pedrería.

Pesada en toda la zona europea
la alegría del sur no se estropea,
a la importancia tiende y el sensible
con floración depende del tranquilo,
su amanecer que marca el medio filo
convocando un brillante indivisible.

José Pómez
@josepomez


Telones enrollados

10.09.14 | 00:03. Archivado en En ti

Telones enrollados

a las claras del día

del prado y de la sierra

permanezcan en alto.

Las gomas de borrar

son más largas que cortas

mirándote a los ojos

creo, quiero, y puedo

subir al horizonte;

para que no te afecte

tu impensado derrumbe

el primero de etapa;

cuando este campesino

te anuncia entre sus surcos,

y como digo, puedo,

gracias a Dios por siempre,

envío y, te confirmo

la bengala del sí

con el verso encofrado

de ilusión inspirada,

y el ánimo que escribe

para mis ojos lentos

de amanecer en globo

encontrado y te doy

–para que nunca callen

tus manos ni tus gestos–

las gracias, muchas gracias.

José Pómez

@josepomez


Miércoles, 24 de septiembre

BUSCAR

Editado por

Los mejores videos

Síguenos

Categorías

Hemeroteca

Septiembre 2014
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Sindicación