Plano picado y contrapicado

Mágicas montañas de Guadarrama - I- Para cuerpos y almas. ©

02.08.17 | 06:06. Archivado en Sociedad, Política, Relatos

Pasados veinte años de terminada la guerra anticomunista, España seguía herida de tuberculosis. Entre Madrid y Segovia la sierra del Guadarrama acogía en sus faldas a docenas de sanatorios donde se trataban a muchos enfermos intercambiando experiencias con otros centros de Europa... La lucha contra la mycobacteria aislada por Robert Koch no conocía bandos sino alianzas contra su terrible azote que, en menos de cien años, había matado en Europa a dos millones de personas.

Un general del Ejército, médico de pulmón y corazón, como así se llamaba entonces a la especialidad, se asoció al entusiasmo de un sacerdote haciéndose a buen precio con el edificio residencial de una institución bancaria, el cual, situado en un pequeño cerro cercano al pueblo, lo adaptó para sanatorio antituberculoso. Justo aquel jesuita había fundado un movimiento apostólico al que se acercó Carlos, o le acercaron, con el aliciente de sus actividades de montañismo.

Poco tardaron en invitarle a unos ejercicios espirituales, retiro de formación religiosa dirigidos con tan buen oficio que inducían muchas vocaciones. Carlos se decidió por colaborar con alguna actividad, de entre las muchas que se emprendían, y escogió hacerlo en un programa de servicio de enfermos que incluía ayudar a algunos residentes de aquel sanatorio. En su caso, cómodo y oportuno, porque unos tíos suyos, sin hijos, que tenían una casa de verano a un corto paseo del hospital, solían invitarle a pasar los fines de semana. Así, Carlos se ofreció para ayudar en lo que pudiera.

Sin duda por sentidos recuerdos de su infancia...

>> Sigue...


A propósito del cura rural. ©

09.01.17 | 18:00. Archivado en Religion, Sociedad, Mundo eclesial, Relatos

¿De dónde sale esa palabra, “cura”, con la que los cristianos hemos señalado al sacerdote, especialmente al párroco? Muchas veces la hemos asociado al sacramento de la confesión, o penitencia, en tanto que el sacerdote oyendo y perdonando –en la persona de Cristo– sanaba conciencias. Y de ahí la interpretación de “cura de almas”. Este vocablo, “cura”, proviene del italiano; es así uno de los muchos "falsos amigos" que despistan a los traductores. El verbo italiano curare significa cuidar. Cura de almas en su real acepción designa el cuidado de los fieles para que no se descarríen de la gracia y del amor de Dios, así como el darlo a conocer a cualquiera de sus criaturas. Criaturas que se saben almas que viven para siempre.

>> Sigue...


Postales de familia: El cumple de Martita. ©

15.08.16 | 12:00. Archivado en Sociedad, Relatos

Martita tiene cuatro años y va a cumplir pronto cinco. Es la más pequeña de los hermanos. Son las 10 de la mañana de un sábado de agosto, radiante y tranquilo, que quiere hacernos inolvidable el verano que se acaba. La abuela, que supongo estará desayunando en la terraza, me trajo a la niña. Cuidando no despertarla la contemplo antes de irme al baño a asearme. Las horas de sol y de aire de mar se me alargan en su piel morena. Tiempos de playa de los que ayer tarde aún me contaban algo sus padres.

>> Sigue...


Calvinismo yanqui y Occidente cristiano. ®

04.04.16 | 16:58. Archivado en Sociedad, Ética, Relatos

Si Gregory Peck viviera cumpliría en estos dias los 100 años. Como aficionado al cine guardo de este actor agradables recuerdos pues que, por encima de sus servidumbres profesionales consiguió sumar muy dignos argumentos e interpretar ejemplares personajes. Tal vez, o sin tal vez, porque era católico. Su padre, después de que la madre los abandonó, le ingresó en la Academia Militar Católica St John, de Los Ángeles, donde recibió una formación severa y profundamente religiosa. A los doce años ayudaba a misa y saliendo ya de la adolescencia pensó en hacerse sacerdote.

De sus películas, que fueron muchas y creo que todas buenas, la última Gringo viejo, suelo ver con repetido placer los títulos que mejor huella me dejaron: Las llaves del Reino, Recuerda, El pistolero, El gran pecador, El valle del destino, Matar un ruiseñor, Horizontes de grandeza, Vacaciones en Roma, Escarlata y negro, El mundo en sus manos, El millonario, Mi desconfiada esposa... Insisto en resaltar que sus películas eran, en general, morales y muy taquilleras, raro dúo de virtudes en la industria del cine. Y es que, ciertamente, Gregory Peck fue un regalo para todos, por lo que apostaría que este centenario lo celebrará en gloria de Dios.

>> Sigue...


El informe. ©

17.11.14 | 13:00. Archivado en Sociedad, Relatos

En verdad os digo, que si no os hacéis semejantes a los niños no entraréis en el reino de los cielos. (Mt 18,2; 19, 14)

***

Carlitos, un niño de tres años y medio, se hace el perezoso en su ímprobo trabajo diario de cenar. Eulalia, su mamá, procura distraerle para que llevarse la cuchara a la boca sea algo secundario.

─ ¿Te acuerdas de Pepito Conejo? Aquello que dice ─la madre inicia la canción ─ : Pepito Co…

El niño contesta:

─ …nejo.

─ Al monte sa…

─ …salió.

>> Sigue...


Jueves, 18 de enero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Enero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031